Librerías

151 /1320
Salón con boiserie gris con salida a la terraza

151.

5. Cuando el color actualiza y suma calidez

Este piso es cálido, acogedor y, a su vez, 100% urbano. La decoradora Elena Eyre lo actualizó con una reforma selectiva, con un gris cálido y de tendencia que baña los diferentes espacios y las piezas básicas, como la preciosa boiserie con chimenea que abriga las tardes invernales más frías.

Sofás de Gómez Del Pulgar y mesa de Coton Et Bois. 
Repisa en librería bajo ventana 00503779

152.

17. ¡Qué bien enmarcada!

Una librería de obra es súper práctica para ordenar todos esas novelas que aún tienes por leer, ya sabes colócalas en vertical y horizontal para darles movimiento mezclando lomos oscuros con más claros. Si tienes una ventana amplia, como la de la imagen, rodéala de estantes pero que no toquen el suelo. Haz que un banco de madera las corte el paso y coloca bajo él cajas y cestas etiquetadas con todos esos objetos pequeños tan fáciles de perderse. Deja libre el espacio de la ventana para que les llegue la luz a tus plantas. 

Librería realizada a medida. Proyecto de Pipi & Deco.
Comedor con mesa y sillas negras de hierro_00469238

153.

¿Comedor o estudio? ¡Los dos!

Con la misma idea que concibió el sofá "transformer" planificó el comedor, que cuando no se usa se convierte en un estudio doble. ¿El truco? La mesa, que consta de dos gemelas con ruedas que pueden juntarse o separarse según las necesidades. Basta con arrimar las dos mesas a la pared para convertir el comedor en un despacho super práctico. ¿Quieres ver más soluciones originales?

Mesa y sillas de Arxe y lámparas de Punto Luz. 
Salón pequeño blanco con balcón y ventana fija que comunica con cocina

154.

Un salón abierto al balcón y comunicado con la cocina

La decoradora Pia Capdevila fue la encargada de obrar el milagro de transformar los escasos metros de este piso en 100% útiles. Se empezó con invertir la distribución, para disfrutar de un salón totalmente comunicado con el balcón, lo que lo "prolonga" hacia el exterior dando más sensación de espacio, y además abrió un gran ventanal fijo para llevar luz a la cocina. 

Sofá de Sancal y librería realizada a medida de DM lacado.
Librería/ escritorio 00521305

155.

Librería + escritorio

¿Justo al lado del sofá tienes el radiador y no sabes cómo aprovechar esa pared? Mira lo bien que lo ha solucionado la interiorista Marta Tobella: con una estantería a medida formada por dos baldas en la parte superior para libros y detalles decorativos y una balda más ancha en la inferior, que justo queda por encima del calefactor. Si colocas una silla cómoda, transformarás este rincón en un práctico escritorio en el que estarás bien concentrada y calentita.

Silla de fibra vegetal, de Pilma, en Sacum. Escritorio realizado a medida por Sacum.
cuadros-expuestos-en-una-libreria-a-medida-bajo-hueco-escalera_464970

156.

Hueco de escalera + librería

¿Tu casa cuenta con una escalera que comunica con el piso superior? Aprovecha el hueco libre que queda bajo ella para instalar un mini recibidor o crear una zona extra de almacenaje, cerrada o abierta. Podrás convertirla en un improvisado zapatero o una estupenda librería de obra, como se ha hecho aquí para despejar el salón.

Untitled Panorama3a

157.

Un piso centenario que ha renacido

Aquí donde lo vemos, este piso tan bien aprovechado es centenario. "Está en el barrio de Salamanca, en un edificio catalogado que pertenecía a la familia de la propietaria. Aquí vivían todos, en cada piso un primo o los abuelos. Ella creció aquí, pero al heredarlo y tener sus hijos, vio que la compartimentación antigua, con los pasillos largos, no les servía. Me llamó para traer la vivienda al siglo XXI, conservando el carácter del siglo XIX", nos cuenta la interiorista Paula Duarte. 

La zona de estar tiene unos cómodos sofás hechos a medida y están tapizados en una chenilla en un tono beige clarito que además se puede limpiar muy bien. 

Sofá hecho por el tapicero de Paula Duarte. Todos los cojines son de Gancedo. En la mesa, jarrón y bandeja de Sareka. Lámpara de techo y flexo de Jieldé, en Naluz. Mesa de centro modelo Alpes de Brucs. Lámpara de madera y pantalla de saco en Naluz. Cuadro de Zara Home. En la librería a medida, cestas de Maisons du Monde y Zara Home. 
salon blanco con himenea cerrada cristal 00480600

158.

