Chaise longue

1 /261
Salón con chimenea y paredes rosas, diván tapizado en blanco, mesas auxiliares de mármol y estructura dorada 00497467

1.

Claves infalibles para conseguir un salón muy chic

Las mesas de mármol y latón suelen ser las favoritas cuando se trata de concebir espacios elegantes y sofisticados. En este caso, se optó por una serie de tres mesas tipo nido a juego con la lámpara de pie Diane, que conquista con sus patas doradas altas y esbeltas. La alfombra de pelito blanco es muy similar al modelo Tender de El Corte Inglés y hay varias medidas, ¡te va a encantar!

Mesas doradas con sobre de mármol, lámpara y alfombra de pelo Goa, todo de El Corte Inglés.

 

La lámpara Diane tiene un precio de 149 € Comprar

Encontrarás la alfombra Tender desde 21,70 € (antes 31,95 €) Comprar

Salón blanco de casa rústica moderna con vistas al jardín 00510272

2.

2. Una casa en las afuera de Barcelona muy slow

La decoradora Marta Tobella, de Sacum, transformó una antigua casa bicentenaria de payés que, literalmente, se caía a cachos en este refugio zen en las afueras de Barcelona donde todo invita al relax. Empezando por la paleta cromática. Y es que el blanco, junto con los neutros, son los colores por excelencia de la slow deco.

Sofá y chaise longue con tela de lino, muebles blancos y mesa de centro de Sacum.
Salón con chaiselongue blanca 00510334 O

3.

Habilita un rincón para relajarse

Una casa slow debería contar con algún rincón 'modo pause', donde poder parar, leer, descansar... en definitiva, desacelerarte del vertiginoso ritmo diario. Rodéate de cojines  mullidos, algún plaid o, en invierno, una manta gustosa. 

Chaiselongue, en Sacum. 
Salón blanco con chimenea y espejo 00530382

4.

Los materiales y colores de la slow deco

La slow deco comparte muchos atributos con el estilo nórdico, como una paleta de colores muy suave –dominada por blancos y beiges–, y mucha presencia de madera y fibras naturales. 

Butaca de Gervasoni, en La Maison y mesa de centro, en Natura Casa.  
Salón pequeño decorado por Natalia Zubizarreta con gran cristalera

5.

Un salón rejuvenecido y muy luminoso tras la reforma

El antes y el después de este salón es espectacular. Anticuado, con techos bajos, paredes rojas, mobiliario de madera oscura... Todo lo contrario de lo que querían sus nuevos propietarios. La decoradora Natalia Zubizarreta eliminó el falso techo y el salón, por arte de magia, "creció", se deshizo de los muebles viejunos y lo bañó todo en este luminoso blanco roto. Pocos muebles pero cómodos y funcionales completan un salón joven y pensado para el disfrute. 

IKEA_ESKILSTUNA_PE716458
IKEA

6.

"El sofá español"

Varios estudios han desvelado que el salón es la estancia que en que más rato hemos pasado durante el confinamiento. Por ello, Ikea ha bajado el precio del sofá Sigma Dos. Y es que... ¿Qué haríamos sin sofá en el salón? Se trata de un modelo de tres plazas con respaldo alto, patas e incluso almacenaje. Su estructura permite colocar la chaiselongue en cualquier lado e ir cambiando. Y lo mejor es que se puede convertir en cama de manera muy sencilla. PRECIO: 699 € (antes 799 €).  

Salón blanco de casa de aire campestre con vistas al patio 00510272

7.

Un salón campestre de aire nórdico

El blanco es el color que se impone en los interiores, creando una atmósfera tan relajada como la del exterior. Vigas, que son las originales de la casa aunque su función ahora es meramente estética; paredes, tapicerías... La única licencia es el suelo, de toba artesanal. No es el original de la casa, porque estaba muy deteriorado, pero Marta no paró hasta que dio con uno muy similar. No te pierdas el resto de estancias de esta casa

Sofá, chaiselongue y mesa de centro, de Sacum. 
045 DSC4195/ 510272

8.

