El soufflé de queso de Sabrina

Actualizado a

Soufflé de queso

¿Recuerdas la famosa secuencia de la película Sabrina (1954) en la que Audrey Hepburn toma lecciones de cocina? Nos descubrió el secreto para cascar huevos a la perfección: el movimiento de muñeca.

Dirigida por Billy Wilder, obtuvo seis nominaciones a los Oscar. Narra la historia de Sabrina (Audrey Hepburn), la encantadora hija del chófer de una familia de millonarios cuyos dos hijos (Humphrey Bogart y William Holden), muy diferentes entre sí, se disputan su amor.

Raciones y tiempo: 4 personas | 50 min

Ingredientes

100 g de queso gruyer o emmental rallado
250 ml de leche
Mantequilla
40 g de harina
3 yemas de huevo
5 claras de huevo
Pan rallado
Pimienta
Sal

Elaboración

Fundir 40 g de mantequilla en una sartén, a fuego lento. Añadir la harina y tostarla un par de minutos, sin dejar de remover con una cuchara de madera; no debe tomar color.

Agregar la leche, en un hilo y sin dejar de batir con varillas manuales. Dejar cocer a fuego muy lento durante 10 o 12 minutos, removiendo a menudo, hasta obtener una besamel homogénea y no demasiado espesa. Salpimentarla y dejarla enfriar.

Precalentar el horno a 210º. Montar las claras a punto de nieve bien firme, con las varillas eléctricas, y reservarlas. Agregar las yemas a la besamel y remover hasta incorporarlas totalmente.

Añadir el queso rallado y mezclar bien. A continuación, incorporar las claras montadas, con movimientos envolventes de abajo arriba para que no pierdan volumen.

Engrasar ligeramente con mantequilla cuatro moldes individuales para soufflé y espolvorearlos con una cucharadita de pan rallado. Moverlos en todas direcciones para que se reparta bien por el fondo y las paredes.

Rellenar los moldecitos hasta las tres cuartas partes con la preparación anterior y disponerlos sobre la placa, en la parte baja del horno.

Hornear los soufflés aproximadamente 18 minutos, sin abrir el horno en ningún momento; de lo contrario, no subirán. Retirarlos cuando estén ligeramente hinchados y la superficie se haya dorado, y servirlos en seguida.

Si quieres ver más recetas como esta, vuelve a nuestro Especial "Recetas de película".