Alfombras

151 /2419
00504019. Qué se lleva este verano

151.

Qué se lleva este verano

El blanco sigue siendo el color base por excelencia para las telas de exterior. Es perfecto para la tapicería del sofá o vestir la mesa con un mantel de lino. El azul, en todas sus variantes, desde las más oscuras a las más claritas (sin olvidarse del turquesa o el aguamarina) y los tonos empolvados, como el verde mint o el rosa, toman fuerza. Todo para ofrecer un look fresco y actual. En cuanto a los estampados, los motivos étnicos y geométricos siguen siendo tendencia, aunque con un perfil más sutil y delicado. Actualiza tu jardín y terraza volviendo a las raíces con tejidos naturales en cojines, ropa de mesa y, sí, también las alfombras.

Banco hecho a medida por Ignasi Bisbe. Mesas de centro de Teodora Exteriorismo. Butaca y cestos de palma, de Catalina House.
Recibidor con aparador midcentury alfombra y espejo redondo dorado_457273. Un paseo por los años 50

152.

Un paseo por los años 50

¿Deseas que la entrada a tu casa sea très chic? Entonces inclínate por un recibidor de estilo midcentury, como este de la imagen cuyo aparador con baldas y cajones aúna diseño y funcionalidad. Apoya sobre él un espejo redondo con marco dorado que contraste con sus líneas puras. Y para rematar, ¿qué te parece una lámpara de araña actualizada que rivalice en belleza? ¡Tus visitas se rendirán a tanta elegancia! Aparador y espejo, de El Corte Inglés.

recibidor rustico con busto y complementos cristal00383385. Con sabor rústico

153.

Con sabor rústico

¿Te acuerdas de esas mesas tocineras típicas de las cocinas de pueblo? Recupera una de ellas y adáptala a tu recibidor si quieres darle un toque rústico, como este con puertas de madera maciza y suelo de barro cocido. Decora la mesa con objetos de cristal y flores aromáticas que, además de decorar, servirán de ambientador natural. Unas cestas en el suelo ¡y te quedará perfecto! Cestos de mimbre, de Fronda. Alfombra, de Tailak. Puerta, de Antigüedades Ana y Belén.

recibidor-clasico-con-alfombra 00510578. Un porche interior

154.

Un porche interior

En esta casa de campo se ha creado un pequeño porche a la entrada que invita a contemplar cobijado el paisaje cuando el calor aprieta o el tiempo no acompaña. Ha bastado solo una mesita redonda, una silla de fibra y una alfombra para amueblarlo pero su sencillez no le resta un ápice de su espíritu acogedor. Un cerramiento acristalado con perfilería oscura separa este espacio del interior de la vivienda.

recibidor-con-banco-y-perchero-00503814 fed11a1a 1333x2000. La mínima expresión

155.

La mínima expresión

Si en tu casa no hay sitio para un recibidor en condiciones, equípalo con lo básico, como aquí: un banco para descalzarse y dejar el bolso, un mini estante donde depositar las llaves y el móvil, una alfombra para acomodar los pies y unas perchas de pared que no ocupan espacio. Elige materiales frescos como madera y fibra y una planta que le de el toque green. Colgadores, de Muuto. Banco, en Bazaar Barcelona. Lámpara, en Santa & Cole. Alfombra, de India & Pacific.

salon-orden-mesa-de--centro-ventanal 00508676. Olvidarse de los materiales que dan ‘calidez’

156.

Olvidarse de los materiales que dan ‘calidez’

Nos lo has escuchado cienes de veces. Que si la calidez por aquí y la calidez por allá. Si añades algún elemento en fibras naturales, como una alfombra, un puff o unas cestas para las macetas o bien un mueble de madera al natural, lo entenderás rápidamente. ¡El cambio puede ser espectacular!

Sofá, de obra. Mesa de centro, de Mercantic. Alfombra y puffs, de Miv Interiores.
salon-cortinas-blancas-y-espejo-en-pared-00507303. Una mesa de centro que no decora

157.