Blanco y madera

Si quieres captar toda la luz natural en tu salón, apuesta por el blanco en paredes y techo y piezas de madera en la deco. Así lo ha hecho la interiorista Marta Tobella en su luminoso salón abierto a la piscina. ¡Todo un acierto!

Sofá, chaise longue, butacas, mesa de centro y alfombra, de Sacum.

 

rincon-con-chaise-longue 00526266

9.

La chaiselongue Grönlid, confort y espacio extra para guardar

La chaiselongue Grönlid es perfecta para crear un agradable rincón de lectura o como complemento del estar. Sus dimensiones generosas (117 x 164 x 104 cm) la convierten en un asiento muy confortable y, además, aprovecha toda su estructura para guardar. Tiene un precio de 390 €. 

Así es la casa en la que vive Juan Carlos I en Abu Dabi

De lujo

Así es la casa en la que vive Juan Carlos I en Abu Dabi

rincon-con-chaise-longue 00526266

10.

Un rincón para ti

Sí, para que tu salón te haga feliz debe tener un espacio muy tú. Y aquí no hay reglas más que las que impongas. Nos referimos a un rincón en el que hagas lo que quieras, te relajes, escuches música, leas, hagas manualidades… sea cual sea tu hobby busca la manera de integrarlo en el salón, sobre todo, si puedes llevar la actividad en cuestión a esta estancia de la casa para disfrutarla tú y compartirla al mismo tiempo con la familia.

Chaise longue de Ikea, mesa auxiliar de Ixia, alfombra de Leroy Merlin y lámpara de Maisons du Monde.
Un-mes-para-cambiar-la-casa-00466521 O

11.

Con un asiento de lo más sibarita

Sí, ya has dicho alto y claro que quieres un asiento en tu vestidor, pero puestos a elegir opta por uno súper cómodo que te permita calzarte, vestirte y ¡hasta tumbarte! ¿Qué te parece incorporar una chaise longue? Ideal para tomarte un piscolabis mientras ojeas una revista o te pintas las uñas de los pies. 

Alfombra, de Sacum. Puf, de Coco-Mat. 
Salón de piso pequeño con terraza cerrada

12.

Una zona de día diáfana inundada de luz

Para ganar más metros en el salón la arquitecta cerró la terraza y la convirtió en un agradable rincón de lectura. De hecho uno de los puntos fuertes de este piso es su luz, ya que se trata de un chaflán con vistas despejadas. Para aprovechar mejor el espacio, las columnas se cambiaron de lugar y así se pudo crear una original librería que ofrece capacidad sin restar luz. 

Sofá y chaise longue de Studio Bañon. 
Salón regio con chaiselongue y lámparas doradas_00480159

13.

Cuando las lámparas son las protagonistas

En este salón que viste una maravillosa galería modernista, se han elegido dos escultóricas lámparas gemelas de mallas doradas que encajan a la perfección con el espacio señorial. Para la decoración, en cambio, se ha optado por piezas modernas, como las mesitas o el puff, y atemporales con sabor vintage, como la preciosa chaiselongue, lo que crea un mix de estilos de lo más atractivo. 

Chaiselongue de KA International. 
00510274

14.

Un rústico moderno en blanco y madera

Viendo este salón podríamos pensar que pertenece a una casa de campo. Nada más lejos de la realidad, ya que es la casa de la decoradora Marta Tobella a las afueras de la ciudad de Barcelona. Sus vigas de madera blanqueadas, las paredes con un look a la cal, el suelo de barro, la chimenea de obra... Todo respira "campo", pero es 100% urbano. El blanco sobre blanco que envuelve el espacio, con toques de madera muy natural, son la clave. 

 Sofá, chaise longue, butacas y mesa de centro, en Sacum.
Chaiselongue

15.

Un asiento ¡a lo grande!

La butaca del salón ha sido la pieza más codiciada por todos ¡así está la pobre de achacosa! Has invertido en una nueva y esta tan solo para tu uso y disfrute. Te costó decidirte entre una chaiselongue o un sillón motorizado de esos que te da un reconfortante masaje de pies a cabeza. Una vez elegido modelo, ya lo has estrenado en diferentes situaciones: leer un libro, ver tu serie favorita y sestear. ¡Qué maravilla!

salon-blanco-con-mesas-de-centro-hierro-y-madera-303897-0f3d9ccd 8ff55e8f 826x1100

16.

