ORGANIZACIÓN Y CONSTANCIA

Cómo mantener el orden en casa (una vez has ordenado)

Si al fin has logrado convertir tu casa en un espacio práctico y ordenado, ahora toca manternla así. Descubre cómo lograrlo con rutinas sencillas y prácticas.

Actualizado a

Has hecho los deberes. Te has leído los consejos de las gurús del orden, los has aplicado y has conseguido darle un repaso a la casa y dejarla limpia y despejada. Pero, ¿cómo puedes mantenerla organizada y no tirar por la borda todo el trabajo? Te ayudamos a lograrlo con algunos consejos infalibles para mantener la casa ordenada. 

salon-orden

salon-orden

Llegas a casa cansada, dejas el bolso en la entrada, el sofá en el respaldo de la butaca y el táper de lo que has comido en la oficina en la encimera, sin siquiera vaciarlo... En el momento estás segura de que volverás a arreglarlo, pero si se te complica la tarde, tienes muchos números de que el pequeño caos que has dejado a tu paso se multiplique y acumules tareas que, por mucho que quieras, no podrás acabar antes de ir a la cama. Ahí está la semilla del desorden potencial que, si no mantienes a raya, acabará convirtiendo tu casa en un caos.

recibidor-mujer

Las claves para mantener la casa limpia y ordenada pasan por crear hábitos y rutinas que acabes interiorizando, hagas de forma automática y no tengas ni que pensar. Después solo tendrás que mantener lo que has logrado dedicándole unos minutos cada día antes de acostarte, y repasar la casa por zonas, sin necesidad de agobiarte. Aquí van algunas de las rutinas más eficaces para que la casa no se convierta, de nuevo, en un campo de batalla:

Asigna una lugar a cada cosa

Y asegúrate de que ese lugar que has asignado esté cerca de donde vas a utilizarlo, así que si ves algo fuera de su lugar, recógelo en el momento y no lo dejes para más tarde.

No acumules: punto clave del orden

Nada de entrar en casa objetos sin pensar si son necesarios. Reflexiona antes de comprar algo, visualiza dónde lo vas a guardar y aplica la regla de "algo entra, algo sale". De poco servirá tener la casa ordenada si en pocas semanas la llenas de cosas nuevas que ni necesitas ni te caben en casa.

Cada noche, después de cenar

  1. Deja la cocina limpia y ordenada: carga el lavavajillas y despeja la encimera.
  2. Prepara el táper con la comida que te vas a llevar a la oficina si no comes en casa y, si desayunáis en familia, deja la mesa preparada: ganarás algo de tiempo por las mañanas.
  3. Prepárate la ropa que vas a llevar mañana, así evitarás prisas por la mañana. La falta de tiempo es la mejor aliada del desorden y el caos. Prepara también la de los niños y déjala lista para vestirlos por la mañana.
  4. Dedica unos minutos a repasar el salón: ahueca los cojines (recuerda que uno más de las piezas del sofá es el número ideal para no generar sensación de caos), dobla las mantas y revisa las zonas imán (mesa de centro, consola, mesillas auxiliares...).
  5. Deja el bolso preparado con todo lo que necesitas en la entrada. De nuevo evitarás, con las prisas, dejar cosas tiradas cuando tengas que salir pintando de casa.
12 secretos de las personas ordenadas

EL HÁBITO HACE EL ORDEN

12 secretos de las personas ordenadas

Levántate diez minutos antes

Así podrás dejar la cama hecha (tu mente te lo agradecerá) y ventilar la casa. Si te sobra tiempo, repasa un poco alguna zona de la casa.

No acumules correo y cartas

Acostúmbrate a tirar el correo comercial cuando lo recoges, así no acabarás acumulándolo.

Divide la casa por zonas

Y dedica 15 minutos al día a cada una para mantenerla ordenada. Puedes agrupar las habitaciones como mejor te vaya, y elegir el momento del día que mejor se adapte a tu rutina. Lo importante es que seas firme y lo conviertas en un hábito. ¡Verás que sin darte cuenta todo se mantiene ordenado!

Adiós a los trastos

Aprovecha los 15 minutos por zona para hacer identificar los trastos que se haya ido acumulando. Cuanto antes salgan de casa, antes ganarás en orden y espacio.

Utiliza un temporizador

Así no te pasarás de tiempo. Parece un poco exagerado, pero te ayudará a marca una pauta, a no obsesionarte ni a tener un ataque de perfeccionismo que acabe agotándote y quitándote las ganas de repetir las tareas que tienes asignadas el resto de la semana.

