Armarios

1 / 1364
armario para la ropa de casa organizado. Ciao bella!

1.

Ciao bella!

Lava la ropa de casa que no uses mínimo una vez al año. Y si te das cuenta que ya no la usarás, deshazte de ella, a lo Marie Kondo. Ganarás espacio.

Armario ropero. ¡Bien seca!

2.

¡Bien seca!

No guardes la ropa húmeda: la ropa se deteriora más rápido y adquiere malos olores.

orden-en-casa-con-ayuda-de-una-organizadora-del-orden 470767 86b93d31 674x1009. Poner en orden varios espacios a la vez

3.

Poner en orden varios espacios a la vez

El orden de la casa debe hacerse habitación por habitación. Es decir, no ponerse a ordenar un espacio sin antes haber terminado el orden de otro. "Primero se recoge todo lo que esté fuera de lugar. No hagas ninguna limpieza sin tenerlo todo recogido antes, porque generará más caos. Lo primero siempre debe ser la limpieza visual. Y después, se pasa a limpiar las habitaciones una por una, comenzando por el salón, dormitorios y finalizando por cocina y baños", sostiene Rita. 

00450080. No categorizar

4.

No categorizar

Para Vanesa es importantísimo categorizar: "Camisas con camisas, pantalones con pantalones... esto nos ayudará a no perder el tiempo buscando entre varias categorías".

00351756. Ponerse metas muy grandes

5.

Ponerse metas muy grandes

Un error habitual es pensar que ordenar la casa se hace en un pis-pas. "Ordenar cansa mucho, física y psicológicamente. Mejor pensar que te llevará unas horas, poner música de fondo ¡y disfrutar de ese momento contigo mismo!", aconseja Vanesa Travieso, organizadora profesional de ponorden.com. Y puestos a empezar por alguna estancia, Vanesa aconseja la cocina o la despensa: "Porque es un lugar dónde no tenemos muchos apegos (sobre todo si no te encanta cocinar). ¿Qué tal el cajón dónde guardamos todo lo que no sabemos dónde poner?". 

Pasillo con zona de estudio con armario_ 00411151. Abarrotar hasta los topes muebles y armarios

6.

Abarrotar hasta los topes muebles y armarios

Llenar completamente los espacios y huecos de los armarios, cajones o estantes es un error habitual en el que solemos caer: "Dificulta la visibilidad, la accesibilidad y la maniobrabilidad", opina Rafael. En este sentido, Rita añade que la excesiva acumulación de cosas hace imposible ver una estancia ordenada y mucho menos, limpia. "Por eso aconseja dedicar un tiempo a deshacerte de aquello que ya no necesitas para dar luego un nuevo orden". 

chica guardando camisetas en un armario 00443838. Guardar ropa limpia en un armario desordenado

7.

Guardar ropa limpia en un armario desordenado

Si tu armario está hecho una leonera, antes de guardar la ropa limpia y doblada, aprovecha para ponerlo en orden. "Saca aquellas prendas que están desordenadas para devolverlas al armario bien dobladas junto con la ropa limpia que querías poner en un primer momento", aconseja Rita. 

00470763. Ordenar sol@

8.

Ordenar [email protected]

Que asuma una sola persona el tema del orden en casa es un error muy habitual. Para Rafael Gallardo, organizador profesional y socio de Organizarse, es básico que "toda la familia colabore y se haga responsable, primero de todo, de su espacio privado y luego de los comunes".

00472274 O. Querer abarcar mucho en poco tiempo

9.

Querer abarcar mucho en poco tiempo

No pretendas hacerlo todo de una vez. Rita aconseja "hacer una estimación del tiempo necesario para poder ordenar la casa. Y si no puedes disponer de mucho tiempo parcela el orden en mini-tareas para llevar a cabo a lo largo de la semana". Divide y vencerás. 

dobla bien la ropa. Los tejidos de algodón con agua fría

10.

Los tejidos de algodón con agua fría

Los tejidos a base de algodón son los más comunes en el hogar. Como encogen con el agua caliente, se lavan a 60°C antes de confeccionar cortinas o tapizados. Para fijar los colores, antes del primer lavado, sumérgelos en agua fría y vinagre.

9 armario-de-ropa-de-la-casa-con-puertas-abiertas-959x1280 4a3ce7e7. ¡Se avecina cambio de estación!