Una mesa de centro que no decora

Imagina la mesa de centro del salón de la imagen sin absolutamente nada encima. ¿Verdad que el salón parecería otro? ¡Es la mesa de centro perfecta! Vale que tiene una función práctica, pero unos pequeños jarrones, unas flores secas o una bandeja con velas darán a tu salón el plus decorativo que le falta.

Sofás, de Thomas Carstens. Butacas, mesa de centro, mesas auxiliares, alfombras y espejo, todo en India&Pacific.
salon-rustico-con-sofas grises-y-chimenea-00497995_O. Que el centro del salón sea la tele

158.

Que el centro del salón sea la tele

Es que a veces parece que la decoración está a su disposición. Y nada más lejos de la realidad. ¡Está a la tuya! No le concedas un lugar protagonista o emplea muebles con puertas que la oculten. Como se ha hecho este salón, relegada a una esquina y dejando que la chimenea se luzca. La tele estropea cualquier esfuerzo que hayas hecho para que tu salón luzca bonito y acogedor. ¿Sabes que hay muchas formas de esconder la televisión?

Sofá, de Carolina Juanes. Alfombra, de Gandía Blasco. Butaca retapizada con tela de Kirby House. Mesa de centro, en Batavia.
salon-con-alfombra-de-fibras-con-comedor-con-sillas-tapizadas-00513322 O. Alfombras que no abarcan

159.

Alfombras que no abarcan

Elegir mal el tamaño de la alfombra puede afectar muchísimo a la decoración del salón. Tanto si es minúscula como si es demasiado grande, el efecto será terrible. Lo ideal es que, al menos, las patas del sofá queden por encima de ella. Además, así zonificarás el salón, especialmente si es que comparte espacio con el comedor. Una vez más, ¡el metro es tu mejor amigo!

Sofá y puf, de Pilma. Alfombra y butaca, de Merc&Cía. Mesas de centro y mesa velador, de India&Pacific. Sillas, de Pilma. Lámparas de techo, de Inestlam.
alfombras-00490745 O. Abarrotar demasiado las paredes

160.

Abarrotar demasiado las paredes

O dejarlas demasiado vacías. Ni lo uno ni lo otro. Tanto si eres de los que decora con cuadros y fotografías personales, como si te va un estilo más minimal, es importante que seas equilibrado al elegir la decoración de la pared. Algo clave para acertar presentar los cuadros antes de colgarlos. Prueba con diferentes composiciones hasta que encuentres la que más te guste. Te dejamos varios ejemplos de composiciones de cuadros.

Aparador de olmo, de El Globo Muebles. Fundas beige de los sofás, modelo Gunnared, de IKEA. Cortinas realizadas con tela Hualapai de Gancedo. Alfombras de lana, de Bebería. Cojines, de Deco&Living y Gancedo.
00490934. Dos camas en "L" con cajones y cama nido

161.

Dos camas en "L" con cajones y cama nido

Organizar las camas en "L" es una opción muy cómoda en habitaciones infantiles de planta cuadrada, ya que se distribuye las camas de manera perimetral dejando un espacio central despejado. Aquí, además, una de las camas es nido, lo que permite ganar una cama extra de manera ocasional. El ángulo entre las dos camas se ha aprovechado como mesilla de noche. 

Camas diseño de la decoradora Asun Antó. 
00421252. Abierto al dormitorio

162.

Abierto al dormitorio

En los dormitorios amplios, el espacio no es problema. En este de la imagen, generoso en metros, la interiorista Clara Valls ha ubicado el vestidor paralelo a la cama, separado por un tabique y una cómoda. Los armarios ocupan todo un frente panelado de suelo a techo y logran casi casi mimetizarse con la pared. ¡Quién lo tuviera!

dormitorio-donde-los-bolsos-están-colgados-en-ganchos-de-la-pared 412015. A los pies de la cama

163.

