Literas

251 /334

251.

El cuarto infantil

Para los dormitorios, optó por seguir la misma línea. En el de sus hijas, quiso un tono blanquito, con una litera sencilla y con puertas correderas. 

Las literas son de Kibuk. Las fundas nórdicas son de Filocolore. El cesto es de Zara Home. Los cojines son de La Maison. 

252.

Explosión de color

Por sus colores y diseños llamativos, este papel pintado es perfecto para decorar solo una pared de su habitación. En este caso, la de la litera. Es un diseño de La Maison. 

253.

Inspiración alpina

Si estás en la montaña, ¿por qué no decorar su habitación con motivos alpinos, como estos abetos? El papel pintado es un modelo de Fine Little Day. 

254.

Para los peques

Litera, colcha y banqueta de Sacum. Alfombra de Let’s Pause, en La Maison. 

255.

Una decoración sin artificios

Ir a la esencia, despojándose de barroquismos o excesos estéticos es una de las claves del look mediterráneo. Espacios donde nada sobra, pero tampoco falta. Esto se traduce en ambientes apacibles y sin estridencias, en los que se respira un plus de tranquilidad. El confort de lo necesario. 

256.

¡Que duerman arriba!

Y verás cuánto espacio queda debajo. Para guardar, de todo, como en esta estructura diseñada por Cristina Pérez, de Thinking Home. Silla, de Sacum y alfombra, de Gra.

257.

Hacia arriba.

Habitación infantil diseño de Meritxell Ribé con colaboración de Olga Gimeno, de Bona Nit

258.

Estrecha pero capaz.

Ocupando el altillo del armario, donde dormía uno ahora duermen dos y se gana un espacio para el escritorio. De Meritxell Ribé y Olga Gimeno, de Bona Nit

259.

El dormitorio juvenil

 Las literas, la mesita y el armario son un diseño de Dröm Living, por Fusteria-Ebenisteria Brañas. Los textiles son de Filocolore. El cojín amarillo es de Lu-Ink.

260.

Un dormitorio para tres niños

Las literas son de Ikea, pero Inés las quiso personalizar: "Me sobraba papel pintado de la cocina, y lo puse en las franjas de melanina. Luego les di un poco de cera para que quedara como decapado". 

Las fundas nórdicas son de Filocolore. Los cojines redondos en el suelo son de India&Pacific.

261.

Uno para todos...

 ¡Y todos para uno! Tomás, Mauro y Bosco duermen juntos. ¡Qué divertido! Su cuarto tiene zona de juegos y de noche, separadas por puertas correderas. ¡Así hay más sitio para jugar!

 

262.

Misión: almacenaje.

Los pocos metros no supusieron ningún problema para buscar soluciones de orden y almacenaje en este dormitorio. Una estructura de literas con cajones, puertas e incluso revisteros, un armario exento y mucho blanco para dar luz y amplitud. Literas y armario de Vive Estudio y alfombra de Gra.

263.

Aprovechando la altura.

¿Que tienes pocos metros? Pues mira hacia arriba. Sí, aprovecha el alto del dormitorio colocando literas con armarios en la parte inferior. Así podrás dejar espacio de paso, una zona de juego e incluso un rincón donde colocar el estudio. Camas diseño de Meritxell Ribé en colaboración con Olga Gimeno, de Bona Nit.

264.

Colgadas, literalmente.

Literas diseño de Bárbara Chapartegui. Papel pintado mod. In the Rain, y ropa de cama, de Ferm Living. Aplique, de File dans ta chambre.

265.

Con literas.

 Literas tipo tren, de Dijous, como la pintura mural de la pared. Escritorio y cajonera de la misma firma bajo el ventanal. Alfombra sobre el parquet.

habitación infantil con litera tipo tren

266.

Una habitación infantil con una litera tren muy capaz

Esta litera es un tres en uno. Cuenta con dos camas, cajones que aprovechan su estructura y la cama inferior para guardar y se prolonga a modo de cabecero y escritorio.  