11.

¡Se avecina cambio de estación!

Con nuestros trucos para lavar y guardar la ropa de casa no habrá funda, sábanas o alfombras que se resistan. Con la llegada de la primavera, hay ropa de casa que pasa a hibernar, así que guárdala bien y cuando la vuelvas a necesitar estará en perfecto estado. 

00490849. Un gran frente de armario organizado por prendas

12.

Un gran frente de armario organizado por prendas

El decorador Javier Merediz planificó dos cuerpos simétricos en los laterales y dejó el central abierto, con la cajonera y la barra para trajes. Los frentes de laca marrón y los cristales de color bronce dan un punto masculino y sobrio al vestidor. La ropa de otra temporada se ha organizado en cajas, con su etiqueta identificativa, en la parte superior de los armarios. Al ser todas iguales, el armario se ve más en orden.

00490847. Las corbatas, organizadas en zig-zag

13.

Las corbatas, organizadas en zig-zag

Las corbatas se han reunido en dos columnas extraíbles, de unos 15 cm de ancho, en cada extremo del armario. Para verlas bien, se han organizado en diferentes planos, o zig-zag, y por colores.

00490851. Un pantalonero con extra

14.

Un pantalonero con extra

Organizados a modo de parrilla, el pantalonero extraíble deja el contenido a la vista facilitando su acceso. Este mide 100 cm y reúne unos 20 pares. Además, se ha aprovechado la parte inferior con dos baldas extraíbles para zapatillas de deporte. 

00490848. Un módulo con capacidad para 100 camisas

15.

Un módulo con capacidad para 100 camisas

Para que sea más cómodo localizarlas, se han organizado por colores y en cinco baldas extraíbles de unos 25-30 cm de altura. Sin amontonarlas, caben unas 20 camisas por balda. Para evitar que se resbalen, las baldas cuentan con un frente que hace de tope. 

00490850. Un completo cajón para accesorios

16.

Un completo cajón para accesorios

Con tan solo 8 cm de altura y separadores a modo casillero, permite localizar con un golpe de vista los accesorios y evita que se desordenen.

00490854. Dos armarios en "L", para ella

17.

Dos armarios en "L", para ella

En uno se ha reunido la ropa y en el otro, los complementos. El de la ropa, se ha organizado con zona para la ropa doblada –en el cuerpo central– y zona para colgar en los extremos. En uno, se han reunido las chaquetas y las blusas –organizadas con tres barras a unos 90 cm respectivamente– y en otro los vestidos y los abrigos. En este caso, lo ideal es reservar un espacio de unos 170 cm de altura, así evitas que los vestidos y los abrigos más largos se arruguen. En el caso de ser cortos, con unos 105-110 cm sería suficiente.

00490853. Un cuerpo central para la ropa doblada

18.

Un cuerpo central para la ropa doblada

La ropa doblada se ha organizado en cajones y baldas, que en formato nicho y con unos 35-40 cm de altura evitan que las camisetas y jerséis se desordenen. 

00490855. Un joyero que parece un tocador

19.

Un joyero que parece un tocador

El primer cajón, de menor altura, de la cajonera se ha destinado a joyero. Se ha organizado a modo de casillero, para tenerlo todo a la vista y evitar que se desordene. El sobre de la cajonera es de cristal y al dejar las joyas a la vista le da un punto de tocador.

00490901. Un armario solo para zapatos y bolsos

20.

Un armario solo para zapatos y bolsos

Los zapatos y los bolsos se han organizado según sean de uso habitual o de fiesta. Los de diario se han reunido en las baldas extraíbles, más capaces y cómodas, mientras que los de ocasiones esporádicas, en las fijas. 

00490858. Una solución con truco para tener los bolsos en orden

21.

Una solución con truco para tener los bolsos en orden

Para localizar los bolsos más rápidamente, sobre todo los de la segunda hilera, el decorador Javier Merediz apostó por baldas de cristal y la trasera es un espejo. Los separadores evitan que se deformen al mantenerlos en vertical.

00490845. El armario tiene iluminación integrada

22.

El armario tiene iluminación integrada

El decorador planificó una iluminación específica para el armario, para poder ver mejor acceder al contenido sin tener que encender la luz general. Está integrada en las baldas e interior de los armarios. 

