Terrazas

1 /1111
Salón pequeño en blanco con terraza 00513332

1.

Una terraza mimada durante todo el año

La terraza no es solo cosa del verano. Y menos en un clima tan suave como el mediterráneo. Aunque no la disfrutes en pleno invierno, manténla cuidada ¡y bien iluminada! y se convertirá en una extensión del salón. Si la llenas de plantas será una estampa verde de lo más relajante para disfrutarla del salón. 

Mesa de centro de Mercantic. 
mesas-de-centro-pequenas 00513332

2.

Despídete de los falsos techos

Si tu salón tiene falso techo, elimínalo e intenta ir al forjado. Los techos altos dan más sensación de altura y el espacio parece multiplicarse por arte de magia. Es lo que hicieron los arquitectos de Mengíbar Blanco Estudio en este salón, dejando al descubierto esta preciosa volta catalana, que pintaron igual que las paredes para que no pesara visualmente. 

Mesa de centro de Mercantic y auxiliar de hierro de Becara. 
Terraza decorada con muebles de mimbre y otras fibras naturales 00436790

3.

Que no falte mimbre en la terraza

El mobiliario de mimbre en las terrazas siempre nos traslada a las típicas casas del mediterráneo. Si sois varios en la familia, puedes montar una zona de reunión muy acogedora alrededor de una gran mesa de centro. Combina butacas de mimbre con bancos o sofás de fibras y añade una alfombra de yute para crear un total look estival. 

​Butacas de mimbre, banco y mesa de centro, de Tessa&Co. Cojines, de Cado.
Mesas de centro con pufs de mimbre en terraza  00521395

4.

Pufs de mimbre como mesas de centro en la terraza

Como ya habrás visto, la decoración con mimbre es habitual en las terrazas. Si eres de las que adoran los puffs, podrías hacerte con varios modelos de mimbre y utilizarlos como mesas de centro o reposapiés cuando no los requieras como asientos.

Sofá, de Kave Home. Pufs, de Coton et Bois. Puf, a modo de mesa de centro, de India & Pacific. Pavimento de gres porcelánico que imita la madera, en Acocsa.
terraza-con-mesa-de-centro-y-sofa-esquinero_00504028_O

5.

Separados por lo natural

Puede que aunque disfrutes de la intimidad que ofrece la terraza de un ático, a uno de los laterales otro vecino tenga la misma suerte que tú. Unas trepadoras amortiguarán el ruido, pero también aportarán frescor, buen olor y, lo mejor de todo, esa privacidad que andas buscando.

Mesas de centro, de Teodora Exteriorismo. Butaca y cestos, de Catalina House. Alfombra, de La Maison.
silla y mesa en un jardín con piscina

6.

Fechas posibles de inicio de la primavera

A lo largo del siglo XXI, el inicio de la primavera puede darse en tres fechas distintas del calendario: 19, 20 y 21 de marzo. Siendo su inicio más tempranero el del año 2096 y el inicio más tardío el de 2003. Las variaciones de un año a otro son debidas al modo en que encaja la secuencia de años según el calendario (unos bisiestos, otros no) con la duración de cada órbita de la Tierra alrededor del Sol (duración conocida como año trópico). 

00503634 O

7.

¡Y en la terraza!

Los olivos también tienen cabida en la terraza. Para la interiorista Natalia Zubizarreta son un imprescindible para solucionar "alguna esquina y llenar los espacios de alegría" como en este espacio decorado por ella. "Me encanta ponerlas en alguna esquina junto a un sofá en la zona de estar, por ejemplo". 

Mesa realizada a medida, y banco en Natalia Zubizarreta Interiorismo. 
Salón pequeño en blanco con dos estantes y vistas a la terraza 00513371 O

8.

Apuesta por baldas suspendidas

Para libros, plantas, fotos... Los elementos volados son decorativos, capaces y ligeros. No dudes en aprovechar las paredes con estantes, te ayudarán a decorar y ofrecerán, además, espacio para guardar. 

