Sillas

151 /3896
00495420 O. Una composición actual de tres lámparas con sabor vintage

151.

Una composición actual de tres lámparas con sabor vintage

Esta lámpara se compone, en realidad, de tres piezas idénticas que se han colocado a diferente altura para crear una composición actual en contraste con un salón comedor de aire clásico y unas lámparas con sabor vintage. 

 

Salón con chimenea y lámparas de techo de cristal. Dos lámparas de cristal atemporales y elegantes

152.

Dos lámparas de cristal atemporales y elegantes

Combinar dos lámparas del mismo diseño pero en acabado de cristal diferente, como ha hecho aquí la decoradora Meritxell Ribé, dará un plus decorativo a las lámparas, que se convertirán en objetos casi escultóricos. Estas lámparas son de Ebb & Flow. 

cocina-minimalista--blanco 00508384 O. Sencilla y colorista

153.

Sencilla y colorista

Si por algo se caracterizaban las cocinas rústicas antiguas era por su sencillez en la decoración: solo se equipaban con los elementos básicos. ¿Quieres mantenerla así pero que respire un aire más moderno? Inclínate entonces por un modelo minimalista donde impere el blanco y añádele ligeros toques de color. En esta cocina con office, los muebles se han diseñado con apertura push superactual. Y las sillas de diseño en distintos colores, le dan un toque de lo más divertido. ¿No te parece?

 

silla-con-chanclas-verano-y-sombrero 00346473. Chanclas (flip flop) de verano

154.

Chanclas (flip flop) de verano

Parece mentira el "trote" que les damos a las chanclas. Son tan cómodas que al final del verano puede que hayan sufrido las consecuencias de su sobreuso. Revísalas bien, porque seguramente más de un par pueden pasar a mejor vida. Es una de las cosas que tendrás (y deberás) tirar al acabar el verano si no quieres quedar con alguna en la mano -y el pie en el suelo- el próximo.

combinar classic blue pintar silla rattan 00460597. Sombreros y pamelas

155.

Sombreros y pamelas

Protegerse del sol con un sombrero o pamela es muy aconsejable durante los meses de verano. ¡Y te animas! Pero hay modelos de papel que no aguantan más de un verano. Puede que incluso hayas metido el sombrero en la maleta, plegado; y ya no recupera su forma. Despídete de sombreros y pamelas. Guarda solo las que merezcan la pena y hazlo adecuadamente para que no se deformen -en cajas rígidas de sombrero-.

Salón comedor con sillas tipo industrial. Sillas Tolix: piezas icónicas

156.

Sillas Tolix: piezas icónicas

Las sillas Tolix, creadas por el francés Xavier Pauchard en los años treinta, fueron todo un hit en los negocios de hostelería de la época, ya que eran piezas fácilmente apilables que apenas ocupaban espacio. Hoy, varias décadas tras su lanzamiento, estas sillas de metal con estética industrial siguen revolucionando los hogares de todo el mundo. Para lograr un total look, lo mejor que puedes hacer es optar por modelos con la pintura decapada, tal y como aparecen en la imagen de este comedor con vistas al jardín. Un must si quieres decorar con muebles industriales. 

Porche blanco con lámparas colgantes industriales . Cómo llevar el industrial al exterior

157.

Cómo llevar el industrial al exterior

Si creías que el estilo industrial solo era apto para interiores, echa un vistazo a este ecléctico porche con lámparas de techo metálicas en color negro. Bonito, ¿eh?

020pano-terrazapiso-bca-a 766cce97 1200x1110. 2. Un bajo con una terraza que parece un jardín tropical

158.

2. Un bajo con una terraza que parece un jardín tropical

Viendo esta terraza te olvidas que el piso tiene tan solo 75 m2 y que está en medio de la ciudad de Barcelona. La decoradora Belén Campos, de BCA Interiors, fue la responsable de la transformación de este bajo y de su terraza, que convirtió en un mini jardín tropical.

026-dsc4001 31dc2f78 1200x1756. Soluciones a medida que multiplican los metros

159.

Soluciones a medida que multiplican los metros

Para optimizar al máximo el espacio, Belén ideó un mueble que va desde la entrada hasta la terraza y va evolucionando según sus funciones. Así, empieza con unos armarios altos para la ropa de calle y de casa, después se transforma en una mesa de estudio y al final, frente al salón y al comedor, es una librería con almacenaje. 

057pano-cuina-pis-bca 55e0c3d8 1200x1468. Una cocina muy estilosa semiabierta al salón

160.

