Literas

101 /329

101.

Litera: no recomendada para todas las edades

Los expertos recomiendan evitar que niños menores de 5 años duerman en una litera, especialmente en la cama superior, porque podrían tener dificultad para subir y bajar y peligro de caerse. 

Literas realizadas a medida por Luderna Design. 

102.

Litera: donde caben dos caben tres

Que tengas dos camas no significa que no puedas necesitar otra extra. Si es el caso, valora la opción de literas con cama nido, podrás ganar una tercera cama cuando lo necesites. Otra opción es aprovechar la parte inferior de la cama con cajones para guardar. 

Litera, diseño del decorador Pepe Llaudet. 

103.

Litera: debes valorar la seguridad

Asegúrate que la litera está homologada y cumple todos los requisitos de seguridad, en cuanto a estructura, barandillas para que el niño no pueda meter la cabeza, y la escalera, que además de segura, debe ser cómoda para que los niños puedan subir y bajar sin peligro de la cama superior. 

La litera es de Cassai Home & Fashion. 

104.

Litera: las camas más divertidas

Las literas ganan de calle a las camas convencionales en cuanto a atractivo se refiere para los peques de la casa. No solo por la posibilidad de dormir arriba, que suele ser la cama más codiciada, sino porque algunas firmas ofrecen la posibilidad de customizar la litera con cortinas o accesorios de tela que transforman la cama en un juguete más, ya sea una casita, un barco, un castillo...

Estas literas son de Ikea. 

105.

Litera: perfecta en habitaciones compartidas

Sobre todo si son pequeñas, porque la litera está siempre lista. Es decir, no es necesario desplegarla y guardarla cada día, como ocurre con las camas nido, que en este sentido son más prácticas cuando no se comparte habitación. 

Litera de Pfister. 

106.

Litera tipo tren: un mueble compacto con (casi) todo

Son una evolución de las literas tradicionales y si cuentas con una pared de al menos 300 cm, la mejor opción. Ya que su estructura reúne dos camas (o tres si completas la litera con una cama nido) y una zona de almacenaje, ya sea con armarios o cajones. 

Litera diseño de Meritxell Ribé con la colaboración de Olga Gimeno, de Bona Nit. 

107.

Litera: la que mejor optimiza el espacio

Y es que literalmente en el espacio que ocupa una cama, tienes dos. Al aprovechar los metros de la estancia en vertical, no restan cm útiles del dormitorio. Las hay de apenas 90 cm de ancho, una opción perfecta cuando la habitación es mini. 

Literas, diseño de la decoradora Carolina Juanes. 

108.

Litera: flexible y versátil

Si no necesitas las dos camas a diario, puedes convertir la inferior en un sofá de día o zona de juegos extra para tus hijos, como se ha hecho aquí. Y cuando venga un amiguito a dormir, el sofá se transforma en un plis plas en cama. 

Litera diseño de la decoradora Mar Marcos. 

109.

Un vinilo para descubrir el mundo

Se llama World y es perfecto para que los más pequeños vayan descubriendo lo grande que es el mundo y algunos de los animales que lo habitan. Está disponible en azul y en menta, es de Kenay Home y vale 79 €. 

110.

Una litera con un completo vestidor

En habitaciones compartidas, una litera se convierte en un gran salvaespacio. Y si cuentas con una pared de más de 3 metros, puedes plantearte optar por un diseño tipo tren, que aprovecha parte de su estructura con zona de almacenaje y, en algunos casos, con cajones o una cama extra. Aquí, la decoradora Meritxell Ribé planificó un completo vestidor cerrado por correderas y para sacarle más partido, pintó una de las puertas con pintura de pizarra. 

111.

Dos apliques vintage para la litera

A falta de mesita de noche, apliques empotrados. Esta es una solución muy práctica para una litera, donde lo habitual es no contar con la mesita de noche. Aquí, se ha optado por dos diseños gemelos y orientables, lo que los hace más versátiles. Cuanto más compactos y pequeños los elijas, mejor, así evitarás que sean un estorbo a la hora de dormir. 

112.

Una litera triple reconvertida

Las camas de la habitación de los niños parecen nuevas pero nada más lejos de la realidad. "Aproveché una litera triple de color miel. La cortamos y pusimos dos camas juntas y una volada, las revestimos de la misma madera con la que se ha hecho todo y las pintamos del mismo color que la pared". WOW!

072 DSC1694

113.

