Cabeceros

1 /1918
00389793

1.

Un cabecero de cama doble gracias a la unión de dos puertas recuperadas

La interiorista Ana Generó unió dos puertas recuperadas y las colocó en vertical a modo de cabecero (señal de que los techos del dormitorio son altos). Simplemente las barnizó dejando las imperfecciones de la madera a la vista. Lo mismo hizo con la mesita velador que hace de mesilla de noche. También recuperada, Ana la pintó de blanco y le dió un acabado envejecido.

Cabecero y mesita de noche, todo de Ana Generó. Espejo, en Matèria. Banqueta, de Antonio Ortinez. 
00425920

2.

Un cabecero vertical al unir tres puertas antiguas

Hay puertas antiguas tan bonitas que deshacernos de ellas resulta un sacrilegio. Estas de la imagen pertenecían a un armario vintage de tres cuerpos, se recuperaron las tres y, así unidas, se convirtieron en el cabecero del dormitorio. Antes de fijar las puertas, prueba la combinación que más te guste. Estas se han dispuesto en vertical, un recurso que solo utilizarás si los techos son altos. ¿Te has fijado en los nudos tan maravillosos que luce la madera? 

00429339

3.

Un cabecero con la antigua puerta de la casa del pueblo

Las puertas antiguas de las casas de pueblo de madera maciza tienen un encanto especial. Recupérala y conviértela en un interesante cabecero para tu cama. Las dimensiones estándar de las puertas, 80 x 205 cm, las hacen perfectas para colocarlas en horizontal. Pero si la cama es más pequeña y la puerta sobresale por los lados, atenta al consejo que dan desde el estudio R de Room: busca unas mesillas lo más neutras y bajas posible. ¡Te quedará niquelado!

Cama de madera reciclada, mesita de noche y lámpara de sobremesa, de Sacum. 
00454990

4.

Un cabecero con una puerta recuperada y pintada

¿Quieres darle un toque actual a tu dormitorio moderno? Entonces recupera una puerta antigua o nueva y lácala perfectamente, como esta en blanco roto que resalta en la pared gris y llena la estancia de luminosidad. Un puf hace las veces de original mesita de noche.

Puf en capitoné, de Westwing.

 

00442272

5.

Cabecero con puerta recuperada pintada en azul turquesa

¿Te gustaría darle a tu dormitorio un aire más fresco? Copia la idea que tuvieron los interioristas del Estudio Nook Architects: recuperar una puerta antigua y pintarla de un suave color turquesa. Viste la cama con ropa que contenga también este color y ¡lo habrás conseguido!

Lámpara de techo, en Cottage Little House. Estor, en Living 66.

 

00455454

6.

Un cabecero con dos puertas antiguas pintadas de azul

Limpiar, lijar y decapar es el mejor método a la hora de recuperar una puerta antigua. Es lo que hizo Neus Iserte, de Crea, Decora, Recicla, en estas de la imagen que reutilizó  como cabeceros de cama. Las pintó de un azul desgastado con pintura a la tiza y, lo mejor de todo, es que procuró que cada puerta fuera diferente: una tiene una mayor intensidad cromática mientras que la otra reaparece más envejecida.

Mesita de noche, en Malana's. Banqueta y lámpara de sobremesa, en Tessa & Co. Alfombra, en Gra.

 

00455462

7.

El trabajo de las puertas en detalle

¿Quieres ver las puertas de la imagen anterior más cerca? Aquí las tienes. Neus incluso las "manchó" en un extremo con ligeras pinceladas de verde que, aunque parecen casuales, no lo son. Son pequeñas concesiones que las personalizan aún más.

00466510

8.

Con los cuarterones de la puerta tapizados

En este dormitorio se ha colocado un cabecero muy peculiar. A la puerta se le han quitado los cuarterones y, en su lugar, se han dispuesto unos rectángulos de espuma tapizados en lino gris. Una solución que tu espalda agradecerá a la hora de apoyarla en un respaldo más mullido.

Cabecero y mesitas de noche, de Wunderkammer. Banquetas, de Azul Tierra. Alfombra, en Sacum.

 

00497969

9.

