Librerías

101 /1320
Salón con libreria y sofá XL rinconero blanco 00522737 O

101.

Sofá y alfombra a juego

Sofá, alfombra, suelo y pared parecen fusionarse en este salón decorado por Begoña Susaeta. Esta continuidad cromática genera sensación de amplitud,  aligera visualmente el conjunto y da uniformidad, creando un salón sin estridencias ni sobresaltos decorativos.

Sofá, en Tapicería Deco Lur y alfombra de lana de KP. 
Salón con librería y sofás azules 00522625

102.

Una alfombra de fibras, el comodín perfecto

Con sofás claros, oscuros, estampados... Una alfombra de fibras vegetales es ese compañero que nunca falla en cualquier salón. Y es que tiene la virtud de llevarse bien no solo con todo tipo de sofás, sino también de estilo decorativos. 

Sofás de terciopelo de Coton et Bois. 
Salón pequeño con librería a medida y sofá rinconero 00522541

103.

Una alfombra con motivos geométricos a juego con el sofá

En este salón la decoradora Pia Capdevila ha optado por una gran alfombra con motivos geométricos y efecto deslavado para enmarcar el estar y darle un toque más personal y deco. El sofá gris ha marcado la elección cromática, con una combinación de gris y beige empolvados que aligeran el peso visual de la alfombra. 

Sofá de Miki Beumala y alfombra de Sacum. 
estanteria-armario-dormitorio-00527534

104.

Estantes y librerías solo si necesitas su uso

Si se trata de pensar en guardar es preferible optar por muebles con puertas. Las estanterías solo son recomendables si realmente las necesitas. ¿Tienes que guardar libros? ¡Entonces opta por una! Quedará muy decorativa y puedes combinar libros y cajas para guardar pequeños accesorios. Pero si lo que necesitas es almacenar ropa, diseña un mueble con puertas.

00505509

105.

Como dos gotas de agua

La interiorista Aurora Monasterio se ha inspirado en las clásicas boiseries para crear estas librerías idénticas y colocar un espejo cuadrado sobre la chimenea que las separa. Si te fijas en él, la imagen que refleja es exactamente la misma, con lo que se deduce que frente a él hay otro espejo. Así, la biblioteca se multiplica.

Espejo, de Maisons du Monde. Librerías y mesa de centro, diseño de la decoradora. Puf Farlov, de Ikea. Alfombra, de Nacho de la Vega.

 

dormitorio-mesita-noche-estantes 00516958 O

106.

Con estante y mesita integrada

Si te encantan las escaleras decorativas por la funcionalidad y calidez que proporcionan al dormitorio, te enamorará esta utilizada como librería y mesilla de noche. La interiorista Meritxell Ribé, de The Room Studio, la ha diseñado con un peldaño más ancho, que hace las veces de estante, y una mesita de noche con estilo e integrada con dos cajones. ¿No te parece ideal?

Librería, de The Room Studio. Papel pintado, de Phillip Jeffries. 
Salón diáfano con comedor y todo en blanco_00521120

107.

Total look en blanco

En este salón abierto decorado por Bárbara Sindreu mires donde mires ves blanco. Y no es casual, ya que la decoradora apostó por un total look en blanco para ampliar visualmente el espacio de este pequeño loft. Y el gran sofá rinconero no podía ser una excepción. Además de resultar más ligero y "camuflarse" mejor en el espacio. 

Sofá diseño diseño de la decoradora y realizado por Miki Beumala. 
00526560

108.

Mantén el orden (y la limpieza)

Algo fundamental para dar valor a un salón es que en él impere el orden o, lo que es lo mismo, que todo esté en su sitio perfectamente colocado. Y junto a la organización, la limpieza: ver una librería o el televisor lleno de polvo puede echar por tierra la decoración más minuciosa. Si tienes estanterías abiertas, dedica el 60% a libros, el 10% a objetos decorativos y deja el 30% restante libre, para no saturarla. Aprovecha uno de los estantes bajos para crear un práctico espacio de trabajo.¿Quieres más ideas de orden para el salón?

