Literas

151 /329

151.

Diseños que superan el paso del tiempo

 A pesar de dedicarse también a la moda, a Pepe no le gustan las "tendencias". Él coge los ingredientes que más le gustan de cada una y crea su propia receta, así los espacios nunca pasan de moda. Mobiliario realizado por Decoraciones Muñoz según diseño de Llaudet. 

152.

¿De fábrica o DIY?

Si te encantan los suelos de madera en blanco como los que has podido ver hasta ahora, tienes dos opciones: escoger un laminado de marcas como Quick Step o grandes superficies como Leroy Merlin, o bien pintar el tuyo con pintura especial para madera y barniz protector para crear la última capa selladora. 

153.

"Deja que la estructura mande"

 Debió ser el leifmotiv de los propietarios porque lo han recuperado todo, y combinándolo con piezas actuales, han creado un conjunto muy personal. Incluso el color del suelo dicta el color de los textiles. Una solución delicada para resaltar la belleza original de los pisos antiguos.

154.

Vuelta a los orígenes

Como has podido ver hasta ahora, la infinidad de diseños hace difícil la elección. Pero si quieres el clásico tipi, opta por el estilo indio americano, con estampados que recuerden al lejano Oeste. 

155.

Escapada a Menorca

Todo lo que tiene de pequeño este dormitorio lo tiene de bien aprovechado, ya que la litera doble de obra da cabida hasta a cuatro niños. El blanco que lo envuelve todo da ligereza y, a la vez, recuerda la arquitectura encalada típica de las islas Baleares. Literas diseño de la decoradora Zenaida Bufill y alfombras de Aquitania. 

156.

Un rústico puesto al día

 El verano no tiene por qué ser sinónimo de blanco y azul. Y prueba de ello es este dormitorio, que respira un look alpino a pesar de estar en el corazón de la Costa Brava. La litera es de Ikea y la alfombra de Jordi Batlle. 

157.

Esencia mediterránea

En blanco y con matices de azul en la ropa de cama, este dormitorio en Mallorca (como toda la casa) es verano en estado puro. Al ser pequeño, se ha habilitado con lo imprescindible. Una litera, un armario y una consola que sirve de mesita de noche y de improvisado escritorio. Todo procede de Cassai Home & Fashion. 

158.

Con una litera tipo tren

Cuando los niños tienen que compartir habitación, todo el espacio de almacenaje que consigas, será bienvenido. En esta habitación han optado por una litera tipo tren. Al quedar las camas parcialmente una encima de la otra se gana mucho espacio de almacenaje debajo. 

Literas y escritorio, diseño de Maite Bayó. 

159.

Juegos de color sorprendentes

Como unir el morado y el verde, contrarios en la rueda cromática. Utilizar un tono neutro como bisagra, como este blanco, crea un trío perfecto. Literas realizadas por Unifust y revestidas por lamas de DM pintadas de verde. Cojines, de Coco's. Manta morada, de Ikea, igual que los apliques. 

160.

Con ingenio, no hay espacios pequeños

 Estudiar cada cm hace que Meritxell cree estancias tan bellas y originales como esta. ¿El secreto para que no agobie una cama tan alta? Pintarla de blanco e iluminar muy bien el interior del armario. Así te puedes permitir el lujo de pintar la puerta de pizarra para darle una alegría.

161.

Una litera para cuatro

 "Las camas son de 135 cm, así pueden dormir cuatro si vienen amigas", explica Gabriela. Son un diseño de la decoradora realizadas por Antonio Sánchez Olmos. Unos casilleros empotrados en el frontal de las literas sirven de mesita de noche. El mueble es una pieza recuperada de Mercantic y pintada por re_moni_simas.

162.

Dónde caben dos caben tres

Las familias numerosas con habitaciones pequeñas tienen la solución con las literas. Elige una con una estructura como ésta para tener espacio para que todos sus juguetes quepan bien guardaditos e incluso puedan tener un rincón para colocar un escritorio.  