Con un tablero de una puerta

Si la puerta antigua se encuentra en tal mal estado que no se puede recuperar entera, ¡no importa! Salva las partes que estén en mejores condiciones. En este dormitorio juvenil, la interiorista Carolina Juanes empleó solo un tablero que fijó en horizontal a la pared, convirtiéndolo en un práctico y sencillo cabecero. Le va estupendamente a este dormitorio rústico.

Cabecero, diseño de Ventura Estudio. Mesita de noche, de Ethnicraft, en Carolina Juanes. 

 

00485245

10.

Un original cabecero con una puerta de anticuario

En las tiendas de brocanters o anticuarios se encuentran auténticos tesoros. Como el que halló la interiorista Asun Antó en esta ocasión: una puerta antigua con sus bisagras y todo. Asun no dudó en lacarlas en un tono turquesa y decaparlas para convertirlas en un espectacular cabecero con un toque vintage súper original.

Mesita de noche, en La Maison. Lámparas, en Coton et Bois.

 

00531771

11.

Un cabecero nuevo a partir de una puerta acristalada

A veces, los diseños de las puertas antiguas no casan con el estilo de nuestra nueva vivienda. En lugar de reciclarlas, piensa en darles un uso diferente que aumente su valor. Es el caso de esas puertas acristaladas típicas de las cocinas. Elimina los cristales y deja únicamente la estructura de madera. Rellena los cuarterones con rafia y ya tienes un cabecero personalizado y a medida. Un carpintero fue el manitas que realizó este modelo, diseñado por Paula Duarte, a juego con las mesillas de noche.

Mesita de noche, de Crisal. Papel pintado, de Pepe Peñalver. Aplique, de Ikea.

 

00536999

12.

Un cabecero con una puerta de un armario antiguo

Las puertas recuperadas dan mucho juego. Y si no fíjate en cómo se ha decorado este dormitorio. Ha ganado estilazo gracias a la elección del cabecero: una puerta de armario antiguo a la que Ana Blanco, de Mengíbar Blanco Estudio, le concedió una segunda oportunidad. Si le aplicas un barniz incoloro, lucirá toda la belleza de su tono original y sus vetas llenas de historia.

Banqueta, de Westwing. Papel Pintado, de Gancedo.

 

00536175

13.

Con puertas de madera en bruto colocadas en horizontal

Las puertas antiguas recicladas también tienen encanto si dejas la madera sin tratar mostrando sus heridas de guerra. Estas de la imagen elegidas por Dafne Vijande conservan hasta los herrajes en negro. Si quieres darles un efecto envejecido, líjalas en determinadas zonas. La madera clara de esta puerta cabecero combina a la perfección con los tonos beis utilizados en la ropa de cama.

Butaca, escritorio, lámparas y sillas, de Segunda Época. Ropa de cama, de Zara Home.
Con tachuelas a la vista
El Corte Inglés

14.

Con tachuelas a la vista

Tapizado en un suave tejido de algodón y lino de color beige  y rematado con tachuelas que le dan un toque chic, el cabecero Siria se convertirá en punto focal de la decoración. PRECIO: 254,15 € (antes, 299 €).

COMPRAR

Cabecero-doble-de-ratan-Malay-El-Corte-Ingles. Cabecero de ratán
El Corte Inglés

15.

Cabecero de ratán

Si buscas darle un punto fresco y exótico a tu dormitorio, el cabecero Malay es perfecto. Realizado en ratán natural trabajado artesanalmente, tiene unas medidas de 157 x 5 x 125 cm. PRECIO: 175 € (antes, 295 €).

COMPRAR

Cabecero de líneas rectas
El Corte Inglés

16.

Cabecero de líneas rectas

El modelo doble Oak es perfecto para darle a la habitación de matrimonio un look actual. Combina el acabado en madera clara con un frente de listones lacados en blanco. Mide 161 x 4 x 118 cm. PRECIO: 411,40 € (antes, 484 €).

COMPRAR

Dormitorio con mesilla de noche y cabecero 00525516

17.

Una escalera decorativa muy versátil

¿No sabes cómo decorar la pared frente la cama? Inspírate en esta idea y alíate con una escalera de madera. Además de decorar por sí sola esta pared, te servirá de perchero improvisado. Puedes vestirlo con una guirnalda luminosa y, al caer la noche, iluminada, tendrá mucho encanto. 

Dormitorio decorado por Júlia Casals.

 

baño abierto blanco cama con cabezal separador 00510651

18.

