Armarios

101 /2657
dormitorio con armario 00527598

101.

Gana espacio para guardar

Un armario ropero es un candidato excelente para ocupar ese metro cuadrado que tienes en el recibidor o en el dormitorio, incluso, en una zona de paso. Aunque ocupe un metro de ancho, aprovechas la altura que tenga la estancia y de fondo puedes jugar con 60 cm (la medida convencional) o 35-40  cm (fondo reducido). En este último entra perfectamente la ropa doblada en baldas.

Mesita de noche y apliques de Maisons du Monde, alfombra de Carolina Blue y papel pintado de Leroy Merlin.
estanteria-armario-dormitorio-00527534

102.

Espacio para los libros

Entre dos paredes, entre un mueble y la pared o entre columnas. Ahí hay un valioso espacio en un piso pequeño para crear una librería. Aprovecha el hueco y tendrás todos los libros organizados. Como los estantes inferiores siempre se lucen menos y son más incómodos en acceso, puedes crear un mueble con puertas allí o bien colocar cajas y cestos bonitos con objetos más pequeños.

Banqueta de Carolina Blue.
armario-empotrado-blanco-combina-con-lavamanos-00449678

103.

Mini espacio para "sacar" el lavabo al dormitorio

Entre el armario y la pared, en este dormitorio, hay un hueco pequeño, suficiente para instalar un armario bajo con un lavabo sobre encimera. De esta manera, el baño gana espacio para guardar o solo para que la planta quede más despejada. Es una solución que mantiene la ducha y el inodoro aislados de manera que no pierdan privacidad esas zonas. 

00527470

104.

Un recibidor moderno y elegante

Paula Duarte es la decoradora de este recibidor. Un espacio con mucha luz natural que decidió pintar con un color gris intenso para conseguir un efecto moderno y muy elegante. La composición de consola y espejo le dan un toque muy característico, sin olvidar el gran armario corredor que la decoradora integró del mismo color que las paredes y que casi pasa desapercibido. 

Espejos en los armarios del dormitorio 00515291

105.

Más luz en el armario

Forrar las puertas del armario con espejos duplica visualmente los metros en este dormitorio. Los espejos, además, rebajan el peso del armario y crean una falsa perspectiva. Este frente de armarios, diseñado por Gabriela Conde y realizado por Isaías Lumbreras, se ha pintado en el mismo tono verde que el arrimadero. Un color que enfatiza el aire rústico del ambiente y resulta luminoso y muy acogedor. 

EL TRUCO DECO. Un armario con espejos es práctico para verse bien al vestirse. Lo ideal es que la luz natural les llegue en perpendicular. 

Cama con dosel, diseño de Gabriela Conde, en Isaías Lumbreras. Escritorio, en La B`bila. Taburete, en Antic Centre. 
Dormitorio con armario a pie de cama y alfombra 00455008

106.

Una alfombra a cada lado de la cama

Una alfombra a cada lado de la cama suele ser la alternativa más recurrente. A veces puede completarse con una tercera a los pies de la cama. Es la mejor alternativa para dormitorios pequeños en los que no se quiere renunciar a confort que proporcionan. En cuanto al tamaño, lo suyo es que lleguen hasta el pie de la cama y sean, al menos, tan anchas como la mesita de noche.

Puf y banqueta de Westwing.
comedor con ventanal y liberia 00521408 O

107.

No usar una paleta de color adecuada

"Mejor apostar por una sola gama y empastar los tonos", es la recomendación de la arquitecta Helena Martín en este sentido. De esta manera se logra unidad y es la responsable de que un espacio parezca más amplio. Sin cambios bruscos ni elementos que corten o delimiten.

Dormitorio con estructura puente 00522397

108.

Un dormitorio joven y muy capaz

Este dormitorio respira una atmósfera joven que contrasta con la arquitectura clásica del espacio. Para aprovechar al máximo los metros, se ha optado por una estructura tipo puente que salva la cama y ofrece mucho espacio para guardar. La ropa de cama con toques de amarillo –¡recuerda que el illuminating es uno de los colores del año de Pantone!– crea un ambiente alegre y juvenil. 