Haz una lista de prioridades

Te ayudará a identificarlas, organizar a semana y saber qué tarea tienes asignada cada día.

Organízate

Los lunes, por ejemplo, puedes dedicarlos a pensar los menús semanales (te facilitarán hacer la compra, aprovechar lo que hay en la despensa y no comprar de más), los martes y miércoles a comprar, los jueves a hacer recados y los viernes a hacer un repaso de limpieza rápido. Así tendrás el fin de semana despejado con tiempo libre para descansar y disfrutar.

Día de repaso

El día de repaso de limpieza, barre, friega, repasa la cocina y el baño y cambia las sábanas y toallas.

orden-estanteria
Orden sin esfuerzo: 50 rutinas que cambiarán tu casa ¡y tu vida!

Todo en orden

Orden sin esfuerzo: 50 rutinas que cambiarán tu casa ¡y tu vida!

TRUCOS PARA MANTENER EL ORDEN, ESTANCIA POR ESTANCIA

Ahora que ya has interiorizado los hábitos generales, toma nota de las pequeños detalles que te ayudarán a mantener el orden en cada habitación de la casa:

  • En la zona de trabajo, revisa los papeles una vez a la semana, tira los que no necesites y archiva los importantes. Aprovecha para tirar bolígrafos gastados, cuadernos acabados o cualquier otro objeto que ya no vayas a utilizar.
  • En el armario, usa el truco de Vanessa Travieso: deja colgadas las prendas que dudas si deberías tirar con el gancho en sentido contrario. Si cuando hagas el cambio de armario siguen igual, tíralas sin piedad.
  • Cuando repases el salón, asegúrate de que la zona central está despejada y presta atención a las zonas imán. No hace falta decir que nunca debería haber chaquetas, bolsos, monedas o móviles fuera de su lugar asignado. Ten cuidado también con las cestas comodín. Se convierten en un foco de caos a la mínima que bajas la guardia.
  • Revisa a menudo los productos y cosméticos acabados o caducados en el cuarto de baño, y no dejes que entren muestras que nunca vas a utilizar... Y no caigas en la tentación de guardar allí pintauñas, bisutería, medicamentos o toallas: la humedad puede deteriorarlos.
  • No uses el recibidor como almacén para dejar cosas al entrar en casa con la intención de ordenarlas más tarde. Suelen ser espacios pequeños que se ven desordenados si no se mantienen siempre organizados.
  • En la cocina, revisa la despensa cuando hagas la lista de la compra y descarta productos caducados. Cuando llegues con la compra, elimina embalajes para que ocupen menos espacio. Lo mismo en la nevera. Mantenla organizada con accesorios que te permitan agrupar por categoría o temática. Y nada de acumular bolsas, tápers o botes de cristal. Sé implacable. No los vas a utilizar.
10 normas infalibles para aprender a tirar

ORDEN Y BIENESTAR

10 normas infalibles para aprender a tirar

mujer-colada-lavadora

LA LIMPIEZA, TAMBIÉN CUESTIÓN DE HÁBITOS

Para mantener la casa limpia es necesario, también, adoptar una rutina que se convierta en un hábito. Evitarás maratones interminables si organizas el trabajo:

  • El baño (cambiar toallas, desinfectar, limpiar y rellenar dispensadores), el salón y la cocina (polvo, ventanas, aspirador y fregar), el dormitorio (sábanas, suelo, repasar que estén ordenados cajones y mesita de noche), cocina (puertas armarios, repaso nevera, cubo, trapos, repasar cajones) necesitan unos quince minutos por zona a la semana.
  • Dos veces al año (invierno y primavera), limpia a fondo ventanas puertas, sofás, cortinas y alfombras. Vacía y limpia la nevera.
  • No te tomes el orden y la limpieza como un castigo o una obligación. Procura ponerte música y disfrutar del momento.
  • Cuando hagas la colada, recoge la ropa seca y procura plancharla del tirón, así evitarás que se acumulen montones infinitos a los que da pereza hasta acercarse. Si no tienes tiempo para planchar, asigna un espacio en el armario para guardar la ropa doblada y no generar desorden mientras tanto.
Por qué tener una casa más limpia te hará sentir más feliz

ADIÓS AL DESORDEN

Por qué tener una casa más limpia te hará sentir más feliz

PULSA PARA GUARDAR EL ARTÍCULO

EL ARTÍCULO SE HA GUARDADO EN FAVORITOS

Podrás encontrar tus favoritos en el menú

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?