Baño abierto al dormitorio tras un cabecero de obra

A la hora de abrir un baño al dormitorio, la arquitecta Marta Sánchez de Mac3 Studio se fija en "pilares o en construcciones antiguas, muros de carga o instalaciones que puedan encarecer la reforma por tener que realizar su traslado. Por ejemplo el inodoro, si justo da a la pared que queremos tirar, habrá que ver dónde colocarlo sin que se aleje de la bajante principal porque en caso contrario no desagüará bien". La distancia máxima en este caso es de 1 m de separación.

Lámparas de Bloomingville, cabecero diseñado por la decoradora Cayetana Quiroga y realizado por Zur-Eder.
Cabecero capitoné en rosa y papel pintado floral 00524511

19.

Los cabeceros de terciopelo capitoné son un must

Un cabecero con tapizado capitoné SIEMPRE queda bien. ¿Quieres salirte un poco de lo clásico? Prueba con el terciopelo rosa, añadirá dulzura y un puntito de frescor a tu dormitorio, y no, no queda infantil en absoluto.

Cabecero, en La Maison. Alfombra, banqueta y papel pintado Woodland, de Sanderson, todo en La Maison. 
Dormitorio con cabecero de terciopelo y banco capitoné 00501853

20.

¿Te atreves con un color vivo?

¿Por qué no? Es ideal para revivir un dormitorio soso y aburrido, y si también juegas con las formas del cabecero, el resultado te sorprenderá. 

Casa de la interiorista Lucía Mariñas, quien diseñó el cabecero con tela de Osborne & Little. Banco en Sandra Marcos y alfombra en Zara Home.
00528789 Dormitorio con pared revestida de madera

21.

Un revestimiento de madera oscura para enmarcar el cabecero

Los dormitorios amplios y luminosos se benefician de algunas licencias, como el poder utilizar colores oscuros en su decoración. En este de la imagen, el interiorista Roger Bellera ha optado por pintar las paredes de un gris azulado, colocar un cabecero tapizado en azul y enmarcarlo con tableros en madera de nogal con vetas oscuras. El resultado es un espacio súper elegante. ¡Y todo ello sin que el dormitorio pierda un ápice de luz!

Cabecero diseño del decorador. Lámpara de techo, de Artemide. Aparador, de Luzio. Lámpara de sobremesa, de Maset.

 

dormitorio-mueble-a-medida-color-00535636 O

22.

Define la paleta de colores

En busca de esa sensación de armonía y descanso, los colores que elijas para decorar una habitación han de hacerte sentir bien. Piensa qué te gusta. Podrás llévalo al dormitorio en mayor o menor medida en función también del tamaño y la luminosidad de la estancia. Escoge colores neutros, crema, arena y tierra en tonalidades suaves y sobre ese fondo decide si quieres añadir colores cálidos (con un efecto más vivo) o colores fríos (que resultan más relajantes).

Cabecero de DM lacado y madera de roble realizado a medida por carpintería Jo Pa Álvarez, lámpara Greta de Carpyen en Matèria, alfombra de KP confeccionada por Piccolo Mondo y estor de lino de Jab Anstoetz.

 

domritorio-tono-azules-y-grises-00536814

23.

¿Qué cabecero eliges?

Ya has pensado en qué uso haces de la cama y en cómo quieres decorar la pared, si será esta la destacada en el conjunto. Esos pasos previos te ayudan a decidir sobre el tipo de cabecero. Acolchado para que resulte mullido porque te apoyarás en él para leer. Alto para darle verticalidad a la habitación. De obra para que integre las mesitas de noche porque no hay apenas espacio para incorporar un diseño exento.

Cabecero tapizado de María de Bernardo, butaca de Crisal Decoración y crotinas de Gancedo.
habitacion-pares-pintada-00538404 O

24.

Otros textiles: cortinas y alfombras

En función de los tejidos de la cama, lisos o estampados, claros o vivos; podrás elegir el resto de textiles: los de la ventana y las alfombras. Con ellos equilibra un conjunto de ropa de cama llamativo o destaca algo para animar. Una ventana bien vestida puede añadir no solo color sino también textura, lo mismo que una o varias alfombras.

Cabecero diseñado por Marta Prats, cuadro de Merc&Cía, aplique Tolomeo en Avanluce y papel pintado de La Maison.
Papel pintado en dormitorio 00534591

25.

