Organízate

13 cosas que puedes (y debes) tirar hoy: ¡toca limpieza!

Porque no hay nada más relajante y satisfactorio que entrar en una casa donde reine la limpieza y el orden. Ha llegado el momento de empezar a decir adiós

00450080

Revisa tu casa y haz un poco de limpieza tirando esas cosas que ya no usas o están viejas. 

RBA

No hay nada más relajante y satisfactorio que entrar en una casa donde reine la limpieza y el orden. De hecho, ¿alguna vez te has preguntado por qué nos sentimos más tranquilos en espacios bien organizados? La psicología tiene la respuesta en estos casos, pues no hay peor enemigo para la ansiedad que el desorden y el exceso de cosas en un mismo espacio.

De hecho, si estás pensando en jubilar esa silla o jarrón este listado de cosas que puedes tirar hoy quizá te ayude. Porque el apego es bueno, pero también las despedidas.

En este vídeo te explicamos el truco de la percha, perfecto para aplicar en un cambio de armario.

El Mueble

[En este vídeo te explicamos el truco de la percha, perfecto para decidir si tiras esa prenda o no]

Cosas que deberías tirar hoy mismo

Ropa interior gastada

Cuando hagas el cambio de armario aprovecha para darle un repaso al cajón de la ropa interior, pues seguro que por ahí se esconde algún par de calcetines congelado en el tiempo o ropa interior que hace siglos que no te pones y que está muy desgastada. Lo mismo vale para los sujetadores deformados, los que ya no sujetan o los que han perdido algún aro. 

Ropa que te da vergüenza hasta regalar

El consejo anterior se puede traspasar a la ropa, como esa camiseta cuyas costuras ya no se sostienen o el jersey de la temporada anterior que acumula pelotillas por doquier. Llévalo a un contenedor de ropa usada. Eso no lo puedes ni vender por internet. 

Cremas empezadas sin usar

La abriste hace más de un año y por la razón que fuese no has vuelto a echarte esa crema. Si ahí sigue sin terminar es por algo, ocupando un espacio innecesario en el armario del baño.

Medicamentos caducados

Cada cierto tiempo revisa tu botiquín y tira todos los medicamentos que estén pasados de fecha. Además de que puede ser peligroso para la salud, es posible que ya no hagan efecto. ¿Lo más responsable? Llevarlos al punto Sigres de tu farmacia, donde lo reciclarán de manera eficaz y segura.

NO HACE FALTA, PERO...

Interior de un armario de baño. 

El Mueble

Botes casi vacíos

Este punto es válido tanto para el baño como la cocina. Esos botes a punto de gastarse, pero que nunca lo hacen. Solo ocupan espacio y generan visión de desorden. Rellena o desecha.

Toallas viejas

Las toallas viejas y desgastadas no son precisamente el mejor accesorio para un baño, ya que hacen que el espacio parezca descuidado. Y hasta sucio. Diles adiós y busca darte un capricho (aquí te dejamos algunos consejos sobre cómo elegir las toallas de baño).

Revistas antiguas

Un revistero es siempre ese objeto chic que no debería de faltar en ningún salón. Pero bien es sabido que menos es más. Quizá es momento de hacer un repaso para que el revistero parezca lo que es, una selección escogida de tus revistas favoritas de El Mueble, y no un almacenador.

revistero de madera_00462294 O

Revistero de madera. 

El Mueble

OBJETOS VINTAGE

Asumámoslo, la depiladora a la cera está ya para un museo. Guardar por guardar es el peor enemigo del orden. De hecho, no hay nada como preguntarse cuánto tiempo llevo sin utilizar este objeto para descubrir si ha dejado de formar parte de tu vida y de que es hora de atreverse a tirarlo.

Utensilios de cocina que nunca has usado

Tal vez porque te lo regaló tu madre pensando que ese pelador fantástico con 7 tipos de corte para la verdura era un regalazo o porque lo viste en internet y no pudiste resistir a comprar ese cocedor de huevos para el microondas que nunca has usado. Si conoces a algún chef en ciernes o aficionado a la cocina, pregúntale si lo quiere. Si te dice que no, al punto limpio. 

Cosas rotas

Y con esto nos referimos a paraguas, gafas, calzado, pequeños electrodomésticos... Habrá cosas que puedes arreglar. Y desde aquí es lo que te recomendamos para reducir la producción de residuos. Pero si no lo vas a hacer nunca, piensa que solo están cogiendo polvo en tu casa y ocupando un preciado espacio. 

Tapers y botes sin tapa

Mira dentro del armario donde guardas los táperes o los botes que utilizas para conservar la comida. ¿Todos tienen tapa? ¿Están en perfectas condiciones? Si la respuesta es sí, pasa al siguiente punto. Pero si te falta alguna tapa o están rotas, lo mejor es que te deshagas de ellos. No los vas a usar.

Tecnología del siglo pasado

Está muy bien eso de que guardes la mixtape que te hizo tu primer novio o esa cinta de Alejandro Sanz que te compraste en tu adolescencia con los ahorros de la propina. Pero el resto de cintas grabadas de la radio o de otros discos originales, no las vas a escuchar en la vida y tampoco tienen ningún tipo de valor sentimental. Lo mejor es tirarlas. Y lo mismo vale para los cedés grabados de originales o las cintas de VHS. Y recuerda que cuando lo lleves al punto limpio, los plásticos y los papeles deben ir por separado. Así que hazlo en casa cómodamente antes de llevarlos. 

Papeles que ya no son importantes

Las nóminas de tu primer trabajo o las facturas de la luz de tu primera casa de alquiler ya no tienen ningún valor (excepto, tal vez sentimental, en cuyo caso puedes guardar una o dos). Echa un vistazo a todos estos papeles y tíralos. Si salen datos importantes, te recomendamos que los rompas bien antes de echarlos en el contenedor del papel. 

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?