Baldas de Ikea. 
salón con vistas al mar 00507542

9.

Aprovecha la terraza para ganar amplitud

Si tienes terraza usa dos trucos: pon dentro algún mueble de exterior, como aquí esta butaca de bambú, un material de tendencia, y decora la terraza a tono con el interior. Así conectas los dos ambientes y se ven más grandes.

Butaca de bambú de Sacum. 
00517085

10.

Asomado a la terraza

Si tu salón tiene unas vistas bonitas, ¡aprovéchalas con grandes ventanales! Eso sí, instala unos estores claritos que tamicen la luz. Y si su planta es larga y estrecha, coloca dos sofás en L, como hizo aquí la decoradora Asun Antó. Madera y fibra aportan calidez. 

Sofás, mesa de centro, pufs de ratán, alfombra y estores, de Coton et Bois. 

 

00462089

11.

Arces japoneses: para terrazas pequeñas

"Sin duda, para exterior los arces japoneses", confiesa la interiorista Paula Duarte y así lo ha añadido a esta terraza decorada por la interiorista. Es uno de los nombres de plantas que debes fichar. Los arces japoneses son de hoja caduca con lo que en invierno, se quedará pelado, pero en primavera, el color verde te sorprenderá. 

Sofá de Ikea, mesa de centro de Zara Home y alfombra de Fronda. 
00485118

12.

¡Fiesta en la terraza!

¿Tienes terraza en casa? ¿A qué esperas para decorarla? Coloca una llamativa guirnalda de luces led de punta a punta, unos faroles solares, unos cojines de suelo para sentarse tras la cena y ya tienes el mejor escenario para celebrar tu cumpleaños al aire libre y rodeada de los tuyos. ¿Chino o japonés? Hoy, eliges tú. Y al finalizar, ¡confeti para todos! El interiorista Ignasi Bisbe se la imagina así de bonita con un comedor y una zona chill out.

Jardinera y banco, realizados a medida. Alfombra, mesa de centro y taburete, de Colmado Cactus. Mantel, de Filocolore. Sillas, de Teodora BCN. 
00456482

13.

Y después de cenar, toca baile... en la terraza

Porque un cumpleaños no es tal... ¡si no va acompañado de tarta y baile! Así que después de disfrutar de una estupenda cena en una mesa engalanada con manteles superpuestos, velas, piezas de cristal y fibra, ¡salid a la terraza decorada con farolillos de colores y desmelenaros! Seguro que tus hijos tienen en el móvil una playlist digna de la mejor discoteca.

Sillas de caña, de Merc & Cía. Mantel de lino oscuro, de La Maison. Caminos de mesa crudos, de Catalina House. Cesta, de Sacum. 
plantas-colgantes-exterior-00343410

14.

De mimbre

Las fibras naturales están de moda, eso ya lo sabrás. Pues bien, también se pueden usar a modo de maceteros para colgar plantas. Esta opción es perfecta para decorar por ejemplo, la zona del balcón o la terraza. 

plantas-colgantes-00406508

15.

En el exterior

Tengas terraza o balcón, también hay espacio para plantas colgantes. Una idea muy práctica y que decora es esta. Añade maceteros de diferentes colores y cuelga tus plantas favoritas. No ocupan espacio al estar colgadas y además aportan un plus de frescura a la zona de exterior. 

Salón con acceso a la terraza decorado en color blanco 00513332 a4938c1a 1333x2000

16.

Pintar las paredes en colores oscuros

Aparte de lograr que los espacios parezcan más amplios, pintar las paredes en color blanco también hará que la luz se refleje, algo que cobra aún más importancia en pisos interiores. Así que ya sabes, ¡mantente alejada del lado oscuro!

Sofás de herencia familiar y mesa de centro de Mercantic.
mesas-de-centro-pequenas-00513332 a4938c1a 1333x2000

17.