¡Un material tan hogareño!

¿Te imaginas cómo sería un salón sin muebles de madera? Triste, apagado, desapacible... Por eso no dudes en decorar tu salón con una, dos o tres piezas de este material capaz de transformar una casa en hogar. En la imagen, se ha utilizado en el mueble bajo tipo consola lacado en blanco y en el sobre de las mesas de centro que aparecen por duplicado. Así se pueden juntar, si se necesita una mesa más grande o separar para convertirlas en auxiliares.

Mesas de centro con sobre de madera y patas de hierro, de Artisan. Sofá y puff tapizados con pana, de Roche Bobois. Chaise Longue tapizada con loneta, en Tapicerías Mejías. Estores, de Ceveco. Alfombra de lana de KP. Pavimento de mármol crema marfil, de Promeco.
Salón con paredes blancas y techo marrón, sofá con chaise longue, mesas de centro nido redondas, pufs rosas y mueble vintage con cuadro

17.

Pinta el techo de un color más oscuro

Es uno de los recursos más económicos para bajar el techo. Elige un color más oscuro que el de las paredes y pinta el techo. Este truco es perfecto para casas con estancias en dos alturas, pero funciona igual de bien en cualquier tipo de habitación y con un resultado muy acogedor. 

Salón de madera clara con librería gris y chaise longue 0366802

18.

Tono sobre tono

Pintada en un elegante tono gris, esta librería destaca en este salón dominado el beige, neutro y discreto a la par que sofisticado.

Librería, de Becara. Chaise longue, de K.A. International. Decorado por Rosa Muguiro.
sofa-lampara-y-cuadro-00510337 O

19.

Elige cuadros verticales y en tonos claros

Además de dar personalidad a tu casa, decorar con cuadros puede ayudarte a ampliar cualquier espacio. Para llevar esta sensación a lo alto, elígelos verticales y procura que predominen colores neutros. Apóyalos o cuélgalos de la pared un poco más altos de lo habitual (por encima de la altura de los ojos). ¿Otro truco? Puedes colgar uno solo de tamaño grande o muchos pequeños que lleguen prácticamente hasta el techo, así conseguirás que la pared parezca mucho más alta.

00324111 28e366f6

20.

Un dormitorio fresco y elegante con detalles en verde

Si no quieres pintar el dormitorio de verde pero te gusta este color, puedes hacer como aquí, donde el verde se ha escogido para resaltar las piezas más especiales del dormitorio, como la mesita de noche recuperada o la chaiselongue clásica, que tapizada en terciopelo y en este verde esmeralda, resulta muy sofisticada. 

 MG 5339

21.

Una zona para desconectar

Un rincón del vestidor se ha aprovechado para crear un espacio de desconexión. Esta zona de relax la componen una cómoda chaise longue, una lámpara con pie en arco y unas originales mesas de latón. Una mezcla equilibrada de piezas de varios estilos, como en el resto del proyecto. Y en la pared, una original composicón de marcos dorados. 

 

Frente de armarios con puertas lisas en blanco y chaise longue delante_466522

22.

Un espacio para el relax

Este vestidor, formado por unos discretos armarios empotrados en blanco, resulta un espacio de relajación total gracias a la chaise longue que, colocada en el centro, se convierte en único foco de atención. Un puf a modo de mesa auxiliar y una alfombra, perfecta para andar descalza, le acompañan. Alfombra, de Sacum y puf, de Coco-Mat.

salon con chimenea libreria y chaise longue

23.

Una escultórica chimenea que conecta el salón y el comedor

La chimenea es un diseño minimalista de hierro que ayuda a contrarrestar la presencia de tanta piedra y da un toque muy moderno. El aparador del comedor se ha diseñado a juego con la chimenea, que se ha completado con tres estantes, también de hierro. ¿Quieres ver el resto de la casa?

Librería de Forjats Fonteta. 
The Home Hunter

24.