163.

Dos en uno

 Muchas veces no tenemos suficiente espacio en casa para que cada hermano tenga una habitación, así que haz que compartan habitación. Porque por pequeño que sea su cuarto, unas literas liberarán mucho espacio para que puedan tener un buen armario, un rincón de estudio y una zona de juegos.

 

164.

Verano azul

Es sin duda cabe el color del verano. Y si lo combinas con el blanco, tendrás el mediterráneo en casa.

165.

Impactante, en blanco y negro

El estilo nórdico nos ha hecho atrevernos con esta combinación en el dormitorio de los peques. Las notas de color ya las ponen los juguetes y textiles. 

166.

Añádele vinilos

Puede que sugerencias tan neutras te parezcan aburridas. Pues aquí entran en juego los vinilos. Se llevan topos o gotas de color negro sobre una pared blanca total. También detalles en tonos pastel, pero nada obvios o exagerados.

167.

Pintura resistente

En las habitaciones infantiles las manchas suelen ser inevitables, por ello, lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de pintar es elegir bien qué tipo de pintura aplicar. Escoge pinturas ultra-resistentes, con tecnología hidrófuga que crea un recubrimiento especial con una capa de alta resistencia evitando así que las manchas penetren en profundidad.

168.

Con espacio para jugar

En esta habitación la litera se ha planificado con las camas desplazadas para aprovechar la parte inferior, que se ha pintado con pintura de pizarra, para jugar. Es un diseño de Luderna Design. 

169.

Una litera clásica

Porque es el diseño tradicional: con molduras, en blanco y sin extras como cajones o camas nido. Es también la que ocupa menos espacio, por lo que es ideal en habitaciones muy pequeñitas como esta. La litera procede de Cassai Home & Fashion.

170.

Una gran litera doble

Dónde caben dos... ¡caben cuatro! Realizada de obra, es una solución que exprime al máximo los metros sin recargar el espacio. Precisamente para aligerar su peso visual, la decoradora Cristina Carbonell decidió pintarla en blanco a juego con las paredes.

171.

¡Con casita y todo!

La cama no solo es para dormir, y prueba de ello es esta litera que se ha rematado con una divertida estructura en forma de casita. Además, incorpora dos estantes para tener en orden y a mano sus cuentos y la cama inferior se ha completado con una cajonera a modo de mesilla de noche. Es un diseño realizado a medida por Olga Gimeno, de Bona Nit. 

172.

Dos literas en "L"

En esta habitación se han combinado dos camas Kura de Ikea tuneadas. Se trata de una cama reversible en la que el colchón puede ir tanto arriba como abajo. Para tener 3 camas en una se ha incorporado una cama extra y en la segunda litera se ha dejado el espacio inferior libre para jugar y guardar cuentos. ¡Qué gran idea! 

173.

Una litera muy original

Con dos camas en línea y una encima sobre una base de cajones, es una solución distinta y decorativa para tener tres camas en una habitación alargada. Es un diseño de la decoradora Bárbara Sindreu realizado en DM por Imsa, Industrias Muntaner. 

174.

Una litera en perpendicular

Con este diseño se ha aprovechado al máximo el espacio de esta pequeña habitación, ya que en el espacio debajo de la cama superior se ha habilitado un armario y una cajonera. Y al pintarse todo en blanco, se aligera su peso visual. Es un diseño realizado a medida por Carolina Juanes. 

175.

Con dos camas desplazadas

Es una evolución de la litera tradicional que resulta muy práctica cuando se dispone de espacio porque los niños pueden interaccionar de manera más cómoda. Además se puede aprovechar parte de la estructura con soluciones para guardar. Aquí, la litera se ha completado, además, con una cama nido. Es un diseño de Olga Gil-Vernet.

176.