Armarios y cama de Ikea. 

  

Plano del vestidor diseñado por Mausa Marchá 00533274

109.

Un vestidor abierto

El vestidor mide 18 m2 que se dividen en una zona para él y otra para ella. Es abierto y está hecho con DM lacado en blanco roto

Vestidor con zona para corbatas, camisas y pantalones 00531254

110.

Con espacio para todo

El pantalonero. En cada pantalonero de 40 x 60 x 70 cm caben 11 pantalones, 20 si hay dos en cada percha. Están separados por usos: de vestir e informales. 

Supercorbatero. Aprovecharon la pared con dos barras para colgar la gran cantidad de corbatas. Así quedan a la vista y no quitan espacio en el armario. 

Vestidor con zona para colgar camisas y pantalones 00531253

111.

Para él, más baldas

Él prefería sus camisas dobladas en baldas extraíbles. Para ello planificaron un módulo de 100 cm de ancho con dos zonas de baldas para 40 camisas, aprovechando los 60 cm de fondo. Encima, colocaron baldas para los jerséis. 

Chaquetas y pantalones. El armario tiene una zona de barra de 140 cm de ancho para americanas y chaquetas, dos cajones centrales para la ropa interior y, debajo, un pantalonero doble. 

Armario con zona para guardar camisas 00531255

112.

Perfecto para muchas camisas

Para tenerlas a mano y accesibles, se diseñó una doble hilera de baldas extraíbles de 50 cm de ancho con espacio para 40 camisas en total. Organizadas por color o estilo son más fáciles de encontrar. 

Vestidor con espejo grande 00531249

113.

Cómo planificar un vestidor

¿Qué vas a guardar? "Cuando diseñamos un vestidor, lo más importante es lograr que todo tenga su sitio. Lo primero que hacemos es un pequeño cuestionario para los propietarios, para saber la ropa que van a guardar y cómo acostumbran a guardarla, porque puede ir doblada o colgada", cuenta Mausha Marsá, la interiorista. 

¿Qué medidas importan? "Para personalizar al máximo el vestidor, muchas veces incluso medimos los metros lineales que ocupa la ropa (puede ser larga, corta, jerséis...). También influye si la persona a la que va destinado el vestidor es alta o baja", explica Mausha. 

Vista de cocina abierta con salón al fondo 0048068

114.

Después: una zona de día diáfana con una cocina súper bien equipada

Adiós tabiques, hola amplitud y luminosidad. Esta fue la premisa de la decoradora para transformar ese piso tubular en una vivienda con una zona de día amplia, diáfana y luminosa. Al abrir la cocina, el piso creció y la cocina multiplicó la claridad. Además, se aprovechó el pasillo como parte de almacenaje de la cocina. Tras los armarios, se encuentra el baño, cuyo acceso se ha cambiado de ubicación. 

Buhardilla con zona de estudio con escritorio doble y armarios empotrados 00516860

115.

Después: una zona de trabajo doble con armarios muy capaces

Pia no dio ni un cm por perdido en esta buhardilla. Así, aprovechó una de las paredes con un gran escritorio doble a medida, que equipó con dos cajones a modo de patas, y salvó la pared inclinada con un paño de armarios a medida muy capaces. ¿Quieres ver el resto de la casa?

00522397

116.

Inventa nuevas zonas de almacenaje ¡y mejora el orden!

¿Más soluciones para ganar espacio de almacenamiento en un cuarto pequeño? ¡Toma nota! Instala un armario de pared a pared a ambos lados de la cama, un canapé abatible y un cabecero de obra con capacidad interior, al igual que el banco a los pies de la cama. ¿Ves qué fácil? ¡Los mismos metros cuadrados pero mucho mejor aprovechados!

Armario, ropa de cama, cojines y lámpara flexo, de Ikea.
00518258

117.