Una cocina muy estilosa semiabierta al salón

Al estar semiabierta, la decoradora planificó una cocina con mucho estilo lejos de las típicas cocinas blancas. De un gris antracita y con detalles en roble, como la campana, resulta de lo más chic. Además, se planificó una barra abierta a la zona de día que permite llevar más luz a la cocina. 

0080-84b 0a665ab9 1200x1256. Una zona de día amplia y totalmente diáfana

161.

Una zona de día amplia y totalmente diáfana

Para sacarle el máximo partido al espacio a sus apenas 80 m2, la decoradora planificó todos los espacios abiertos, con la única excepción del baño. Y lo tiñó absolutamente todo de blanco, ¡incluso los electrodomésticos de la cocina! Y para que no resultara frío, cubrió el suelo de un parquet con un punto rústico que da al espacio calidez y personalidad. 

0019 d1f1fba9 1200x1756. Un mini dormitorio abierto pero íntimo

162.

Un mini dormitorio abierto pero íntimo

Aunque el dormitorio está abierto, disfruta de cierta intimidad, sobre todo desde el salón, gracias a la pared que se levantó para cerrar la cocina. Al ser tan mini, no cuenta con armarios, que están integrados en el salón, pero en cambio se le quiso dar un toque especial con la zona de tocador. Se equipó con un espejo con marco dorado y aire retro que contrasta con el look moderno y minimalista de esta planta baja.

el-mueble-casa-andrea-221 4035e97e. Una zona de día diáfana

163.

Una zona de día diáfana

Andrea tenía clarísimo que no quería pasillos en su nueva casa, "porque son unos robametros". Así que ideó una zona de día totalmente diáfana: desde la puerta de la entrada ves la terraza. Con esto, no solo aprovechó al máximo el espacio, sino que ahora la luz circula de punta a punta de la casa. ¡Qué lujo!

00426435. 4. El patio que convirtió en este bajo en un oasis urbano

164.

4. El patio que convirtió en este bajo en un oasis urbano

Los propietarios de esta planta baja no lo dudan: dieron el sí quiero por el patio y las muchas posibilidades que les ofrecía. Aunque de origen estaba desangelado y deteriorado, gracias a una reforma integral se ha convertido en la joya del piso. Para darle más calidez revistieron el suelo con una tarima de madera y se pobló de plantas. 

00469117. Una zona de día abierta pero versátil

165.

Una zona de día abierta pero versátil

Nada frena las vistas a la terraza ni impide el paso de la luz en la zona de día, que se planificó diáfana... pero con matices. Y es que para "disimular" la cocina cuando no se usa, Abel diseñó una gran puerta corredera texturizada que al cerrarse oculta el fregadero y los fogones de la vista. ¡Descubre el resto del piso

Mesa, de Carl Hansen. Sillas, de Federica. 
00500658 O. Un salón comedor diáfano de mucha altura

166.

Un salón comedor diáfano de mucha altura

Sí, los techos altísimos y abuhardillados de la zona de día de este piso son una de las cosas que más llama la atención. ¡Sobre todo porque de origen eran bajísimos! Con la reforma se pudo rescatar altura oculta y para crear más sensación de amplitud salón, comedor y cocina se planificaron abiertos. 

Butacas, de IKEA. Mesa de centro y lámpara, en India&Pacific. Banco de madera, en La Europea. Mesa auxiliar, de acero y mármol, en Batavia. Mesa, en Antigüedades El Jueves. Sillas, en Batavia. 
00519696. Un salón en blanco con una pared en verde

167.

Un salón en blanco con una pared en verde

Aunque el blanco es el color que se impone en la decoración de este salón, la mirada se va a la pared del comedor, que la decoradora Laura Ehlis destacó pintándola de un verde muy fresco que contribuye a aligerar visualmente el peso de los armarios. Los toques de verde se repiten en los textiles del sofá.  

salon y comedor con pared en color verde y mueble a medidad 00503815. Un toque informal con una pared en verde

168.

Un toque informal con una pared en verde

La decoradora Paz de Tord quiso darle a este salón, cuyas paredes se pintaron con una base en blanco, un toque más informal y cañero, por eso se decidió a pintar la pared del comedor y la trasera de la librería de este verde que da vitalidad y alegría al espacio.

comedor-mesa-cuadrada-y-maxi-cuadro-en-pared 00516865 O. Maxi cuadro

169.