Correderas para compartir espacio

Se abren hacia el pasillo y lo convierten en un espacio extra de juego para la habitación de los niños.

Diseñadas por Natalia Gómez Angelats. Fundas nórdicas y manta de La Maison. Cestos en Muy Mucho. 

070 DSC1701

114.

Escalando la litera

La solución para crear las literas es tan simple como divertida. ¿Y qué me dices de la red de protección? No habíamos vista nada tan seguro y original.

Cojín estampado de La Maison y lisos de Calma House. 

 

 

115.

La habitación de los más pequeños

La habitación de los nietos es la única que no cuenta con el color verde grisáceo de toda la casa. Aquí, es un blanco roto. Y en ella duermen los más pequeños por más seguridad, porque los mayores prefieren la aventura... ¿aventura? "En el altillo ponemos 4 o 5 colchones y duermen los mayores juntos. Y si algún día no quieren dormir arriba, pueden hacerlo en las habitaciones. La idea es tener sitio para todos donde quieran".

Colchas y cojines de Lo de Manuela. Cabecero y mesa de Cado Interiors. Lámpara de Little House.
Dormitorio infantil con literas voladas y papel pintado

116.

¿Más armonía? Papel y telas a juego

Apuesta por esta fórmula si el espacio es amplio y la luz domina. Si no, puede que resulte algo agobiante. Tanto el papel pintado como la ropa de cama son de Ferm Living. Y las literas son un diseño de Bárbara Chapartegui.

117.

Divertido cuarto infantil

Si te fijas, no solo están hechas para aprovechar mejor el espacio y para que los niños se lo pasen genial compartiendo habitación. Además, estás literas realizadas por Grupo Santos son bellísimas, muy sólidas y tienen mesita integrada en la escalera.

Ropa de cama de Filocolore. Cortinas de Cuarto Creciente.

118.

Literas, soluciones de alta montaña

Porque no hay casa de montaña que se precie que no tenga –o eso es lo que cree Juanma– unas buenas literas. No le falta razón, porque además de aprovechar el espacio al máximo, lo convierten en una invitación al juego.

Papel pintado de Leroy Merlin, literas a medida realizadas por Luderna Design

119.

Exprimiendo el espacio

Los muebles están trabajados a medida con castaño –¡cómo no!– así han conseguido una mesita de noche y una cama nido extra bajo la litera (por eso no está el último peldaño de la escalera).

Fundas nórdicas, mantas de punto con trenzas, plaid ocre, peluches y cojín verde  de Zara Home. El ocre es de Filocolore.

120.

Para gustos, colores

Dentro de las pinturas plásticas, encontrarás destinadas a cuartos infantiles, también para cocinas y baños, magnéticas (con efecto imán), de pizarra, formuladas para reflejar más luz en habitaciones oscuras, con efectos especiales que imitan diferentes texturas y materiales como mármol, estuco, metalizado, microcemento, etc.

121.

De pequeños, cuidado con los cierres

Es un detalle importante a tener en cuenta al elegir el armario del bebé y del niño, principalmente: el tipo de cierre de cajones y puertas puede evitar posibles accidentes. Las puertas abatibles siempre son mejores que las correderas. Armario en Fuesteria Roca, colcha de Zara Home y lámpara aplique en Cottage Little House.

122.

El armario del adolescente

"En la etapa adolescente se acumula más ropa que en las anteriores porque el crecimiento se ralentiza y las tallas duran más tiempo”, explica Susana Gil. La distribución del armario debe permitir que todo lo necesario del día a día esté a mano y a la vista para evitar el desorden a la hora de coger y recoger las cosas. Cama y armario diseño de Meritxell Ribé en colaboración con Olga Gaimeno de Bona Nit. Colgadores de Muuto.

habitacion infantil pared decorada arrimadero

123.

Un arrimadero que decora y protege

Confeccionado con tela y rematado con un listón de madera, este arrimadero no solo decora la pared y da un extra de calidez a la habitación de los niños, sino que la protege de golpes y roces. 

124.

Grandes superficies

Mira cómo el escritorio se prolonga hasta el cabecero de la cama, sacándole todo el partido a cada centímetro del dormitorio. Y por debajo de la ventana consigue aprovechar al máximo la luz que entra. ¿Quieres más inspiración de literas para dos? Mira, mira.

125.