Un estor gris que da color a un salón en blanco

La decoradora Pia Capdevila reservó el color de este salón para los estores y cortinas. Sobre una base blanca que se impone en todo el espacio, destaca el gris del estor, que rompe con tanto blanco y da un punto de tendencia a un espacio decorado con una vocación atemporal. Y es que las cortinas para el salón son un elemento más con el que jugar para colorear esta estancia. 

Sofá de Casadesús con tapicería de Froca. 
Salón con librería de suelo a techo y trasera de color azul_00474699

159.

Cuando la trasera de la librería es la nota de color

En este salón proyectado por el decorador Pepe Llaudet, la librería es la gran protagonista del espacio, abarcando de pared a pared. Para darle un plus decorativo, el decorador pintó la trasera de uno de los módulos de color azul, integrando incluso el radiador. 

Butacas de Baladia & Valklein, en Mercader de Venecia. 
Cocina abierta al salón con escalera integrada en la cocina_00480645

160.

Una escalera que es el mueble de la cocina

La escalera se comía mucho espacio de la zona de día, por eso la arquitecta Gema Ospital la integró en la cocina. Ahora reúne armarios para guardar, así como el horno y la nevera. Además, prolongó la encimera de la cocina a modo de barra para habilitar un mini comedor y así disfrutar de una zona de estar más amplia. 

salón con paredes de piedra y rincón de biblioteca_00523021

161.

Un paso abierto que separa el salón de la biblioteca

A veces no es necesario tener una puerta o un muro para separar visualmente dos ambientes. Y este salón, con un rincón de biblioteca, así lo demuestra. Aquí, se ha conservado la estructura del muro pero dejando el paso abierto, lo que permite separar ambos espacios ópticamente. 

Chimenea de doble cara que separa el salón del comedor_00501878 O

162.

Una chimenea de dos caras entre el salón y el comedor

Esta solución nos encanta para separar el salón del comedor. Al ser exenta, es decir tiene ambas caras abiertas, puede disfrutarse del hipnótico efecto del fuego desde ambos espacios. Además, es un elemento que resulta decorativo por sí solo.

Chimenea diseño de la decoradora Lucía Mariñas.
Salón con sofá gris y pared blanca 00522585

163.

Por qué no debes renunciar a la mesa de centro

0122

164.

¿Por dónde empezar?

Si eres de las que ponen las luces en el árbol al final, te estás equivocando. Las estilistas de El Mueble aconsejan empezar por la iluminación, seguir con los adornos grandes y terminar con los pequeños. 

Dormitorio clásico con butaca capitoné y librería baja blanca 00386114

165.

Dobla y guarda la ropa que tengas por la habitación

Muchas veces, cuando nos cambiamos de ropa tras llegar a casa, la dejamos tirada encima de la cama o en la butaca del dormitorio, pero toda persona ordenada sabe que es pecado irse a dormir sin haberla devuelto a su sitio original, es decir: el armario. ¡Habemus orden!

Estantería realizada a medida. Pavimento, de fibra vegetal.
Salón cuadrado con dos sofás en "L" y mueble del salón blanco_00517085

166.

Un salón cuadrado con dos sofás en "L"

La decoradora Asun Antó, de Coton et Bois, aprovechó la planta cuadrada de este salón con una distribución de los sofás en "L", que permitió preservar una cómoda zona de paso hacia la terraza. El mueble del salón, lacado en blanco, se prolonga hasta el comedor contiguo, aunando en un solo mueble dos funciones. 

Sofás, mesa de centro y mueble del salón, de Coton et Bois. 
Salón moderno en blanco con gran sofá rinconero_00522707

167.

Un salón cuadrado moderno en blanco y madera

La interiorista Begoña Susaeta organizó este salón cuadrado con el mobiliario en los dos extremos y la zona de estar, con el gran sofá rinconero, en la parte central. Esto esponjea el espacio sin renunciar al almacenaje. La base en blanco de paredes techo y los frontales del gran mueble del salón aligeran visualmente el espacio y la madera le da el toque cálido. 

Sofá y pufs, en Tapicería Deco Lur. Mesas de centro de Ethnicraft.
Salón con librería de color verde_00515077

168.