267.

El dormitorio infantil.

Calista y Allegra eligieron el papel pintado de su habitación, de La Maison. Literas blancas de Pfister, adquiridas en Suiza.

268.

Hacia la ventana.

La alfombra es de Gra. El juego de cama es de Lexington. La colcha de cuadritos es de Homie by Gc. Cojines de Filocolore.

269.

El dormitorio de los niños

Está arriba y tiene literas. Todo se hizo a tono con la casa, decapado, como si tuviera una pátina.

270.

¡A dormir!

 Dormitorio infantil con mobiliario diseño de Sienna Design. Lámpara de pie, butaca y caballitos, en Coton et Bois. Papel y estores, de COORDONNÉ. Alfombra, en Magatzems Serra.

271.

En literas.

 Los dos hermanos de la casa comparten habitación. La litera es una buena solución en caso de espacios pequeños.

272.

La habitación de las niñas.

Una pequeña balda sirve de mesilla de noche. Litera, diseño de la decoradora Maite Bayó. Colchas de Pórtico, cesto de Coco-mat y perchero de Vtv. 

273.

Una cama de pétalos

Aire de primavera definitivo. Literas y armario, de Vive Estudio. Alfombra, de Gra. Decoración de Van Castro.

274.

Listos para invitar

Con estructuras que tengan cama nido, como esta litera diseñada por Boyfe y realizada por Pler Interioristas. Sillas, en Sacum. Alfombra, en Ventura Decoración y pavimento de parquet sintético. De Elena Rodríguez. 

275.

Literas en el dormitorio infantil.

Mobiliario diseñado y realizado en madera maciza de castaño cepillado y teñido en blanco, por Era Carrola. Mesita de noche de Cado. Funda nórdica, alfombra y cortinas, de Carmen Caubet. Mantas y cojines, de Maisons du Monde. Letras, bufanda y guantes de Tierra Extraña. 

276.

Literas.

 A medida y con almacenaje, son de madera de castaño y las fabricó Era Carrola. Estores y alfombra, en Carmen Caubet. 

277.

En rojo.

 Los cojines en tonos rojos se adquirieron en Maisons du Monde. Bolsa de agua de Natura Casa. 

278.

Relaja la vista

Con paredes en tono arena.

Literas de DM lacado en blanco y estantería en forma de escalera, diseño de Bona Nit. Alfombra, de Basarabian. De Olga Gimeno. 

279.

Yin y yan

El verde calma y el violeta intenso excita. Si los combinas, lograrás equilibrarlos.

Literas realizadas por Unifust y revestidas por placas de DM a modo de lamas pintadas de verde. Cojines de Coco's y manta, de Ikea. 

280.

Dale alegría

El verde aporta frescura y vitalidad a habitaciones engamadas en tonos neutros.

Camas, diseño de Gemma Mateos. Mesita de noche, de Jardin d'Ulysse. Alfombra, de Filocolore. Silla, de Maisons du Monde. 

281.

Un dormitorio juvenil compartido.

Cuadros de Sito Pons, en Platero Decoración. Cuadrantes en la cama de la firma Linum, en Aquitania. 

282.

Dormir en literas.

 La litera es un diseño de Amaya Navarro realizado por Aquitania. 

283.

El dormitorio de los pequeños.

 Litera de obra de G.B.Z. Arquitectura. 

284.

¿Larga y estrecha?

Si tienes una habitación de estas características, una cama elevada con huecos debajo para cajones y armario es la solución ideal para dejar el espacio liberado al máximo. Litera y arrimadero, diseño de Dijous. Alfombra, en Filocolore.

285.

Cajones incluso en las escaleras

Las camas altas te permiten colocar cajones debajo, la zona de estudio, una cama nido por si se queda algún amiguito a dormir, casitas de juego... ¡e incluso armarios! ¿Se puede aprovechar más el espacio? Litera diseño de la decoradora Gemma Gallego. Revestimiento de madera de roble pintada de blanco. 