A los pies de la cama

La distancia que separa la cama de los armarios puede ser más que suficiente para colocar una alfombra en el suelo y aprovechar ese espacio como vestidor. Es lo que ha hecho la interiorista Pía Capdevila en este dormitorio amueblado con unos armarios panelados en cuarterones y pomos diminutos. ¡Más que frentes parecen la pared! Mira qué gran idea para iluminar el interior de los armarios sin molestar al que aún duerme: unos focos empotrados y orientables en la parte superior.

vestidor-con-espejo-00474486-o fdc15b5c. Con espíritu de clóset

164.

Con espíritu de clóset

En este ejemplo, el dormitorio se comunica con el vestidor por un gran vano abierto convirtiendo este en una guarida perfecta para hacer llamadas clandestinas o invitar a las amigas a tomar esa última copa. Sí, porque este espacio además de almacenar ropa tiene alma de clóset y como todo aquel que se precie se ha decorado con armarios empotrados, un espejo de cuerpo entero ( si te fijas es una puerta de cristal reciclada) y un asiento compacto y versátil. Añádele un tocador y un diván ¡y será perfecto!

00451962 dc8e8c13. Con acceso directo al baño

165.

Con acceso directo al baño

La arquitecta y decoradora Laura Masiques diseñó este vestidor con unos armarios en un gris azulado que ubicó frente a la cama y a ambos lados del acceso al baño. Además, incluyó una butaca con lo que esta zona también sirve de apetecible rincón de lectura. ¿No te parecen ideales los tiradores de cuero del armario de la derecha? 

Vestidor con armarios blanco_ 00397835. En blanco y muy romántico

166.

En blanco y muy romántico

En este espacioso dormitorio se ha creado un vestidor muy romántico. Para ello, se ha levantado medio murete que, además de separar la zona de descanso de la de almacenamiento, sirve como zapatero por un lado y como apoyo a un coqueto tocador, por otro. Frente a este práctico tabique, se han colocado los armarios en forma de L con puertas semi acristaladas y un altillo para dejar bolsas y cajas con ropa de otras temporadas. ¿Que no te apetece que se vea el interior de los armarios? Colocas unas cortinillas y ¡problema solucionado!

vestidor 00342997. Un toque de color

167.

Un toque de color

Si tu vestidor comparte espacio con el dormitorio y el baño, pinta los frentes de los armarios del mismo color que el mueble del lavabo y unificarás los espacios. Es lo que hicieron las decoradoras Carla Rotaeche y Ana Pardo en este proyecto donde los armarios, realizados por Carpintería Soriano, se lacaron en un azul verdoso, a juego con el baño. Disponer de una silla o un taburete resultará práctico para ponerse las medias o calzarse. Alfombra, de Gastón y Daniela. ¿Quieres ver el dormitorio al completo?

Alfombra infantil con forma de nube. ¡Estas alfombras viven en las nubes!
La Redoute

168.

¡Estas alfombras viven en las nubes!

Sabemos que los niños no vienen del cielo, pero parecen tan angelicales al nacer que no es de extrañar que caigamos rendidos ante una alfombra con forma de nube. ¡Son tan monas! No solo eso, también son blanditas y mullidas, perfectas para que los bebés jueguen y gateen con total despreocupación. Ambas alfombras son de La Redoute.

00458334. Cañizo que ya no protege

169.

Cañizo que ya no protege

Ni del viento ni de las miradas ajenas. Ya sea porque está desgastado, roto o tiene manchas de moho o negruzcas. Mejor que lo quites de tu terraza y lo renueves. En su lugar, te ofrecemos 10 soluciones para crear privacidad en tu terraza.

Sillas, de Catalina House. Alfombra, de ID Design.
Terraza con muebles de madera y fibra natural, plantas y dos niveles 406470. Muebles de madera o mimbre con moho

170.

Muebles de madera o mimbre con moho

Los muebles de exterior de madera y fibras naturales necesitan un tratamiento periódico para que se mantengan como el primer día. Si no lo hiciste el otoño pasado, puede que aún puedas recuperarlos. Pero si llevas dejándolo varias temporadas, tendrán hongos y moho. Casi que mejor deshacerte de ellos.

