Muebles de comedor

1 /57
Salón comedor con mucha luz y librería tras el sofá 503529

1.

Un salón comedor más amplio con una gran librería multiuso

El salón de este piso de 120 m2 no es muy grande, pero la decoradora lo ha optimizado al máximo con una distribución que busca sacar partido a la luz y con muebles a medida. Así, ha colocado el comedor frente al gran ventanal, que se beneficia de la luz sin frenar su paso al ser piezas bajas. Y en lugar de arrimar el sofá a la pared, lo ha separado unos cm para así poder ganar una librería a medida de pared a pared que ofrece muchísimo almacenaje para el salón y el comedor. Lacada como las paredes es ligereza y estilosa. ¡Qué gran idea!

Librería y sofá, diseño de Paula Duarte. Mesa de centro, de Maisons du Monde. 
Comedor abierto a la cocina

2.

Toques industriales sobre una base cálida

"Nos atrevimos con el biombo acristalado de hierro y las lámparas esmaltadas porque al llevar el suelo de madera a la cocina ya le estábamos dando un extra de calidez", apunta Marta. Además, la luz lo suaviza todo. Una luz que se multiplicó aún más con la reforma con la nueva ventana horizontal que parece un cuadro.  

Mesa de comedor de Merc&Cia, sillas de Sacum y lámparas de Matèria. Pavimento de roble rústico de Parquets Rodríguez. Cortinas de Interestor.

Salón comedor abierto a la cocina_00505174

3.

70 m2 sin (apenas) paredes

¡Es increíble lo que cabe en 70 m2! Es lo primero que nos viene a la cabeza al ver esta casita de Barcelona, donde cada cm se ha exprimido al máximo con soluciones tan ingeniosas como eficaces. Como curiosidad: aquí apenas hay paredes reales, casi todo son muebles de doble función. ¡Descúbrelos!

Cocina con muebles de madera y moderna en cabaña_00474001

4.

Revestida de madera

En paredes, suelo, techos y mobiliario hay madera. ¡Y qué moderna se ve! Y es que a pesar de formar parte de una cabaña de montaña, la cocina se ha diseñado moderna, muy cómoda –para tenerlo todo a mano–, y para favorecer la sociabilización. De ahí que la isla, que ocupa el espacio central, reúna la zona de cocción, para que quien cocine pueda interactuar con quien esté sentado a la mesa. 

Mobiliario de la cocina diseño de Lara Vallés, de Space Stage. 
carro-con-ruedas-via-pinterest
Vía Pinterest

5.

Un carro con ruedas

Los muebles con ruedas se convierten en los auxiliares más prácticos y funcionales cuando los metros son escasos. Un carro con ruedas te ayudará a mantener el orden de cualquier rincón de la casa.

Cocina con isla y comedor integrado_FER5917a

6.

Un comedor acogedor integrado en la isla de la cocina

La cocina se planificó abierta y con el comedor integrado en la isla. Pero fue Sol quien le dio la calidez y el encanto que tiene ahora, porque "nos había quedado demasiado neutra y minimalista", recuerda Eva. Para compensar tanto blanco, Sol la vistió: "Con las cortinas, los taburetes, los complementos y la lámpara de fibras, que nos encantó y la compramos incluso antes de que llegara la mesa. Nos arriesgamos, porque podía verse desproporcionada, pero al final le va genial al espacio", asegura la estilista de El Mueble.

Muebles de cocina de Toni Cabello. Cortinas de lino y estores de fibras, realizados a medida por Piccolo Mondo. Taburetes de La Maison y lámpara de Natura Casa.

comedor-de-estilo-clasico-con-alacena  7f8d12f1

7.

Un mueble de salón reconvertido en vitrina

Pero sin cristales y con mucha gracia. ¿Sin cristales? Sí. En su lugar, rejilla de gallinero. Es el comedor de la estilista Conchita Crespo, que necesitaba una pieza especial para guardar su colección de porcelana húngara y reconvirtió esta antigua pieza en una vitrina muy personal. 

Mesa y sillas, en Mis en Demeure.
alfombras-00497592 O

8.

Un comedor fresco y acogedor

Las sillas de fibras tienen la ventaja de encajar en cualquier comedor, desde los más actuales hasta los de carácter más clásico. Aquí, además, aportan un matiz relajado, muy en sintonía con esta casa con vistas al mar. 

9.