38. Cortinas en vez de puertas en armario de dormitorio 00443238 . Y si tienes hueco para un armario...

23.

Y si tienes hueco para un armario...

No le pongas frentes. Apuesta por unas cortinas. Truco barato y decorativo donde los haya. Elige unas que corran fácilmente para ayudarte en el día a día. Y aprovecha para decorar el dormitorio con complementos que tengan el mismo color que la tela de las cortinas. Así todo encaja. Es tan económico como tener un armario abierto, pero sin serlo del todo. 

Armario abierto con ropa organizada. ¿Por dónde hay que empezar?

24.

¿Por dónde hay que empezar?

El Feng Shui recomienda empezar por la zona más lejana a la puerta de entrada, nos cuenta Montserrat, e ir avanzando en dirección a la puerta. "Y lo que nunca, nunca debemos olvidar es hacer limpieza de nuestros armarios: aunque no se vean a simple vista, su limpieza de prendas 'no útiles' también ayuda a la limpieza de Primavera". 

00458713. Haz limpieza del armario de los niños

25.

Haz limpieza del armario de los niños

Los peques no se libran tampoco del cambio de armario. Aprovecha el cambio de ropa de temporada para poner a dieta su ropero, porque con cada cambio de estación, pegan un estirón y habrá mucha ropa que ya se les habrá quedado pequeña. Haz una limpieza sin piedad, ni nostalgia: lo que puedas aprovechar para un hermanito, guárdalo; lo que no, dónalo. 

00472274 O. Haz el cambio de temporada, ¡pero con método!

26.

Haz el cambio de temporada, ¡pero con método!

Y con la primavera llegó el temido momento del cambio de armario. Un consejo: aprovecha la ocasión para hacer una limpieza a fondo con el método konmari. Quédate solo con la ropa que realmente te gusta y olvídate de los "por si acaso" o "para estar por casa". Lo habitual es quedarse tan solo con un tercio de la ropa que tenías en el ropero.   

Detalle de armario de ropa blanca con edredones enrollados y doblados 361224. Hora de guardar el nórdico

27.

Hora de guardar el nórdico

Antes de hacerlo es importante que lo laves. En este sentido, comprueba en la etiqueta si puedes hacerlo en casa o hay que llevarlo a la tintonería. Tiende en horizontal y no lo guardes hasta que esté completamente seco, porque la humedad podría dañarlo. Puedes hacerlo de dos modos: enrollarlo y guardarlo en la misma bolsa de la funda nórdica o usar bolsas de vacío, que al quitar todo el aire, dejan el nórdico a menos de la mitad.

00492148 O. Puertas llamativas o discretas

28.

Puertas llamativas o discretas

“A la hora de elegir puertas de armario para el dormitorio, lo primero que hay que plantearse es si queremos frentes que pasen inadvertidos o que sean parte importante de la decoración del dormitorio”, matiza Emilio José. Siempre hay un término medio, como en este caso.

Banqueta en Sacum.
00490621 O. Armario con puertas lisas

29.

Armario con puertas lisas

Son discretas, casi se mimetizan con la pared y da igual el estilo de tu dormitorio: las puertas lisas encajan siempre. ¿Es este tu armario?

Armario diseño de la decoradora Gloria Borrás, realziado por Ebanistería Manzanares.
00487079. Frentes de armario con cuarterones de cristal

30.

Frentes de armario con cuarterones de cristal

Otra versión de los cuarterones es con cristal. Se realizan “aperturas”, a modo de ventanas, en las puertas. Se suelen colocar cortinas por el interior para que no se vea el contenido. Es una manera de aligerar el frente aunque su estilo es tradicional. El precio aproximado de un armario de dos puertas lisas con cristal es de 820 euros (sin IVA).

Lámpara de mesa de Ristori y de techo de Natura casa y papel pintado de Lara Costafreda en Coordonné.
00485242 O. Frentes de melanina, los más económicos

31.

Frentes de melanina, los más económicos

Se trata de un material con multitud de acabados y bastante resistente. Son puertas laminadas, que pueden imitar madera también. No son naturales y sí, las más económicas. El precio aproximado de un armario de dos puertas deslizantes en melanina es de 500 euros.

Tumbona en Jordi Batlle y alfombra de Ikea.
00465351. Puertas en madera

32.

