Butacas

51 /3011
Salón con sofá de terciopelo azul, butacas y mesa de centro de madera y mesas auxiliares con lámparas 00510079

51.

Azules y madera: Una combinación relajante y acertada

El color del mar es idóneo para concebir salones con efecto relax instantáneo. Aquí, el sofá de 3 plazas Calgary invita a sentarse y a apreciar la calidez de su textura de terciopelo en un precioso azul noche. Para equilibrar los tonos, se eligió la madera como material protagonista en la mesa de centro y las butacas.

Sofá, butacas y mesa de centro de El Corte Inglés.

 

El sofá Calgary tiene un precio de 1.995 € Comprar 

Salón con composición de fotos en blanco y negro 00457287

52.

Acentos de color turquesa en el salón

No hay mejor forma de animar la decoración de un salón black & white que añadiendo algún elemento en un color tan vivo y alegre como el turquesa. La mesa auxiliar de cerámica modelo Hanoi de El Corte Inglés es, sin duda, el mueble que más llama la atención por su aspecto artesanal. Junto al sofá tipo Chester modelo Chelsea en color azul petróleo, se situó una mesa auxiliar muy ligera de metal y cristal modelo Frost para ganar un punto de apoyo sin sobrecargar la estancia. Las butacas y la mesa de centro también son de El Corte Inglés, pero no están disponibles en su catálogo actual. ¡Una pena! 😭

Sofá, mesa de centro, butacas y mesa auxiliar, de El Corte Inglés.

 

El sofá Chelsea tiene un precio de 1.195 € Comprar

La mesa auxiliar Hanoi tiene un precio de 79 € Comprar

La mesa auxiliar Frost tiene un precio de 92,65 € (antes 139 €) Comprar 

Salón con sofás de lino beige, pufs étnicos, alfombra de fibras y mesas de centro 00526262

53.

Un salón con espíritu étnico

Los pufs son piezas muy versátiles que siempre nos gusta añadir en salones, dormitorios y exteriores. Al poder actuar como asientos, mesas auxiliares y reposapiés al mismo tiempo, son elementos superútiles que a su vez resultan decorativos. En este salón, por ejemplo, se apostó por el estilo étnico para acompañar a una decoración muy fresca y relajada, eligiendo un par de pufs con estampados étnicos y elegantes de El Corte Inglés. ¿Qué te parecen?

Sofás, de Ormoss. Mesas de centro, de Maisons du Monde. Butacas Paula, de Majestic, tapizadas con tela de Ribes y Casals. Alfombra, de KP. Pufs étnicos, de El Corte Inglés. Cortinas de lino, de Gancedo.
00533393 Salón comedor con aparador y butaca vintage

54.

Muebles antiguos, bonitos y valiosos

¿Con qué más piezas puedes hacer que tu salón se vea más caro? Sin duda con un mueble antiguo (aparador, librería, cómoda...) procedente de anticuario o bien haciéndolo parecer así con un acabado envejecido. Una butaca clásica será otro elemento que encarecerá la estancia. Ambas piezas han sido elegidas por el interiorista Jorge Moser en este salón, rejuvenecido gracias a las lámparas modernas.

Sofás retapizados por Miki Beumala. Mesa de centro, en Corium. Mesa auxiliar, de Catalina House. Alfombra, de BSB. Butaca, de Maisons du Monde. 
Rincón de chimenea del salón 00516930

55.

Después: una zona de relax junto a la chimenea

Mismo rincón de la chimenea, ¡pero qué apetecible ahora! Y sin necesidad de importantes obras. Y es que, a veces, la transformación de un espacio es más fácil y rápida de lo que parece. Nueva pintura, nuevo mobiliario y el cambio, como aquí, ¡es radical! Si tienes curiosidad para descubrir el resto de espacios de esta casa, descúbrelos.

salon-con-salida-al-exterior-00530401 O

56.