Maxi cuadro

Un cuadro de grandes dimensiones que ocupe prácticamente toda la pared, bien desde el suelo si hay espacio suficiente entre la pared y la mesa, bien desde el sobre de la mesa hasta el techo (para que la obra quede siempre protegida). El efecto que se logra al decorar la pared del comedor con este recurso es elegante y muy efectista.

Mesas y sillas de Coton et Bois y banco diseño de la interiorista Pia Capdevila.
comedor-con-ventanal-al-exterior 00510582. Cuando la decoración es el paisaje…

170.

Cuando la decoración es el paisaje…

Si la pared del comedor cuenta con una ventana y las vistas merecen la pena, no hay mejor decoración que integrarlas en el ambiente. Sin cortinas, con una ventana que enmarque el exterior; como se ha hecho en este espacio tan bucólico y natural. 

Mesa y sillas de Becara.
comedor-con-armario 00511446 O. Armarios, vitrinas, alacenas…

171.

Armarios, vitrinas, alacenas…

Un mueble de almacenaje bonito -aparador, armario, vitrina, alacena…- es una manera de decorar la pared del comedor con gracia y un marcado sentido funcional. Basta una pieza decorativa para que la pared se transforme y, además, será el complemento ideal para guardar menaje.

Mesa en Punt Mobles y sillas de Ian Manki tapizadas con tela de Gancedo.
comedor-con-pared-decorada-con-espejos 00518269 O. Espejos vintage

172.

Espejos vintage

¿Qué te parece esta idea para decorar la pared del comedor? Se trata de combinar varios espejos de diseño retro o vintage. Puedes aplicar este vistoso recurso tanto cuando el comedor está decorado en el mismo estilo o en uno de línea más actual para buscar un foco de atención. Además, los espejos siempre multiplican la luminosidad del ambiente.

comedor-sillas-amarillas-y-pared-con-fotos 00517024 O. Con fotografías en cuadrícula

173.

Con fotografías en cuadrícula

Recupera fotos antiguas en formato Polaroid o imprime los recuerdos que quieras en este tamaño (8.8 x 10.7 cm aprox.) y crea una cuadrícula en la pared con ellas, sin necesidad de enmarcar. Así es como se ha decorado la pared del comedor en esta casa. 

Sillas de Maisons du Monde y lámpara de Petite Lily Interiors.
Decorar con cuadros y fotos: ideas originales vistas en Pinterest

FOTOS DE FAMILIA, SELFIES...

Decorar con cuadros y fotos: ideas originales vistas en Pinterest

 

comedor-libreria-obra 00513138 O. Una estantería de obra muy deco

174.

Una estantería de obra muy deco

Si te preguntas cómo decorar la pared del comedor, esta idea aúna estética y práctica. Se trata de crear una estantería a medida con estantes que cubran todo el frente. La manera de decorarla es ligera ya que no se usa para organizar libros sino para lucir diferentes objetos decorativos. 

Mesa de madera de roble en Decolab.
Tabique con banco que separa el comedor de la cocina. ¡Ojo a los detalles!

175.

¡Ojo a los detalles!

De nuevo un medio tabique, que separa la cocina del comedor, sirve de respaldo para este banco de obra diseñado por Pia Capdevila. Su parte inferior cuenta con cajones de apertura push para almacenamiento extra. ¿Qué gran idea, verdad? Un buen lugar para guardar ropa de mesa, la cristalería y la vajilla. Y si dejas abiertos los extremos del banco podrás convertirlos en improvisados botelleros. Tras la mesa de madera de sobre oscuro y patas claras, se agradece la presencia de unas elegantes butacas, en azul y beis, cuya forma curvada recoge muy bien la espalda.

Comedor con pared en azul y banco de obra. Con sello mediterráneo

176.

Con sello mediterráneo

Sentarse en este comedor es como estar en un verano perpetuo con el inmenso azul invadiéndolo todo. En la pared pintada de azul, se dispuso un banco de obra y enfrente unas sillas de rejilla con acabado envejecido. Entre ambos asientos, la mesa contundente de madera clara muy bien vestida. ¡Qué relajación!

Comedor con mesa y banco de madera, y sillas tapizadas con respaldo capitoné. De factoría artesanal

177.

De factoría artesanal

La madera maciza es la gran protagonista de este comedor. Es el material de la enorme mesa y el banco, a juego. Este se colocó pegado al medio tabique que separa la cocina del comedor para que los comensales pudieran recostar la espalda en la pared. Las sillas en el otro lado se tapizaron en un rosa claro a juego con los textiles. ¡Qué pena que en los cabeceros no pueda sentarse nadie! La forma en X de las patas de la mesa lo dificultan.

