Tartaletas de cerezas con crema de almendras

Actualizado a

Tartaletas de cerezas con crema de almendras

Las cerezas son una "superfruta" que nos aporta fibra, vitaminas, antioxidantes y muy pocas calorías. Aprovecha el buen tiempo para comerlas y cocinar recetas como esta. En 1h 10min y para 6 personas.

Para la masa:

275 g de harina
125 g de mantequilla
2 cucharadas de leche
1 huevo y 1 yema
80 g de azúcar
1 pizca de sal

Para la crema:

500 ml de leche
3 yemas de huevo
2 cucharadas de maicena
100 g de almendras en polvo
125 g de azúcar
1 vaina de vainilla

Para la decoración:

600 g de cerezas
200 g de azúcar
Unas hojas de menta

Elaboración:

Para la masa: dejar la mantequilla a temperatura ambiente para que se reblandezca y cortarla en dados. Formar un volcán con 250 g de harina tamizada y añadir en el hueco central el huevo, el azúcar, una pizca de sal y la mantequilla. Verter la leche en un hilo y amasar hasta obtener una masa homogénea. Darle forma de bola, envolverla en film y dejarla reposar 30 minutos en la nevera.

Retirar la masa de la nevera y estirarla con un rodillo sobre una superficie ligeramente enharinada. Engrasar, con un poco de mantequilla, seis moldecitos para tartaletas. Mientras, precalentar el horno a 190º.

Cortar la masa en discos de tamaño un poco superior al de los moldes y forrar estos con ellos, de modo que cubran el fondo y las paredes. Pinchar la base varias veces con un tenedor y cubrirla con círculos de papel de horno. Rellenar con garbanzos secos y hornearlas durante 15 minutos. Quitar los garbanzos y el papel, pincelarlas con la yema batida y hornear 10 minutos más. Retirarlas y reservar.

Para la crema: llevar a ebullición la leche junto con la vaina de vainilla y las almendras molidas. Retirar del fuego, tapar y dejar en infusión hasta que la mezcla se haya templado. Retirar la vainilla y reservar.

Batir las yemas con el azúcar hasta que estén blanquecinas. Añadir la maicena y la leche en un hilo, y remover hasta incorporarlas. Cocer esta mezcla, a fuego muy lento y sin dejar de remover para que no hierva a borbotones, hasta que espese ligeramente. Retirarla, dejarla enfriar a temperatura ambiente y verterla en las tartaletas.

Lavar las cerezas, deshuesarlas y cocerlas en una cazuela con el azúcar y un vasito de agua durante 10 minutos. Dejarlas enfriar y disponerlas sobre la superficie de las tartaletas, hundiéndolas parcialmente en la crema. Lavar unas hojitas de menta, secarlas y utilizarlas para decorar.

¿Quieres ver más recetas de primavera? Vuelve al especial Platos de primavera: saludables y llenos de color.

PULSA PARA GUARDAR EL ARTÍCULO

EL ARTÍCULO SE HA GUARDADO EN FAVORITOS

Podrás encontrar tus favoritos en el menú

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?