Una cocina bien integrada en la zona de día

La cocina es blanca y discreta. "La camuflamos con la pared para no darle protagonismo. Pero nos permitimos completar la isla con una barra de madera, que liga con las maderas del salón y del comedor", resume Gracia. Y con el plus de ¡que es móvil! (la isla tiene ruedas)

Cocina, de BLR Interiorismo, sillas de la barra de Pilma y barra móvil, diseño del Estudio Hoc Volo. 

10.

Beige y negro para un comedor muy personal

A diferencia del salón, con una decoración muy smooth y sobria, el comedor destaca por tener un "punto más atrevido", confiesa Anna. Con la sólida mesa de madera que tiene un matiz rústico, las sillas tapizadas en dos tonos de gris, y las lámparas XL, de las que ella y su marido se enamoraron y se las llevaron a casa sin dudarlo. Mesa, sillas, lámparas y vasos de colores de Coton et Bois. Vajilla y jarrones de madera de Son & Calm.

11.

Una cocina abierta... pero no tanto

"A Anna y a su marido les gusta mucho recibir en casa, por eso era importante que la cocina estuviera integrada en la zona de día. Pero a la vez, que disfrutara de cierta autonomía, por eso la gran vidriera, que permite flexibilizar el espacio según las necesidades”, recuerda la interiorista Asun Antó, de Coton et Bois y responsable del proyecto de reforma. La puerta corredera acristalada es de Zetrum.

12.

Cambio de estilo

¿Todo rústico? ¿Nórdico? ¿Por qué no pruebas a introducir una pieza que se distancie del estilo predominante? Puede ser una silla, la mesa en sí, la lámpara o el aparador que completa el comedor. La mezcla siempre es interesante. Sillas Panton de Vitra, pavimento de barro cocido de Hermanos Vega Díaz.

13.

Una nueva ubicación

No siempre es posible, pero cambiar de lugar el comedor renovará por completo el salón. ¿Te lo habías planteado? ¿Podrías reubicar el comedor en la habitación? Mesa de madera de pino natural, sillas Huma de Expormim, lámpara Twiggi de Foscarini. Todo en Meritxell Ribé-The Room Studio.

14.

Bancos en lugar de sillas

Al no tener respaldo son más ligeros visualmente y además en un mismo asiento entran más personas. Puedes cambiar solo las sillas de un lado de tu mesa por un banco. ¡Renovado!

15.

Muebles in & out

Deja que los muebles del jardín se cuelen en tu comedor. Hay sillas y mesas, diseñadas para exterior, que personalizan dentro de casa. Una nota deco que no pasa inadvertida. Mesa y sillas en India & Pacific, alfombra de BSB, cortinas confeccionadas con tela de Güell-Lamadrid en estudio de Bárbara Sindreu.

16.

Decorar la mesa con caminos siempre puestos

Usa los caminos como elemento decorativo, por un lado protegerás la mesa de arañazos al mover alguno de los jarrones que tengas encima y además es un recurso para "disimular" el acabado de la mesa en caso de que no te guste mucho. Anota esto: en Maison&Objet hemos visto que la mantelería de lino es tendencia.

17.

El encanto del shabby

Ese toque envejecido puede transformar la mesa y las sillas. Puedes conseguirlo con betunes, pinturas y ceras. Ana Utrilla, diseñadora de interiores, nos anima a apostar por los acabados imperfectos y las piezas artesanales: “aprovecha e introduce una vajilla hecha a mano. Deja más superficie de madera natural a la vista, en tu mesa; que se vea el paso del tiempo en la veta. Aprovecha y restaura piezas de loza resaltando sus grietas”. Mesa de Gajisa, sillas y lámpara de techo de Pomax.

18.

¿Papel secundario?

Hay muebles que decoran alrededor de la mesa y sillas que tienen mucho que decir en el conjunto. Entre ellas se encuentran las lámparas, una alfombra o muebles de almacén como alacenas, vitrinas o aparadores, que ayudan a organizar el menaje. Vitrinas de Taller de las Indias, sillas de Crearte, lámpara de techo de Karman, mesa de Maritxell Ribé-The Room Studio.

19.

Mix de sillas

Atrévete con la mezcla. Primera opción: varios modelos en el mismo acabado o no. Segunda opción: modelos diferentes que se sientan a la misma mesa. Puedes escogerlos todos del mismo estilo o seguir mezclando. ¡Funciona!

Vista cenital de salón diáfano con comedor y cocina

20.

