Para manitas

Cómo reparar una lavadora paso a paso

Estos son los principales motivos por los que tu lavadora no funciona como debería (y su solución)

Isabel Lavín Actualizado a

zona-de-lavado-armario-y-lavadora-00496910

Es uno de los electrodomésticos que nos hacen la vida más fácil. La lavadora nos ahorra tiempo, agua y mucho esfuerzo. ¡Mucho han cambiado las cosas desde que nuestras abuelas tenían que lavar la ropa a mano! Por eso, cuando se estropea, queremos que vuelva a funcionar cuanto antes.

Según una encuesta realizada por la OCU, un 50% de los hogares sufrió esta avería en los últimos 5 años y de estos un 55% decidió reparar la lavadora en vez de comprar una nueva. Hay algunas reparaciones que puedes hacer tú mismo sin necesidad de llamar a un técnico. Excepto, por supuesto, si tu lavadora aún está en garantía. En ese caso, no toques nada y ponte en contacto con el vendedor o con el fabricante, ya que si la llevas a un establecimiento no autorizado –o intentas arreglarla tú mismo–, perderás dicha garantía.

Cómo elegir la lavadora

Eficiencia

Cómo elegir la lavadora

Cómo arreglar una lavadora según su problema

Existen varios motivos por los que una lavadora deja de funcionar y que no suponen una reparación costosa. Sea cual sea el problema, desenchúfala para evitar situaciones peligrosas.

Mi lavadora no centrifuga

Es uno de los problemas más habituales con la lavadora y que, en algunos casos, lo puedes solucionar tú. Hay varias situaciones que pueden provocar problemas en el centrifugado. Comprueba dónde está el problema:

  • Exceso de ropa: si estás lavando alguna prenda grande, como una manta, edredón o alfombra, puede desestabilizarse la carga. Es mejor que vayas a una lavandería profesional, con lavadoras que soportan una carga mayor. Si son almohadas, bolsas para lavar la ropa demasiado grandes o peluches, el peso se amontonará a un lado del tambor. Esto hará que el centrifugado no comience por seguridad. Si este es el caso, pulsa el botón de pausa, espera a que pueda abrirse la puerta de la lavadora y distribuye la carga. Esto puede hacer también que el tambor gire más despacio. Para que no pase, evita poner lavadoras con una sola toalla y muchos artículos pequeños, como ropa interior o camisetas. Mejor varias toallas para que el peso esté equilibrado.
  • Cableado: verifica que tanto los cables como el enchufe no están deteriorados.
  • Tubo de desagüe: si la lavadora desagua pero no centrifuga, el motivo puede ser suciedad en el tubo de desagüe. Desconéctalo y límpialo a fondo con agua caliente y jabón para que vuelva a funcionar bien. Si además de no centrifugar, no desagua, lo más seguro es que el tubo tenga alguna perforación o esté doblado. En ese caso tendrás que cambiarlo.
  • La bomba de agua: si la lavadora se para a mitad del lavado, lo más probable es que sea un problema con la bomba, encargada de suministrar agua a la lavadora. En este caso, lo más recomendable es que contactes con el servicio técnico.
  • El condensador: si la lavadora hace ruidos fuera de los habituales durante cualquier programa puede ser el condensador –las lavadoras más modernas lleva escobillas–. Este elemento de la lavadora es el que hace que el tambor gire rápido durante el centrifugado. En este caso, llama también a un profesional.
  • El motor: si huele a quemado, la pieza averiada es el motor. En este caso, un profesional deberá ayudarte a valorar si cambiar el motor o renovar la lavadora.
8 consejos para que tu lavadora dure más

TIPS DE AHORRO

8 consejos para que tu lavadora dure más

zona-lavadero-con-encimera-encima-electrodomesticos-402321-o a3d1bc74 949x1300

La lavadora no desagua

Si cuando termina la lavadora aún hay agua en el tambor es que, además de no centrifugar, no es capaz de sacar todo el agua. Sigue estos pasos para localizar la avería:

  • Paso 1. Apaga y desenchufa la lavadora y cierra también la toma de agua. Algunas lavadoras tienen un pequeño tubo de desagüe junto al tapón para facilitar el vaciado. Suele estar ubicado en la parte baja de la lavadora junto al filtro. Pon una toalla en el suelo o un recipiente y abre la tapa del tubo para evacuar todo el agua que sea posible. Si no tiene, ve abriendo poco a poco el tapón del filtro y deja que el agua vaya cayendo despacio y así no inundar la cocina.
  • Paso 2. Verifica que el filtro está limpio. Ponlo bajo un chorro de agua y sírvete de un cepillo para quitar las pelusas y el jabón que se haya podido quedar incrustado. Saca con la mano objetos como monedas, horquillas o cualquier otro que pueda haberse quedado en el hueco en el que va el filtro. Cerciórate también de que las aletas se mueven con facilidad.
  • Paso 3. Si aun así la lavadora no desagua, el problema requerirá la presencia de un técnico, ya que puede ser la bomba o incluso un fallo electrónico.
cocina con paredes azules y azulejo beige_00395848