Conectado con el exterior

Traer el exterior dentro de las casas es una tendencia cada vez más clara en todos los proyectos. Ana Blanco y Juan Mengíbar lo tuvieron claro en este salón proyectado por duplicado en la terraza. A su luminosidad se le suma un elemento que le da aún más encanto: el fabuloso techo abovedado, pintado de blanco, que se extiende por el salón comedor.

Mesa de centro, de Mercantic. Mesa auxiliar de hierro, de Becara. 
Terraza con pérgola y jardín 00504019

18.

Friluftsliv en patios, jardines y terrazas

Para disfrutar de los beneficios de esta práctica, no es necesario que te compres unos esquís, algo tan sencillo como crear un pequeño jardín en tu patio o terraza, o cuidar del que ya tienes, es suficiente. Ten en cuenta que lo que se persigue con el friluftsliv es conectar con la naturaleza en todas sus formas, ya sea solos o acompañados.

Mesas de centro y sofá en "L" de Teodora Exteriorismo. Butaca de Catalina House. 
terraza-invienro 00519511 O

19.

"Abrigar" la terraza

Para que una terraza se pueda disfrutar en otoño o invierno hay que vestirla para la ocasión. Escoge tejidos fuertes, gruesos y abrigados como el fieltro, la lana, pelo, cuero, algodón… Solo con algún cojín y mantas y plaids harás que se vea más calentita y son perfectos para echárselos por encima un bonito día soleado de enero.

Mesa y banco de Sophie Bataglia, taburete de Carolina Blue y cojín de pelo de Margarita Ventura.
terraza-aire-libre-invierno 00519520 O

20.

El calor del fuego en una terraza de invierno

Otra de las claves apra disfrutar de la terraza en invierno es contar con una fuente de calor. Puede ser un brasero o una estufa de exterior. Los primeros funcionan con leña y las segundas con gas. Deben usarse solo en terrazas abiertas y hacen que reunirse alrededor sea muy agradable. ¡Disfruta de una terraza con encanto!

Estufa de Merc & Cía y butaca Butterfly en Chalet des Pins.
¿Sabes qué son las estufas de pellets?

ANDE YO CALIENTE...

¿Sabes qué son las estufas de pellets?

 

detalle-mantas-terraza-invierno 00519521 O

21.

Otros elementos que traen el fuego a la terraza

Aunque no calientan como chimeneas, estufas o braseros, llevar el fuego a la terraza de invierno con velas también ayuda a que la sensación sea más cálida. No dudes en poner velas en farolillos (así proteges la llama del viento) y encenderlas aunque sea de día.

porche-terraza-con-chimenea-horno 00361337

22.

Chimenea u horno de leña

Puede que tengas un porche exterior que cuente con chimenea u horno de leña. Si la reunión es fuera piensa en un menú que se cocine en el horno porque ese calor llenará la zona del comedor.

Mesa de madera de roble en Brocante Rocamora, silla de Brucs, sofás de obra con colchonetas de Tapicería Caponata y mesa de centro de Habitat.
comedor-aire-libre-terraza-invierno 00521394 O

23.

Comer en la terraza de invierno

Lo más habitual es que prepares un aperitivo o comida en la terraza de invierno para aprovechar las horas del luz solar y el calor del sol. Para ayudarte a sobrellevar el fresquito, prepara una comida que os haga entrar en calor. Apuesta por una fondue de queso, una raclette, una buena carne a la piedra o un plato de cuchara. Si cuentas con barbacoa no dudes en encenderla, también ayudará a entrar en calor.

Mesa restaurada por Ana Riera, sillas de Pilma y suelo de gres porcelánico que imita madera de Acocsa.

 

terraza-patio-muebles-de-exterior 00510316 O

24.

Redistribución de la terraza

Las terrazas de invierno pueden necesitar un replanteamiento de la distribución para aprovechar mejor el sol. No hagas pereza, estudia el punto más soleado según orientación y redistribuye el mobiliario para aprovechar ese espacio al aire libre. Evita los espacios em sombra.

