OPERACIÓN AHORRO

8 consejos para que tu nevera dure más

Cuando se estropea la nevera nos echamos las manos a la cabeza. ¡Menudo gasto imprevisto! Por eso nos hemos propuesto que amortices la tuya muchísimos más años. Alarga la vida de tu nevera con estos trucos

mujer con nevera abierta

Dicen que una nevera suele tener unos 10 o 15 años de vida útil, lo cual no está nada mal si tenemos en cuenta que es el único electrodoméstico de casa que funciona las 24 horas y los 365 días del año. Por ello debemos prestar especial atención a sus cuidados. De esta forma, garantizaremos que le saques el mejor partido y que dure más tiempo. Estos consejos te ayudarán a alargar su vida útil.

1. Siempre vertical

Una máxima para conservar una nevera en buen estado es que jamás debes tumbarla. Tanto si acabas de comprar una nueva, como si te vas a mudar, debes tener esto en cuenta: al transportarla asegúrate de que siempre esté en vertical y nunca la inclines más de 40 grados. De lo contrario, el aceite que lleva en su interior podría salirse y dañar todo el sistema. Espera siempre 12 horas antes de volver a enchufarla.

2. Regula la temperatura

Es muy importante que la temperatura de tu nevera sea la justa, dicen que entre 4 y 5 grados es lo más adecuado para que los alimentos se conserven frescos y no proliferen las bacterias.

cocina blanca con nevera en acero inoxidable

cocina blanca con nevera en acero inoxidable

3. Cuidado con la apertura constante de puertas

Antes de abrir las puertas de tu nevera, piensa bien qué quieres comer. Un estudio demostró que se pierde hasta un 7% de frío cada vez que abrimos y cerramos la puerta de la nevera y esto hace que la temperatura del interior oscile demasiado y los alimentos no se mantengan en perfecto estado, por no hablar de la energía que dejamos ir.

4. Limpieza a punto

Las neveras modernas ya no necesitan ser descongeladas, la mayoría cuentan con sistemas NoFrost, lo cual nos facilita enormemente las cosas. Aún así, una vez al mes es recomendable que le des una limpieza a fondo. Desenchúfala y disponte a limpiar cada accesorio que puedas desencajar con agua jabonosa, después haz lo mismo con el interior. Pon especial atención en las gomas de cierre, ahí suelen acumularse restos de comida y suciedad, lo cual puede dañarlas.

Relacionado con este artículo

5. Colocación adecuada

Para que funcione correctamente el condensador, se recomienda dejar unos 15cm de distancia entre la nevera y la pared. Cada 6 meses, desenchufa la nevera y pasa la aspiradora a la parte trasera, el polvo lo va dañando poco a poco.

6. ¿Qué hacer en vacaciones?

Si te vas a ir de vacaciones durante varios días lo mejor es que vacíes la nevera. Aprovecha para dejarla limpia, desenchúfala y deja la puerta abierta para que no se formen hongos y bacterias.

7. Revisión periódica

De vez en cuando date un rato para revisar que la puerta cierra adecuadamente, que las bombillas del interior funcionan y que la nevera está nivelada, de no ser así, ajústala, ya que esto ocasiona que el motor se vaya deteriorando.

Relacionado con este artículo

8. El llenado de la nevera

No es recomendable tener la nevera demasiado llena, esto provoca que el aire frío no circule bien y los alimentos no se mantengan a la temperatura necesaria. Por lo contrario, si la tienes muy vacía y quieres conservar la temperatura, puedes colocar botellas de agua en el interior, esto hará que la temperatura sea constante.

En este sentido, es muy importante que mantengas el orden en tu nevera, esto hará que funcione mejor, enfríe adecuadamente y ahorre energía. Si quieres saber algunos trucos para tenerla siempre perfecta no te pierdas nuestros consejos para organizar la nevera y mantenerla siempre en orden.

Trucos para eliminar el mal olor

Es fácil que la nevera acumule malos olores y que al abrirla, recibamos una bofetada fétida que nos quite el hambre. Existen varios trucos que te ayudarán a mantener los aromas desagradables a raya:

  • Coloca un limón partido por la mitad en el interior, puedes colocar algunos trocitos de clavo en él.
  • En un recipiente pon un buen puñado de bicarbonato, esto absorbe los malos olores y deja tu nevera libre de aromas extraños.
  • Por supuesto, lo mejor es que guardes todo en recipientes herméticos para evitar que los olores se desprendan.