4. Con extra de espacio

En esta casa necesitaban zonas que permitieran a los niños tener a mano sus pertenencias favoritas y que les facilitaran el orden. Con estas literas en "L" la cosa resultó muy fácil. Pero nunca está de más leer algunas ideas de almacenaje para el dormitorio de los niños. Papel pintado, de Dijous.

126.

Abusa del color blanco para ampliar los metros

Usado en paredes y muebles, el blanco (o los tonos neutros) amplía visualmente y potencia la luminosidad de la habitación. Después, pon color en cuadros, textiles y complementos como en esta casa de la arquitecta y autora del blog Lost in Vogue, Eli García Cruz. Litera, cojines y cajas para juguetes de Kenay Home.

127.

Camas tipo tren

Es una buena opción en habitaciones pequeñas de planta alargada. Esta solución de camas en altura, desplaza una respecto a la otra, y da más sensación de amplitud y si hay una ventana cerca, no la deja "encajada" entre pared y camas, con lo que la habitación gana luz. Mobiliario a medida y silla de Bloomingville.

128.

Literas adaptables

¡Aprovecha el hueco que queda debajo! Las literas que no son una única pieza con dos camas nos permiten sacar más partido al espacio, ubicando un armario, un escritorio o, como en este caso, una cama y un escritorio. Es cuestión de colocarlas en modo "tetris". Y es que las literas dan mucho juego.

 

129.

Un árbol de Navidad hecho de madera reflotada

En esta habitación infantil el árbol de Navidad -realizado con bois flottée (maderas que el mar arrastra a la playa)- es testigo de la ilusión y los nervios por la llegada de Papá Noel

Cama con litera  diseñada por Olga Gimeno de Bona Nit, igual que la tienda confeccionada con telas vintage y el árbol de Navidad.

130.

Buhardilla para invitados

Y, si no quieres que tus hijos duerman siempre en la buhardilla, conviértela solo en una habitación para invitados en la que se sientan como en casa. Lo ideal es colocar unas literas y así podrán venir varias amigas a la vez.

131.

Para jugar y dormir

Con una litera desplazada que habilita la parte inferior como zona de juegos y una cama nido extra, esta pequeña habitación permite acoger hasta a tres niños con total comodidad. Litera y armario empotrado, diseño de Luderna Design. 

132.

Un dormitorio para tres

Con dos camas superiores en línea y una inferior que sirve de sofá de día, este dormitorio aprovecha al máximo el espacio. El espacio inferior junto a la cama se ha reservado para tener a mano y en orden los juguetes.

133.

Una litera con zona de estudio

Esta propuesta exprime al máximo los escasos metros de este dormitorio gracias a su diseño poco convencional: la cama inferior se ha dispuesto en paralelo a la ventana y en perpendicular a la superior, lo que permite aprovechar el espacio con una zona de estudio muy práctica. 

134.

Una litera para cuatro

Esta litera tiene truco: las camas son de 135 cm, así pueden dormir cuatro si vienen amigas. Son un diseño de la decoradoray estilista de El Mueble Gabriela Conde y realizadas por Antonio Sánchez Olmos. Además, los escalones están huecos y ofrecen espacio extra para guardar. No te pierdas las buenas soluciones de este pisito

135.

Dos literas dobles

Diseñadas por Cristina Carbonell, estas dos literas de obra y con una escalera central compartida, optimizan al máximo el espacio de esta habitación. Además, una hornacina sirve de improvisada mesilla de noche. 

136.

Una guirnalda decorativa

Es increíble cómo una simple guirnalda puede alegrar su habitación. Además, son muy económicas y puedes renovarlas de manera fácil y rápida. Esta, de tela, tienen unas decorativas mariposas.

La litera es de Nobodinoz y la alfombra redonda de Zara Home. La lámpara de techo, de Filocolore.

137.

Orden de cajón

Para que en el dormitorio de los niños reine el orden los cajones son clave. Cristina Pérez, diseñadora, explica que en esta habitación compartida por dos hermanos "diseñé una litera con contenedores bajo la cama inferior y un frente con cajones para la ropa de más uso. Bajo la ventana coloqué la mesa de estudio que se prolonga como mesilla de noche".

138.

Atrévete tú mismo

Si quieres ahorrar en el presupuesto para poder cambiar más cosas, puedes pintar la habitación vosotros mismos en lugar de recurrir a un profesional. Dependiendo de la pintura y el estado de la pared se puede ahorrar hasta 150 €. Los colores transmiten sensaciones y por el ejemplo, el verde proporciona calma y facilita la concentración. Literas lacadas y escritorio, diseños de Maite Bayó. Puf de lino, de Coco-Mat. Silla, en Coton et Bois

139.

