MÉTODO KONMARI

Orden con Marie Kondo: cómo organizar el 'Komono'

Si ya ordenado la ropa del armario, los libros, los papeles y los objetos con valor sentimental te queda el resto, el komono. Te explicamos qué es y cómo hacerlo

Ni kimono, ni qué mono, ni Komodo. KO-MO-NO. ¿Pero qué es eso? En japonés significa objetos varios, es decir, la miscelánea o lo que es lo mismo esos objetos que la mayoría de veces están repartidas por toda la casa sin ton ni son.

mujer-doblando-prensa-en-vertical_424349

Para concretar más, vendrían a ser los cables de cargadores, cedés, dvd's (¿alguna colección de pelis que ofrecían en algún diario?), pinzas de tender, maquillaje (o muestras que te han regalado), pulseras, anillos y collares de bisutería, electrodomésticos, algún monedero con monedas sueltas de algún viaje o anteriores al euro... Ya empiezas a saber qué es el komono, ¿verdad?

Antes de empezar a ordenar

Si conoces un poco el método konmari sabrás que antes de todo lo importante es vaciar cualquier cajón, armario, etc.., y colocar en un montón todo lo que quieres ordenar. De ese modo, te darás cuenta de la cantidad de cosas que tienes.

detalle-de-cajones-de-bano-abiertos-y-organizados

Separar por categorías y subcategorías

En este caso es sencillo. La categoría por fin nos la hemos aprendido: Komono. Así que el siguiente paso a seguir es separar todo lo que hemos reunido en subcategorías. Cuando ya tienes todas las subcategorías catalogadas (gafas, pulseras, cedés, cables para tabletas, cargadores móviles...) empezar a ordenar y almacenar es mucho más sencillo.

¿Cómo? Usando pequeñas cajas, bandejas, etc.., y guardando los objetos verticalmente, por supuesto. Por ejemplo, si decides guardar en un cajón del baño tu maquillaje, utiliza cajitas o bandejas. Te servirán de separadores e incluso a crear más subcategorías. En una bandeja puedes tener el esmalte de uñas, en otra las barras de labios, las brochas... No sólo quedarán ordenadas sino que visualmente será mucho más fácil y rápido encontrar lo que buscas.

detalle_de_armario_frutero

La despensa también forma parte del komono

Es cierto que la despensa es un lugar y Marie Kondo tiene como una de sus reglas básicas ordenar por categorías y no por ubicación. Sin embargo, la gurú japonesa del orden coincidiría que la comida es una categoría y que existe un lugar para guardarla.

Tanto si tienes un espacio reservado para una despensa o varios armarios en la cocina donde guardas los productos alimenticios, suelen ser puntos calientes cuando hablamos de orden. Vamos, que en muchas ocasiones suele reinar el caos.

Además, suele haber bastante cantidad de todo. Primero, porque si no vives sola, sabrás que no todos los miembros de la familia tienen los mismos gustos o necesidades dietéticas. Segundo, porque a veces nos olvidamos de lo que tenemos y aún no hemos gastado. ¿No os ha pasado ir al super y comprar algún producto y al llegar a casa ver que teníais dos paquetes de pasta? Por eso es importante hacer inventario. Y si haces categorías te será muy útil (lácteos, desayunos, frescos, productos limpieza...) para no gastar tanto ni de desperdiciar la comida.

Relacionado con este artículo

Marie-Kondo-ordenando-despensa-komono

Foto de Konmari.com

Y finalmente, también está el sentimiento de culpa: no querer tirar la comida. La misma Marie Kondo explica que cuando organiza la casa de algún cliente el 30% de la comida de la despensa ya ha caducado.

Ordenar la despensa

Para organizar la despensa, divide en estantes o cajones tu despensa. Si no está muy alto, puedes colocar algunos artículos en cajas y guardarlos de manera vertical. Igual que con el komodo, al dividir el espacio y tenerlo por cajas, puedes ver más fácilmente lo que hay dentro y tener en cuenta las cantidades (y así no comprar de más).

Recuerda, ordenar siguiendo las premisas de Marie Kondo es un proceso que al principio puede resultar complicado (sobre todo la fase del descarte) pero luego cada vez resulta más fácil. Cuando ordenas mantienes un diálogo contigo mismo. Para la japonesa, el equilibrio se consigue con un buen orden físico y un buen orden mental.

Las reglas de oro del método Konmari

  • Comprométete a ser ordenado
  • Imagina tu estilo de vida ideal
  • Primero, descarta
  • Ordena por categoría, no por lugar donde almacenar
  • Sigue el orden correcto (ropa, libros, papeles, komono...)
  • Pregúntate si esa prenda u objeto te produce felicidad