Y con muebles escogidos

La mesa de centro de madera, de gruesas baldas y robusta, es otra de las piezas que no pasa desapercibida en el salón, lo mismo que la lámpara con pie en arco. Es una manera muy estilosa de convertir la chaise longue en un privilegiado rincón de lectura. 

Salón clásico en blanco con chandelier y chaiselongue junto a la ventana

25.

Un salón clásico con una preciosa galería

Si te enamoran las lámparas chandelier, con brazos tipo candelabro y rematadas en lágrimas de cristal, te gustará este salón clásico con dos ambientes: uno más recogido con butaca, cómoda y espejo con molduras que desemboca en un mirador luminoso de aspecto relajante y repleto de plantas. ¡No es de extrañar que se haya colocado aquí la chaise longue! Se adivinan largas siestas.

salón clásico blanco

26.

Organizado en diferentes zonas de tertulia

El blanco se impone en este salón donde sus ventanales en arco que lo abren al jardín suman estilo y personalidad al espacio y, a su vez, articulan el espacio. Por un lado, la zona de estar, con un confortable sofá rinconero de líneas rectas y, por el otro, la de lectura, con una chaiselongue de estilo que da carácter a un espacio muy neutro.

Cortinas confeccionadas por Coordonné. Sofá rinconero, puf tapizado en lino gris, y chaise longue con capitoné, todo de Gastón y Daniela. Alfombra, de Banak Importa. Cuadro, en Brocar. Lámpara de techo, de Becara. 
Salón comedor pequeño con libreria

27.

8. Muy chic y con mezcla de estilos

¿Quién dice que un salón pequeño no puede ser estiloso? Este reúne un mix muy equilibrado de piezas actuales y de diseño con otras recuperadas y retro. Las paredes, la alfombra y la chaiselongue, en blanco, sirven de base para destacar las piezas más especiales, ya sea por sus colores, como la butaca o por su diseño, como la gran cómoda recuperada.  

pgs-2559 eef19e70 1412x2000

28.

Una librería que deja pasar la luz

Esta librería es todo un acierto. Por un lado, ha transformado las columnas estructurales que pasan por la mitad del salón en estantería y para que sea más versátil se ha completado con paneles metálicos correderos que dejan pasar la luz de la zona de lectura al estar. 

Sofá y chaise longue de Studio Bañon. 
Chaiselongue turquesa SÖDERHAMN de IKEA
IKEA

29.

Chaiselongue turquesa SÖDERHAMN

Rincón de lectura en dormitorio clásico con chaise longue y lámpara de pie

30.

Un rincón de lectura provenzal

Como si estuviéramos en medio de una casa en la Provenza, este precioso rincón de lectura se decoró con un estilo rústico que destila coquetería a raudales.

Salón blanco con gran ventanal a la pequeña terraza_00483282

31.

Obstaculizar el paso de la luz

Tanto si cuentas con pocos o muchos metros, este error conviene evitarlo siempre. Es básico favorecer el paso de la luz natural dentro de casa, por lo que conviene despejar de muebles altos las ventanas y elegir telas livianas y poco pesadas para vestirlas. Si no te queda más remedio que apoyar el sofá en la ventana, apuesta por un modelo con el respaldo bajo y evita los sofás muy mazacote. 

Sofá a medida de Tapicería Gavá y mesas de centro, en Tierra Extraña.
Rincón de salón con chaise longue, aparador, cuadro y espejo (00343802)

32.

Cuando el vintage busca el contraste

Es un elemento esencial si buscamos un resultado ecléctico en el que convivan resaltándose piezas antiguas y modernas. Lo notamos especialmente por el contrate de tres estilos: la consola en acabado envejecido, con el espejo clásico y el cuadro.

Cuadro de Carlos Arriaga. Chaise longue de Vishuda, consola antigua de La Europea y lámpara de Luz & Ambiente.
combinar classic blue chaiselong tercipelo azul 00357507

33.

Con unos cojines rosas se vuelve más delicado

Si nos acercamos al dormitorio los tonos pasteles muy claros, como el rosa lavado, ablandan la sobriedad del Classic Blue y crean un punto de luz. Sobre terciopelo el efecto es más elegante.