Y ahora la tabla del tres

Porque ser una familia numerosa no es tarea fácil, diseñar al milímetro el dormitorio de las niñas puede ser clave en el día a día. Las camas de las más pequeñas están en L, mientras que la mayor tiene una litera volada que es la envidia de sus hermanas.

Literas de DM lacado, realizado por Fustería Galbany. Papel pintado, en La Maison. Colcha, cojines y alfombra, en Filocolore.

140.

¡Nos vamos a los Alpes!

Estas sencillas literas de madera pegadas a la pared, dejan todo el protagonismo al papel pintado de abetos en blanco y negro. Los detalles en fibra natural y los tejidos en color rosa, le dan ese punto femenino.

Papel pintado, en Fine Little Day. Literas, diseño de Carolina Juanes. Alfombra, en Filocolore. Estores, en Yute's.

141.

¡Échale el lazo a esta idea!

Las literas usan cuerdas como sostén, evitando así los molestos barrotes y dándole mucha ligereza al conjunto. La ropa de cama a juego con el papel pintado, aportan ese punto divertido al espacio.

Papel pintado modelo In the rain, en Ferm Living. Literas, de Bárbara Chapartegui.

142.

El negro, es el nuevo rosa

Si piensas que el negro no es color para una habitación infantil, mira lo bien que queda. Combinado con muebles blancos es todo un acierto y te dará la posibilidad de darle la personalidad que quieras, gracias a los complementos.

Literas, de Kibuc. Mesas y sillas, de Ikea. Cestos, guirnalda y alfombra, en Filocolore. 

143.

En blanco y gris

Si quieres una decoración más neutral y aprovechar los metros, toma nota. Coloca las literas de forma perpendicular y así podrás darle uso al espacio bajo la cama con un mueble con cajones, como el que ves aquí. 

Camas y escritorio realizados a medida y lacados en blanco. Silla, de Julia Grup y alfombra, de Bloomingville. Habitación decorada por Carolina Juanes. 

144.

Cada centímetro, cuenta

Cuando no hay demasiado espacio y las niñas tienen que compartir habitación, lo mejor es poner en marcha la imaginación: armarios bajo las literas, cajones por doquier y una estantería para los cuentos en la trasera. 

De Van Castro, de Vive Estudio. 

145.

¡Todos en fila!

Para esas niñas amantes de las aventuras, estas literas tipo tren son geniales, a ti te permiten tener un montón de cajones y a ellas, horas de diversión subiendo y bajando.

Muebles, diseño de Cristina Pérez. Silla, de Sacum. Las lámparas, de El Corte Inglés. La alfombra, de Gra y la cesta, de Filocolore. 

146.

¡Hora de pintar!

Si las niñas aún son pequeñas, lo más importante para ellas es que puedan tener una zona de juegos donde sentirse libres. Poner una pared de pizarra es una idea estupenda para que puedan darle rienda suelta a su talento artístico. 

Literas, de Luderna Design. Papel pintado, de Gaulan. Tipi, de Really Nice Things. 

147.

Un toque psicodélico

Si lo muebles de la habitación son blancos, prueba a añadir un toque de color en los complementos. El papel pintado lleno de formas divertidas se coordina con las mantas en tonos morados y lilas.

Alfombra, de Zara Home. Escritorio, en Maisons du Monde. Silla, en Sacum. Papel pintado, de La Maison.

148.

Todo cabe en un huequito

No hay nada más importante que mantener el orden si vives con niños y aquí encontrarás muchos tips al respecto. Tus peques tendrán muchos huecos en los que guardar sus cosas gracias a este dormitorio lleno de cajones.

Papel pintado, de Dijous.

149.

Pura fantasía

Es importante crear un mundo en su dormitorio donde ellas puedan jugar, ser autosuficientes y tener sus cosas en orden. A veces hay que hacer magia para lograr que cada cosa tenga un lugar y aquí encontrarás ideas para ganar espacio en el dormitorio de los peques. 

Literas, sillas y armario, de Dijous.

150.

Tetris para tres

Para Bárbara es básico dejar a los niños espacio para jugar, de ahí que su apuesta sean las literas, pero con mucha gracia, como estas para sus gemelos y su hijo pequeño. El mueble a medida de DM es diseño de la decoradora. Las cortinas beige son de Margarita Ventura. 

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?