Vitrinas

201 /273

201.

Tela infalible

Practica DIY y crea tus propias cajas de orden para los armarios con puertas de cristal. Escoge una tela en tono crudo con lunares para la habitación infantil y no te olvides antes de planchar y pegar por dentro entretela para que se queden tiesas.

202.

Es un color frío

Eso no quiere decir que si decoras alguna estancia en azul vaya a tener el mismo ambiente como el que tendría un iglú. Al contrario, aprovéchate de este color, si quieres crear una atmósfera fresca y alegre. Vitrina azul, realizada a medida por Carpintería Vidal. Lámpara de techo, lámpara de sobremesa y alfombra, de Cassai Home & Fashion.

203.

Eres la caña

Y nunca mejor dicho, porque las butacas hechas de este material (caña o fibras naturales) triunfan en los interiores, sobre todo este otoño invierno. Mesa auxiliar de ratán y lámpara de pie, de Sacum. Alacena del estudio de Meritxell Ribé.

204.

PANTONE 17-4041 Marina

Brillante y fresco, este color azul intenso se cuela desde el verano al otoño sin remordimientos. La vitrina de este recibidor ha sido realizada a medida por Carpintería Vidal, con pintura Farrow Ball. La lámpara de techo, la de sobremesa y la alfombra son de Cassai Home & Fashion.

205.

¡Qué suelo!

“No paramos hasta conseguir un suelo cerámico pero con aspecto 100% envejecido. Costó, ¡pero lo encontramos!”, añade Pia. Y la verdad es que el resultado es espectacular y muuuuy sereno. El mobiliario es de Meine Kutchen. Los electrodomésticos son de Siemens.

206.

En este comedor cabemos todos

En la parte de bóveda catalana, como en la cocina, pintaron con pintura a la cal. ¡Al fin hay una gran mesa para comer todos juntos de nuevo! “La mesa es muy grande, de madera de pino reciclado e imita a un caballete. Las sillas de caña son de La Bisbal, el pueblo catalán, eran de mimbre natural y las pintamos de blanco” (fueron pintadas por Candini). Lámpara de Ay illuminate, en Matèria. Vitrina y aparador de las interioristas.  

207.

Con isla, barra y office

No le falta de nada. Una cocina clásica muy acogedora gracias a sus piezas decorativas –vitrinas, estanterías abiertas, madera, fibra...–. Proyecto de Deulonder Arquitectura Domèstica para Asun Antó.

208.

Refuerza el estilo

Nórdico, clásico, rústico... Sea cual sea tu estilo, refuérzalo con un papel pintado en consonancia. Será la nota de acento para una estancia con mucha personalidad y encanto. 

209.

Pequeño pero elegante comedor

Mesa y lámpara, en Showroom y sillas de Gastón Y Daniela, igual que el mantel de lino gris y verde. Jarra y decantador, en Becara. Las vitrinas son de la misma firma.

210.

Un office rústico

 La vitrina decapada en blanco es similar a un diseño en Oficios de Ayer. Las sillas de madera decapada están en la misma tienda, lo mismo que la vajilla de loza blanca.

211.

Color en tus vitrinas

Si tienes armarios con puertas de cristal, una vajilla de colores los decorará y, además, le dará color a tu cocina blanca. 

212.

Encanto clásico

En el comedor, los textiles reviven la naturalidad del estilo provenzal mediante las sillas tapizadas del mismo modo que los sofás y la enorme lámpara de cristales. La vitrina de madera es un diseño de las decoradoras. Las sillas son de Luzio y el espejo de Nf Asian. El mantel de lino crudo está confeccionado con la tela modelo Luxemburgo de Güell-Lamadrid. 

213.

¡A rayas!

¿Y por qué, no? Un original papel bicolor decora las paredes de este comedor en el que nada parece sobrar ni faltar. La mesa se ha equipado con sillas y un práctico banco muy capaz, y el mueble aparador es superpráctico. Mesa, banco y mueble, diseñados a medida por Gud. 

214.

