ORDEN, LIMPIEZA Y AHORRO

Cómo lavar las cortinas según su tejido

Las cortinas suelen ensuciarse de polvo y grasa, pero debes saber que no todas las cortinas se lavan de la misma manera. Todo depende del material y tejido: lino, algodón, seda, plástico... ¡te contamos como limpiar cada tipo de cortina!

855-858

Aunque no lo parezca, las cortinas acumulan polvo y malos olores que, aunque no se noten mucho, estropean la imagen de tu salón. Pero cada modelo tiene una composición y está confeccionada con un tejido distinto. Por eso, si vas a lavar las cortinas, comprueba la etiqueta para saber si puedes hacerlo en casa o si debes llevarlas a una tintorería.

En cualquier caso, te recomendamos poner en práctica estos consejos de limpieza de cortinas infalibles. ¿Quieres saber como lavar cortinas de lino, de algodón o de plástico? Cada tejido es un mundo, y su técnica de lavado también. ¡Sigue leyendo!

Lavar las cortinas: ¿en la lavadora o a mano?

Para saber cómo lavar tus cortinas sin estropear el tejido, debes revisar la etiqueta de las cortinas. En caso de duda, puedes llamar o consultar la página web del producto o fabricante.

Lavar las cortinas en la lavadora

Si vas a lavarlas en la lavadora, asegúrate de quitar las anillas o los aros metálicos que puedan dañar el interior de la máquina. Para las cortinas, lo más adecuado es que utilices un detergente a máquina para prendas delicadas. Normalmente tus cortinas requerirán de un centrifugado leve (entre 400 y 600 revoluciones) y una temperatura entre 30° y 40° como máximo.

Evita los malos olores y las humedades colgándolas nada más acabar el programa al aire libre, en algún lugar con sombra. Los expertos de limpieza recomiendan plancharlas o colgarlas cuando todavía están un poco húmedas para evitar que se arruguen.

Lavar las cortinas a mano

Por otro lado, lavar las cortinas a mano solo requiere de una bañera o un barreño con agua fría o tibia, dependiendo del tejido, y un detergente para lavar a mano prendas delicadas. Una vez lavadas, acláralas bien para que no quede jabón entre las fibras. Si quieres evitar que chorreen agua excesivamente, introdúcelas solas en la lavadora con un centrifugado suave y sin agua. ¡Quedarán perfectas para secar y planchar!

Cómo lavar las cortinas según el tejido

Dependiendo del tejido, el proceso de lavado de las cortinas difiere. En cualquier caso, emplea siempre un jabón neutro o para prendas delicadas. Te explicamos cómo se lava cada tipo de cortina según su tejido.

00469360b

Cómo lavar las cortinas de lino cardado

Se trata de cortinas de lino ligero, por lo que deberás aclararlas dos veces sin centrifugarlas antes del lavado en sí. Introdúcelas en la lavadora con un programa delicado a 30° y el centrifugado a 400. Una vez haya terminado, extiende las cortinas de forma vertical y plánchalas cuando todavía estén un poco húmedas en sentido horizontal. ¡Esto es mano de santo contra las arrugas! Y no uses nunca la secadora, ya que podría estropear el tejido.

Cómo lavar cortinas de lino arrugado

Debes tratar las cortinas fabricadas con lino arrugado de la misma forma que el lino cardado: realiza dos aclarados sin centrifugado, antes del lavado en sí. Se recomienda ajustar un programa delicado a 30° con un centrifugado a 800. Como no necesitas plancharlas después del lavado, puedes colgarlas en el raíl estando todavía un poquito húmedas. Evita el uso de la secadora.

Cómo lavar las cortinas de lino-lana

Este tipo de lino es muy delicado. Los fabricantes aconsejan usar un programa para ropa delicada a una temperatura máxima de 30° y un centrifugado a 400. Al igual que con otros tipos de lino, no uses la secadora, pues podrías terminar estropeando el tejido y haciéndolo más frágil.

Cómo lavar la seda

Junto al lino, la seda es uno de los materiales más delicados de cuidar, pero también es uno de los más bonitos y elegantes. Antes de introducir las cortinas de seda en la lavadora, comprueba que se puedan lavar con agua, ya que la mayoría prefieren un lavado en seco.

Si es que sí, usa un programa para ropa delicada a una temperatura máxima de 30°. ¡No uses el centrifugado! Después, cuélgalas al aire libre verticalmente y plánchalas a baja temperatura y sin vapor.

Salón con cortinas para ahorrar en otoño_444956

Cómo lavar las cortinas de algodón

Si la lavadora cuenta con un programa específico para cortinas, ajústalo según la temperatura y centrifugado que se exponga en la etiqueta. En las cortinas de algodón, configura la lavadora a 30° de máxima y un centrifugado a 600 revoluciones. Al final del lavado extiende las cortinas todo lo posible. Para que no se arruguen demasiado, plánchalas cuando todavía estén un poco húmedas.

Cortinas de lamas verticales de plástico

Las cortinas de tiras de lamas verticales son prácticas, decorativas y versátiles en cuanto estilos y diseños. Son perfectas para evitar la entrada de mosquitos y otros insectos, a la vez que separan ambientes dentro de un mismo local o habitación.

Es evidente que las cortinas de lamas de plástico son tan económicas como decorativas; sin embargo, se acaban ensuciando tarde o temprano. La buena noticia es que su proceso de limpieza y mantenimiento es muy sencillo y barato.

00472170

En la lavadora

Antes de nada, lee la etiqueta con las instrucciones del fabricante y comprueba si pueden introducirse en la lavadora o hay que lavarlas a mano. Si es posible usar la lavadora, sigue este paso a paso.

  • Desmonta las lamas del riel superior, quitando las piezas de los extremos superior e inferior.
  • Enrolla cada lama haciendo un cilindro y átalos con una goma para evitar que se deformen.
  • Introduce todos los cilindros en una bolsa especial de lavado o en la funda de una almohada.
  • Usar un programa corto en frío, con poco detergente neutro o para prensas delicadas y un chorrito de vinagre de limpieza, sin centrifugado.
  • No uses la secadora. Desenrolla los cilindros y cuélgalos en su lugar para que no se deformen. Puesto que pueden gotear, protege el suelo con una toalla para que no se estropee.

A mano

Si las cortinas de lamas verticales no pueden lavarse en la lavadora o te da miedo que puedan estropearse, hazlo a mano.

  • Descuelga las lamas del riel superior y quita las piezas de los extremos.
  • Llena la bañera o un barreño grande con agua tibia y un chorrito de detergente neutro o para prendas delicadas.
  • Introduce las lamas durante 20 minutos para eliminar la suciedad más incrustada y después frota cada lama con una esponja suave y movimientos delicados.
  • Aclara las lamas y cuélgalas en vertical en su riel. Puesto que pueden gotear, protege el suelo para que no se estropee.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?