Librería diseño de la interiorista Marta Tobella, realizada a medida en Sacum. Silla, de Casual Home & Contract.
Salón con librería metálica blanca hasta el techo con trasera azul_00474695

109.

Decorar la librería con cuadros modernos

Sí, los cuadros no sirven solo para la decoración de la pared de tu salón. También pueden ser un objeto decorativo para vestir una librería. De hecho, lo ideal a la hora de organizar la librería es no llenarla al 100% de libros, sino combinarlos con otros objetos personales, como fotos, algún cuadro o escultura, cajas... De este modo, el resultado es más ligero. 

Salón con balda y cuadros en repisa_00524401

110.

Una composición de cuadros modernos en escala

Si quieres superponer diferentes obras, como se ha hecho, procura que al hacer la composición no quede la obra entrecortada. Si quieres que el conjunto se vea más armónico y tenga sensación de conjunto, unifica marcos. 

vista-de-chimenea-con-pared-beige-00515258

111.

Un cuadro decorativo en la repisa de la chimenea

En salones con chimenea es importante tener en cuenta que es precisamente la chimenea uno de los puntos focales de la estancia. Por lo que los objetos que elijas para decorarla tendrán mucho protagonismo. Aquí se ha optado por un cuadro que, en vez de colgarlo, se ha apoyado en la repisa, lo que ha permitido hacer una composición muy decorativa con jarrones y libros. 

Salón con despacho separado por puerta pivotante hasta el techo

112.

Un despacho que "desaparece" tras una puerta con truco

Era importante poder disfrutar de un espacio de trabajo en casa. Y este se habilitó contiguo al salón y separado por una espectacular puerta pivotante, con cuarterones y pomos negros... ¡y hasta el techo! "Le da más prestancia a la vivienda y, abierta, el espacio es majestuoso...", confiesa Sofía, la propietaria de este piso. 

Puertas pivotantes, diseño de Jorge Moser. Escritorio de Doméstico Shop.

Despacho con mesa de escritorio y librería gris

113.

Un despacho sobrio y elegante con una librería con vocación de biblioteca

Sofía siempre tuvo clara la librería del despacho. La quería grande, con vocación de biblioteca, de madera, de un personalísimo gris antracita y con una moldura discreta, "para que no se viera recargada". De hecho el despacho, con la sólida mesa de madera y la librería, ambas oscuras, respira un aire más sobrio y masculino que el salón. 

La librería es un diseño realizado a medida por Jorge Moser. 

 

salon toque vintage sofa gris con espejos_00501688

114.

Un salón muy bien aprovechado con soluciones a medida

La librería, que integra además el radiador, aprovecha un espacio que de otra manera estaría sin uso y, a la vez, ofrece espacio para guardar. Además, la decoradora abrió una ventana interior en la pared del sofá para llevar más luz a la cocina y ganar, a su vez, profundidad visual. El arrimadero, también en gris, viste y protege las paredes.  

Sofá y alfombra, de La Maison. Mesa de centro, en catalina House. Espejos, diseño de la decoradora Natalia Gómez Angelats. 
Salón pequeño con ventanal de punta a punta y mueble bajo que aprovecha el espacio bajo ventana_00406032

115.

Con un mueble en "L" ligero y muy capaz

Para que el salón disfrutara del máximo de luz natural posible, la decoradora cerró la terraza con ventanas y aprovechó la parte inferior con un mueble a medida en "L" que complementa el almacenaje del salón y sirve de librería del agradable rincón de lectura. 

Sofá, de La Sofatería. Mesas de centro con bandeja a medida, de Treku. Lámpara aplique, modelo Tolomeo, de Artemide. Lámpara de pie, en el estudio de la decoradora. Butaca, en Azul-Tierra. Alfombra, en Francisco Cumellas. 
Llenar las librerías a tope 00526372

116.

Orden alrededor

Serás más feliz porque te sentirás más tranquilo. El orden infunde paz. Los espacios despejados, sin trastos por medio, con equilibrio, simetría, limpieza… son adecuados para disfrutar con calma. Y el salón debe resultar sosegado, invitar al disfrute y a la relajación pero sin trastos por medio. Así que busca el orden en el salón para ser feliz. 