Puertas en madera

Tradicionales o modernas. Se adaptan a todos los estilos. Todo depende de la forma de la puerta e, incluso, del tipo de madera elegida. Las maderas naturales pueden barnizarse, encerarse o pintarse de color. El precio aproximado de un armario de dos puertas deslizantes en roble o haya barnizada es de 750 euros.

Puertas del armario recuperadas y espejo de Acomodo. Lámpara de techo de Chamusquina.
00469245. Armarios en el color de la pared

33.

Armarios en el color de la pared

Los armarios que se pintan o lacan en el tono de la pared se adaptan al color de la misma, sea uno neutro o no. Es frecuente que no tengan tiradores (se opta por uñeros que consisten en un rebaje en la misma puerta o de pequeño tamaño) o unos pequeños.

Armario diseño de la decoradora Júlia Casals y lámpar de Gubi en Punto Luz. 
00470824. Puertas lacadas, mil opciones

34.

Puertas lacadas, mil opciones

Los lacados de calidad son más elevados de precio pero te aseguras una larga vida a las puertas. Se realizan en talleres para que no se pose ninguna mota en la superficie y el acabado sea perfecto. El precio aproximado de un armario de dos puertas lacadas deslizantes es de 700 euros.

Silla de BD Barcelona y alfombra de La Maison.
00485174. Puertas con molduras o rebajes

35.

Puertas con molduras o rebajes

Son frentes de armario en los que se realizan cuarterones en la misma puerta con molduras o con rebajes. El precio aproximado de un armario de dos puertas lacadas deslizantes y con cuarterones es de 950 euros (sin IVA).

Espejo de Ikea.
00493569. Armario con puertas de cristal

36.

Armario con puertas de cristal

Son ligeras visualmente pero exigen que el interior del armario esté siempre colocado. Se usan en vestidores, para no saturar el espacio de puertas y preservar la ropa del polvo. La hoja es de cristal, enmarcada, por lo general, por un marco metálico o de madera. El precio aproximado de un armario de dos puertas deslizantes con cristal es de 877 euros (sin IVA).

Plato de ducha de Hidrobox y mampara, cristal fijo y puerta corredera de la cabina de sanitarios, diseño del decorador Javier Merediz.

 

00418475. Armario con frentes con espejo

37.

Armario con frentes con espejo

Dos en uno: las puertas con espejo cumplen la función de rematar el armario y proteger el interior pero también sirven para ver el aspecto que tenemos cuando nos vestimos. Además, amplían visualmente y conceden profundidad al dormitorio. El precio aproximado de un armario de dos puertas deslizantes con espejo es de 650 euros (sin IVA).

Butaca de Borgia Conti, alfombra de Ikea y estores de Yute's.
dormitorio-con-suelo-de-tova-y-techo-de-madera-con-lampara-de-techo-fibra-natural-y-arbmario-color-verde-469406-o 01ab5b6f. Las puertas responden al estilo

38.

Las puertas responden al estilo

La elección de las puertas de un armario para el dormitorio está ligada al estilo que quieras conseguir: clásico, moderno, neutro, minimalista… Y como recuerda Emilio José Lozano, ebanista de Armarios Alcalá, “el frente del armario debe tener coherencia con el resto de la carpintería”.

Armarios diseño de Grup Escrivá Interiors, cortinas en Filocolore, puf y lámpara de techo en India & Pacific y alfombra en La Bisbal.
dormitorio con cama madera y frente armarios corredera 00477551. Puertas abatibles o correderas

39.

Puertas abatibles o correderas

Aunque esta elección depende del espacio de la habitación y de su distribución, influye en el precio. Por lo general, en la misma calidad y tamaño, una puerta abatible es más económica que una corredera.

Armarios y cabecero diseño de la decoradora Meritxell Ribé, lámparas de Vibia y alfombra de BSB.
00483290. Porcelánico: superficies (casi) continuas

40.

Porcelánico: superficies (casi) continuas

El enemigo número 1 de los pavimentos cerámicos son las juntas, porque rompen con la sensación de continuidad visual y además es donde se acumula más suciedad. Gracias a los formatos XL, que reducen el número de juntas, y al acabado rectificado de las piezas cerámicas –son cortadas milimétricamente logrando un acabado recto en un ángulo de 90º– se consiguen superficies mucho más integradas y con una estética de total look

dormitorio con armario con cortinas rosas y suelo de madera natural_00443289 O. El armario será decisivo

41.