Un salón cuadrado con una gran librería multiusos

La decoradora Begoña Susaeta supo sacarle el máximo partido a la planta cuadrada de este salón con una distribución muy ordenada que concentra todo el almacenaje en una sola pared, con una librería que sirve de mueble del salón, biblioteca y espacio de almacenaje. Y, para darle un toque más personal, la pintó de este verde tan original.  

Sofás y librería de Sube Interiorismo.
galería-cerrada-e-integrada-en-el-salon 00330837

169.

Un nuevo ambiente multiusos

Igual que en el caso anterior con el comedor, el espacio de la antigua galería se puede convertir en un ambiente más del salón, que complemente la vida en él aunque sin integrarlo totalmente. Mantener una librería abierta como división entre la antigua galería y el salón es una idea perfecta. Aquí se crea un espacio de tertulia o lectura con un banco o sofá a medida.

Banco y librería a medida diseño de Rocío Montesinos-Espartero. Banquetas Luis XVI de un anticuario francés, jaula en Luzio, coronas de ramas de abeto de NF Asian y suelo de madera en Robledor.
Salón pequeño con librería blanca y aparador antiguo_00493757

170.

Una pieza antigua que da personalidad al salón

Un aparador antiguo de herencia es el gran protagonista del salón, regalando personalidad y estilo a un espacio dominado por el blanco. Para ganar espacio de almacén, la decoradora Natalia Zubizarreta planificó una librería de pladur lacada que combina una zona de baldas, con espacio para la tele, y armarios para tenerlo todo en orden. 

Librería hecha a medida con Pladur y DM diseño de la decoradora. 

Salón comedor con mueble librería y mesa de comedor redonda_00429281

171.

Un salón comedor con un mueble de pared a pared muy versátil

En un piso pequeño, tener capacidad de almacenaje era básico. Por eso la decoradora ideó un mueble bajo de tele equipado con armarios y cajones que abastece al salón y lo prolongó, aprovechando un entrante en la pared, con una librería con armarios en la zona del comedor. Las baldas de madera son la nota cálida y de contraste en un mueble lacado a juego de las paredes. 

Mueble del salón y librería, diseño de Vivestudio. Sillas de Pilma. 
orden-estanteria

172.

No abarrotes los muebles

Y no solo hablamos del armario, también de la librería que es el típico muebles en el que todo el contenido está a la vista y puede incrementar la sensación de desorden de tu casa. Según los expertos los libros deberían ocupar un 60% del espacio, los objetos decorativos un 10% y el 30% restante debería quedar libre. Solo así conseguirás que tu librería 'respire' y transmita sensación de orden. 

Dormitorio abuhardillado de casa rústica de montaña

173.

Un dormitorio con vocación de refugio

Este dormitorio es para no salir. Y casi casi no haría falta, porque cuenta con una mini cocina, baño, zona de estar, biblioteca y estudio. Para sacarle el máximo partido al espacio, la decoradora reservó la zona de menor altura para la cama, que bajo ese techo de vigas de madera se ve super recogida. El resto de carpinterías se tiñeron de un suave tono piedra verdoso para que no pesaran tanto. No te pierdas el house tour por esta espectacular casa rústica.

Juego de cama de lino crudo, almohadas verdes y plaid verde de Filocolore.
Habitación juvenil con litera tren y zona de estudio enfrentada_00435770

174.

Con una completa zona de estudio y un armario muy capaz

La decoradora ideó una estructura a medida en paralelo a la litera que integra un armario, con poco fondo para ajustarse al espacio libre hasta la ventana, y la zona de estudio, con una balda en la parte superior. 

Mobiliario diseño de Meritxell Ribé y silla de Normann Copenhagen.
Comedor con librería blanca con trasera gris y mesa redonda con sillas negras_00511509 O

175.

Un comedor moderno con una mesa escultórica

La mesa redonda con sobre de mármol y pie triangular de latón es la gran protagonista de este comedor tan moderno como estiloso, que se ha completado con unas sillas a su altura. Se trata de las icónicas sillas CH24, que al elegirse en negro, aún resaltan más la belleza y singularidad de la mesa. 

Mesa de Mestizo Store y sillas CH24 Whisbone de Hans J. Wegner. 
salon gris con chimenea de marmol 00480522

176.