Un armario empotrado con frentes de espejo

Ya hemos visto que los armarios empotrados y los espejos son clave para ampliar visualmente los dormitorios. ¿Y por qué no unir ambos recursos? En este se hizo. Se colocó a los pies de la cama todo un frente de armarios de pared a pared y se revistieron con puertas de cristal y madera clara que le dan al cuarto otra dimensión.

00531304

118.

Un trastero en las alturas

El mayor inconveniente de los cuartos pequeños es el almacenamiento. Aprovecha los techos altos de tu dormitorio para rentabilizar el espacio. En este, la interiorista María Just ideó un altillo sobre la puerta de acceso al baño para almacenar cajas, juguetes, ropa de otra temporada, calzado... Unas puertas correderas de cuarterones blancos se integran perfectamente en la decoración, al igual que la escalera móvil de madera.

Alfombra, de Maua Deco. 
Armario de la Redoute perfecto para el recibidor
La Redoute

119.

Un armario de esquina para el recibidor

Este armario de La Redoute forma parte de su colección Build. Funciona muy bien situado en una esquina y tiene una gran capacidad de almacenaje gracias. Está compuesto por dos puertas grandes y dos de pequeñas en la parte superior y mide 134,6 cm de largo x 220 cm de altura x 95,2 cm de profundidad. PRECIO: 430,98 €. 

Comprar

armario-00522400 O

120.

Dejar ropa en el armario "por si acaso"

En el mundo de la moda, y hasta en decoración, todo (o casi todo) regresa. Por eso, hasta las interioristas advierten de que "nunca, digas nunca" en este mundo, porque de repente una tendencia un día inunda tu casa. Eso sí, está claro que si una prenda no te la pones dos años seguidos quizás es hora de darle una segunda vida (consulta dónde donar ropa). 

armario-ropa-blanco-00531252 O

121.

Cantidad sobre calidad

Generalmente, se gasta más en ropa asequible que en prendas caras. La mayoría de las veces, la moda rápida (en inglés, fast fashion) tiene precios increíblemente bajos porque la calidad también es inferior. Estas prendas tienden a tener una vida útil corta y se desgastan más rápido. Nuestro consejo: compra menos y de mayor calidad. Ayudarás también a pequeños artesanos, y seguro que contribuirás en una producción más sostenible. 

mujer-prendas-armario-00522438 O

122.

Dejar demasiadas prendas en el armario por su valor sentimental

Está bien tener algunas prendas que nos recuerden a diferentes momentos de la vida, pero no todo el armario. Como diría Marie Kondo, "¿Esto me hace feliz?" Si es así, consérvalo. Si no, deséchalo.

prendas-ropa-armario-00525525 O

123.

Comprar por ser tendencia

¡Todo un error! Hay que tener claro que no todas las modas sientan bien, ni gustan a todas. Y eso es normal. Las tendencias existen y lo único que se debe hacer con ellas es adecuarlas al gusto personal de cada uno. Si se prueba algo nuevo y no termina de convencer, no pasa nada. ¿Lo mejor? Ni lo compres, porque lo usarás una vez.

perchas-ropa-00525474 O

124.

No prestar atención a la confección de la ropa

Hay una gran diferencia en cómo queda la prenda en la percha y cómo se ajusta al cuerpo. Esto es algo que nadie tiene en cuenta, y si además no se prueba en la tienda, lo más probable es que finalmente esta ropa se quede "aburrida" en el armario. ¡Asegúrate que te sienta bien más allá del perchero!

Dormitorio con pared de armarios empotrados 0531268

125.

Aprovéchala al máximo con soluciones a medida

Si amas tu casa, no des por perdido ni un cm útil, sobre todo si cuentas con pocos metros. En este sentido, los muebles a medida son una opción súper útil. Sí, son más caros que uno prefabricado, pero salvan obstáculos y se adaptan como un guante al espacio disponible. Valóralo. 

Vestidor clásico con cuarterones y puertas acristaladas 00531228

126.