Mesa de centro, de Jardiland. Butacas, de Pilma. 
terraza-patio-con-banco-de-obra-y-cojines-00504048 O. Las alfombras que no guardaste el invierno pasado

171.

Las alfombras que no guardaste el invierno pasado

Las alfombras de exterior, aunque están precisamente diseñadas para eso, si no se cuidan se estropean con la humedad y las heladas del invierno, especialmente si son de fibras. Si no la recogiste cuando terminó la temporada de terraza, tal vez sea mejor que te deshagas de ella.  

Mobiliario, de IKEA.
como-es-la-casa-ideal-00485124 O. Guirnaldas con luces fundidas

172.

Guirnaldas con luces fundidas

La iluminación de ambiente tan importante en la terraza como lo es en cualquier otro espacio de tu casa. Pero si ves que la mayoría de leds de tu guirnalda ya no enciende, mejor quítalas.

Jardinera y banco, realizados a medida. Alfombra, mesa de centro y taburete, de Colmado Cactus.
Vestidor puertas cerradas y acristaladas 00404292. Armarios en paralelo

173.

Armarios en paralelo

La distribución más usual de un vestidor es colocarlo junto al dormitorio separado por un tabique o creando un espacio independiente. Eso es lo que ha hecho en este proyecto la interiorista Pía Capdevila donde los armarios se han empotrado en ambas paredes en paralelo dejando un pasillo entre ellos. ¿Quieres aligerarlos visualmente? Haz como aquí, píntalos en blanco para darles luminosidad y continuidad y si acristalas uno de los frentes y colocas un espejo en la pared, lograrás que el espacio parezca más amplio.

Vestidor en dormitorio con puertas enteladas 00417610. Lunas en cuarterones y enteladas

174.

Lunas en cuarterones y enteladas

No renuncies a tener un vestidor aunque sea pequeño. ¿Que apenas queda sitio para un pasillo central al ubicar los armarios en dos frentes? Instala en él unas puertas correderas y así no le restarás metros. Estas se pusieron de cristal formando cuarterones y se forraron con unas telas para preservar la intimidad de su interior. Si en el centro colocas una mullida alfombra y un banco, ¡quedará perfecto!

Frente de armarios con puertas lisas en blanco y chaise longue delante_466522. Un espacio para el relax

175.

Un espacio para el relax

Este vestidor, formado por unos discretos armarios empotrados en blanco, resulta un espacio de relajación total gracias a la chaise longue que, colocada en el centro, se convierte en único foco de atención. Un puf a modo de mesa auxiliar y una alfombra, perfecta para andar descalza, le acompañan. Alfombra, de Sacum y puf, de Coco-Mat.

armario empotrado vestidor con puertas de madera y abierto-00480791 O. De factura artesanal

176.

De factura artesanal

Si tu dormitorio tiene un estilo clásico y quieres que tu vestidor continúe en la misma línea, este ejemplo será muy inspirador. Elige unos armarios empotrados, ubícalos en paralelo y ciérralos con unas puertas trabajadas, como estas tan preciosas en pino labrado. Remata la escena con una butaca tapizada de aire señorial. Cortinas, de Ikea. ¿Te han sabido a poco estas ideas de vestidores? ¿Te apetece ver más? Mira los 50 mejores vestidores de El Mueble y ¡sigue disfrutando!

00502082-o fd819439 1500x2000. Coloca una alfombra

177.

Coloca una alfombra

Las alfombras no tienen por qué estar reñidas con el baño. Si las colocamos en la cocina, ¿por qué no hacerlo en el baño? Además de decorar y zonificar, suman confort en una estancia en la que es habitual que vayamos descalzos. 

salón con vistas al mar 00507542. Un mirador a la Costa Brava

178.