Vuelta a casa tras las vacaciones: decoración, limpieza y orden

salon-techo-alto-00532026 O

57.

Truco óptico: la instalación de las cortinas y su largo

Con la idea de separar techo y suelo para que el salón parezca más grande, juega con las cortinas. Siempre es preferible su instalación desde el techo. Y la caída nunca debe quedar corta sino que apoye ligeramente en el suelo. Así se aprovecha todo el recorrido con la tela y parece más larga la pared.

Butaca de Maison de Vacances y alfombra de Papiol.
salon-con-sofas-00531259

58.

Muebles de poca altura

Como ilusión óptica para ampliar un salón no podía faltar el recurso de decorar con muebles bajos. Las piezas de poca altura son más ligeras y no "entorpecen" el recorrido visual. Si la mayoría de los muebles se siente por debajo de la línea de los ojos cuando estamos de pie, con distancia, todo se percibe más despejado.

Sofás de Atemporal Home, mesas de centro de Ethnicraft, butacas de Taller de las Indias y lámpara de pie de Santa & Cole.
Salón con sofá en L beige, alfombra kilim, mesa de centro redonda con sobre de madera y patas de hierro y una butaca de fibras

59.

Todo en su sitio

El nuevo cristal fijo que se instaló en el salón permite que entre la mayor cantidad posible de luz natural. Piensa que se trata de un bajo, así que la luz nunca sobra. Otro de los recursos de la decoradora para sacar partido al espacio del salón fue elegir un sofá en L y situarlo junto a la pared.

Sofá de Miki Beumala con cojines y plaid de La Maison. Alfombra y jarrones de Carolina Blue. Mesa de centro y boles de India & Pacific. Ramo de Colvin. Bandeja de Matèria. Mesita auxiliar de Coton et Bois.
Salón en tonos beige y arena con tabique y hornacina para el televisor y acceso a la terraza

60.

Boas vistas

Como la idea del piso era que resultase cómodo para la familia, en lugar de mueble de TV se construyó una hornacina en el tabique que a su vez delimita el espacio con la cocina. La gama cromática en tonos beige y arena propician la creación de ambientes luminosos y cálidos, y por si acaso reciben visitas, se eligió un sofá cama muy elegante. Todo ello con acceso a la coqueta terraza.

El sofá cama es el modelo Chester Bradford. Las butacas son de Keen Réplicas (ambos en Acevedo).
00516817 Consola pegada a la pared

61.

Di sí a los materiales naturales

Junto con el color, hay otro factor que no falta en los proyectos de Paula Duarte: la presencia de materiales naturales. Madera, fibra, lino en textiles... En este proyecto, la interiorista optó por pintar el salón en un suave tono gris y lo acompañó con un sofá tapizado en color hueso, unas mesas de madera y unas butacas de fibra que parecen recién traídas del jardín. ¿Más ideas fáciles para el salón que nos da Paula Duarte? "Recupera elementos originales de la casa porque la hará única. Conserva paredes de ladrillo visto, vigas de madera o una alacena antigua ¡y no te arrepentirás!" es su sabia recomendación.

Butacas de mimbre, de India & Pacific. Mesa de centro, de Cidón. Alfombra, de Tailak. Lámpara de techo, de Naluz. 
00506955

62.

Oculta la televisión

Una de las piezas del salón que más crea debate es la televisión. A todos nos gusta verla..., pero no siempre. Así que los interioristas tienen que romperse la cabeza para intentar ocultarla. A Natalia Zubizarreta se le ocurrió aquí esta solución: instalar en la estantería dos hojas correderas que tapan el aparato cuando no se usa y se desplazan hacia las esquinas cuando se quiere ver. "Para decorar esas hojas y evitar que se descuelguen, hicimos unos cuadros a medida que no pesan" —afirma la interiorista. ¡Y problema solucionado!