Librería de DM, sofá y lámpara de pie de Coton et Bois.
Salón con sofá y librería_00508373

117.

Inconvenientes: duran menos

Lo barato, a veces, puede salir caro. Porque la vida útil de un sofá low cost es mucho menor que la de un sofá de calidad. Son piezas que no están pensadas para durar, sino para renovarse cada pocos años. Valóralo. 

Sofá cama de Ikea. 
Dormitorio rústico abuhardillado con vigas de madera oscura y armarios y librería en verde_00521599

118.

Una buhardilla rústica más personal con el color

La decoradora Jeanette Trensig apostó por un suave tono piedra verdoso para dar personalidad a este amplio dormitorio abuhardillado, que cuenta con su propia zona de estar. 

Sofá y mesa de centro de Cado Interiors. 
Dormitorio con mueble con librería y panel corredero que oculta el televisor_00526373 O

119.

... y un mueble de televisor de noche

La clave de este mueble es el panel corredero que permite ocultar el televisor. Así, durante el día o cuando no se usa, queda escondido y el mueble deja a la vista su parte más decorativa. ¡Qué gran idea!

Dormitorio con librería a pie de cama con armarios_00526374

120.

Una completa librería de día...

La decoradora aprovechó el espacio a pie de cama con un completo mueble empotrado que integra una zona abierta a modo de librería y la parte inferior se ha aprovechado con armarios cerrados, perfectos para guardar la ropa de cama y tenerla siempre a mano. 

Librería diseño de la decoradora. 
renovar-sin-gastar-comedor 00521408 O

121.

¡Comedor como nuevo!

Renovar sin gastar es posible. ¿Pensando en una nueva vida para tu comedor? Leticia Tordesillas y Leticia Cariño de Estudio Trece, tienen el tip que buscabas para lograr un cambio efectivo por poco: "entelar una pared del comedor nos parece una buenísima idea para darle el estilo que queramos. Siempre recomendamos poner una alfombra debajo de la mesa de comedor para dar calidez y separar la zona de otras estancias, ya que normalmente el salón y comedor comparten espacio".

Sillas de Pilma, mesa auxiliar de Coton et Bois, cortinas en Entretela, suelo en Acocsa.
Salón comedor con librería a modo de mueble del salón_00517090

122.

1. Un salón comedor con una gran librería versátil

La decoradora Asun Antó aprovechó la planta alargada de este salón para organizarlo en dos zonas bien diferenciadas, y para optimizar al máximo el espacio diseñó una librería de punta a punta de la zona del estar que sirve de armario, librería y mueble del salón, para albergar desde la tela hasta objetos decorativos. 

Librería diseñada a medida por la decoradora Asun Antó. 
Salón con librería metálica que integra la zona de despacho_00526560

123.

Una librería multiusos con truco

Esta librería no es lo que parece... Y es que además de servir de mueble del salón, integra una zona de trabajo y, además, sirve de barandilla de la escalera que corre por detrás. Una solución tres en uno de los más ingeniosa. 

Librería metálica lacada en blanco diseño de la decoradora Marta Tobella, de Sacum. 
Salón con gran ventanal en "L" y librería_00517085

124.

Aliado con la luz natural

¿Sabías que cuando tienes un gran ventanal, como en este salón, colocar un sofá de espaldas a la entrada de luz amplía visualmente la apertura de luz? Eso sí, procura elegir un diseño de tonos claros, para que rebote la luz, y con el respaldo lo más bajo posible. 

Sofás y mesa de centro de Coton et Bois. 
Rincón de lectura de salón con librería XL con fondo de color azul_00474699

125.

Una librería XL donde el color zonifica las funciones

La librería es la pieza estrella del salón, una estructura metálica realizada a medida que va de punta a punta del espacio y que el interiorista diseñó según los usos. Para romper con la monotonía del mueble, Pepe diseñó los dos módulos laterales más grandes y abiertos. Y al ser más amplios, los reservó para lo más decorativo. Y además se alió con el color para zonificar: un tono piedra en la zona central, de uso más convencional, y un turquesa grisáceo en los laterales.