286.

¡Cómo no les va a gustar!

El único problema que tendrás son las peleas por quién acabará durmiendo arriba. Es un proyecto de la arquitecta Cristina Balet, realizada por Fusteria Dobe. 

287.

Dormitorio juvenil.

Literas, diseño de María Lladó, igual que los cajones, perfectos para guardar la ropa de cama. Mantas de Muji.

288.

Dormitorio infantil con literas blancas, alfombras redondas y lámparas de papel de colores rosados 00384419

Low cost Para presupuestos ajustados, el papel no falla. XL y en mil colores y estampados distintos, dan mucho juego y encajan en cualquier estancia. Además, su forma redondeada es una perfecta difusora de la luz, y la textura del papel, la devuelve tamizada y muy suave. Puedes instalar una pieza sola o combinada con otras. Lámparas de papel de Nobodinoz. Literas diseño de Olga Gil-Vernet. Mesa blanca, de Ikea, y sillas y alfombras, de Babillage.

289.

Para dos... ¡o cuatro!

Esta original litera reúne cuatro camas distribuidas en perpendicular. Colchas, en Zara Home.

290.

A su medida

 Esta litera tipo tren se ha planificado a la medida de los niños, ya que su altura es menor de lo habitual, siendo más accesible y cómoda para los más pequeños. Es un diseño de Bona Nit.

291.

Sin obstáculos

Un estor es la opción más práctica cuando hay un mueble junto a la ventana, como aquí. 

Litera tipo tren diseño de Meritxell Ribé de The Room Studio.

292.

Literas: cuando dónde dormir se convierte en un juego

Las literas no son sólo cosa de cuartos compartidos. Aunque sólo tengas un hijo, es probable que en algún momento le apetezca invitar a algún amiguito a dormir. Las tipo tren resultan muy prácticas porque aprovechan parte de su estructura con zona de almacenaje o incluso con una completa zona de estudio. La cama alta deberá estar equipada con una barandilla fija para evitar posibles caídas al dormir, y una escalera resistente y bien fijada a la estructura.

293.

Un vestidor en la litera

 Las literas tipo tren son la opción que aprovecha más y mejor los metros de su cuarto. Ésta, diseño de Merixell Ribé, reúne en su estructura dos camas, unos estantes para cuentos y un completo vestidor. ¡Se puede entrar dentro y todo!

294.

Con litera y mil ideas de almacenaje.

El papel de pared floral da color y estilo a este dormitorio, con muebles blancos de Piccolo Mondo que aprovechan cada rincón para poner orden y multiplican la luz. 

295.

Las literas.

 Con unos escalones que son ideales para acceder a la litera superior y, a la vez, forman una original estantería. Es un diseño de Dijous. Relleno, funda nórdica y cojines, a la venta en Filocolore.

296.

Armario.

 El armario empotrado, de gran capacidad, incorpora una columna de cajones. Los pomos están en Dijous.

297.

Una litera para dos.

 Una gran estructura de madera lacada en blanco que incluye una hornacina y varios cajones da forma a la litera. En Dijous.

298.

¿Me cuentas un cuento?

Si tienes peques, es probable que este sea el ritual de cada noche. Para tener sus cuentos preferidos siempre a mano la decoradora Laura Ehlis ha habilitado en la estructura de las camas unas baldas. Así, pueden guardar los cuentos ellas mismas sin salir de la cama.

299.

Alegre y luminoso

Una silla, unos cojines, un plaid, unos banderines... No temas apostar por detalles en mostaza en su cuarto. En sus tonos más amarillentos, como aquí, serán puntos de luz y vitalidad. Combinados con colores más sosegados, como los neutros, el conjunto se verá más equilibrado.

300.

Para sus cosas.

Tener mesitas para literas es un poco complicado. Las hornacinas solucionan el dilema. Literas de DM lacado realizadas por Fustería Galbany. Papel pintado, en La Maison y cojines y alfombra, de Filocolore. 

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?