La Toscana y la Provenza en la retina

Lali quería impregnar su casa con el estilo de esos parajes pero con un punto más actual: colores suaves y materiales frescos y veraniegos. ND Disseny lo lograron. Esta es una de las estancias que más nos gustan. ¿Quieres ver el resto de la casa, verdad?

di

21.

3. Selfhabitat

Democratizar el diseño italiano es lo que lleva haciendo esta tienda de decoración desde el año 1977. Ubicada en Viale E. De Amicis 169-175, en ella puedes encontrar desde lámparas milanesas de Fontana Arte hasta muebles de autor de Internoitaliano.

22.

Alíate con las plantas

 Si tienes una terraza o un balcón con plantas, riégalas por la noche. No solo las plantas aprovecharán más y mejor el agua que les suministres, sino que la humedad de la tierra contribuirá a refrescar el aire que entre en casa. Dentro de casa, las plantas de hojas verdes y grandes, como la monstera, te ayudarán a refrescar el ambiente.

Una casa muy amplia y con mucho espacio

23.

Espacio para todo(s)

El carácter familiar de los propietarios hizo que se sacaran camas extras de debajo de las piedras. Tras la cocina Mar planificó un pequeño chill out tras unas correderas que, cuando tienen invitados, se convierte en cama. Y es que en los apenas 90 m2 de esta casita ¡han llegado a dormir 9 personas! Descubre todos los rincones secretos de esta casa

24.

3) Si no invitas a nadie porque te da vergüenza, o porque no es cómoda

 "Podríamos también hablar del efecto del desorden y de la acumulación de cosas, objetos, muebles que no dejan ver ni pensar cómo mejorar nuestra casa. Y de esto va el deco coaching: mejorar la casa y cómo vivimos poniendo a las personas y a su familia en el centro del espacio", explica Anna.

25.

Compartimentada

 El mueble con cajones de DM del salón se prolonga hacia el comedor donde unas baldas de madera de roble lo convierten en librería (6.000€). Es un diseño de Vivestudio y han sido realizadas por Mini Beumala. Las sillas son de Pilma y la lámpara de techo es de Foscarini.

26.

Sacarás partido a los rincones

¿Sabes lo que pueden dar de sí esos 30 cm que tienes entre puerta y pared? Aquí Van Castro los transforma en una librería pero pueden ser un rincón de trabajo, un office... Tampoco subestimes el espacio bajo la escalera, puede ser un armario o una zona de baldas, ni las esquinas. Tienen el tamaño perfecto para un estudio o una zona de lectura. 

27.

Zonifica con molduras

¿Tienes dos espacios juntos con usos distintos? Una opción para delimitarlos es utilizar las molduras. Aquí, se han colocado en el techo de la zona de lectura. 

Mesa, de Maisons du Monde. Sillas y alfombra, del estudio de la decoradora Natalia Zubizarreta –en la foto–. Librería, de pladur, hecha a medida. Butaca, de Bazar y lámpara de pie de Pratka.

28.

Divide y vencerás

 Las alfombras son sin duda alguna la mejor (¡y más estilosa!) solución para delimitar espacios en una misma estancia como el comedor y el salón. Ganarás más calidez y conseguirás dar un toque especial a los dos ambientes.

29.

Un comedor que invita a largas sobremesas

“Me apetecía una casa muy clarita, que me diera paz, ¡pero también práctica!”, apunta la propietaria. La mesa es de Rivièra Maison. Las sillas de ratán son de Sika Design. La lámpara de mimbre es de Tons.

30.

Un pequeño dúplex

“El piso es un dúplex cerca de la playa, en Lugo. Mide 30 metros por planta, y aunque es de obra nueva, hicimos algunos cambios”, nos explica la decoradora Celia Crego. “Lo primero que hicimos fue tirar un tabique que había en la entrada. Tú llegabas al piso y estaba cerrado. Ahora entras y es un espacio abierto", explica la decoradora Celia Crego, quien se ocupó de ponerlo a punto. Para ganar sensación de luminosidad lacaron en blanco toda la carpintería, también en la escalera. 

La mesa de comedor es el modelo Crisal. Las sillas tapizadas son de Yutes (ambos y la lámpara en Acevedo).

31.

Una cocina "de campo"

Movieron la cocina de sitio y ese fue uno de los grandes cambios de la obra. Los muebles los hizo un carpintero de la zona y aportan su toque rústico.

Lámpara, de Chamusquina. Apliques, antiguos. Trapos de Zara Home.

32.