Mi lavadora tiene una fuga de agua

Hay varios motivos –y soluciones– por los que una lavadora puede perder agua. Lo primero que tienes que hacer en ese caso es parar el aparato y desenchufarlo, después tendrás que comprobar por dónde está perdiendo agua:

  • Por la manguera de entrada o de desagüe: si tiene un agujero o está rota, hay que cambiarla por una nueva.
  • Por conexión de la manguera: si está floja, desconéctala y vuelve a conectarla. Si está roto el conector o se pasa de rosca, compra uno nuevo.
  • Por el filtro de drenaje: al igual que antes, pon una toalla en el suelo y abre el filtro del drenaje y lávalo.
  • Por el respiradero de la parte trasera: lo más probable es que te hayas excedido con el jabón, lo que hace que se produzca mucha espuma y que termine saliendo agua por el respiradero. Vacía la lavadora y pon un par de lavados sin nada a máxima temperatura. Así conseguirás que los restos de jabón se deshagan.
  • Por el cajetín: el motivo y la solución son las mismas que en el caso anterior.
  • Por la puerta de la lavadora: si el agua gotea por la puerta de la lavadora –o no cierra bien–, en primer lugar, comprueba que no ha quedado nada enganchado entre la puerta y el cesto. Lo que, además, puede dañar la goma durante el centrifugado. Si sigue goteando, lo más probable es que esté rota o deteriorada y tengas que cambiarla.
  • Por debajo cuando centrifuga: en este caso es que se ha roto la bomba de la lavadora y para arreglarlo tendrás que llamar a un técnico.

10 cosas que hacemos mal al poner la lavadora

LIMPIEZA Y ORDEN

10 cosas que hacemos mal al poner la lavadora

El tambor de la lavadora está suelto o no gira

Si la lavadora se llena y vacía de agua, pero el tambor no gira, puede que sea la correa. Cada modelo utiliza una específica y es necesario quitar la tapa posterior para cambiarla. Lo mismo pasa si gira a trompicones, de manera irregular, está suelto o descolgado. Y si no es la correa, puede ser por un desgaste de los rodamientos o la escobilla –que puede terminar provocando también la rotura de la correa–. En todos estos supuestos, lo mejor es que te pongas en contacto con un profesional.

cocina-muebles-verdosos 00498991

Cómo cambiar la goma de la lavadora y cuánto cuesta

Si se ha estropeado y hay que cambiarla puedes hacerlo tú mismo. Una goma de escotilla para lavadora tiene un precio medio de 20 euros, pero dependerá del modelo. Al cambiarla, lo más importante es que te fijes bien en cómo está colocada y los pasos que das al quitarla. Después tan solo tendrás que hacer lo mismo pero al revés. Ve haciendo fotos y tomando notas de todo el proceso, te servirán como guía. Hay lavadoras en las que es necesario desmontar parte del frontal, en cuyo caso te recomendamos que te pongas en manos de un profesional. Te explicamos cómo hacerlo paso a paso en líneas generales:

  • Paso 1. Retira la lengüeta que encaja en el exterior de la lavadora para quitar la brida de sujeción. Este elemento hace que la goma no se mueva. Utiliza un destornillador plano o una espátula de plástico –así no rayarás el acabado–. La brida tiene un muelle para poder manipularla.
  • Paso 2. Con la goma ya libre, ve llevándola poco a poco hacia dentro de la lavadora.
  • Paso 3. Busca con la mano la brida interior, que es como un muelle que ajusta la goma al hueco de la escotilla.
  • Paso 4. Según sea la brida, tendrás que aflojar un tornillo o retirar el muelle. Ya puedes retirar la goma.
  • Paso 5. Limpia bien donde estaba la goma. Así te aseguras de que la nueva quede colocada de manera que no haya fugas.
  • Paso 6. Ahora debes repetir todo el proceso pero al revés. Coloca la nueva goma en la misma posición que estaba la anterior. Algunas tienen agujeros de desagüe que deben quedar en la parte inferior. Dale la vuelta para que te quede como en el paso 2, así accederás a la brida con comodidad.
  • Paso 7. Coloca la brida interior y asegúrate de apretar bien el tornillo.
  • Paso 8. Pon la goma bien –estaba hacia dentro de la lavadora– y encájala en el marco metálico de la lavadora.
  • Paso 9. Coloca la brida de nuevo.
Cómo limpiar la goma de la lavadora

ELECTRODOMÉSTICOS LIMPIOS

Cómo limpiar la goma de la lavadora

PULSA PARA GUARDAR EL ARTÍCULO

EL ARTÍCULO SE HA GUARDADO EN FAVORITOS

Podrás encontrar tus favoritos en el menú

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?