Limpieza

Cómo limpiar radiadores

Con todos sus recovecos, acumulan mucho polvo, pero con unos sencillos pasos, los dejarás impecables. ¡Descubre ahora cómo limpiar los radiadores paso a paso!

Ana González Rueda Actualizado a

Radiador

Radiador
radiador_00436689

Son nuestro más fiel y mejor compañero durante los meses de frío, pero, como todo, a los radiadores también hay que cuidarlos. Y en el caso de la limpieza, acumulan mucho más polvo del que imaginamos al estar en todas las estancias y por la cantidad de recovecos y conductos internos que tienen. Si prestamos atención a esto y, además, en casa hay personas especialmente sensibles o alérgicas al polvo, la diferencia será más que notable.

Además, los siguientes pasos para limpiar un radiador, te valdrán tanto si se trata de un radiador de aceite como si es eléctrico sin importar el material del que esté hecho.

CÓMO LIMPIAR UN RADIADOR: PASOS A SEGUIR

  • Siempre debes comenzar la limpieza con los radiadores apagados y fríos.
  • Cubre los alrededores del radiador (si hay un mueble muy cercano también, así como la pared correspondiente) con tela, papeles de periódicos o revistas para que caiga allí toda la suciedad y sea más fácil recogerlo posteriormente.
  • Elimina el polvo superficial con un simple plumero.
  • No olvides, igualmente, limpiarla parte trasera del radiador. Para ello, algunas aspiradoras vienen con apliques muy finos que llegan fácilmente. Pero si no es tu caso, existen cepillos especiales destinados a este tipo de limpieza. Y si prefieres optar por un truco casero, el secador de pelo al uso también te ayudará.
  • Una vez limpio lo más superficial, para la suciedad incrustada es recomendable usar una vaporeta.
  • Para que ya directamente 'brillen', no dudes en pasar un trapo humedo con un poco de jabón o limpiacristales para, después, limpiarlo y secar bien cualquier resto del mismo.
  • En este último punto, para la parte trasera, basta con atar el trapo a un palo y repetir el proceso que acabamos de realizar.

Ahora que ya sabes cómo limpiar un radiador, y teniendo en cuenta que esta limpieza debería realizarse habitualmente, también es conveniente aprender a purgarlos correctamente. Ya que se trata de una de las cosas más importantes que tenemos que hacer para que estén siempre a punto.

PULSA PARA GUARDAR EL ARTÍCULO

EL ARTÍCULO SE HA GUARDADO EN FAVORITOS

Podrás encontrar tus favoritos en el menú

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?