Sofás, de Atemporal. Butacas, de Crearte. Mesa de centro y mesas auxiliares, de Crisal. Lámpara de sobremesa, de Other Lamps. 
Recibidor con gran pared en arco acristalada_ 00465337

63.

Un recibidor abierto al jardín

Este recibidor es un doble acierto. Por un lado, vincula el interior con su espectacular jardín y, por el otro, inunda de luz el salón. Además, su diseño en semiarco y sus frentes acristalados convierten a este moderno recibidor en un espacio decorativo por sí solo.

 Aparador de Acomodo y butaca de mimbre de Crimons. 

 

salon-con-alfombra-de-fibras-con-comedor-con-sillas-tapizadas-00513322 O

64.

Un salón más amplio con una nueva distribución

 “La planta baja estaba muy compartida, todo eran puertas y se perdía mucho espacio en zonas de paso sin uso", recuerda la decoradora. Al salón se le dio, literalmente, la vuelta: “Antes el sofá, que era muy pesado, estaba en medio, por lo que todo quedaba muy comprimido. En cambio ahora, al arrimarlo a la escalera, hemos ganado un espacio central despejado que hace que el estar se vea más amplio”, explica la decoradora Marta Prats.

Terraza por pérgola y salón de verano con vistas al mar

65.

Un salón de verano a la fresca

Los nuevos propietarios de esta antigua casa payés totalmente rehabilitada tenían claro que, con unas vistas de postal como estas, era un imprescindible aprovecharlas. Por eso la casa cuenta con múltiples zonas de exterior. A este estar de verano se accede desde el salón y gracias a su pérgola puede disfrutarse, incluso, en los días de canícula veraniega. 

Sofás, butacas y lámparas de Miv Interiores. 

 

Salón de apartamento de verano con paredes blancas y ventanales con vistas al mar

66.

Un salón con las mejores vistas

Cuando cuentas con unas vistas así, ¡qué menos que potenciarlas! La decoradora tiñó los interiores de blanco, y eligió pocas piezas de mobiliario pero fresquitas y con encanto, como los sofás blancos, las butacas de fibras o los puffs. Así, ¡nada las eclipsa!

Mesa de centro, a medida. Butacas, de La Bòbila. 
Dormitorio clásico con terraza y ropa de cama con flores

67.

De forja blanca

Las camas con dosel de forja blanca siempre conciben dormitorios románticos de tintes campestres y vintage. Nos encantan por su dulzura y porque son aptos para todo tipo de habitaciones, ya sean infantiles o de adultos.

Cama de hierro Ripalda, de Gonzálbez. Butaca, de Roche Bobois. Visillos de lino, Tignes-Duck Egg, de Designers Guild, en Usera Usera.
balcon-decorado-sillas-y-plantas 00511496

68.

Una terraza urbana pequeña pero con encanto

Las terrazas son siempre un must, pero en una gran ciudad, son un lujo. Por eso, aunque sea pequeña, como esta, merece la pena sacarle partido. Aquí, el Estudio Lapizarq la ha aprovechado con un par de butacas ligeras, dos mesitas auxiliares fáciles de mover y muchas plantas, que dan frescor y sensación de naturaleza. 

Mesas de centro de Pez y sillas Acapulco, en Superstudio.  
Balcón con vistas al mar 00483080

69.

Un balcón con vistas a la bahía de la Concha

Este balcón es pequeñito, pero su escasez de metros queda compensada con creces por sus inmejorables vistas al islote de Santa Clara, en la bahía de San Sebastián. Para que nada obstaculizara las vistas, la barandilla es de cristal. 

Sofá y butaca de Gandia Blasco. 
salon-con-televisor-00528752 O

70.

Minimalista a modo de estante

Un estante corrido. Nada más. Esta solución es para salones de diseño moderno y sencillo. Sin necesidad de puertas o cajones, solo un estante que se prolonga a lo largo de la pared. Puede quedar suspendido o llevar travesaños de apoyo. En este tipo de muebles de televisor se pueden colocar cajas o cestas debajo del estante o decorar con algún objeto, pilas de libros o una lámpara de suelo.