Un mirador a la Costa Brava

Un aire relajado y mucha luz envuelven cada rincón del salón de este apartamento de Colera de apenas 51 m2. Su gran suerte, además, de su privilegiada ubicación, son sus 30 m2 de terraza que permiten crecer el salón hacia el exterior. Su decoración en tonos neutros y materiales naturales, como fibras y madera, lo funde con el paisaje y los colores de la playa. Es un proyecto de Sonia Badia.

Butaca de Sacum con cojines de La Maison y Sira. Alfombra de Let ́s Pause. Mesa de Catalina House.
 
00482174 O. Tercer paso: dónde va cada zapato

179.

Tercer paso: dónde va cada zapato

Ahora llega el momento de decidir dónde colocar todo tu calzado. Si tienes varos espacios en los que guardas tus zapatos, utiliza la misma teoría que para la cocina. Coloca en un lugar lo que utilices con frecuencia en un lugar accesible. La parte inferior del armario o un zapatero en el recibidor son una buena opción.

balcon-decorado-sillas-y-plantas 00511496. Di sí a las alfombras

180.

Di sí a las alfombras

Sí, las alfombras también son para el exterior. Ayudan a delimitar visualmente zonas y, además, dan un plus decorativo a la terraza. las de fibras naturales nunca fallan, las de yute o sisal son resistentes y muy fáciles de mantener. Una idea: superpón dos alfombras, una de fibras y otra textil, ¡verás lo bien que quedan! 

w00504064. Un colorista chill out

181.

Un colorista chill out

El chill out tiene un look perfecto gracias a una alfombra, cojines y rulos resistentes al exterior. Son de polipropileno, de Gan-Rugs y diseñados por Patricia Urquiola.

El cojín teja y verde liso son de Catalina House y el plaid de Coco-Mat. 
salon-comedor-con-cocina-abierta-con-cerramiento-cristal-00506971 O. Crea un cerramiento acristalado

182.

Crea un cerramiento acristalado

Aquí además de interponer el comedor entre la cocina y el salón, se ha reforzado el grado de separación con un cerramiento acristalado formado por paneles fijos y una puerta corredera. Gracias a esta, te permitiá abrir o cerrar la cocina a tu antojo, o lo que es lo mismo, integrar o separar. Sofás, de Atemporal. Mesas de centro y auxiliares, de Crisal. Lámpara de sobremesa, de Other Lamps y alfombra, de Masalgueiro. 

zona de paso con consola de madera y ventana abierta 00482029. Un pasillo con el mejor final

183.

Un pasillo con el mejor final

Lo que podría ser un espacio olvidado, se ha transformado en el preludio de un acogedor balcón. Y el estilo natural del exterior embriaga también el pasillo. Todo gracias a las plantas, la consola de madera en bruto y la alfombra que abarca todos los elementos.

Consola, de Coton et Bois.
00495413 O. Un pasillo enmarcado en cristal

184.

Un pasillo enmarcado en cristal

¿Cómo conseguir que un pasillo tenga luz natural cuando está en medio de tu casa? ¡Pues convirtiendo una pared en una ventana interior! Por supuesto que la mampara acristalada de la cocina también ayuda a ampliar visualmente este pasillo. ¡En esta casa se hizo una reforma top!

pasillo-con-alfombra-y-banqueta-con-plantas_00495537. Suma con plantas

185.

Suma con plantas

Suma calidez, naturalidad y mucha más frescura. Esos son algunos beneficios de las plantas en el interior de tu casa. Y en el pasillo no tiene por qué ser menos. De hecho, tu casa está pidiendo a gritos que coloques alguna. ¡Nos encanta decorar con plantas!

Alfombra, de Tailak. Taburetes, de La casita de Margaux.
pasillo-con estanteria-de-obra-y-alfombra_00461818_O. ¿No tienes pasillo? ¡Créalo y aprovecha el espacio!

186.

¿No tienes pasillo? ¡Créalo y aprovecha el espacio!