El armario será decisivo

El armario es un mueble central en un dormitorio. Los compradores valoran y mucho la capacidad de almacenaje de una habitación. Además, se trata de un elemento voluminoso que tiene mucha entidad, así que si sus puertas están viejas, es hora de renovar sus frentes, con pintura y tiradores nuevos. Si no hay presupuesto, quita las puertas y apuesta por unas cortinas de lino, que le darán un aire muy boho. 

Dormitorio con pared de madera y gran armario empotrado a pie de cama_ 00456786. Crea un rincón con encanto

42.

Crea un rincón con encanto

Aprovecha un rincón del dormitorio para diseñar una zona de asiento donde descalzarse o leer. Utiliza alfombras y cojines de texturas diferentes para aportar calidez por poco dinero. Con un taburete pequeño, una alfombra de pelo, una vela y un jarroncito con flores frescas conseguirás que el dormitorio sea más apetecible.

Vestidor en dormitorio con puertas enteladas 00417610. Los armarios cerrados evitan que entre el polvo

43.

Los armarios cerrados evitan que entre el polvo

Y no eres tan esclavo de la limpieza (ni del orden). Si te gusta darles el look "vestidor" y que no parezcan solo armarios puros y duros, puedes darles "entidad" eligiendo unas puertas distintas, como estas con cristales opacos, y una banqueta. 

Vestidor closet abierto con cómodas 00472373. Un vestidor tipo closet: abierto y cerrado a la vez

44.

Un vestidor tipo closet: abierto y cerrado a la vez

Una habitación contigua al dormitorio con huecos abiertos es una de las mejores opciones. Al poderse cerrar, se evita que se vea el posible desorden y dentro, la practicidad es máxima teniéndolo todo a mano. 

Las cajoneras son de Ikea y el vestidor es un diseño de Iñaki Mujika.
Armario antiguo recuperado con pintura. Un armario antiguo recuperado con pintura

45.

Un armario antiguo recuperado con pintura

Este armario iba a ir a la basura y hoy es... ¡una de las piezas más especiales (y útiles) de la casa! Natalia Zubizarreta, la decoradora que llevó la reforma del piso, pensó que en vez de gastar en un armario moderno, podían reciclar este pintándolo parcialmente en blanco y dejando detalles en madera. Nuevo y muy capaz.

cocina con barra mesa de comedor y mueble en negro. Un mueble que une estéticamente cocina y salón

46.

Un mueble que une estéticamente cocina y salón

Un gran mueble negro recorre la pared lateral de la estancia y va del salón a la cocina. Cuando llega a la altura de la cocina, sube para convertirse en armarios altos en los que guardar la cristalería, la vajilla, etc... La decoración es de Emma Masana y el arquitecto es Alberto Cortines.

00477567 O. Un armarito de limpieza camuflado

47.

Un armarito de limpieza camuflado

La decoradora Meritxell Ribé aprovechó el distribuidor que da acceso al salón para ocultar un pequeño armario para tener a mano todos los utensilios de limpieza. Pintado en blanco, a juego con el resto de la decoración, pasa totalmente desapercibido.  

00495429. Con un armario invisible y una mini estantería

48.

Con un armario invisible y una mini estantería

A falta de metros, mucho ingenio. Este pasillo se aprovechó con un mueble a medida que integra dos armarios y, para aligerarlo, la parte central se dejó abierta a modo de hornacina. Y se ha completado con una mini estantería adosada con las baldas de madera, a juego con la hornacina. 

Es un diseño a medida de Marina & Co. 
00458374. Un armario recuperado que decora por sí solo

49.

Un armario recuperado que decora por sí solo

Si cuentas con una pieza de herencia como este precioso armario, ¡qué menos que buscarle un sitio en casa! Independientemente del volumen de almacenaje que ofrece, es un armario que decora por sí solo. Además, del valor sentimental que atesora.  

00464979 O. Un armario empotrado en el pasillo

50.

Un armario empotrado en el pasillo

Es una manera muy práctica de complementar el armario del dormitorio, sobre todo en pisos pequeños. Aquí se ha cerrado con puertas de persiana que, además de decorativas, permiten que la ropa se ventile de manera natural. En blanco resultan mucho más ligeras.