Comedor abierto al salón y a la cocina en casa de veraneo con gran banco en "U"_00417823. ¡Y tras la playa, todos a la mesa!

178.

¡Y tras la playa, todos a la mesa!

Otra excelente propuesta de estilo coast pero esta vez la bancada tiene forma de U, con estructura de listones blancos y colchonetas tapizadas con rayas marineras. ¿A qué te imaginas sentada en ella a toda una recua de niños hambrientos recién llegados de la playa? Y en las dos sillas nórdicas en azul cielo, los adultos poniendo orden. 

Comedor clásico con sillas tapizadas en capitoné y banco_00423800. Banco y sillas, a juego

179.

Banco y sillas, a juego

Incluir el tándem sillas + banco en el comedor puede dar como resultado un espacio desenfadado o sofisticado, depende de los elementos que utilices en su decoración. Si buscas practicidad pero sin tener que renunciar a la elegancia, inspírate en esta imagen: colores neutros, asientos con respaldos tapizados en capitoné, lámpara de araña suspendida justo en el centro de la mesa, mantel de lino, vajilla de porcelana, cristalería fina... ¡Sin duda, este comedor tiene mucha clase!

Comedor con banco de madera y sillas industriales verde candy_ 00442961. Muy marinero

180.

Muy marinero

En tu casa de la playa (o en la de la ciudad) querrás enfatizar ese estilo navy que tanto te recuerda al mar y prolongar el modo vacaciones. Pues mira qué fácil. Viste el banco con una colchoneta de rayas y pinta las sillas en color turquesa, como las de este office. ¿Sencillo, verdad?

Lámparas, de Cado.
comedor-con-techos-molduras-blancos,-banco-de-madera-y-lampara-araña 00456495. Un banco para sumar más amigos

181.

Un banco para sumar más amigos

Has invitado este domingo a tus amigos a comer o, mejor, a un brunch porque os levantaréis tarde. De momento han confirmado 4 pero puede que sean 5, 6 o 7. Si no tienes tantas sillas, pon un banco de madera y reúne todos los cojines que tengas por casa para que se sientan cómodos. ¿Quieres saber cómo poner la mesa perfecta?

Office con banco tapizado 00427772. Un puntito de sofisticación

182.

Un puntito de sofisticación

Si tienes en la cocina un gran ventanal con vistas al jardín, no dudes un instante en instalar ahí el office. Y para que te quede estiloso opta por un banco tapizado con respaldo —son más cómodos y dan empaque— y unas sillas actuales, como estas de la imagen, en madera y fibra. ¿Te has fijado en el asa que tienen detrás para moverlas?

Banco tapizado diseñado por Asun Antó. Mesa, sillas y lámpara, en Coton et Bois. Mobiliario de cocina, de Deulonder.
porche-exterrior-suelo-terrazo-mesa-comedor-y-banco-con-pompones-y-nidos-de-abeja . En el exterior, también funciona

183.

En el exterior, también funciona

El éxito de mezclar sillas y bancos es un recurso para llevar también al exterior y sumar comensales a la mesa. Y si no, fíjate qué bien casan en este comedor blanco ubicado al aire libre, junto a la piscina. Quedan tan estupendos que ¡hasta se han sumado sillones! Una excelente idea para celebrar las fiestas de cumpleaños de los más pequeños.

Mesa, sillas y banco Ängso y sillón de bambú Finnitorp, de Ikea. 
comedores pequeños con banco y sillas de colores 00480696. Un banco que separa o integra

184.

Un banco que separa o integra

Si entre la cocina y el salón hay un espacio muerto, aprovéchalo para crear una zona de lectura o, como aquí, integrando el comedor. Para ello se ha construido un banco de obra cuyo respaldo sirve de elemento separador de la cocina. Frente a él, una mesa de madera y unas sillas de colores ¡y ya lo tienes listo! Puedes delimitarlo del salón con una tira de azulejos en el suelo o una alfombra. ¿Qué prefieres integrar el banco al salón y sumar contertulios? Pega la mesa a la pared o coloca modelos plegables de sillas y mesa, que puedas quitar y poner a tu antojo, y el comedor aparecerá y desaparecerá cuando quieras.

Mesa de comedor y de centro, de Brucs. Sillas, de Vergés. Lámpara de pie, de Marset. Sofá a medida, de Sancal. Alfombra, de Gra. Lámpara de techo, en Pia Capdevila Interiorismo.
comedores pequeños con banco en la ventana.00499160. De banco en banco... Y me siento porque me ha tocado

185.