Sofá a medida de Deco Lur Sofá, mesa de centro de Taller de las Indias, butaca de &Tradition, banco de Export Junk y alfombra de KP.
Detalle de butalla junto chimenes 00492049

71.

Una butaca de cuero retro

Nos encanta la butaca Dilma de La Redoute, un diseño retro que combina una estructura de madera con un tapizado de cuero. CUESTA 699 €. 

Comprar

Salón blanco con butaca verde 00531762

72.

Un salón en blanco con una estilosa butaca de La Redoute

El juego de blanco y verde es el que se impone en este salón, donde toma gran protagonismo la original butaca verde de La Redoute. Con patas vistas de madera y un un diseño envolvente, dará un toque de estilo a tu salón. TIENE UN PRECIO de 389 €. 

Comprar

Salón moderno con vistas al exterior 00524398

73.

Un salón actual con una confortable butaca de Kave Home

En este salón se ha optado por una base neutra en la que nada desentona... con permiso de la butaca, una pieza que aúna un look actual y retro, a la vez, gracias a su diseño en capitoné. Si te gusta tanto como a nosotros, te lo ponemos fácil: es el modelo Patio de Kave Home y CUESTA 429 €. 

Comprar

Salón campestre con techo abovedado 00483444

74.

Un salón campestre con butacas in & out

La butaca Belleny de Kave Home viste de estilo este salón campestre, que aúna tradición, con este precioso techo abovedado, con modernidad, con un sofá de líneas rectas y las butacas de con respaldo de cuerda. CUESTAN 399 €/u. 

Comprar

Terraza con vistas al mar 00460988

75.

5. Un apartamento en Begur a primera línea de mar

Esta terraza parece elevarse sobre el mar, y es que tiene la playa a un paso de chancla. Su enclave, en la localidad de Begur, en la Costa Brava, era de excepción pero necesitaba una reforma integral, para darle un aire más veraniego y hacerlo más confortable. De la transformación se encargó la decoradora Marta Tobella, de Sacum. 

Butaca de Catalina House. Alfombra de fibras de Sacum. 
salón de apartamento de verano con bóveda y librería con trasera de mimbre 00460582

76.

4. Un apartamento con un look muy marinero

La decoración de este apartamento nos remite en todo momento al mar que tiene tan cerquita. Blanco, azul y tonos arena suave son los que se imponen. La trasera de la librería se ha revestido con un papel pintado que imita el mimbre para ganar frescura. 

Salón con pared revestida de madera 00508550

77.

Un salón muy estiloso con una pared de palillería con truco

Lo primero que sorprende de este salón es que no es el típico de un apartamento de verano. Mucha madera, piezas de diseño, ni un detalle marinero y una chimenea. Y es que esta casa se disfruta todo el año, incluso en pleno invierno. La pared, revestida de lamas de madera, además de dar personalidad tiene truco: oculta el equipo de aire acondicionado, camufla la puerta de acceso a la suite e integra armarios para guardar. 

Sofá de Gervasoni y mesas de centro, en Coco-Mat. 
Salón de masía con techo de vigas y vistas al jardín. dsc2037 8d39c55e 1200x801

78.

Un impresionante salón decorado con materiales naturales

Y lo que no podía faltar en una decoración slow es, por descontado, los materiales naturales. Fibras, madera, linos, algodones...  Los ambientes que tienen como protagonistas estos materiales aportan una calidez natural que los hace mucho más confortables y relajantes, como este precioso salón con espectaculares vistas al jardín. 

Sofás y butacas diseño de CHM Studio con tela de Yutes. Pufs de Coton et Bois y mesa de centro de Azul Tierra. 
Salón blanco abierto a grandes ventanales

79.