Una litera eco

Se llama Amber in the sky y es de Perludi. Está realizada con materiales naturales y 100% reciclables. La estructura de la litera está recubierta por un tejido de lana con aspecto de fieltro que hace que al tacto resulte muy agradable. De diseño moderno y a la vez atemporal, la zona inferior puede usarse como cama o como zona de juegos. 

177.

Cama de noche, sofá de día

Esta litera es doblemente práctica: da cabida a dos niños y, a la vez, durante el día, la cama inferior puede aprovecharse como sofá o rincón de juegos. La escalera se ha integrado en el lateral de la litera, es decorativo y facilita un cómoda acceso a la cama superior. La litera es un diseño de la arquitecta Mar Marcos realizado por Fusteria Guitart.

178.

Litera tipo tren con cajones

Si cuentas con una pared libre de al menos 300 cm de largo, planificar una litera tipo tren es una solución muy práctica en habitaciones compartidas. Aquí se ha aprovechado la estructura con cajones de diferentes alturas, muy prácticos para la ropa de uso más habitual e incluso para guardar juguetes. La litera es un diseño de Cristina Pérez.

179.

Como una cama voladora

Esta propuesta de la decoradora Bárbara Chapartegui es tan original como divertida. Las camas inferiores, equipadas con ruedas, pueden desplazarse según las necesidades. Y las superiores es como si levitaran, gracias a su original sistema de sujeción mediante cuerdas en el techo. 

180.

Cada cosa en su lugar

Juguetes, ropa, todo debe estar ordenado. Una habitación sumida en el "caos" no ayuda a conciliar el sueño. 

181.

Almohadas como el primer día

Es básico cambiarles las sábanas por lo menos una vez por semana, pero también es importante lavar las almohadas. Y se puede. Tanto si son de plumas como si son sintéticas, mételas en la lavadora, en un programa para ropa delicada, y déjalas secar del todo para evitar el moho.

182.

Proyectar nuevos armarios para el ahora

¿Sin pensar en lo que vendrá? Mal. Hay que guardar lo que tienes, claro, pero también pensar en huecos que sí o sí necesitarás en el futuro. La habitación de los niños es un claro ejemplo. Su ropa no ocupa lo mismo de bebé que a los 15 años. Piénsalo y planifica con cabeza.

183.

Camas Montessori

 Siguiendo los criterios de este método opta por sustituir los barrotes de las cunas tradicionales por camas muy bajitas o directamente por un colchón sobre el suelo. Evitará que si los pequeños se caen se hagan daño pero, sobre todo, les dará autonomía.

184.

Dormitorio para dos hermanos

Cuando toca compartir habitación, debemos tener  en cuenta el tipo de distribución más acertada para aprovechar al máximo el espacio. El mobiliario a doble altura, con camas o zonas de trabajo a distintos niveles, es una opción ideal para dormitorios mini. Una distribución de las camas en línea, en L o literas es lo más habitual.

185.

Con una completa zona de estudio en paralelo

Para exprimir más los metros, la decoradora Meritxell Ribé diseñó una estructura a medida que integra el escritorio, un armario extra y una gran balda. En blanco, resulta más ligera. La litera también es un diseño de la decoradora, con la colaboración de Olga Gimeno, de Bona Nit.

186.

@lost_in_vogue

La arquitecta y apasionada de la moda Eli G. decoró la habitación de sus hijos Martín y Luis con la vista puesta al suelo. Y es que el precioso mosaico hidráulico marcó el tono de la decoración y con la ayuda de Kenay Home combinaron el blanco de los muebles con el azul en los detalles. Aquí puedes ver toda la reforma de la casa de esta bloguera.

187.

Muy campestre

El verde es un color que nos vincula de inmediato con la naturaleza, de ahí que a una casa de campo o de carácter rústico le vaya que ni pintado. En este dormitorio, al ser infantil, se ha elegido un tono vitalista y alegre. En la ropa de cama y la silla, llena de energía un dormitorio muy natural.   

188.

Un ambiente relajado

Dormir en este cuarto es como hacerlo en la playa: por la presencia del color arena y la base de obra de la cama. El rosa le da un delicado toque femenino.  