Chaise longue antigua tapizada con terciopelo por Mavi Liza. Galán de noche de Deco & CO. Alfombra de The Rug Company. 
00469473 0a2f33c0 1415x2000

34.

Rosa y violeta, también happy colours

El Ultraviolet fue el color del año según Pantone en 2018. Pero puedes seguir usándolo por lo feliz que te hará. Según Pantone, violeta y púrpura están asociados a la creatividad y riqueza. Al mismo tiempo, sirve para calmar y aliviar tensiones y nervios.

salon-ventanal-doble-estor-00498774 O

35.

Mejor uno que dos cuando se trata de estores

Toma nota de este truco para que el salón parezca más grande cuando vistes las ventanas con estores: mejor uno que dos. Es decir, cuanta mayor sea la sensación de continuidad, más amplio se sentirá el ventanal. Uno ancho mejor que dos estrechos para una misma ventana.

Chaise longue en La Maison, sofá en Perobell y librería diseño de Deulonder Arquitectura Doméstica.
Salón con puerta corredera y chaiselongue

36.

10. Cuando las puertas son la estrella de la casa

Sin duda esta gran corredera es un imán de las miradas, aunque la preciosa chaiselongue o la alacena con sabor tradicional tampoco se quedan cortas... ¡No es de extrañar que le hayáis regalado tantos likes!

salon con viga pintada en blanco chimenea y grandes ventanales que comunican al jardin 978x1280

37.

1. Un completísimo salón abierto al exterior

Este salón triunfó y es que de entre todas las fotos publicadas en Instagram, esta fue la que más likes acumuló en 2019. ¡No es extrañar! Su amplitud, su fusión con el exterior, que parece formar parte del mismísimo jardín, el blanco cálido que lo envuelve todo y ese gran hogar perfecto para las tardes invernales. 

salon con libreria de obra, chaise longue y butacas 00500703

38.

¿Qué telas se arrugan menos en decoración?

Que la arruga es bella es cuestionable. A veces, sí. Como ocurre con esa tendencia a arrugarse que tiene el lino. Pero otras veces, un exceso de arruga no hace más que amargarnos. Hay telas que se arrugan menos y, sinceramente, esto facilita el planchado y que, por ejemplo, el sofá quede más "colocado" que con una tapicería con tendencia a plisarse.

Chaise longue de Becara, sofá de Jaime Beriestain, butaca y mesa de centro de Baravia, alfombra de Sisal de KP y librerías restaurandas por el estudio de Teresa Olea.
sofa blanco con cojines y complementos marrones 00498631

39.

Mucho marrón que pega con todo

Puedes buscar que las telas y las mantas coincidan con tus colores de mobiliario. Aquí repiten los de la madera, el sisal, la fibra natural... Así también se integran las piezas que podemos considerar más veraniegas.

Chaise Longue de Becara, puf de Jaime Beriestain y alfombra de Francisco Cumellas. 
00456660 e149af5f 1528x2000

40.

Para toda la familia

Un gran sofá esquinero es el protagonista del salón. Para compensar el peso del sofá, los demás muebles son mucho más pequeños y bajitos.

Sofás y chaise longue, de Maisons du Monde; y mesas de centro y auxiliar, de Coton et Bois; puf, lámparas de pie y de sobremesa, cestos de ratán y bambú y alfombra, de Sacum.
guia para cambiar las ventanas-3

41.

Ten en cuenta la orientación de la casa

Hacia el norte y este hay menos horas de sol y de menor intensidad. Si la estancia tiene esta orientación, elige ventanas con vidrios bajo emisivos aislantes y rotura de puente térmico. La orientación suroeste implica más horas de sol intenso: elige una ventana de aluminio (mejor que de PVC) con rotura de puente térmico y un vidrio con factor solar.

Sofás en Perobell, chaise longue en La Maison, lámparas de sobremesa en Luzio y alfombra en Forghani.
salon-con-sofá-almacenaje-de-ikea 483077 O

42.