4. Un ático amplio y luminoso con una slow deco

Es ver este salón y las revoluciones parecen bajar en picado. La elección de una base en blanco, textiles naturales y su luminosidad desbordante han sido claves para crear este ambiente slow que invita al relax. De hecho, para que nada impida la entrada de luz natural, una de las máximas de la slow life, se ha prescindido, incluso, de cortinas en los grandes ventanales en semiarco. ¡Qué zen!

Sofás, hechos a medida. Butaca de La Maison y la mesa de centro es de Natura Casa. 
00507570 salón con toques marineros

80.

Esos toques marineros

El mejor truco para llevar el verano a tu salón es integrar el color azul. La interiorista Sònia Badia lo ha conseguido decorando la pared con unos espejos de marcos decapados en este color y textiles ídem. ¿No notas cómo fluye un ambiente marinero?

Sofá, de Pilma. Mesa de centro, en Catalina House. Aparador, de Xmasarquitectura con cestas de Ikea. Lámparas de mimbre y alfombra, de Let's Pause. Butaca de bambú, en Sacum. Espejo, de India & Pacific. Lámpara de pie, de Muuto, en Domésticoshop. Cortinas, de La Maison. Pavimento de microcemento.  

 

00524668 Salón blanco con estantería y chimenea

81.

Súbele los colores

Ahora que los tonos frambuesas están de moda, anima tu sofá blanco con cojines de diferentes tamaños y estampados —florales o rayados— y le darás ese toque veraniego tan agradable, como lo ha hecho aquí la interiorista Marta Prats.

Sofás de Miki Beumala. Mesa de centro, de Carlos Santiago. Librería diseño de la decoradora, realizada en Fustería Carot. Butaca, en Coco-Mat.

 

 

 

 
00526264 salón amplio con butacas azules y chaiselongue

82.

Dividido en dos ambientes

Un pilar en medio de una estancia complica cualquier distribución. Las interioristas Isabel Flores, Nuria Almansa e Isabel Font jugaron con él dividiendo el salón en dos zonas: un generoso estar y un rincón de lectura. Así, ambos comparten la frescura y las vistas relajantes al jardín. Rayas marineras en los cojines, butacas tapizadas en azul y detalles coralinos potencian esa sensación de vacaciones y verano sinfín.

Sofás, de Ormoss. Mesas de centro, de Maisons du Monde. Butacas Paula, de Majestic tapizadas con tela de Ribes y Casals. Alfombra, de KP. Puf étnico, de El Corte Inglés. Cortinas de lino, de Gancedo. Chaise longue, de Ikea. 
00526325 salón luminoso con cuadro en tonos tierra

83.

Con estilazo

Situado a ras del jardín, este salón de verano presume de luz ¡y no es para menos! Asun Antó lo diseñó con una base neutra salpicada de tonalidades verdes en cojines, butacas y plantas. ¿Puede un salón de verano aunar su carácter distendido con un aspecto elegante? Sí, y la prueba es este donde las molduras decorativas y las obras de arte le dan ese punto chic.

Sofás, librería de DM lacado y mesas de centro de roble, diseño de Coton et Bois. Alfombra, de Papiol. 
00530528 salón en planta baja con sofás de fibra y vigas

84.

Inspirado en un invernadero

Este salón de verano mantiene su carácter estival gracias a los sofás de fibra mientras que sus paredes de cristal prolongan su disfrute durante todo el año. Una idea fantástica para aquellas casas localizadas en lugares lluviosos. La interiorista Belén Ferrándiz  hizo posible este porche de interior al que ha sumado, al otro lado, el comedor.

Sofás de fibra vegetal, de Maisons du Monde. Mesa de centro, de Misterwills. Butaca de ratán, de Mestizo Store. Silla de madera, de Carina Casanovas. Alfombra, de Ikea. 
00531259 salón con ventanales y butacas de fibra

85.

