CON PLANO

Un salón muy bien distribuido: te lo enseñamos paso a paso

Este salón es obra de la interiorista Lucía Mariñas, y comunica con el comedor, la cocina, el estudio y un pequeño office. ¡Te damos plano y presupuesto!

Irene Reverte Rafa Mingorance Actualizado a

planol 1

mg-7179 4f00d99f 2000x1324

La luz es la gran obsesión de la interiorista Lucía Mariñas (@lucia_marinas), la encargada de renovar hasta el último rincón de este piso madrileño construido en los años 70. Bajo esta premisa, la interiorista desarrolló su proyecto de distribución.

Este es el plano y, a continuación, vamos a verlo al detalle:

planol 1

"Antes había un recibidor y un pasillo largo. Las distintas estancias estaban muy compartimentadas y eso generaba zonas oscuras", explica Lucía. Para resolver este problema se le ocurrió una muy buena solución: derribar tabiques para abrir la cocina y comunicarla con todo lo demás. "Le dimos la vuelta al piso por completo", señala Mariñas.

El estudio en el salón

estudio

La zona de trabajo es abierta. Comunica con el salón que tiene enfrente y también con el tabique semiacristalado de la cocina que hay a un lado. Tras la mesa de cristal, se ubica un armario, que va de suelo a techo, de DM lacado en color blanco. Mide 290 cm de ancho x 40 cm de fondo x 238 cm de alto. Su interior se estructura en dos partes: la primera sirve para guardar los abrigos. La segunda se emplea para esconder enchufes, cables y material de oficina. El mueble de madera es francés, herencia de la propietaria del piso.

La mesa del escritorio es de cristal y mide 150 cm de largo x 70 cm de fondo. "Hace juego con la mesa también de cristal del salón. Me gustan porque son dos piezas atemporales que combinan bien con cualquier elemento decorativa", comenta la interiorista.

El blanco de la cocina unifica el conjunto

cocina 3

El tabique que encerraba la cocina se tiró abajo. "Ahora, mientras preparas la comida, disfrutas de la luz que procede de los dos ventanales que tienes frente a ti en el salón", afirma Lucía. En el suelo, el mosaico hidráulico zonifica la cocina para diferenciarse del parqué de roble francés que hay en el resto de la casa. Los muebles son de DM lacado en color blanco de la firma Santos. Tienen 90 cm de ancho x 60 cm de fondo x 3,40 de largo. La encimera es de Neolith, también blanca, para generar continuidad visual.

Muy bien comunicada, la barra es de una sola pieza. Mide 290 cm de largo por 77 cm de fondo. Es de Neolith. Tiene una superficie brillante que refleja la luz que entra a través de los ventanales. Los tres apliques son de latón: Lucía Mariñas los diseñó personalmente.

Un pequeño office

office

Este rincón independiente pero bien comunicado era un requisito indispensable para los propietarios. Se trata de un rinconcito abierto, pero sin comunicación visual con el salón. Lucía lo creó con madera de roble para generar un espacio cálido en contrapunto con la cocina blanca, algo más fría. Cuando el blanco se levanta, tiene un espacio de almacenaje. La tapicería es de terciopelo verde. En la pared hay una jardinera alargada. "Sirve para acentuar esa calidez que pretendo", matiza Lucía. El mueble alto tiene una función decorativa.

Del rincón más íntimo la interiorista opina: "cuando te sientas en el sofá del salón y miras a la cocina, solo ves paredes blancas. El office desaparece". La esa es de Ikea y las dos sillas corresponden al modelo Panton de la firma Vitra. La lámpara procede de Rue Vintage 74.

El comedor, abierto al salón

comedor abierto

El comedor tiene una librería a medida que empieza en el comedor y termina en parte del salón. "Así se crea la continuidad que buscaba entre ambos ambientes", señala Lucía Mariñas. El mueble está hecho de DM lacado en color blanco. La televisión está encastrada justo en la parte que esconde un pilar que sobresale de la pared. Todas las puertas bajas del mueble sirven para tapar los radiadores. Esta increíble librería mide 3 cm de ancho x 30 cm de fondo x 2,45 cm de alto. La puerta que hay bajo la televisión oculta los cables de la conexión multimedia.

La alfombra de Wooprugs da mucha personalidad al salón. Debajo se esconde el parqué que ocupa 114m2 de un total de 130m2 que tiene la vivienda. "La suma del salón, el comedor y la cocina crea un rectángulo de luz", sostiene la interiorista.

Plano y presupuesto

planol 1

En este piso, la cocina se integró con el salón y el comedor para darle luz natural.

Presupuesto

Derribo de tabiques: unos 750 €.

Parquet de todo el piso (114m2 ): 13.630 €.

La pared de cristal que comunica la cocina y el escritorio costó 560 €.

La chimenea de bioetanol (sus medidas son de 133 cm de ancho x 20 cm de fondo x 120 cm de alto) salió por 835 €.

La librería del salón y comedor a medida costó 3.800 €.

5 librerías con plano y presupuesto, listas para copiar

Decoración

5 librerías con plano y presupuesto, listas para copiar

PULSA PARA GUARDAR EL ARTÍCULO

EL ARTÍCULO SE HA GUARDADO EN FAVORITOS

Podrás encontrar tus favoritos en el menú

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?