Cuando ya tienes la distribución de la habitación…

Estás en disposición de plantearte qué pared quieres destacar. Puedes poner el punto focal en el frente del cabecero o darle protagonismo a otro panel. A la hora de decorar una habitación, una buena idea es destacar la pared en la que apoya la cama con otro tono, papel pintado, láminas, espejos…

Mesitas de noche de Ikea, mural de papel pintado de Tres Tintas y lámparas de techo doradas de Aromas del Campo.
dormitorio con cabecero de obra zapatero 00535683

26.

La iluminación de la estancia

En este proceso de cómo decorar una habitación, la iluminación es un elemento más, tan importante como un mueble o la ropa de cama y puede afectar a cómo percibes todo lo demás, desde los colores escogidos para las paredes hasta el acabado de los muebles. Pero además, te ayuda en el descanso creando una atmósfera relajante sin luces estridentes. Para decorar bien debe haber luz ambiental (que iluminará sin sombras), lámparas pequeñas o apliques junto a la cama –tipo foco si lees- y luz de acento, la más ambiental -mediante una lámpara de pie o de sobremesa-.

Cabecero diseñado por Coton et Bois y apliques Tolomeo en Punto Luz.
dormitorio-pequeno-tonos-neutros-00535967

27.

Los textiles de la cama

Son por los que tienes que empezar cuando te planteas cómo decorar una habitación con los tejidos. La cama es el elemento más destacado, el central, de ahí que debas empezar por ella. Elige los tonos que quieras en los diferentes elementos: colcha o edredón, cojines, plaid… ¿Imaginas un dormitorio en neutros, quieres colores en este elemento, lisos o estampados? Para un espacio relajante, crema, azul y verde. Para un ambiente más enérgico, terracota, camel y amarillo.

Cabecero desenfundable de Margarita Ventura, lámpara de Caravanne en Filocolore y banqueta de Tine K Home en Sacum.
dormitorio-cabecero-papel-00532157

28.

Después: un dormitorio acogedor y actual

Al dormitorio no solo se le lavó la cara, sino que se cambió su ubicación. Y es que, la planta superior, igual que con la inferior, se reorganizó para reducir el número de estancias con el fin de que resultaran más amplias y cómodas. La decoradora ideó un cabecero de DM a modo de repisa y revistió esa pared con un papel pintado textil que suma calidez al espacio. 

Dormitorio con cabecero de DM tipo murete blanco y madera 00535653 O

29.

De DM en "L" con almacenaje y con detalles de madera

Este cabecero aprovecha al máximo el espacio de este dormitorio gracias a su diseño en "L" que integra, además de las mesillas, una cajonera. El DM es un tablero de fibra de densidad media, de ahí el nombre, que se fabrica prensando en seco elementos fibrosos básicos de la madera y usando como aglutinante un adhesivo de resina sintética.

Cabecero realizado a medida de DM lacado y madera de roble realizado a medida por Carpintería Jo Pa Álvarez. 
Dormitorio con papel a rayas en la pared y cabecero de madera 00536935

30.

Un cabecero de madera que antes era...

¡Una puerta! Es una idea que nos encanta porque es una manera muy original de recuperar y reutilizar este elemento constructivo. Esta puerta, de hecho, pertenecía a un armario antiguo de la casa y es de madera maciza, convirtiéndose en un cabecero único y con valor sentimental. 

Dormitorio con cabecero de madera en espiga 00522726

31.

De chapa de madera y en original forma de espiga

Este cabecero está realizado de obra y se ha revestido con rechapado de madera en una original forma de espiga, convirtiéndose en una pieza de lo más estilosa. 

 Cabecero diseño de Sube Interiorismo elaborado por Ebanistería Landa.
Dormitorio con maxi cabecero de madera 00514952

32.

Un maxi cabecero de madera que viste el dormitorio

Este gran cabecero de madera es una pieza escultórica de madera que viste toda la pared de la cama, enmarcándola y convirtiéndose en el gran protagonista del dormitorio. Para que no pesara demasiado visualmente se ha decapado pero dejando a la vista las preciosas vetas y nudos de la madera. 

Cabecero diseño de la decoradora Asun Antó. 
Dormitorio con cabecero tipo murete de madera 00530364

33.