Salón con comedor al fondo

 El cojín redondo está hecho con tela Retiro de color chocolate, de Gastón Y Daniela. El puf, modelo Indianápolis, y su tapizado, modelo Chelsea, son de la misma firma. 

33.

Comedor señorial

Dentro, los tonos claros suavizan su señorío. Mesas y sillas de GUADARTE, en Côté Sud. Éstas, tapizadas con lino. Cortinas también de lino, de CASAMANCE, en Continental Design.

34.

Comedor

 La luz natural permite iluminar la zona del comedor durante todo el día. El color blanco potencia el efecto lumínico. Sillas decapadas por Carde Reimerdes, similares en HEMISPHERI SUD. El mantel, en SLEEPING COMPANY y los caminos, en Rialto Living.

35.

Comedor

Mesa de roble adquirida en L'Antiga. Sillas antiguas recuperadas, en la misma tienda. Vitrina de estilo provenzal y lámpara de techo, en Mercantic.

36.

Cambiar y sentir

Este atrio cubierto es el corazón de la casa, donde se resume la filosofía del proyecto: una vivienda creada para que una familia disfrute de sus vacaciones, muy abierta, muy relacionada.

37.

Mezcla de tradición y modernidad

El comedor queda en una zona recogida bajo el nivel de los dormitorios y junto a la cocina. En él conviven dos vitrinas gemelas de madera y cristal adquiridas en un desembalaje en Francia, con un bufet de dos puertas en las que aún se aprecian restos de un emblema familiar, con patas talladas y decoradas, y bisagras de hierro.

38.

Comer bajo las vigas

 También aquí la viguería resulta imponente. Bajo su cobijo, la familia disfruta de los manjares de esta tierra.

39.

Cocina y comedor

Se abren por completo al salón y al exterior. La cocina se ha organizado en “L”, y el comedor se ha ubicado en la parte central, lo que permite disfrutar más de la luz. La mesa del comedor es de Fusteria Rian.

40.

Espacios continuos

 Desde la cocina la mirada es de largo recorrido hasta el jardín. Mesa, de Fusteria Rian.

41.

Rústico y acogedor

Así es este office que se ha pedido para él la zona más luminosa de la cocina, justo debajo de la ventana. La mesa es estrecha, mide unos 90 cm, suficientes para una familia bien avenida. Tiene un cajón lateral muy práctico para guardar los manteles. Mesa de Toca Fusta. 

42.

¡Cómo nos gusta el papel pintado!

Es el más rápido y eficaz a la hora de cambiar una decoración casi por completo. 

43.

Los colores que nunca fallan

Son tres: blanco, beige y greige. ¿Por qué? Pues poque pegan con todo y suman mucha luz.

44.

La elegancia de lo oscuro

Ponle un mantel gris o azul oscuro a tu mesa y verás que sofisticada se pone. También hemos cambiado las sillas del comedor por unas de caña (de Merc&Cía), el material de moda, que conectan todavía más el comedor con el exterior.

Salón muy natural con pequeño balcón con comedor de verano

45.

Haz crecer las ventanas sin obras

Si tus ventanas son pequeñas y no puedes ampliarlas, un truco para que parezcan más grandes es elegir una barra más larga que la ventana. Otra opción es llevar las barra de las cortinas hasta el techo, con ello, además, ganarás altura visual y sensación de amplitud. 

Sofá tapizado con tela de Crearte. Mesa de centro, balda, alfombra y pavimento laminado, en Vive Estudio. 

46.

Un comedor de verano

Bajo un cenador recuperado con una mesa de herencia familiar, sillas de Adaleya y lámpara de techo tipo farol, en Blanc de Provence. 

47.

El rincón de los peques

Fueron los más pequeños de la casa los primeros en elegir su espacio en el jardín. Y no lo dudaron, vieron la higuera y se la pidieron. La “colonizaron” de inmediato convirtiéndola en su patio de recreo particular. 

Las sillas son el modelo Madame O de Roche Bobois. La guirnalda es de Zara Home y la cesta, de La Maison.

48.

En el office

 Mesa, sillas y banco de Pia Capdevila. Tazas, bajoplatos y pastelero de Velafusta. En el comedor, silla de Cado y mesa de Pia Capdevila I & E.Offci

49.

Comedor: 8 m2.

El color oscuro de las paredes potencia la luz que entra por las ventanas de carpinterías blancas.

50.

Zona de office

 Vajillero, diseño del Estudio de Mónica Garrido –como la lámpara– y realizado por Carpintería Hermanos Tapias. Mesa y sillas, de Habitat.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?