Salón con librería de madera y chimenea y dos sofás chester_00505509

126.

De madera y cuero, un salón extra cálido

Este salón, proyectado por Aurora Monasterio, demuestra que un salón de invierno puede ser muy cálido y acogedor siendo 100% urbano. Los sofás de cuero junto con la librería de madera y la gran alfombra que recoge el estar ayudan a subir la temperatura del espacio. 

Salón con chimenea y librería moderna y butaca a cuadros_00474260

127.

Estampados invernales con mucho encanto

Los cuadros y los estampados tipo tartán son un recurso infalible para sumar calidez a un salón en invierno. En este pequeño rincón de chimenea se ha optado por una butaca tapizada a cuadros, que se ha completado con una manta de mohair extra cálida. 

Rincón de lectura con librería blanca y butaca de fibras y plantas-00495964

128.

Fibras a tutiplén

Las fibras naturales en una casa El Mueble nunca nunca sobran. Más allá de las alfombras o de las cestas, las fibras vegetales son un acierto también para alguna pieza de mobiliario, como por ejemplo una butaca, como aquí. Recuerda: el mobiliario de fibras ya no es cosa, solo, del exterior. 

Salón blanco con librería y ventanal al jardín

129.

Una base neutra

Es una apuesta segura para después darle color y carácter con los detalles. Apuesta por paredes y sofás de tonos claros y deja para los cojines, los cuadros, las alfombras y los pequeños complementos las notas de color para que destaquen y den personalidad. Además, son los más fáciles (y económicos) de renovar según las tendencias.

puerta-corredera-y-estanteria-libros 00510203

130.

Un conjunto clásico para entrar en la cocina

Un diseño clásico de puerta corredera en madera lacada y cristal que queda enmarcada por el lado del salón por una librería a medida. Ten en cuenta que si quieres tirador en las puertas este puede quedar integrado (y por tanto a ras de la puerta) o sobresalir para lo que debes tener en cuenta el toque de apertura para no dañar ni tirador ni pared o cerco.

puerta-corredera-y-escalera 00519761 O

131.

Un cerramiento de cristal para delimitar

Puertas correderas de cristal para delimitar la cocina de una zona de paso o distribuidor. En este caso se han escogido en acabado lacado en blanco con cristal transparente, haciendo grandes cuarterones. Cuanta más superficie acristalada, más ligera resulta la composición. 

Librería de DM y roble de Tot Fusta, barandilla de cristal de Vidres Berni y cerramiento de Plecoart.
Estantería blanca abierta y cerrada 00526372

132.

Llenar las librerías a tope

Sabemos que te gusta leer pero en tu estantería solo coloca unos cuantos libros, los que verdaderamente quieres conservar y los que te quedan por leer (aunque estos seguro que los tienes en la tableta). No los pongas todos de canto, combínalos en horizontal y vertical, como ha hecho aquí la interiorista Asun Antó. Y entre pila y pila ubica algún objeto decorativo para armar un espacio desahogado donde impere el orden. ¡Nada resulta más feo que una librería atiborrada de libros!

Sofá, librería de DM y lámpara de pie, de Coton et Bois.
Zona de estudio en una librería 00521309

133.

Desestimar el poder de los huecos

Un banco bajo la ventana que te sirva de mirador, una zona de trabajo en la parte baja de una librería, una estantería en un entrante... Fíjate de cuántas formas puedes aprovechar todos esos huecos libres a los que apenas prestas atención. Párate a mirar detenidamente cada estancia de tu casa con ojos de investigador ¡seguro que sale más de un espacio nuevo! La interiorista Marta Tobella ha ideado esta práctica zona de trabajo en una estantería.

Silla de fibra vegetal, de Pilma, en Sacum. Escritorio realizado a medida por Sacum.
0091

134.