En estancias muy grandes en las que quieres separar ambientes –física y visualmente–, se puede poner una estantería de obra que cree una zona de pasillo separada del salón, por ejemplo. Si la proyectas abierta, el espacio seguirá bañado por la luz y la separación está garantizada. 

pasillo-con-arrimadero-y-estante-para-los-cuadros_00510211_O. Una mini balda para los cuadros

187.

Una mini balda para los cuadros

Si no quieres llenar la pared de agujeros cada vez que quieras cambiar un cuadro, coloca un estante para los cuadros. Apoyado sobre el arrimadero, no interferirá con su efecto, sino que lo potenciará. ¿Sabes que hay muchas ideas para decorar la pared sin hacer agujeros?

00514964 O. Un pasillo con un banco suspendido

188.

Un pasillo con un banco suspendido

Para no obstaculizar la ligereza visual de este inmaculado pasillo blanco, se ha elegido un banco de madera volado, y la alfombra delimita el espacio, convirtiéndolo en una ‘estancia’ más. Además, junto con los cojines dotan al espacio de calidez y acogimiento. ¡Simplemente perfecto! 

Rincón de lectura de estilo boho con una silla de madera y un puff de color blanco roto. El rincón de lectura con más charme
Eva Holbrook

189.

El rincón de lectura con más charme

Ubicado junto a una estufa de leña antigua de estilo vintage, este rincón de lectura se compone por una butaca de madera con asiento trenzado, y un puff de color blanco roto ideal para utilizar como reposapiés, asiento o mesa auxiliar.

Comedor con vistas a la cocina abierta. Un comedor muy scandi

190.

Un comedor muy scandi

Una vez más el color marca la frontera de separación en dos ambientes que comparten un mismo espacio: la cocina en blanco contrasta con el negro del comedor presente en las sillas tipo Thonet y la alfombra étnica. La mesa de madera rompe con tanta sobriedad aportándole la dosis de calidez precisa. Mesa, de Maisons du Monde. Sillas, lámpara de techo y alfombra, en el estudio de Natalia Zubizarreta.

Salón de estilo boho abierto a la cocina. Espacios abiertos conectados a la naturaleza
Eva Holbrook

191.

Espacios abiertos conectados a la naturaleza

Uno de los requisitos de la pareja a la hora de construir su refugio fue la utilización de materiales sostenibles y recuperados. De este modo, nos encontramos con una estructura donde las vigas de madera permanecen expuestas armonizando con una decoración que oscila entre el boho y el rústico, con espacios abiertos y acogedores conectados con la naturaleza que aguarda en el exterior.

salon-y-comedor-separados-por-pared-de-cristal 00426390 O. Black & white

192.

Black & white

Un pequeño murete de obra rematado en un tabique acristalado hasta el techo es el elemento elegido para separar sutilmente este salón del comedor. Ahora, resulta mucho más luminoso e íntimo. Si te fijas, también el color marca la diferencia: blanco en uno y negro en otro. Sobre la mesa rectangular se han colocado dos lámparas suspendidas en metal que iluminan toda la superficie.

comedor clasico con mesas y sullas de madera oscura00498752. Puro clasicismo

193.

Puro clasicismo

Grande, ovalada y extensible, esta mesa de comedor es perfecta para distribuciones alargadas y familias numerosas. Su madera de caoba, sus patas torneadas, las sillas con respaldo enrejado y la consola vintage del fondo recrean un comedor clásico. Si lo observas con detenimiento ¿no te recuerda a aquellos despachos antiguos con mesas de juntas inmensas e imprescindibles en reuniones de alto calado? Y para remate, en el techo una lámpara de lágrimas, como no podía ser de otra manera.

Comedor con lámpara y alfombra que limita la zona. Te vas a quedar a cuadros...

194.

Te vas a quedar a cuadros...

...cuando veas este comedor perfectamente separado del salón por una alfombra. Se eligió un tejido de diseño geométrico lo suficientemente grande para ubicar en su interior la mesa rectangular y seis sillas, tapizadas en un tono coral que le da calidez. El toque dorado de las patas a juego con la lámpara escultura sofistican el ambiente.

