¿Hay que hacer obra?

Señales de que tu casa necesita una reforma

Tu casa te habla, te cuenta… solo hay que saber escucharla e interpretarla. Y te ayudamos a que sepas si está en el punto de precisar una obra en condiciones

Salón abierto al comedor con vano 00521468

Hay indicios claros que puede que no estés teniendo en cuenta y que significan que tu casa, esa en la que vives y tanto te da, necesita algo a cambio. Ese algo es una reforma integral o parcial. Según lo que te diga, así le debes corresponder. Porque la relación con nuestra casa tiene mucho de relación de pareja: para recibir hay que dar. Y siempre hay que cuidar los detalles y mimar. A tu casa también. Así que queremos ayudarte a interpretar las señales que tu hogar te traslada y así sabrás si ha llegado el momento de enfrentarte a una renovación, sí, a una reforma. ¡No temas! Nosotros te damos todas las claves.

¿Qué debes plantearte para saber si tu casa necesita una reforma?

Vamos a enumerar primero unas cuestiones prácticas y generales que te llevan a pensar en una reforma de tu casa en lugar de cambiarla.

  • Te encanta el barrio en el que vives por lo que no necesitas mudarte ni cambiarte.
  • Tu casa está bien porque te satisface y cumple tus expectativas (es decir, tiene zonas comunes, garaje, piscina… lo que necesites para llevar a cabo tu vida).
  • Hay servicios imprescindibles para ti (como transporte público o colegios) cerca.
  • Te gustan los vecinos (este tema puede llevar a mucha gente a plantearse un cambio cuando la convivencia es un infierno, a pesar de que un cambio no te garantiza que donde vayas no haya otro vecino "difícil de entender").
00527471

Así que en todos estos casos, estás contenta en general con la situación de tu casa. Sea piso o vivienda unifamiliar. Si esta tiene el tamaño adecuado para los que vivís, entonces hay que pensar en que la reforma es una inversión que merece la pena. Se revalorizará la vivienda y, además, se adaptará a tus necesidades reales en este momento. Debes valorar también el tamaño que tiene tu casa en general porque en función de esos metros es posible ganar una habitación o no, en caso de necesitarla.

¿Cuándo es más habitual plantearse una reforma?

  • Cuando la casa se ha quedado desactualizada en estética.
  • Cuando la situación familiar cambia y, por ejemplo, crece la familia o, por el contrario, los hijos mayores se independizan.
  • Por supuesto, cuando se adquiere una casa de segunda mano para dejarla al gusto de los nuevos propietarios.
  • Cuando se valoran los precios de compra de una nueva vivienda en la zona y no merece la pena la inversión.
  • Cuando la casa está pagada y el precio de una reforma, aunque sea integral, nunca llega a ser tan alto como el de comprar una casa nueva.

9 señales de que tu casa necesita una reforma

1. ¿Cuántos años tiene tu casa?

Esta es la primera señal que te ayudará a saber si debes afrontar la reforma. Con los años las casas envejecen. Y no solo nos referimos a la parte estética sino también a las instalaciones. Además, las normativas y los estándares de calidad y materiales cambian. Por ejemplo, si tu vivienda se construyó hace más de 30 años, seguro que esos estándares han variado respecto al momento actual. La instalación eléctrica o las tuberías necesitan una renovación para evitar además sustos. Entonces, tal vez es momento de reformar tu piso.

bano-pequeno-mueble-madera 00510281

2. ¿Has tenido que reparar averías recurrentes?

El dinero que hayas invertido en averías también puede ser una señal de que tu casa necesita una reforma más en profundidad o general.

3. ¿Gastas mucho en calefacción o aire acondicionado?

Revisar las facturas y comparar con otras personas y sus gastos puede hacerte caer en la cuenta de que gastas más de lo que debes en calefacción o aire acondicionado porque la casa no está bien aislada. Puede ser por tema de ventanas pero también por aislamiento.

detalle-salon-con-cristalera 00526635 O

4. ¿Demasiados ruidos en casa?

Si escuchas las pisadas de los vecinos o sus conversaciones como si casi estuvieran viviendo contigo, tu casa necesita una reforma para que el aislamiento también mejore el confort acústico de la casa. Este tema va muy de la mano del punto anterior, ya que mejorar ventanas, puertas y paredes hace que la casa gane en confort acústico y térmico.

5. ¿Han cambiado tus necesidades?

A lo largo de la vida de una persona hay diferentes momentos y con ellos las necesidades también varían. No es lo mismo una casa comprada para una pareja que lo que necesita esa misma pareja cuando llegan los niños. Al igual que puede que antes no trabajaras en casa y ahora sí. Una misma casa puede transformarse con una redistribución, muebles a medida, nueva concepción de espacios…

salon con techos abovedados blancos mesa de  centro redonda_449667

6. ¿Cómo están la cocina y el baño?

Son dos estancias que se quedan anticuadas de manera que salta a la vista. Su estado también denota si tu casa necesita una reforma. Porque si cocina y baño siguen como hace 20 años, seguramente no habrás realizado ningún otro cambio en la casa. Y su actualización hace que no solo sean más bonitos sino también más prácticos y funcionales, por no hablar de las opciones de ahorro con grifos que tienen un caudal limitado, electrodomésticos de mayor eficiencia energética, etc. Piensa si hay que reformar el baño solamente o también es necesario reformar la cocina.

cocina-minimalista-blanco 00517121 O

7. ¿Suelos y paredes en orden?

Y con esto nos referimos a si están deteriorados. Tablillas levantadas en el caso de suelos de madera o baldosas rotas, juntas ennegrecidas, paredes con pintura levantada o humedades… estas son señas más que evidentes de que tu casa necesita una reforma. Pero también basta con una pared con gotelé, una pintura que ya no te gusta o un suelo demasiado oscuro o poco confortable o cómodo. No hace falta llegar al extremo de deterioro. Una obra también puede partir de la necesidad de un cambio estético para adecuar la casa a las tendencias actuales y hacerla más luminosa.

00521475

8. ¿Ves grietas profundas?

Las hay de superficie que no son peligrosas, pero hay otras más profundas que son una seña de que tu casa necesita una reforma. Estas son bastante importantes y en función de su tamaño y forman pueden llegar a resultar incluso peligrosas. No nos referimos a las grietas de asentamiento que son las que surgen al poco tiempo en una vivienda de nueva construcción. Son las que aparecen en las casas con varios años de antigüedad.

9. ¿Tienes suficiente espacio para todo?

Aquí no hay que confundirse porque puede que haya que deshacerse de cosas inservibles o inútiles. Siempre lo decimos, pero no se puede guardar todo eternamente. Hay que hacer limpieza a lo Marie Kondo. Pero puede que una señal de que tu casa necesita una reforma es que tras analizar si solo guardas lo realmente útil, sientas que faltan armarios. Este es un motivo para hacer una obra rediseñando los espacios para ganar almacenaje.

00513141

Y a partir de aquí, si tras leer este artículo, has llegado a la conclusión que temías, es decir, que tu casa necesita una reforma, debes ponerte manos a la obra con su organización. Si la obra "promete", ósea, que será completa, debes planificar el sitio donde vivirás durante la reforma.

Recuerda que ya que te pones, es preferible hacer las cosas bien y afrontar la reforma total no por partes. Si te metes, hazlo de manera que todo quede perfecto para los próximos años.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?