Un salón moderno con piezas de estilo y una lámpara de cristal

A los salones de arquitectura clásica, como este de techos altos y con molduras, les sienta de maravilla una lámpara tipo araña o de cristal, porque llena visualmente el espacio y se integra de forma natural con el entorno. Y, para que el conjunto no quede demasiado clásico, nada mejor que lo ha hecho en este salón la decoradora Meritxell Ribé, optando por un mix de piezas modernas, como la librería, y otras con sabor retro, como la butaca.

Librería diseño de la decoradora y butaca de Crearte.
Salón de finca regia con muebles moderno y lampara chanderlie_00438424

177.

Un salón minimalista con una lámpara chandelier

A este salón le sienta de maravilla el contraste de estilos: a su base señorial se suma una decoración actual y de aire minimalista y una espectacular lámpara de araña tipo chandelier que enmarca el espacio y encaja a la perfección con la esencia clásica de este piso. 

Sofá de Gems. 

  

dormitorio-aprovechar-espacio-rincon-lectura 00505539 O

178.

Zona de lectura

Basta con crear un diseño de librería en la pared (que puede combinar compartimentos abiertos y otros cerrados con puerta) a modo de puente o solo en los lateriales o zona superior, que deje espacio para "encajar" un sofá. Será un rincón de lectura en el que desconectar de la vida de la casa. ¿Necesitas más motivos para convertir el dormitorio en tu refugio?

dormitorio-aprovechar-espacio-estanteria 00503799 O

179.

Librería abierta

Si vas a hacer obra en el dormitorio, revisa las paredes. En ocasiones quedan huecos aprovechables que se pueden abrir para crear una librería estrecha y de fondo reducido. Si crees que el hueco no da para mucho, esta es una buena opción. Fíjate aquí, en lugar de darle los centímetros al armario, por su tamaño, se ha dejado la columna abierta a modo de librería.

Proyecto de Pipi & Deco, cabecero realizado a medida y lámpara de creative Cables.
Salón con sofá rinconero y librería_00522541

180.

Un salón pequeño pero super bien resuelto

Para optimizar al máximo el espacio del salón, la decoradora diseñó un sofá rinconero a medida, que se adapta como un guante al espacio, y aprovechó la pared trasera con una librería en la parte superior y, en la inferior, ocultó los radiadores. Además, el mueble de la tele se complementa con un banco que es móvil, para así poder salir al jardín sin problemas. 

Sofá diseño de la decoradora y realizado por Miki Beumala. Mesas de centro de Notre Monde y librería diseño de Pia Capdevila. 
Salón blanco amplio con librería, mueble bajo y sofás en "L"_00513196

181.

La caja en blanco y muebles especiales de madera, un mix que funciona

Si quieres que no pasen los años para tu casa, aplícale esta máxima de decorador: apuesta por una caja (o elementos estructurales) en blanco y reserva la madera para piezas especiales, que den personalidad pero sin sobrecargar el espacio. Aquí, por ejemplo, los muebles de mayor volumen, como la librería o el mueble bajo de la tele se han lacado, integrándose en el espacio, y la madera se ha reservado para algunas piezas, como el mueble bajo en la trasera del sofá. 

Sofás de Kibuc.
comedor-zona-de-trabajo-mesa-ordenador 00349635

182.

Cosas que debería cubrir tu seguro de hogar

salon-con-sofa-gris-y-estanteria-de-obra-00510179

183.

5. Un espacio de trabajo mimetizado

La clave de este rincón de trabajo que vemos a la derecha es que mantiene el mismo estilo decorativo que la estantería que preside este espacio, hecha a medida. Tono gris claro y detalles clásicos, como las molduras en la estantería o las patas acanaladas en la mesa de trabajo, son muestra de esta mímesis intencionada. Un rincón perfecto y muy agradable desde el que teletrabajar.

Sofá, de Gómez del Pulgar. Silla, de Cotton et Bois.
Salón blanco con salida a la terraza

184.

Una zona de día diáfana organizada en cuatro espacios

El salón, la cocina, el comedor y el despacho de esta pareja de arquitectos comparten un gran espacio diáfano donde se han eliminado todos los tabiques, para que estés donde estés no pierdas el contacto con el exterior y sus bellas terrazas. 

Mueble tipo secreter antiguo. Cuadro diseño de los arquitectos. Cortinas con tela de Yutes. 

Salón con chimenea y dos librerías simétricas_00505509. 00505509

185.