Una librería con historia

Los sofás son de lino, blancos y modernos, y contrastan con la librería oscura. Querían que la librería fuera importante y por ello la destacaron con un color distinto, para qué ganará protagonismo. Está hecha con DM lacado en color gris antracita, a juego con las carpinterías y la chimenea. 


EL SALÓN. Sofás modelo Tamarindo de Crearte. Cojines de Sacum. Los de flores son de Filocolore. Puf de lino y cuadro en Sacum. Mesas de centro diseñadas por Tessa Interiorismo. 
Salón con mueble con cajones y chimenea en un extremo

135.

Un salón más aprovechado con muebles a medida

Antes de a reforma el salón era un espacio muy alargado que se desaprovechaba, pero al mover la escalera y reubicar la cocina, pasó a ser uno más cuadrado y equilibrado. Y para rentabilizar al máximo el espacio pero sin sobrecargarlo Marta tiró de muebles a medida, como el mueble bajo con cajones de punta a punta que integra la nueva chimenea de gas: "La chimenea ya estaba, pero la anterior era de leña y queríamos darle un look más urbano y actual, así que optamos por esta de gas", explica la decoradora Marta Prats. 

Sofá de Temas Mobiliario y butaca de Pilma, en Sacum. Mueble del salón y librería de DM lacado y roble diseño de la decoradora y realizado por Fusteria Catot.

Salón con mueble con cajones y chimenea en un extremo

136.

Un buscado punto nórdico

"Queríamos darle al salón un look actual, pero a la vez que resultara acogedor y vivido, por eso combinamos un mobiliario lacado en blanco con toques de madera, como el grueso sobre que recorre todo el mueble del estar. Además, la chimenea, al estar desplazada, ya nos funciona, porque el sofá queda centrado con el televisor", recuerda la decoradora. 

Salón con correderas que separan de piscina_00510461

137.

Un salón diáfano con piscina

¿Quién tiene una piscina en el salón? Esta familia la tenía, aunque con la reforma decidieron separarla del estar mediante correderas porque en una casa con niños pequeños podía resultar peligroso. Además, aprovecharon las obras para tomarle prestados unos metros y así ampliar el salón. No te pierdas el resto de espacios de esta casa

Salón blanco con librería y sofás

138.

7. JULIO: La casa con jardín que era en realidad un bajo súper luminoso

Casa parece, pero piso es. Y eso nos encantó de esta casa que apareció en nuestro número de Julio, porque demuestra que una planta baja, con una buena decoración, puede ser tan luminosa como cualquier piso. Con el plus de contar con un jardín, en este caso. 

Dormitorio con vestidor closet cerrado por corredera_00497527

139.

Con una gran corredera empotrada

En vestidores tipo closet cerrados por una corredera, como aquí, es importante que elijas un tirador cómodo, porque las puertas suelen ser pesadas, y así te resultará más fácil abrirla y cerrarla. 

Vestidor diseñado por la decoradora Adriana Farré. 
Salón comedor abierto con sofá verde, librería blanca grande y armarito de madera_0493834 O

140.

Un armario recuperado a modo de vajillero

Este armario es pequeño pero resulta súper práctico en este salón, porque sirve de improvisada alacena y armario extra de almacenaje del salón y, a su vez, sirve de separación visual entre la zona de estar y el comedor. Además, de madera y con un look rústico suma encanto a personalidad a un salón de base blanca. 

Detalle de librería de Pladur con armarios en la parte inferior y un leñero

141.

Después: una librería capaz y muy decorativa

Esta librería es un diseño de la decoradora que integra soluciones a medida, como las baldas y el leñero, con otras prefabricadas y low cost, como el armario, que es de Ikea. Precisamente, como no cubría todo el hueco hasta la chimenea, Dafne se inventó este leñero, práctico y a la vez muy decorativo. ¿Quieres ver al detalle esta transformación, con su presupuesto? 

Salón con boiserie blanca y muebles modernos_00470669

142.

Después: una base clásica con detalles de estilo

La decoradora compensó el marcado clasicismo de la librería con piezas más modernas, como el sofá, y otras de estilo, como la mesa de centro con sobre de mármol. 