De banco en banco... Y me siento porque me ha tocado

No, no es el juego de la oca. Seguro que has visto en más de una ocasión un asiento desenfadado creado en el hueco de la ventana, pues si le añades una mesa ¡tendrás un comedor como por arte de magia! Puedes colocarla a lo ancho o a lo largo, como aquí, donde se ha aprovechado la pared contigua para hacer otro banco de obra. En el resto de los lados, dispón unas sillas et voilà! ¿Quieres conocer más ideas sobre cómo aprovechar esquinas y huecos difíciles?

 

comedores pequeños abierto al salon con banco 00500531. Una isla con banco ¡es lo más!

186.

Una isla con banco ¡es lo más!

¿Tienes la cocina abierta al salón? Mira qué idea tan fabulosa para incorporar el comedor a ellos: añade un banco a la isla. Esta de la imagen es de madera y se ha lacado en blanco y gris. Cuenta con superficie de trabajo, zona de almacenamiento y barra de desayunos, por un lado; y por el otro, con una bancada cubierta de colchonetas en asiento y respaldo. Añade una mesa rectangular de la misma longitud que el banco y unas sillas modelo Wishborne de diseño escandinavo ¡y lo clavas!

Sillas, de Sit Down. Taburetes de Pilma.
comedores pequeños en pasillo con banco 00408053. Carácter multifuncional

187.

Carácter multifuncional

Los comedores con una distribución irregular requieren de un estudio pormenorizado para aprovechar mejor sus posibilidades. En este de la imagen, por ejemplo, en forma de L, se ha solventado con ingenio. ¿Cómo? Realizando un banco corrido que, además de asiento, sirve de almacenamiento extra y de mesita auxiliar multiplicando su funcionalidad. Una potente mesa de hierro y unas sillas de cuero con estructura metálica le dan a este comedor cierto aire industrial.

Mesa de hierro diseñada por la decoradora Jeanette Trensing. Sillas, de Sol & Luna. Lámpara de techo, en Cado.
comedores pequeños csa montaña banco en U 00412894. Banco en forma de U

188.

Banco en forma de U

Como si estuvieras en una cafetería de charleta con amigas. Así es esta propuesta de bancada en forma de U que más parece un mini sofá: tapizada en gris y con respaldo en capitoné, es ideal para aprovechar justo el rincón bajo la ventana. Y en el lado que queda libre, una sola silla, con funda gris a juego, preside la mesa. El proyecto es de la decoradora Bárbara Sindreu. 

Bancos tapizados con tela de Güell-Lamadrid. Lámparas, de Baobab.
comedor con banco y sillas. Con aire nórdico

189.

Con aire nórdico

Si crees que un banco de obra resta espacio al comedor, hazlo volado para que de una mayor sensación de ligereza. Cubre el respaldo con unos cojines mullidos en tonos neutros y en el asiento coloca una colchoneta o unos cojines de suelo individuales, como los de la imagen; así las sentadas serán más cómodas. Acompáñalo con unas sillas nórdicas de varilla con cojines riñoneros. ¡Y todos contentos!

comedores-pequenos-con-banco-estilo-clasico-blanco-y-beig00472200 2b893216 1255x2000. De estilo clásico

190.

De estilo clásico

¿Quieres sentar más comensales a la mesa sin que se resienta la comodidad? Realiza en una pared del comedor un banco de obra, como este decorado con molduras en la parte inferior, y tapiza su respaldo. Al otro lado de la mesa coloca unas sillas clásicas que le aporten seriedad, las de la imagen son de estilo Luis XVI. Y entre ambos asientos, dispón una mesa rectangular robusta, como esta de madera maciza en tonos claros en contraste con el suelo de tarima oscuro.

Sillas y lámparas de techo, en Thinking Home. Alfombra, de Sacum.
comedor con mesa blanca hecha con dos puertas y banco 952x1280. Marcado acento rústico

191.

Marcado acento rústico

¡¡¡¡Ayyyyy cómo nos gustan los comedores rústicos!!!! Solo con verlos se te abre el apetito. Este de la imagen, además, es handmade: el sobre de la mesa se ha fabricado con dos puertas recuperadas fijadas a dos gruesos caballetes que hacen de base. La acompañan un banco de jardín y unas sillas de cocina, ambos con acabado envejecido. ¿No te parece precioso?

puertas-de-madera-y-cristal 00518270 O. Puertas: pintar o decapar

192.