Adiós fundas frescas, hola tapicerías abrigadas

Ha llegado el momento de desnudar tu sofá si durante el verano lo has tenido con fundas fresquitas. A medida que nos adentramos al otoño apetece más y más notar la textura abrigada de una chenilla, de un terciopelo o, como en este salón, del cuero. 

Salón blanco con librería y chimenea a modo de separador_00501878. 00501878

186.

Decora con velas la embocadura de la chimenea

La chimenea da mucho encanto en el salón, sobre todo cuando está encendida. Pero, ¿qué hacemos con ella cuando aún no ha llegado el momento de prender fuego? Si en verano puede ser muy decorativo y dar frescor vestir la embocadura con un cesto de fibras con brotes de lavanda, eucalipto o flores secas, en otoño puedes atreverte con una composición de velas. Las hay de led que crean una luz muy cálida y segura, muy útiles si hay niños pequeños en casa. 

Salón blanco con sofá rinconero y grandes ventanales

187.

Un salón con un extra de luminosidad

Este salón, antes unas oficinas lúgubres, luce ahora prístino y abierto al comedor. La madera y el blanco lo inundan y el estilo moderno de los muebles se acopla a la perfección a la alfombra de fibras y el suelo de madera. 

Sofá diseño de Bárbara Sindreu y realizado por Miki Beumala. Butaca de Coton et Bois y mesita auxiliar de Little House. Mesas de centro diseño de la decoradora. 
Salón de casa de campo con pared de cristal 00515225

188.

El salón que mezcla materiales

Los suelos son de microcemento y los techos de madera, al igual que las carpinterías. Una combinación que encuentra su punto de encuentro en el blanco de las paredes y los sofás. El trío de mesas ofrece dinamismo y calidez, efecto que aumenta gracias a la alfombra de fibras. 

Sofás diseño de Gabriela Conde y realizados por Miki Beumala. Cuadro de Carmen Galofré, en Sennacheribbo. Maletas antiguas de Antic Centre. 

 

Salón clásico actual con librería y dos sofás chester 0505509

189.

Un salón que recupera lo clásico

Este salón con sofás enfrentados luce la esencia de la tradición sin perder la vista en el presente. Buen ejemplo de ello son los dos chéster, uno frente a otro, flanqueados por dos sendas estanterías de obra. Para darle ese toque más actual, una buena idea es hacer uso de las mesas auxiliares, como aquí con esta redonda, y la de centro, con sobre amarmolado. 

Librerías y mesa de centro, diseño de la decoradora Aurora Monasterio. Puff Farlov, de Ikea. Espejo, de Maisons du Monde. Alfombra, de Nachi de la Vega
Salón con aparador pintado de color gris_00497516

190.

Un aparador muy original con dos fondos

Este aparador disfruta de una nueva vida. Y es que con la reforma del piso se aprovechó para actualizar muchas piezas de madera oscura y con un look anticuado mediante este gris oscuro muy elegante y moderno. Ahora, el aparador, que destaca por tener un módulo central más profundo que los laterales, parece nuevo. 

Sofá, de Miki Beumala. 
Salón en blanco con librería y aparador antiguo_00493757

191.

Un aparador antiguo que suma personalidad al salón

En este salón, este aparador antiguo de herencia enmarcado por molduras, que le dan aún más protagonismo, marca el juego de constrastes de la casa: antiguo y moderno, de madera y de obra... ¡Qué gran acierto! Y además, gracias a sus grandes armarios y sus cajones centrales, resulta muy capaz. 

Librería realizada a medida con pladur y DM. Apliques, de Artemide.
Salón urbano con volta catalana y chimenea

192.

4. Un piso urbano que parece una casita con mucho encanto

El techo con volta catalana vistas, el suelo de madera con mucha veta, los detalles de hierro y la luz que entra a raudales pueden confundir este piso urbano en una casita en el campo. ¡Nada más lejos de la realidad! Su chimenea, las texturas abrigadas y la paleta cromática de tonos otoñales le dan un plus de calidez. 

Sofá y cesto, en Mäinities. Butaca y alfombra, de IKEA. Mesa de centro, de Sika Design. Columpio, en Sillaeta.
Salón con sofá gris y lámpara a modo de aplique en la pared y librería

193.

2. Un ático con terraza para disfrutarlo todo el año

Este ático es un cuatro estaciones: en otoño e invierno la vida discurre de puertas adentro, donde la decoradora Natalia Gomez Angelats ha dado forma a un piso acogedor y muy envolvente gracias a la cuidada paleta de colores elegida y la selección de mobiliario y piezas escogidas. Mientras, en primavera y verano, la vida discurre en la maravillosa terraza con vistas a Barcelona. 