Juntos pero no revueltos

Una gran puerta corredera de hierro y cristal separa el comedor del salón dejando pasar la luz. Da profundidad y a la vez intimidad, según las necesidades. Mesa, de Mercantic. Sillas, de Luzio y vitrina, de India & Pacific.

215.

Todos los detalles cuentan

En este comedor se han cuidado todos los detalles. Desde las paredes, que se han decorado con un original papel pintado que simula recortes de periódico, hasta las lámparas de estética industrial. 

216.

Muy personal

Destila carácter y habla de sus propietarios. Al menos de una de sus aficiones: las colecciones de piezas de cristal antiguas. Mesa, sillas y vitrinas, de Teklassic. 

217.

¡Qué bonita vitrina!

¿Verdad? Pues oculta algo tan necesario como a menudo "feo" estéticamente hablando. Si quieres ver más, pasa a la siguiente imagen...

218.

Vitrinas que aligeran

El mobiliario es de Coton et Bois. Banquito, de Cottage Little House. De Asun Antó y Anna Ortiz. 

219.

El mueble al detalle

 Realizado en DM pintado, el vajillero mide 250 x 35 x 200 cm y tiene un precio de unos 3.410 €. 

220.

La buena mezcla.

Papel pintado, vitrinas recuperadas pintadas de azul y detalles artesanales. Y es que Marta de la Rica adora el trabajo "de los artesanos que con materiales sencillos y naturales hacen cosas maravillosas".

221.

Protege la cultura

Libros, papeles, carpesanos, archivadores... Colócalos en una librería con puerta acristalada para evitar que acumulen polvo y moho en el caso de que haya humedad en tu casa. Te ahorrarás además mucho tiempo limpiando.

222.

18. Vitrinas exigentes

 Si el interior está lleno de figuritas y trastos sin ningún orden, se verá caótico. ¿Por qué no utilizas la vitrina para exponer solo lo que te gusta? Y nada de guardar objetos por compromiso. Las butacas y las mesas de centro son de Oficios de Ayer. 

223.

Entre blanco y blanco... ¡verde!

 En esta cocina protagonizada por el color blanco le faltaba un toque de color. Sutil, pero efectivo: el verde de los vasos de Tendances consigue un precioso y refrescante contraste con la vitrina y la vajilla.

224.

Vitrinas que aligeran

Los muebles con puertas de cristal pesan menos y decoran más. Mobiliario de madera lacada en blanco, en MJ Figueroa. Sillas, de Ikea y baldosas, de Álvaro Guadaño. Diseño de Carolina Verdugo.

225.

Pizarras utilísimas.

Como estas que se convierten en los días de la semana laboral. Vitrinas, escritorio y estante Hemnes, de Ikea. Silla, modelo Lara, y alfombra, en El Corte Inglés. 

226.

Interiores que decoran.

Si tienes vitrinas, quedarán mucho mejor si las llenas de piezas que compartan los mismos colores, como aquí en blanco y gris con toques verdes y lilas. De Mónica Garrido.

227.

Una masía joven que quiso ser antigua.

Querían que su nueva casa pareciera antigua. No era fácil, pero vaya si lo consiguieron. Tanto que toda ella rebosa encanto y fue uno de los éxitos del año. Vuelve a verla aquí.

228.

Dos en uno.

A este aparador antiguo se le añadió una vitrina de comercio para convertirlo en librería. Aparador y vitrina, de Mercantic. Sofá y mesa de centro, en India&Pacific.

229.

Secuencia de dobles.

Mesas de centro, butacas y vitrinas. No cabe duda que el dos es el número favorito de este salón. Butacas y mesas de centro de Oficios de Ayer.

230.

Arregla puertas y cajones descolgados

Si la puerta está descolgada, cambia la bisagra por una más grande. Para que la nueva se ajuste, amplía el cajeado con un formón. Una opción más fácil es pegar la bisagra antigua al mueble con cola rápida. Si los cajones no se deslizan bien, aplica un poco de jabón a las guías, o lija los laterales.

231.

Crea bloques de volúmenes

. Que los platos estén todos en una zona y se genere como una línea. Incluso de diferentes tamaños, con platos pequeños encima queda bonito y alegre. El vajillero de la foto, por cierto, está empotrado y se disimula con el resto de la decoración.

