3, 2, 1... ¡ACCIÓN!

Atrévete con el color... ¡rosa!

Todo al rosa. Este salón ha hecho una apuesta y ha ganado. Te enseñamos cómo conseguir un ambiente armónico con solo un color de toda la amplísima paleta. Mira, mira...

Seguimos con nuestra cruzada a favor del rosa. Que sí, convéncete: ya no es el color cursi de antaño. Ahora es alegre, poderoso, elegante y chic. Y sino... ¡mira este salón!

Salón en tonos rosa con sofá, cojines, doble mesa de centro redonda, vitrina, estante y cuadros

Es más, aquí nos hemos arriesgado más que nunca: es el único tono que hay (junto con algunos pequeños detalles en blanco). La clave para que no resulte empalagoso: jugar con tonos distintos. Un tono más suave para la pared y los más intensos para los detalles. Así se consigue pura armonía. Fucsias, pastel, empolvados... hay una amplísima gama para elegir.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?