COCINA

Sartenes y ollas más saludables: cómo elegir las mejores

¿Esa sartén de Teflón es buena para tu salud? ¿Sabes si tus fuentes del horno contienen plomo? Además de escoger los mejores alimentos, los materiales importan mucho

Utensilios saludables: cazuelas y sartenes

Si llenas la cesta de la compra con productos saludables y cuidas tu dieta, deberías inspeccionar también los utensilios de cocina para asegurarte de que son saludables y descartarlos si no es así. Los materiales de sartenes, cazuelas o tápers pueden transferirse a los alimentos. Por eso conviene saber con qué cocinamos:

Sartenes y cazos de hierro

Son una opción tradicional, inocua y duradera. Hay dos tipos: de hierro mineral y fundido. Se diferencian en su fabricación (con molde de acero o de arena) y en su cobertura.

  • Las de hierro mineral suelen llevar cera de abeja. Son menos pesadas, que las de hierro fundido, y perfectas para saltear vegetales.
  • Las de hierro fundido o moldeadas son más gruesas y pueden incorporar esmaltados que evitan que se oxiden. Son más caras y requieren más cuidados.
  • Los alimentos cocinados en estas sartenes pueden absorber pequeñas cantidades de hierro, pero no representa un problema para la salud.
  • Difunden bien el calor y son ideales para dorar a la plancha.
  • Con el tiempo, ennegrecen y crean una capa de antiadherente natural.
  • Aguantan altas temperaturas y se puede acabar la cocción aprovechando el calor.

Relacionado con este artículo

Sartenes y cazos con revestimiento cerámico

Los nuevos sartenes y cazos de aluminio se recubren con materiales cerámicos, más sanos siempre que sean de calidad y de marcas con certificado de que no contienen metales pesados, PTFE, PFOA ni nanopartículas.

El problema es que encontramos coberturas cerámicas de muy mala calidad. Además, el color engaña: creemos que toda sartén blanca es 'sana', pero podría llevar una simple cobertura de pintura con una mínima base cerámica, que se descascarilla pronto y deja al descubierto el aluminio. Thermolon, Greblon cerámica, CeraGreen, Stonite o Ceralon son marcas de calidad.

  • Resistentes a altas temperaturas, no liberan sustancias tóxicas por debajo de 450 °C y son económicas.
  • Su defecto es que pierden sus propiedades antiadherentes relativamente pronto.

Cazuelas y sartenes de acero inoxidable

Asequible y resistente, es una aleación de hierro con otros metales. Puede haber paso de residuos metálicos a los alimentos en pequeñas cantidades, que se liberan con más facilidad si el acero es de mala calidad, cuando cocinamos productos ácidos (cítricos, tomate...) o cuando está rayado. No requiere ningún mantenimiento especial.

Materiales que evitar

  • Teflón:

Hace unas décadas, fue muy novedoso porque permitía cocinar casi sin aceite, pero con el tiempo se comprobó que en la capa antiadherente se usaban sustancias químicas –PFOA y PFOS– dañinas para la salud. DuPont (la marca de Teflón) afirma que no las emplea desde 2012 y tiene sartenes y otros recipientes de Teflón en los que se especifica 'PFOA free/libre de PFOA'. Como precaución, deshazte de cualquier utensilio de Teflón antiguo y revisa sandwichera, moldes y panificadora.

  • Aluminio:

Los alimentos ácidos y calientes aumentan la posibilidad de que las sales de aluminio pasen a los alimentos. El único recomendable es el aluminio anodizado.

Relacionado con este artículo