232.

Mezcla teteras diferentes

 De colores y tamaños variados, aportan el toque de elegancia (aunque sean modernas, urbanas, diferentes) a tu mueble. Anímate también con los boles. ¡De diferentes tamaños! Lo redondo aporta gracia. 

233.

Y más detalles...

Quién dice velas dice objetos y adornos navideños vistosos. Tu toque personal, ¡el que a ti te dé felicidad!

234.

Complementos

Escoge los complementos deco en tonos que combinen con el de la pared y súmale algún punto de contraste para que no quede todo demasiado uniforme. Mesa de centro de Becara, sofá de Miki Beumala, butaca de fibra vegetal de Sacum y alacena de Brucs.

235.

Una vitrina-vajillero empotrada

 "La había mandado hacer a medida en mi casa anterior para aprovechar un hueco. Me encantan las vajillas y muchas de las piezas que tengo son herencia familiar. Le puse tela de gallinero, juegos de café... Y cuando me mudé a esta casa no quería perderla, así que la desmonté entera y la realidad es que esta vez lo que mandé a hacer fue el hueco para volverla a tener conmigo".

236.

Práctico, con un cabecero dos en uno

 Por un lado, cabecero y por el otro, murete de separación del estudio. Al ser a media altura separa sin empequeñecer el espacio ni entorpecer el paso de la luz. Es un diseño de Carlos Baladía.

237.

Piezas antiguas.

En la vitrina de madera Joana almacena libros y diversos objetos de valor sentimental. 

238.

Vitrina, un aliado del menaje.

Guardar la vajilla y la cristalería en una vitrina es una solución tan decorativa como práctica, ya que la proteges del polvo y la grasa.

239.

Frente al comedor.

En el frontal se ha dispuesto la alacena y se creado una zona de aguas para preparar desayunos, meriendas y tentempiés.

240.

A medida

“La pared del office tenía varios retranqueos y un mueble de cocina no hubiera quedado bien. Al planificar la alacena a medida pudimos aprovechar cada cm." Mónica Garrido, interiorista y estilista de decoración.

241.

Cocinas XS.

La mejor opción para espacios mini es elegir un armario o una vitrina de color blanco y con puertas acristaladas. 

242.

De inspiración nórdica

Office con mesa y sillas de Becara. Mobiliario, gama Arte, por Adisa. Carpintería, de Germans Oller. Alacena, de Antic Line. Techo con vigas de madera. Pavimento de tarima de madera blanqueada.

243.

Blanco puro

Todo, en Coton et Bois. Pavimento de madera de roble decapado de Marty, en Acocsa. 

244.

Frente a la alacena

Techo abuhardillado con vigas de madera de pino. Suelo de gres. Campana extractora de obra. Encimera de madera de iroco. Salpicadero con cerámica vidriada. Mesa de roble, de L'Antiga. Sillas antiguas recuperadas. Vitrina, de Mercantic.

245.

El rincón de lectura

 En una combinación de colores naturales, solo la librería acristalada, antigua y pintada de azul oscuro, aporta una nota de contraste. Librería adquirida en Berenis Antigüedades. Mesa de Mompas y sillas compradas en Londres.

246.

Espacios vinculados.

El pavimento es de roble natural. La vitrina es de Mercader de Venecia y las cortinas de lino de Güell-Lamadrid.

247.

La vitrina.

En blanco y con puertas de cristal es muy ligera y destaca sobre la pared oscura.

248.

Una mesa extensible que crece cuando hace falta.

Este modelo de Becara, por ejemplo, pasa de los 120 a los 180 cm de diámetro (de 4 a 6 personas) con solo añadirle un tablero central.

249.

En el comedor.

Mesa de Oka, mantel de Coordonné y cubiertos de plata de herencia. Araña, de Maisie K.

250.

En el salón

 Sofás, butacas y mesas de Amparo Garrido. Junto a la chimenea, dos vitrinas antiguas exponen vajillas francesas.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?