Un salón de lo más relajado

Rodeado de ventanas, este salón se viste de verano en gran medida por los cojines subidos de color, los estores blancos y a la presencia de fibra, en las butacas y la alfombra. La guinda la ha puesto la interiorista María Just  con ese sutil arbolito que integra el exterior ajardinado en el interior. ¿Sabías que con solo cambiar las fundas de los cojines por otras más calentitas, lograrás entrar en una nueva estación?

Sofás Ralph, de Atemporal Home. Mesas de centro, de Ethnicraft. Butacas, de Taller de las Indias. Lámpara de pie, en Santa & Cole.
Dormitorio de verano clásico con cómoda de madera vintage, ropa de cama de lino en color blanco y azul, butaca tipo poltrona clásica y ventanas con acceso al jardín DSC2141

86.

3. Un dormitorio de verano clásico en blanco y azul

El blanco y el azul siempre son los favoritos cuando se trata de decorar dormitorios de verano con estilo clásico e inspiración navy. Es una combinación que nunca falla, y en El Mueble nos gusta mezclar estos colores con piezas con solera, como la cómoda vintage de madera o la butaca que actúa como rincón de lectura junto a la ventana en este dormitorio. ¿Y qué pasa con los textiles? Que son los encargados de aportar la dosis de frescura necesaria.

Salón clásico con alfombra de fibras redonda 00451974

87.

El triunfo de los diseños calados

El diseño calado también sienta estupendamente en alfombras de fibras para el salón, incluso en salones clásicos como este, marcando un contraste de lo más acertado con mucha frescura y reforzado la calidez.

Mesa auxiliar de ratán y alfombra, de Sacum. Butacas del estudio de Meritxell Ribé. 
00518497 Salón con papel pintado en tonos arena

88.

Papel pintado en arena tostado

Revestir las paredes con papel pintado en un tono arena tostado llamará poderosamente la atención, allí donde lo pongas. Este, ubicado en el salón, focaliza la zona de lectura. El resto de paredes se han pintado en un tono arena suave. ¡La mezcla de pintura y papel funciona!

salon-con-estantería-en-madera-a-medida-00503923

89.

Una librería muy soft

¿Más formas de llevar el color arena a tu salón? ¿Qué te parece con un mueble XL de madera clara? Puede ser una vitrina o, como aquí, una generosa librería de roble macizo que ocupa toda la pared. Va arropada con textiles en lino, fibra y un banco con almacenamiento.

Librería y banco, de Fustería Sais. Puf de lino, de Lo de Manuela. Mesas, de India & Pacific. Butaca, de Crearte. Alfombra, de Cado. 
salón con vistas a la ciudad 0505170 109d4de6 2000x1460

90.

Economiza en muebles

Apuesta por los muebles multifuncionales y polivalentes, como un puff que puede servir de mesa de centro, o un banco con capacidad para guardar. De ese modo, tu casa se verá mucho más ligera y ahorrarás en limpieza, dinero y tiempo.

Sofá y puff de Grao y butaca de Carolina Blue. 

 

porche con materiales de esparto y mesa centro con ruedas 442905

91.

Protege tu porche del sol y gana confort

Si cuentas con un porche o una zona de pérgola, plantéate completarla con unas cortinas vaporosas o, como aquí, unos estores de esparto para protegerte del sol durante las horas de más insolación. Refrescarás este espacio y le darás más uso. 

Mesa de centro, de Merc&Cía. Taburetes, de Filocolore. Alfombra, de Gra. Cortinas de esparto, de Cado.
00500659 0ad88dfd 1511x2000

92.

Todo en blanco

Es el color dominante en las casas de los millennials y también en sus salones. Las paredes blancas son el lienzo perfecto para todo tipo de decoración y potencian al máximo la luminosidad. Además, el blanco es uno de los colores protagonistas del estilo nórdico, muy apreciado por esta generación.