Pequeño y natural

Los tonos neutros y en especial el beige y el blanco aportan luminosidad y sensación de amplitud. El sofá chaise longue además puede almacenar, por lo que resulta perfecto para guardar las mantas y mantener el salón ordenado.

Sofá, modelo Sandbacken, de Ikea; mesa de centro, de Sacum y alfombra de Zara Home.
elegir estores 6

43.

¿Cuánto cuestan unos estores?

Desde Gancedo nos asesoran acerca de los precios según el tipo de estor: estores de varillas con mecanismo compacto 75 €/m; los de paqueto, con mecanismo compacto 75 €/m y los venecianos mecanismo a cuerdas 125 €/m. Los estores enrollables depende del tipo de tejido screen, están alrededor de 70 €/m.

Chaise longue de Becara, puf de fibra vegetal de Jaime Beriestain y alfombra de Francisco Cumellas.
00162194

44.

Antes: lo colonial estaba de moda

El estilo colonial estuvo muy de moda durante una época y una década atrás aún era habitual integrar alguna pieza escogida de este estilo decorativo en casa. De diseño sólido y maderas de tonos intensos, son muebles que transmiten calidez y un toque exótico, aunque conviene no usarlos en exceso porque pueden saturar visualmente una estancia. 

dsc-8878 6983daf8

45.

Blanco y acogedor

El suelo de parqué aporta calidez al salón que se prepara para el verano vistiéndose con textiles ligeros y blancos. La alfombra de fibras limita la zona del estar junto con el sofá chaise longue. 

Sofá y mesa de centro, de Maisons du Monde. Cojines, de Calma House, Sira y Filocolore. Puf, de Pomax y parqué cerámico en tono nogal, de Marazzi.

46.

14. Las cortinas importan (y mucho)

"Para las cortinas, apuesta por telas vaporosas y ligeras, de trama abierta y colores claros: la luz fluirá y se verán menos estáticas. Si optas por rieles, oculta el mecanismo”, aconseja la arquitecta Mar Marcos.

Lámpara de pie y mesa auxiliar, en La Maison. Chaiselongue y cortinas de Ikea. 

47.

Así quedaría un salón en L con chaise longue

Aquí, para darle al espacio de la chaise longue más entidad como rincón de lectura relajante, se ha planificado una librería en alto que delimita el espacio y lo hace más acogedor y recogido a pesar de los muchos metros de la estancia.

Sofás, de Cuirs. Mesa de centro, de Sacum. Lámparas, en Coton et Bois. Alfombra, en Gra. Espacio decorado por Pia Capdevila.

48.

Combinaciones que funcionan

Tiene Goretti un gran ojo para las combinaciones: "La chaise longue ya la tenía, de ese color burdeos que me encanta (tapizada con una tela de Gastón y Daniela). Luego le compré a mi amiga Teresa Font el cuadro (que representa los viñedos,
las nubes y el cielo de la comarca del Priorat, en Tarragona) y me di cuenta de
que quedaban genial juntos. Así que la chaise longue se vino a la casa nueva”.

Puertas francesas de Antic Centre. Chaise longue, de Côté Déco. Mesita de Casa Valentí. Cuadro de Teresa Font. Alfombra de Arborètum. Cojines de Lo de Manuela y la maison. manta de Cado. Ficus lyrata en vasija de cerámica, ambos de Frèsia

49.

Terciopelo: un revival muy chic

Las modas son cíclicas. Y el terciopelo, con su tacto suave, sus brillos y su carácter elegante, ha vuelto con fuerza este año. Quítate esa idea de que el terciopelo es algo de antes y de decoraciones de corte clásico y atrévete con alguna pieza tapizada con terciopelo. Si un sofá es demasiado, ¿por qué no un puf? Este, con un look art déco, es el broche deco en este salón. 

50.

9. El rincón ideal para la chaise longue

¿Que la L no te da la profundidad suficiente para colocar el comedor? Apuesta por crear un salón de película. En un rincón como este puedes colocar una chaise longue que "cierra" visualmente el salón y, si está bajo la ventana como aquí, al ser una pieza baja, no obstaculizará la entrada de la luz.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?