Una cabecero de madera, tipo murete y con las mesillas integradas

Este cabecero de madera de roble es un aliado para dormitorios pequeños porque en apenas 15 cm de fondo puedes disfrutar de un cabecero que enmarque la cama, mesillas que al ser integradas en la estructura no son un estorbo y, además, una práctica repisa. 

Cabecero diseño de la decoradora Marta Tobella, de Sacum. 
Dormitorio abuhardillado de madera con cabecero de madera 0532281

34.

Un cabecero de madera y cuero de sabor rústico

Este cabecero, que combina una estructura de madera natural con un revestimiento tapizado en cuero, aúna estilo y confort. La madera encaja a la perfección en este dormitorio de sabor alpino, mientras que la zona decorativa acolchada garantiza un mullido apoyo. Además, el cuero se lleva muy bien en ambientes de corte rústico como este. 

Cabecero diseño de la decoradora Carme Caubet. 
dormitorio con cabecero de obra zapatero 00535683

35.

Un cabecero multiusos de DM lacado

Este cabecero realizado en DM lacado en blanco es un práctico 4 en 1: es cabecero, murete de separación con el vestidor y el baño, integra las mesillas y, además, su reverso se ha aprovechado con un armario zapatero. 

Cabecero realizado a medida por Coton et Bois en DM lacado. 
Dormitorio con paredes en color marrón y cama con cabecero capitoné beige 00397809 348d0152 1333x2000

36.

Marrón chocolate: serio y muy otoñal

Aprovechando la llegada del otoño, puedes pintar las paredes de la habitación en marrón chocolate. ¡No hay color que mejor combine con la estación! Eso sí, para la ropa de cama, elige textiles en tonos como blancos y beiges.

Cabecero, colcha, cojines y cubrecanapé, en Azalea Decoración. Mesita de noche, de Wunderkammer. Lámparas apliques, de Saltoki.
Dormitorio con paredes revestidas con lamas de madera en color verde grisáceo 00515305

37.

Verde grisáceo: relax y elegancia

Esta versión del verde también es de lo más relajante (y elegante). De nuevo, las lamas de madera crean ese efecto rústico y campestre que parece de cuento.

Dormitorio con cabecero a medida y textiles mostaza 00535626

38.

Beige: tradición en tendencia

El beige es un clásico en la decoración de dormitorios. Nos gusta porque aporta elegancia y mucha calidez, ya que a pesar de ser un tono neutro, tiene ese matiz que consigue 'subir' la temperatura. ¡Perfecto para el otoño-invierno!

Cabecero de DM lacado y madera de roble, realizado a medida por Carpintería Jo Pa Álvarez. Lámpara Greta de Carpyen, en Matèria. Alfombra de KP confeccionada por Piccolo Mondo. Estor de lino, de Jab Anstoetz. Cuadros, de Blanca Cases.
Dormitorio rústico con techo abuhardillado y lamas de madera en color blanco 00507346

39.

Blanco: el neutro que siempre funciona

¿Se puede salir de la rutina con el blanco? Por supuesto, es un color que SIEMPRE funciona: aporta luz, permite infinitas combinaciones... En definitiva, es ideal. Si revistes tu dormitorio con lamas de madera (por ejemplo, la pared del cabecero) y las pintas en blanco, le darás un toque campestre superacogedor.

Butaca, de Miki Beumala. Lámpara, de Faro. Apliques, de Avanluce. Manta, de La Maison.
Dormitorio con paredes con molduras en color rosa 00470676

40.

Rosa: la mejor opción para atrevidos

¿Te consideras atrevida? Entonces, ha llegado la hora de pintar las paredes de tu dormitorio en color rosa. Chic, sofisticado, enérgico... ¡este color es total! 

Cabecero, realizado a medida por tapicería Marcasal. Taburete de madera, en La Maison. Mesita de noche, de MIV Interiores. Lámparas de techo, en Doméstico Shop. Alfombra beige, en Matèria.
Dormitorio pequeño con paredes pintadas en color azul aguamarina 00511437

41.

Azul aguamarina: calma para descansar

Los colores de la naturaleza siempre suponen un acierto en los dormitorios. El azul aguamarina es perfecto para crear ambientes calmados. ¿Quién no querría dormir en una habitación que le recordase al mar? 