Clásico y con decorativos frentes con molduras

Las decoradoras Mausha Marsá y Tanana Montero planificaron este vestidor con dos frentes paralelos y gemelos, lo que refuerza la sensación de orden. Y unificaron toda la carpintería: así los frentes acristalados y con molduras repiten el mismo diseño de la ventana. Con la única diferencia del cristal, que para ocultar el interior del armario se ha elegido ahumado.  

Vestidor con dos frentes de armarios en el camino al baño 00505309

127.

En el acceso al dormitorio

Aprovechar un pasillo ancho o un distribuidor para habilitar un completo vestidor, es una manera muy práctica de rentabilizar este espacio muerto. Aquí, la decoradora Toni Molins diseñó dos frentes de armarios en paralelo en el acceso al dormitorio y al baño. Y unificó la carpintería con la del resto de la casa, así cuando la puerta del baño está cerrada, parece una continuación del vestidor. 

Armarios diseñados por Molins Design. 
Vestidor en el pasillo de acceso dormitorio 00528736

128.

Un vestidor "invisible" en el pasillo del dormitorio

El vestidor está, pero está tan bien integrado en la decoración, ¡que apenas se aprecia! La decoradora Sandra Vergara habilitó el pasillo de acceso al dormitorio con un frente de armarios empotrados hasta el techo que pintó a juego de las paredes y aunque tienen cuarterones, al ser rectos, se ven actuales. 

Vestidor comunicado con el dormitorio con un paso abierto y organizado sin puertas 00513210

129.

Un completísimo vestidor abierto

Este vestidor, separado del dormitorio por un paso abierto, se ha planificado abierto pero con la opción de cerrarlo en caso de cansarse. Y es que los módulos son de Ikea, lo que permite equiparlos con puertas sin problemas. 

Vestidor closet con armarios abiertos y cerrados con visillos 00527504

130.

Un vestidor tipo closet entre el dormitorio y el baño

La decoradora Paula Duarte aprovechó la amplitud de su dormitorio para planificar un coqueto vestidor a medio camino entre el dormitorio y el baño. Abierto, eligió para el interior de los armarios un acabado en gris a juego con la pared del dormitorio y cerró los armarios con unos visillos vaporosos que dan un toque romántico y delicado. 

Dormitorio con vestidor abierto en "L" y cerrado con cortinas 00525491

131.

Un vestidor en ángulo cerrado con cortinas

La planta irregular de este dormitorio no dejaba otra que planificar un armario a medida para sacarle el máximo partido al espacio. Precisamente para no dar ni un cm por perdido, la decoradora Julia Casals decidió organizar los armarios en "L" pero abiertos, así serían más accesibles y no se desperdiciaría el módulo del rincón. Unas cortinas de lino, a juego con las del dormitorio, cierran el vestidor para darle intimidad y creando, a su vez, una sensación de confort, como de pared tapizada.

Cortinas confeccionadas con tela de ZconZeta, en La Maison.
Vestidor tipo closet cerrado por corredera y con dos frentes de armarios abiertos 00524538 O

132.

Un práctico vestidor tipo closet

Separado por una puerta corredera del dormitorio, es un recurso muy práctico para disponer de una habitación con vestidor, garantizando al mismo tiempo que este tenga total independencia. Aquí se ha organizado con dos frentes paralelos, uno para miembro de la pareja, y abiertos, para un más cómodo acceso.

Vestidor diseño de la decoradora Marta Prats. 
Dormitorio con vestidor blanco separado por dos zapateros 00520137

133.

Un súper vestidor integrado en el dormitorio

La decoradora Pia Capdevila aprovechó los metros de este dormitorio para destinar una zona a vestidor compartido. Para separar visualmente ambas zonas, ideó dos armarios simétricos que separan sin restar luz ni comunicación visual y los destinó a zapateros. Y en la zona central planificó una gran cajonera de doble cara para las prendas dobladas y los pequeños accesorios. Los armarios los reservó para el perímetro del espacio. 

Vestidor diseñado a medida por Pia Capdevila. 
Vestidor con puertas blancas y tiradores de madera 00522712

134.

