ADIÓS A LAS BACTERIAS

Cómo limpiar el cepillo de dientes y cuándo renovarlo

¿Crees que es suficiente con enjuagar el cepillo tras usarlo? Los cepillos de dientes acumulan bacterias de la boca y la humedad del baño ayuda y mucho en su propagación. Sigue estos consejos para mantenerlo en óptimas condiciones

Marta Alcázar Actualizado a

Cambiar cepillo de dientes

Los cepillos de dientes acumulan residuos entre sus cerdas. Además, el ambiente húmedo del baño favorece la proliferación de distintos tipos de gérmenes que pueden transmitirse durante el cepillado. Si mantienes los cepillos de tu familia limpios y desinfectados ayudarás a prevenir su propagación. Vale la pena desinfectar el cepillo de dientes una vez a la semana, no te llevará mucho tiempo y lo vas a agradecer en temporada de gripes y resfriados.

Nuevas rutinas en solo 21 días: cambia de una vez por todas

CREA HÁBITOS

Nuevas rutinas en solo 21 días: cambia de una vez por todas

Existen distintas soluciones para limpiar a fondo el cepillo de dientes. Muchas de ellas las encontrarás en tu despensa o en tu baño. Todas ellas son válidas también para desinfectar el cabezal de un cepillo eléctrico.

Cómo desinfectar el cepillo de dientes

Antes de empezar, lávate las manos con agua tibia y jabón para reducir la contaminación cruzada de bacterias desde las manos.

  • Agua caliente y vinagre: sostén el cepillo bajo el chorro de agua caliente. Así ablandarás las cerdas y ayudará a soltar los residuos. A continuación, ponlo en un recipiente con vinagre blanco y déjalo reposar unas 2 horas. Pasado este tiempo, aclara el cepillo en agua fría y déjalo secar. El vinagre es un desinfectante natural para el cepillo de dientes que te ayudará a matar todas las bacterias.
  • Vinagre y bicarbonato: Enjuaga bien tu cepillo con agua limpia. En medio vaso de agua agrega dos cucharadas de vinagre blanco y dos cucharadas de bicarbonato de sodio. Mezcla muy bien los ingredientes y coloca el cepillo en la solción. Déjalo reposar unos 30 minutos. Al final del reposo, enjuaga tu cepillo con agua fría. El bicarbonato de sodio es otro desinfectante muy eficaz.
  • Agua hirviendo: Coloca tu cepillo con las cerdas boca abajo en un recipiente con agua hirviendo. Después enjuágalo muy bien con agua fría para que las cerdas del cepillo recuperen su estado. Una fórmula rápida para tener el cepillo desinfectado.
  • Enjuague bucal: Otra forma de desinfectar el cepillo es usando tu enjuague bucal habitual. Aclara muy bien tu cepillo de dientes y elimina toda la suciedad. A continuación ponlo a remojo en enjuague bucal, también conocido como colutorio, durante una hora. El enjuague bucal mata las bacterias de la boca y también lo hará en el cepillo de dientes.
  • Desinfectantes de farmacia: en las farmacias y gandes superficies venden unas pastillas solubles para la desinfección de prótesis dentales, férulas y retenedores de ortodoncia. Disuelve la pastilla en un recipiente con agua y a continuación coloca el cepillo durante el tiempo recomendado en el envase, que no suele superar los 5 minutos. Puedes usar este desinfectante una vez cada 15 días.

Recuerda que además de la desinfección semanal, es importante mantener tu cepillo de dientes en buenas condiciones. Sigue estos hábitos tras tu limpieza diaria y mantendrás intacta la efectividad del cepillo de dientes.

detalle-baño-con-bandeja-jabones,-vaso-para-cepillo-de-dientes,-cepillo-de-dientes-y-toalla-verde-menta-510664_O.jpg

6 consejos para mantener tu cepillo de dientes:

  1. Enjuágalo bajo el grifo a chorro fuerte después de cada uso.
  2. Seca las cerdas con una toalla limpia. Cuanto menos humedad tenga el cepillo de dientes, menos proliferarán las bacterias.
  3. Guárdalo al aire libre y en posición vertical.
  4. No lo tapes: la funda sólo es recomendable cuando vas de viaje.
  5. Evita el contacto con otros cepillos.
  6. Desinféctalo una vez a la semana.

Cada cuánto cambiar el cepillo de dientes

Los expertos recomiendan cambiar el cepillo de dientes cada 3 meses, aunque "depende del hábito de cada uno: hay gente que puede estirar un poco más y gente que lo destroza y necesita cambiarlo antes", explica Mónica Obregón, higienista de Clínica Dental Den. También es aconsejable cambiarlo inmediatamente si el cepillo de dientes se pone negro o si pasaste por un resfriado o cualquier otro cuadro vírico. Los odontólogos recomiendan desecharlos tras superarlo porque las bacterias se esconden en las cerdas y pueden reactivar el virus.

Cómo limpiar las brochas de maquillaje en solo 5 pasos

SESIÓN BEAUTY

Cómo limpiar las brochas de maquillaje en solo 5 pasos

Si mantienes el cepillo más tiempo del aconsejado "las cerdas se abrirán y la efectividad del cepillado no es la misma", explica Obregón, ya que pierden resistencia y no llegan a los puntos difíciles. Otro riesgo es la humedad del cuarto de baño: "La humedad del baño se traduce en más bacterias que pueden ser más peligrosas para gente con problemas de gingivitis o periodontitis que presentan sangrado durante el cepillado", añade.

Esta regla se aplica también a cepillos de dientes eléctricos. Recuerda cambiar el cabezal cada tres meses.

PULSA PARA GUARDAR EL ARTÍCULO

EL ARTÍCULO SE HA GUARDADO EN FAVORITOS

Podrás encontrar tus favoritos en el menú

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?