Cabecero, diseño de Sube Interiorismo, con tela de Sette.
Dormitorio en azul con cabecero de madera 00528781

42.

Gris azulado: actual y muy invernal

Entre el gris y el azul, este tono da como resultado dormitorios muy actuales. Nuestra recomendación es que lo combines con muebles y elementos de madera para añadir calidez, como por ejemplo, el cabecero. 

Aparador de Luzio y banqueta de Crearte Collection.
Dormitorio con cabecero tapizado y banco de fibra 00527481

43.

Gris intenso: sofisticado e intenso

El gris en una tonalidad más intensa, reforzará la sofisticación del dormitorio. Para contrarrestar su matiz frío, añade textiles en colores claros y cálidos, como blancos o beiges. Las fibras naturales también le van de cine.

Cabecero y mesillas de noche de Kenay Home. Individuales de Zara Home y El Corte Inglés.
Dormitorio en finca regia con gran ventanal y sofá en azul d8ae2865

44.

Topo: el color en tendencia

El color topo o taupé es una de las tendencias que más arrasan en este momento en decoración. Entre el gris y el marrón, este color neutro le dará a tu dormitorio un aspecto más elegante y sofisticado. ¡El background ideal!

Cama, diseño de Isabel Arrieta.
Dormitorio con paredes en verde 00500538

45.

Verde empolvado: tranquilidad garantizada

Hay colores para pintar tu dormitorio y salir de la rutina que funcionan muy bien, y uno de ellos es el verde. Es el color de la naturaleza y, si lo eliges en una tonalidad empolvada, conseguirás que en la habitación se respire un ambiente de tranquilidad ideal para el descanso. Además, queda muy elegante.

Banqueta del Mercader de Venecia y ventilador de Faro.
Dormitorio moderno con cabecero de obra con hornacinas pintado en color gris 00513213 O

46.

Gris claro: moderno y con tintes nórdicos

Otro color con el que saldrás de la rutina y que, además, te hará ganar un look moderno de aires escandinavos, es el gris claro. ¿Lo mejor? Combina con todo.

Cabecero de obra. Lámpara aplique, de Vintahome. Ropa de cama, de Filocolore.
Dormitorio decorado con papel pintado a rayas en colores blanco y gris 00517100

47.

Blanco y gris: elegancia con estilo

¿Por qué quedarte solo con un color, cuando puedes elegir dos para pintar tu dormitorio? El blanco y el gris es una mezcla muy acertada que le dará la chispa adecuada a las paredes. Puedes optar por pintura o por papel pintado. 

Cabecero, de Coton et Bois, Mesita de noche, en India&Pacific.
Dormitorio con cabecero a medida con hornacina en color blanco y papel pintado a rayas 27. 00406042 1a936617 1462x2000

48.

A rayas: solo en un área

¿Te apetece darle un poco de vidilla y originalidad a tu dormitorio? ¡Pinta las paredes a rayas! Una en negro, otra en beige... Nos encanta cómo queda en la pared del cabecero (olvídate de pintar todas las paredes así, sería too much). 

Cabecero y armario, de DM, hechos a medida. Papel pintado, de Ralph Lauren.
00535919 Dormitorio con ropa de cama de cuadros

49.

Estampado de cuadros también en la ropa de cama

Los dormitorios modernos acogen de buen grado al estampado de cuadros. Los vemos aquí en el plaid y los cojines de lino que visten la cama. La interiorista Bárbara Serra ha optado por un color gris verdoso muy sugerente que le aporta luz y calidez.

Ropa de cama, de Filocolore. Pared revestida de moqueta vinílica Alfresko, de KP a modo de cabecero.  Mesitas y banqueta, de Catalina House. 

 

00531767_ALT_00001107

50.

En amarillo para un dormitorio vintage

Cuando los niños se van haciendo mayores, desean una decoración más discreta y menos estridente. En este dormitorio la interiorista Paula Duarte ha elegido un papel pintado de cuadros en un suave tono amarillo vainilla que le va fenomenal al cabecero de madera. El revestimiento junto a las láminas y el flexo dan a la estancia una atmósfera retro ideal.

Arrimadero de madera a modo de cabecero. Revestimiento de papel pintado, de Coordonné. Mesita de noche, de Ikea. Lámpara flexo, de Jieldé, en Naluz. 

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?