Vía Pinterest - Style Room

189.

Aquí duermen dos ¡y con mucho gusto!

Estas literas podrían encontrarse perfectamente en cualquier casa. Y el espacio también. Fíjate en las paredes: empapeladas con un papel con un estampado sutil de frases. En blanco y negro, todo, queda espectacular.

190.

Buen uso de las literas

 En pocos metros, es habitual optar por las literas en dormitorios compartidos. De ser así, conviene que los dos niños duerman con la cabeza en la misma dirección. Lo mismo ocurre si las camas están en línea o en paralelo. 

191.

Fomentar el relax

 Ni televisores ni consolas ni demás equipos electrónicos que activen al niño y fomenten un ambiente demasiado yang. Su habitación debe invitar al relax, por ello es importante contar con cestos, cajas, armarios y demás donde poder guardar todos los juguetes y dejar la habitación despejada para que nada le distraiga y lo active. 

192.

Enmarcar la zona de camas

¿Y por qué, no? Es una manera original y divertida de dar color a su habitación sin tener que pintarla entera, sobre todo si es pequeña, como esta. Además, el color no solo da alegría a su cuarto, sino que tiene una función práctica: delimitar visualmente la zona de noche. Para equilibrar el conjunto, una apuesta segura es elegir la ropa de cama en blanco y reservar las notas de color para los detalles, como aquí. Litera realizada por Unifust. 

193.

Boxes a modo de bolsillo

Son un recurso super práctico con el que aprovechar la estructura de la litera y, a la vez, tener en orden y a mano los cuentos. Además, gracias a su diseño entre caja y bolsillo, incluso los más pequeños podrán guardar sus cuentos solitos. 

194.

Litera y librería

En las literas tipo tren, como esta, reservar una zona abierta es siempre un acierto, ya que ayuda a aligerar visualmente su estructura. Aquí, además, se ha aprovechado la pared del cabecero de la cama superior con una estructura a medida que integra tres baldas con poco fondo para tener a mano sus lecturas sin tener que bajar de la cama.  

195.

Hacia arriba para que todos quepan

 Son literas de Ikea pero no lo parecen... "Me sobraba papel pintado de la cocina, y lo puse en las franjas de melanina. Luego les di un poco de cera para que quedara como decapado", explica Inés. Genial idea. Fundas nórdicas, de Filocolore y cojines, de India&Pacific.

Vía Pinterest

196.

Había una vez... ¡Un circo!

 Hay veces que entre hermanos hay disputas por quien duerme en la litera de arriba. Pero ¿y si convertimos la de abajo en una carpa de circo? Pasen y vean que el espectáculo está a punto de empezar. La litera es de Flexxa.

197.

Ligerísima

De madera pero toda pintada de blanco y con armarios empotrados con puertas de persiana, que resultan más airosas que las opacas. Es una buena solución cuando faltan los metros. Silla de fibra vegetal y alfombra, todo, en Cassai Home & Fashion. 

198.

Una zona de juegos bajo las literas

Necesitarás una habitación con una pared de al menos 4 m de largo para poder colocar las camas a lo largo y dejar un buen hueco bajo la más alta para dedicar a la pizarra, los juguetes... Literas, de Luderna Design. Papel pintado, de Gaulan. Tipi, de Really Nice Things. 

199.

Blanquísimo

Un estilo que encaja perfectamente en casas de playa. Aquí, las literas están realizadas en obra y madera, y son diseño de Cristina Carbonell. Los colores suaves en textiles le dan el punto de vida que necesita tanta claridad. 

200.

A medida

Es la solución para espacios estrechos como este dormitorio, que se ha solucionado con una litera con espacio debajo para guardar y con un escritorio con baldas superiores, en blanco y muy ligero, para no llenar el espacio. Diseño de Meritxell Ribé. ¿Quieres ver más habitaciones pequeñas? Entra aquí

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?