Orden, limpieza y ahorro

10 claves para acertar con tu hipoteca

Aunque todo el mundo sepa más o menos lo que es una hipoteca, mucha gente todavía se pierde cuando va al banco. Y no es de extrañar: por eso nosotros te contamos cómo dar en el clavo con tu hipoteca

Irene Reverte Actualizado a

ERRORES  QUE TE IMPIDEN AHORRAR

Atinar con la hipoteca puede ser trabajo duro. Mucha gente todavía no lo ve claro a la hora de ir al banco y pedir financiación para comprarse una casa o un piso. Y aunque no lo parezca, puede ser realmente difícil decidirse por una hipoteca u otra: los intereses, las comisiones, los seguros asociados, los gastos de constitución de la hipoteca, etcétera.

Para que contratar con uno de estos productos no se convierta en una odisea, nosotros recomendamos el comparador financiero HelpMyCash.com, que han elaborado un guía sobre qué hay que tener en cuenta para solicitar y contratar un buen préstamo hipotecario. Aquí la tienes:

1. Valora si cumples los requisitos

llevar-monedas-en-un-viaje-te-ahorra-las-tasas-de-cambio-371227-0227e7d1 adb2b4fe 883x1200

Lo primero que hay que hacer es comprobar que cumplimos los requisitos que suelen exigir los bancos. En general, para que nos den una hipoteca debemos disfrutar de una situación económica estable (contrato indefinido, cierta antigüedad...), de unos buenos ingresos, de un historial crediticio saneado (pocas o ninguna deuda vigente), etcétera. Asimismo, tendremos que contar con los ahorros suficientes para pagar la entrada de la vivienda más los gastos de compraventa: una cantidad equivalente al 30% del valor del inmueble.

2. Compara las ofertas de varios bancos

Si cumplimos esos requisitos y demandas a la hora de pedir una hipoteca, el siguiente paso será ir al banco y pedir formalmente una hipoteca. Lo ideal es acudir a un mínimo de tres entidades bancarias, pues así podremos comparar las diversas ofertas y nos podremos quedar con la que parezca más interesante para nuestra situación.

3. ¿Hipoteca variable o fija? ¡Depende de tu perfil!

hucha-tarro-vintage-para-ahorrar 03a88202

Es probable que los bancos a los que acudamos a pedir una hipoteca nos den la opción de hipotecarnos con un interés variable (ligado al euríbor) o con uno fijo. El tipo variable nos puede salir más a cuenta si devolvemos el dinero en 15 años o menos y/o queremos pagar unas cuotas bajas durante los primeros años, mientras que el fijo puede ser conveniente si el plazo de reembolso es de 20 años y preferimos que nuestras mensualidades se mantengan siempre estables.

4. Busca un interés bajo

Sea hipoteca fija o variable, lo ideal es que el interés sea lo más bajo posible, ya que así las cuotas serán más baratas. En el primer caso, lo mejor es que el tipo sea de menos del 2%, mientras que en el segundo, es preferible que el diferencial (la parte que suma el euríbor para determinar el interés) sea de alrededor del 1% o inferior.

5. Cuidado con los productos extra

En muchos casos, el interés que nos ofrezcan los bancos estará rebajado a cambio de contratar otros productos: seguros, cuentas, tarjetas, planes de pensiones... Estos servicios adicionales pueden costarnos dinero, así que tendremos que valorar si merece la pena firmarlos o si es mejor contratar una hipoteca que, pese a tener un tipo más alto, no incluya estos extras.

6. Fíjate en las comisiones

Pasos para que tu casa sea una smart home

También es importante que nos fijemos en las comisiones, que son cargos que el banco no cobrará por ciertas operaciones. Las más conocidas son la de apertura (por darnos la hipoteca), la de amortización anticipada (por devolver dinero antes del tiempo), la de subrogación (por cambiar de entidad) y la de novación (por pactar modificaciones). Lo mejor es que nuestro préstamo de hipoteca no incluya ninguna.

7. Asegúrate de poder pagar las cuotas

Tras revisar todos los aspectos mencionados, tocará asegurarnos de poder pagar las cuotas sin problemas. DesdeHelpMyCash.com recomiendan que el importe de las mensualidades de la hipoteca, más el de otras posibles deudas que tengamos, no supere el 35% de nuestros ingresos netos.

8. Lee toda la "letra pequeña"

Metodos ahorro ahorradoras

Las cuotas, las comisiones o el precio de los productos adicionales no son los únicos gastos que puede tener un crédito hipotecario. También habrá que pagar la tasación, la verificación registral, la copia de la escritura... Por ese motivo, hay que leer toda la "letra pequeña" de la oferta hipotecaria que nos haga el banco para saber cuánto nos costará su préstamo en su totalidad. De esta manera, además, nos aseguraremos de que no nos cuelan ninguna cláusula escondida.

9. No te cortes: pregunta todo lo que no entiendas

En caso de no comprender alguna de las cláusulas de la futura hipoteca, puedes pedirle al banquero que te explique su contenido al detalle, dado que es su entera obligación. Un día antes de la firma de la hipoteca, tendremos que visitar al notario para que nos asesore, así que podemos aprovecharlo para resolver dudas de última hora.

10. Negocia las condiciones de la hipoteca

metodos ahorro

Para terminar, hay que tener en cuenta que todos los aspectos de las hipotecas son negociables. En consecuencia, es recomendable intentar llegar a un acuerdo con el banco para que nos ofrezca unas mejores condiciones. Conseguirlo será más sencillo si tenemos un buen perfil y podemos presentar varias propuestas atractivas de otras entidades.

10 papeles y documentos que deberías tirar ya

ORDEN EN CASA

10 papeles y documentos que deberías tirar ya

PULSA PARA GUARDAR EL ARTÍCULO

EL ARTÍCULO SE HA GUARDADO EN FAVORITOS

Podrás encontrar tus favoritos en el menú

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?