Un pequeño vestidor en "U" con puertas alistonadas

Este vestidor es más pequeño de lo que parece, pero la decoradora Begoña Susaeta supo sacarle el máximo partido con una organización en "U". Además, si te fijas, las puertas son más estrechas de lo habitual, que suelen ser 50 cm, porque así no son un problema a la hora de abrirlas. Todo lacado en blanco resulta más ligero y los tiradores, de madera, dan el toque cálido. 

Vestidor diseño de la decoradora y realizado a medida por Ebanisteria Landa.
Armario abierto 00513139

135.

Un frente de armarios compartido y abierto

Apostar por un armario abierto tiene sus ventajas: de un golpe de vista ves toda la ropa, te ahorras el importe de las puertas y ganas sensación de amplitud. Pero en su contra, debes ser una persona muy ordenada, para evitar que el armario se convierta en una leonera. Este armario, que combina madera con laca negra, aprovecha todo el frente de una pared y se ha organizado con soluciones a medida para cada miembro de la pareja. 

Armario diseño de Decolab. 
Dormitorio con vestidor tipo closet cerrado con puertas metálicas acristaladas y enteladas 00511829

136.

Un vestidor tipo closet abierto pero con intimidad

Este completo vestidor es tan práctico como original. Es tipo closet, con módulos abiertos, pero se ha cerrado con cuatro puertas de cristal, dos de ellas abatibles. Y, para mantener la privacidad, se ha instalado un riel con cortinas. 

Proyecto de Pipi & deCo.

Vestidor blanco con armarios y banco con cajones 00511535

137.

Un vestidor con un práctico banco con cajones

Este vestidor está integrado en el dormitorio pero separado por un murete, que le da intimidad. Se ha organizado en dos bloques de armarios, de frentes lisos, sin tiradores y lacados a juego con las paredes, y con un banco central que además de aligerar el conjunto, se ha aprovechado con dos hileras de cajones y una balda. 

Armarios diseño de la decoradora Lara Pujol. 
Vestidor con puertas de cristal tintado a pie de cama 00490845

138.

Un completísimo vestidor de 7 m2

A este vestidor no le falta de nada. El decorador Javier Merediz lo organizó con módulos independientes para él y para ella distribuidos en "L", aprovechando el pasillo de acceso al dormitorio. Los frentes con laca chocolate y los cristales de color bronce dan un punto masculino y sobrio a un vestidor con vocación de suite de hotel. 

Armarios de roble teñido en gris y frentes acristalados, diseño del decorador. 

 

IKEA_GODMORGON-ODENSVIK_PE570505
IKEA

139.

El mueble del baño preferido de los españoles

El diseño Godmorgon de Ikea es el mueble del lavabo que más gusta a los españoles. Se trata de un armario que incluye dos cajones para guardar todo tipo de objetos. Ideal para aumentar el espacio de almacenaje y mantener el orden en el baño. Mide 63 cm de ancho x 49 cm de fondo x 64 cm de altura y el armario para lavado tiene una anchura de 60 cm. En color blanco con alto brillo, es una apuesta estupenda. PRECIO: 199 € (antes 248 €). 

Dormitorio de casa de montaña 00502021

140.

Un dormitorio largo y estrecho muy bien aprovechado

Este dormitorio tiene truco. Y es que, aunque es estrecho –en la zona de la cama cabe justita– es largo, por lo que se organizó en tres planos paralelos: descanso, vestidor, que sirve a su vez de separación y el baño. ¿Quieres ver cómo resolvieron el resto de espacios de la casa?

recibidor-con-banco-00527514 O

141.

Una alfombra decorativa y sufrida

Una alfombra en el recibidor siempre es un must, porque da una cálida bienvenida a casa, ayuda a enmarcar el espacio –sobre todo en recibidores abiertos a la zona de día– y "atrapa" la suciedad que pueda venir de fuera. Precisamente por esto, es importante que elijas un diseño de colores sufridos –evita a toda costa el blanco–; de pelo corto, porque podría trabarse con la puerta y además son más "limpias" que las de pelo largo; y lavable. Las de fibras vegetales son una buena opción.  