Sofá en Dosde. Butacas de Ikea. Mesa de centro y mesa auxiliar de India&Pacific. Alfombra de Tailak. Mesa auxiliar de acero y mármol de Batavia.
Butaca de fibras 00485509 O

93.

Apuesta por asientos frescos

Los diseños con asiento o respaldo trenzado vuelven a llevarse. Aportan un toque rústico y también muy fresco, porque están ventilados y resultan menos calurosos. 

Butaca de Coco-Mat. 
salón con vistas al mar 00507542

94.

Muebles de bambú, una opción in & out

Los muebles de bambú están de moda y, además, es un material perfecto para un apartamento de playa, porque da un look casual muy veraniego. Además, es muy resistente, fresco y sin apenas mantenimiento. Al ser muy ligero, puedes mover el mobiliario fácilmente dentro y fuera.

Butaca de bambú de Sacum. 
Salón clásico con sofá blanco y cojines amarillos y dorados_ 00454744

95.

Puertas con nivel

Una buena idea para las puertas es pintarlas de blanco mate. Aproximadamente para 2 puertas vas a necesitar 3 litros. En Leroy Merlin se encuentra disponible el Luxens Basic, un bote de pintura de interior en blanco mate de 4 litros. PRECIO: 9,99 €. 

Comprar

Balcón con dos butacas de fibras en color azul y una mesa plegable 00460595 O

96.

Un balcón muy fresh

No necesitas grandes terrazas para disfrutar de un espacio al aire libre a la última en tendencias. Con un par de butacas de fibras en color azul como las que protagonizan este balcón, y una mesa plegable donde poder desayunar con vistas al mar, el milagro está hecho. ¡No te olvides de los textiles!

Terraza decorada en tonos azules con mesa de centro de bambú 00486956

97.

Los motivos étnicos también triunfan

Las terrazas y los jardines de verano ofrecen mayor libertad decorativa. Los motivos étnicos son excelentes acompañantes de las rayas, las borlas y los ribeteados. ¿Por qué no atreverte con uno o dos puffs a todo color?

Sofá y butaca modelo Mistral en Casamitjana, mesa de centro de bambú en La Maison, pufs y alfombra en Calma House y sillas de bambú en Carolina Blue.
Salón blanco con ventanales al exterior y detalles en azul 00346908

98.

Muebles con protagonismo

Una silla de diseño tan llamativa como la que decora este salón en color azul, puede ser la pieza clave que marque el estilo del resto de la estancia. El mismo azul eléctrico lo vemos en cojines y pequeños elementos decorativos, todo ello sobre una base blanca que aporta el equilibrio necesario.

Mesa de centro con sobre de cristal, en Ksar. Alfombra y lámpara de techo, adquiridas en Marruecos. Silla azul, adquirida en Inglaterra. Pavimento, de microcemento.
Porche blanco con buganvilla y vistas al mar 00508667

99.

Un porche con vistas al mar vestido por una colorista buganvilla

Con permiso del mar, en el horizonte, la buganvilla es la protagonista de este porche, vistiendo con sus coloristas floras fucsia este estar de verano. 

Sofá de bambú de Miv Interiores. 
terraza-look-low-cost 00507539

100.

No cubrir el suelo con alfombras

Si no concibes tu salón sin una buena alfombra ¿por qué no la incluyes en tu terraza? Este complemento, además de decorar y hacer más confortable el espacio, protege el suelo de las inclemencias climáticas. Elígelas de polipropileno o vinílicas, súper resistentes a los rayos solares, impermeables, antialérgicas y fáciles de limpiar.  En esta terraza, la interiorista Sònia Badia ha optado por una alfombra de fibra natural con base antideslizante, ideal solo para entornos secos y resguardados.

Alfombra, de Sacum. Butaca Vela, de La Maison. Banco, en Teodora Exteriorisme. Cojines, de Calma House y Sira Barcelona. Mesa azul redonda, de Fermob. 

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?