Salón con sofás en "L", grandes ventanales, librería y mueble para guardar de madera

143.

Después: un salón luminoso, amplio y con mucho espacio para guardar

¿No parece el mismo, verdad? ¡Y sin obras! Nuevas cortinas, que inundan de luz el piso; una nueva funda para los sofás que los aligera; un cambio de distribución de los sofás, que deja el estar abierto y hace que el espacio se ve más grande; y soluciones para guardar, como la librería que flanquea la chimenea y el gran mueble con cajones.  

Salón con boiserie blanca y decoración moderna

144.

Después: un salón actual, elegante y súper luminoso

No lo parece, pero es la misma boiserie. Lo que una capa de pintura y unas ideas ingeniosas, como revestir la trasera de la librería con espejos, pueden hacer por un mueble viejuno. De hecho, el gran acierto de Miriam con este salón ha sido mantener esta pieza, ahora, tan especial. 

Salón comedor de piso regio reformado con librería blanca de suelo a tech

145.

16. El pisito de 65 m2 de una joven interiorista

La interiorista Neus Casanova supo aprovechar al máximo las posibilidades de este antiguo piso barcelonés. Tiró tabiques, para ganar espacios más amplios y diáfanos, y conservó aquello que más le gustó, sobre todo los preciosos suelos hidráulicos, que ha colocado como si alfombras se trataran y ayudan a delimitar zonas. 

Zona de día abierta en blanco de piso pequeño

146.

7. Un dúplex en Madrid pequeñito resuelto con mucho ingenio

La transformación de este dúplex ha sido radical. No solo se ha multiplicado la luz, sino que los espacios han crecido y se han hecho mucho más cómodos. ¿La clave? La redistribución de la zona de día, que ocupa toda la planta baja. Se tiraron tabiques y se le dio un vuelco a la incómoda escalera de caracol. Ahora el espacio es diáfano, lleno de luz (el blanco ayuda) y bien aprovechado, con el comedor como separación entre el salón y la cocina. 

Dormitorio con librería

147.

Los libros de las estanterías

Las que adoramos coleccionar libros en papel somos muy conscientes de su valor, pero protegerlos del polvo es otro cantar... Y no, aunque estén guardados en una vitrina tampoco se libran. Te guste o no, si quieres conservar una biblioteca impoluta, tendrás que sacar tu colección cada cierto tiempo, limpiar las baldas y los estantes, y pasar el trapo (o el plumero) libro por libro antes de volver a colocarlos en su sitio.

salon con boisserie que comunica con comedor

148.

14. Un piso clásico con sabor parisino

Este aire señorial y parisino que aún respira este piso fue lo que enamoró a sus propietarios. Pero necesitaba una reforma profunda. Y la decoradora Belén Campos se encargó de transformarlo en una vivienda cómoda para una familia numerosa conservando su encanto, empezando por la boiserie, que se rehabilitó para recuperar el color de la madera original.

Salón con librerías, chimenea y dos chesters de cuero

149.

3. Un piso actual con vocación clásica

La gran librería a modo de boiserie, la chimenea, los chésters de cuero.. La propietaria de este piso madrileño quería que su nueva casa fuera muy acogedora y con un look clásico, nada que ver con el estilo súper moderno y algo frío de su antigua casa. Un piso que te abrazara al llegar y donde te apeteciera estar acurrucadito en pleno invierno al calor del fuego de la chimenea. Y se alió con la decoradora Aurora Monasterio para lograrlo. 

Salón con boiserie y librería en gris

150.

2. Un piso en gris muy acogedor y personal

La propietaria y decoradora de este piso tenía claro que quería que su nueva casa fuera cómoda, súper acogedora y sin estridencias, por eso apostó por una base de neutros y en el salón se arriesgó con un gris cañero muy acogedor en la boiserie para actualizarla. Y le gustó tanto el efecto que llevó este mismo gris a otros espacios de la casa. 

Sofás de Mike Beumala y librería y chimenea redecoradas por la decoradora y propietaria Adriana Farré y Rovial.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?