Sofá, puf y alfombra de La Maison. Mesa en Catalina House. Espejos de Natalia Gomez Angelats. 
Salón con gran mueble librería de pared a pared que oculta el televisor

194.

1. Un piso moderno y con un plus de calidez

Era lo que le pedía la propietaria a su nuevo piso. Y la decoradora Asun Antó supo darle esa marcha extra de calidez con una cuidada selección de textiles y una paleta cromática escogida: "Con los textiles, además de dar textura y calidez, dimos color a unos espacios que eran muy monocolor", explica Asun.  

Librería diseño de Molins Design. Cestos de fibras y jarrón, en Carolina Blue. Los cuadros son de Marta Ballvé y la lámpara procede de Coton et Bois.
Salón con dos librerías gemelas y dos chester de cuero

195.

5. Un piso actual con sabor clásico

Con la reforma de este piso se hizo el camino inverso: de una distribución y decoración muy moderna se pasó a una más bien clásica. Espacios más compartimentados para ganar intimidad, piezas clásicas, como los icónicos chéster, y un extra de calidez con textiles, alfombras y tonalidades muy acogedoras e invitadoras. 

Librerías y mesa de centro, diseño de Aurora Monasterio. Chésters, similares en La Nave Home. Chimenea de anticuario.
Salón con boiserie en gris

196.

3. Actualizado con el color

La transformación de este piso empezó con el color de la preciosa boiserie del salón, que era de nogal y daba un look anticuado y muy pesado al estar. La decoradora Elena Eyre la pintó de gris y el espacio se transformó por completo. Es más, ese gris se convirtió en el hilo conductor de la toda la casa. 

Sofás de Gómez Del Pulgar y mesa de Coton Et Bois. 
salón hacia librería de madera

197.

Una librería de madera reciclada

Si tuvieras que decantarte por un estilo para decorar tu salón ¿ganaría el clásico por goleada? Junto al sofá chester de cuero frente a la chimenea, te imaginas una generosa librería de madera con gran capacidad de almacenamiento: abierta por arriba para libros y objetos decorativos y cerrada por abajo para guardar ropa de mesa, vajillas, cubertería... Una escalera que te facilitara llegar hasta el último estante completaría su diseño romántico. ¡Deja de soñar y pasa a la acción! Encontrarás un modelo similar al de la imagen en Maisons du Monde en madera de pino reciclado. Se trata del modelo Aristote de dos cuerpos.

La chaise longue, tapizada con la tela Olivenza de Gastón y Daniela, es de Baltus Collection. Librería de roble envejecido de Flamant y alfombra, de KP. Lámpara de techo, de Flamant.
Salón de masía con paredes en blanco y mobiliario moderno

198.

Una zona de día de dos alturas e inundada por la luz

Más luz: era una de las premisas de la reforma. Y se logró ampliando las ventanas y haciendo de nuevas, y con el blanco que tiñe paredes, suelo, muebles de obra y textiles. Además, la zona de día se planificó abierta y se reservó para el salón el espacio más recogido. Descubre la solución que se ideó para el comedor

salon-pequeño y blanco_480600 84ab596c 2000x1629

199.

Una sala de estar pequeña para distintos usos

¿Qué vas a hacer en el salón? Es la pregunta del millón, porque depende de lo que contestes —ver la tele, descansar, conversar, trabajar…—, así deberás decorar una sala de estar pequeña. Si vas a devorar series, instala el televisor justo enfrente del sofá; si cuentas con una chimenea, en torno a la cual os encanta sentaros a charlar, el sofá tendrá que estar enfrentado a ella. ¿Vas a trabajar con el ordenador? Entonces, hazte con un buen surtido de cojines y un reposapiés para estar bien cómoda. Al disponer de una librería empotrada, el saloncito de la imagen pudo disponer de dos sofás en forma de L para prácticas distintas.

Sofá, de Casadesús con tapicería de Froca, chimenea de Alsesa y alfombra en Gra.
Sala de estar con armario en tono azul decapado y sillón beige

200.

Una vitrina muy especial

El azul cielo no es un color muy habitual para los muebles, pero en esta vitrina queda especialmente bien gracias a la chalk paint y al ligero efecto desgastado de la madera. Todo ello a juego con la silla y los cojines, ¡muy fresh!

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?