Puertas: pintar o decapar

mg-0307-1-1 7170f414. Un comedor moderno con contrastes de estilo

193.

Un comedor moderno con contrastes de estilo

Aunque la arquitectura del piso es señorial, Amaia quería un hogar cómodo y relajado, sin renunciar a su historia, por eso la decoradora Natalia Zubizarreta le dio personalidad al comedor, que está a medio camino entre la cocina y el salón, con una gran mesa de madera de aire rústico y una lámpara metálica negra, a juego con las sillas, también negras. 

dsc4453 385a38a7. 3. ¿Tú a la playa y yo a la montaña? ¡Esta casa es un dos en uno!

194.

3. ¿Tú a la playa y yo a la montaña? ¡Esta casa es un dos en uno!

Esta casa unió dos posturas que, a priori, parecían irreconciliables. Maite soñaba con tener una masía, con sus vigas de madera y su chimenea, mientras que Rafa, su marido, era más de una casa mediterránea, cerquita del mar. Estuvieron años buscando la casa que pudiera aunar ambos deseos y cuando daban la misión por perdida... esta casa se cruzó, literalmente, en su camino. 

00482229. Un salón abierto a la cocina con vistas al mar

195.

Un salón abierto a la cocina con vistas al mar

"La visité por trabajo. Pero fue un flechazo. Con solo llegar a la puerta tuve una sensación de paz y de buen rollo... Y cuando vi la chimenea y las vigas, ¡no había duda! Yo tenía mi masía rústica y Rafa su casa de grandes ventanales". Eso no quita que la reformaran de arriba a abajo, empezando por la zona de día, que la unificaron para que desde todos los espacios, cocina incluida, se pudiera ver el mar.

mg-0749-1 46f3f886. Un comedor actual con un acertado mix de estilos

196.

Un comedor actual con un acertado mix de estilos

La casa es una de las más antiguas del pueblo, por eso y por los maravillosos recuerdos que le traía, el propietario no quiso cambiar su esencia durante las obras. A pesar de todo, se abrieron ventanas para que entrara más luz, como la grande y apaisada del comedor, y se apostó por el blanco para paredes, techos y vigas. Además se conversaron muchos de los muebles originales, que se restauraron, como el baúl del comedor. 

Exterior de casa rústica con zona de comer_346783. Comer con buena sombra

197.

Comer con buena sombra

En el porche, cerca de la piscina, en el jardín junto al césped... elige a conciencia la ubicación del comedor exterior. Siempre a la sombra o entre sol y sombra, si tu casa de campo se halla en el Norte. Ayúdate de toldos, pérgolas y enredaderas para rebajar la temperatura y disfrutar de largas sobremesas al fresco. Este de la imagen se situó en la parte trasera de la casa bien protegida por contraventanas ciegas. 

comedor clasico en casa rustica sillas tapizadas 00433890. El comedor, fiel a tus principios

198.

El comedor, fiel a tus principios

¿Quieres trasladar el estilo tradicional que tanto te gusta a tu casa de campo, pero temes que no quede bien? ¡Fuera miedos! El clásico y el rústico son íntimos amigos. Y para muestra este botón. Mira qué bien le sienta a este comedor las sillas tapizadas, la lámpara de araña o el espejo apoyado en la chimenea, tanto como los tonos neutros de las paredes, las maderas claras sin barnizar o los manteles de lino. ¿No te parece?

Mesa, sillas y lámpara de techo, de India & Pacific.

 

Office con arrimadero w00438300. También puede ser de fibras

199.

También puede ser de fibras

Un arrimadero es muy práctico en el office: prote-ge las paredes en una zona donde las sillas suelen rozar. Aquí se ha elegido un revestimiento de rafia (de Saint Honoré) que da textura a las paredes y pone un toque cálido. Puedes lograr un efecto similar con un revestimiento vinílico tipo bolon, muy fácil de limpiar. 

Pintura decorativa de Stencil Barcelona.
00518447. Una composición colorista de diferentes cojines a rayas

200.

Una composición colorista de diferentes cojines a rayas

En este sofá se han combinado dos diseños diferentes de cojines: a rayas grises y a rayas multicolor, jugando con los diferentes tonos de la estancia. Así, el gris verdoso presente en los cojines a rayas se repite en los cojines lisos y en el plaid, ambos con un ribete de color fucsia. Un fucsia que vemos en el cojín multicolor y también en el puff.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?