Área de meditación
Eva Holbrook

195.

Área de meditación

Bajo el mismo techo se dispuso un área de meditación que también se utiliza para llevar a cabo ceremonias de té. Una gran alfombra kilim en tonos marrones con cojines en blanco roto, un par de plantas y la belleza del paisaje exterior, son más que suficientes para dar lugar a un rincón rebosante de paz.

Rincón de lectura con butaca orejera y reposapiés verde, mesita auxiliar de madera, lámpara de pie articulada y alfombra de fibras naturales. No te olvides del reposapiés

196.

No te olvides del reposapiés

Otro de los elementos indispensables para cualquier lector que se precie, es un reposapiés a juego con la butaca. Tus piernas estarán más descansadas, y cuando no lo estés utilizando como reposapiés, podrás convertirlo en una mesa auxiliar perfecta para colocar el libro, el teléfono, las gafas... ¿No te parece una solución superingeniosa?

salon-con-butaca-y-sofá-tonos-tierra-y-mesa-de-centro-sobre-alfombra-con-lampara-de-pie-arco 00409112. ¿Qué complementos son imprescindibles?

197.

¿Qué complementos son imprescindibles?

Sí, el sofá es el auténtico protagonista del salón pero ¡ojo! con los papeles secundarios de alfombras, cestos, lámparas auxiliares... Las primeras además de proteger el suelo de pisadas y aislarnos del frío o calor hacen nuestras sentadas más agradables. Los cestos se han vuelto casi imprescindibles para depositar mantas y libros mientras que las lámparas de mesa o de pie aportan calidez al salón. El resto puedes obviarlos, como sugiere la interiorista Mª José Navarro: "Si quieres un salón de revista retira aquellos accesorios que no le aporten ningún valor estético".

salon-con-chimenea-butacas-alfombra-rojiza-y-libreria-que-separa-00443380 e8e88d64 1200x1600. Alfombras que aporten luz

198.

Alfombras que aporten luz

En salones con poco espacio conviene no sobrecargar este y crear ambientes serenos y equilibrados con colores claros que reflejen la luz. Una tendencia que les beneficia es "apostar por muebles versátiles y multifuncionales, como sofás modulares, dos butacas en lugar de un sofá, mesas nido o con ruedas que se puedan fácilmente desplazar de un sitio a otro" —apunta la interiorista Nuria Risco. ¡Y por supuesto una alfombra que cubra bien la zona de estar! Opta por un kilim de colores vibrantes solo o con una base de fibra, ahora que se llevan en pareja.

salon-con-sofa-beige-cojines-verdes-mesa-de-centro-en-madera-y-metal-lamparas-vintage-y-cortinas-y-estores-blancos. Con un sofá en tonos neutros, éxito asegurado

199.

Con un sofá en tonos neutros, éxito asegurado

Si quieres que tu salón sea tan apetecible como los que ojeas en instagram, invierte en una zona cómoda y acogedora de reunión con un sofá bonito, cómodo y de líneas sencillas. ¿Lo prefieres en tonos claros? Perfecto porque armoniza con cualquier estilo. No te olvides de vestirlo con cojines y plaids: "los cojines que sean de telas suaves, coloca 3 ó 4 en el sofá y escógelos en 2 colores combinándolos en estampados y formas", aconseja la deco coach Nuria Paz de @latrastiendadenur.

Salón con comedor distribuido en L 00472194. Alfombras a modo de fronteras

200.

Alfombras a modo de fronteras

Otra opción de integrar salón y comedor es la que nos ofrece esta imagen donde ambas estancias comparten el mismo espacio con una distribución en forma de L. Aunque el pavimento es de madera en ambos casos, son las alfombras las que marcan la diferencia. Se han elegido iguales para dar continuidad a los ambientes pero si te fijas su disposición es perpendicular, así se deja claro donde empieza y termina cada zona. ¡Una manera ingeniosa para crear límites!

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?