Buhardilla con zona doble de despacho y armario a medida empotrado 00516860

142.

Un armario muy capaz que aprovecha una buhardilla

Debido a la inclinación de sus techos, esta pared estaba en desuso. Pero la decoradora Pia Capdevila decidió sacarle partido con este completísimo armario empotrado que se adapta como un guante a la firma del techo. El módulo del rincón es ciego, porque queda inhabilitado por la mesa, pero se aprovecha igualmente para guardar cosas de poco uso.

El armario es un diseño realizado a medida por la decoradora en DM lacado en blanco y tiene un precio aproximado de 2.000 €.

Salón con sofá blanco en L, ventanal y librería 00521120

143.

Apuesta por una "caja" lo más neutra posible

La "caja" –paredes, suelos y muebles más voluminosos– debe ser lo más simple y neutra posible, aunque te parezca "aburrido", si tu salón es pequeño. La idea es hacer un básico al que puedas ponerle unos complementos que le den entidad, pero que la caja, que es la que acaba condicionando la sensación de amplitud, debería ser lo más básica posible.

Sofá diseño de Bárbara Sindreu realizado por Miki Beumala y tapizado con tela de Güell-Lamadrid. Butaca de Coton et Bois, mesa auxiliar de Little House, mesa de centro diseño de la decoradora Bárbara Sindreu y alfombra de Matèria.
pasillo-con-armarios-y-espejo-00519930 O

144.

Espejos en los pasillos

Decorar con espejos un pasillo también ayudará a ganar profundidad, si este es corto. Para ello, ubica los espejos en uno de los laterales cortos. Parecerá que el pasillo "continúa". También puedes colgarlo en una de las paredes largas, para hacer que se vea más ancho. Juega con un frente espejado de suelo a techo. Si hay armario, los frentes pueden ser de espejo. Y también, crear composiciones ligeras con varios espejos diferentes.

Desaprovechar los pasillos largos 00522659

145.

Alfombras para el pasillo

Las alfombras nunca dejan de ser tendencia en decoración. En el caso de las alfombras para el pasillo puedes jugar con alfombras rectangulares lisas o con un motivo horizontal (rayas o un patrón de otro tipo a modo de cenefa o greca) de manera que favorezca una percepción de que las paredes se alejan entre sí; o bien decorar con varias de forma circular o irregular. Este truco hace que los pasillos alargados se vean más cortos.

Alfombras de Ofelia Home Decor y espejo de Coton et Bois.
Salón abierto al comedor con una pared de armarios 00470763

146.

Planifica armarios invisibles

La mejor manera de hacer "desaparecer" un armario es elegirlo con frentes lisos y sin tiradores y pintarlo a juego con las paredes, como ha hecho en este salón la decoradora Laura Masiques. A pesar de contar con una pared de armarios que van de punta a punta, pasan totalmente desapercibidos. 

Armarios diseñados por la decoradora
Zona desayuno - 530661

147.

Cocinas de diseño: guía para planificarlas

Vajilla a juego 00510135

148.

Regla de usar todo

¿De qué te sirven ese mantel y esa vajilla preciosos si están guardados y olvidados? Oblígate a usar todo lo que tienes. Aprenderás a descartar lo que no usas. 

ropa interior ordenada

149.

Si entra uno...

Salen dos. ¡La casa donde vivimos tiene un espacio limitado! Por eso, lo mejor es que cada vez que entre una cosa nueva salgan dos viejas de la misma categoría, al menos hasta que tengas suficiente espacio o pocas cosas. 

estanteria-y-banco-en-cocina-beige-00529039

150.

La regla del 80%

También llamada "regla de la ocupación", viene a decir que no llenes nada más del 80% de su capacidad, ni un armario ni una estantería, ni unos cajones. Dicho de otra manera, prioriza el espacio, ¡que siempre quede sitio libre! 

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?