Casa de la interiorista Marta Tobella. Estructura de madera del sofá, colchonetas, alfombra, mesa de centro y taburetes de Sacum.
detalle terraza con butacas con mantas_00477856

25.

El material de los muebles

Los muebles que mejor funcionan en una terraza de invierno son los de madera, porque ese toque natural y cálido es inherente a ella. Pero si tus butacas o tumbonas son de otro acabado, cúbrelas con alfombras pequeñas de pelo o mantas gruesas de ochos y le darás el toque que necesitan. Un pequeño truco para la decoración de terrazas que funciona.

Tumbonas de El Corte Inglés.
balcon-decorado-sillas-y-plantas 00511496

26.

Elementos aislantes

Si la terraza no cuenta con un cerramiento, puedes jugar con celosías que hagan de pantalla para que quiten frío y viento. Usar las plantas como pantalla también aísla térmicamente (no solo concede privacidad).

Terraza diseñada por Estudio Lapizarq, sillas en Superstudio y mesa de centro de Pez.
Dormitorio con cabecero XL de madera 00503850

27.

Mesillas de noche, mejor de madera

En los últimos años hemos visto proyectos de dormitorios donde las mesillas de noche se presentaban, sobre todo, integradas en el cabecero. En las tendencias deco de 2021 vuelven con toda su esencia y exigen de nuevo tener un papel protagonista en el dormitorio. Si quieres estar a la última, elígelas de madera y si pueden ser antiguas, mejor.

Cabecero tapizado con marco de DM, diseño de la interiorista Asun Antó. Mesilla de noche y lámpara, de Coton et Bois.
Terraza pequeña con mesa plegable de jardín de metal, macetas con plantas y farol con vela

28.

No cuidar las plantas de la terraza

Sí, son parte de las labores de limpieza. Si además tenemos jardín debemos hacer frente a las malas hierbas. Recorta el césped, cuida tus plantas y así podrás disfrutar de una casa 100% limpia. 

Salón blanco pequeño con gran ventanal a la terraza-00513332

29.

5. Pequeño pero sin que le falte de nada

Este salón, proyectado por Estudio Mengíbar Blanco, parece mucho más grande de lo que en realidad es. Y las claves han sido el uso de este blanco roto que lo viste todo y contribuye a aligerar el espacio, la eliminación del falso techo, ganando así altura visual y dejando al descubierto este precioso techo de volta catalana, y la elección de pocas piezas y ligeras. 

Mesa de centro de Mercantic. 

 

Mujer tendiendo en la terraza-00346932

30.

"Sacude bien la ropa al tenderla y evitarás arrugas"

¿Cuántas veces te has quejado a la hora de planchar y tu madre te ha recomendado este tip? Ha sido ponerlo en práctica y ¡funciona! Efectivamente, cuando saques la ropa de la lavadora sacúdela bien —sobre todo las camisas— para que queden lo más lisas posible. "Y cuando planches —continuaría tu madre— salpica la ropa con un poco de agua del grifo, te facilitará el trabajo". Eso ya lo hacen las planchas de vapor, mamá —le contestarás. A lo que añadiríamos que si vives en una zona en la que el agua es muy dura y tiene cal, mejor utiliza agua destilada para no dañar la plancha.

terraza con tarima sintetica_00485115

31.

Reforma económica 900 €: sustituye el suelo de la terraza

Una terraza amplia o patio con una superficie de 18-20 m2 sale por unos 900 € colocar plaqueta (si hay que preparar el suelo con hormigón porque está en tierra suma otros 900-1.000 € más. Si tienes un suelo estable, colocar una tarima sintética de exterior encima te costará mucho menos (desde 26 €/m2 frente a los 35 €/m2 de una tarima de madera exótica).

Jardinera y banco, realizados a medida. Alfombra, mesa de centro y taburete, de Colmado Cactus. 
detalle terraza con ducha de exterior_00469113

32.

Reforma económica 150-200€: una ducha en la terraza

Una reforma barata que te dará mucho juego (refrescante) en verano es instalar una ducha de exterior en tu terraza o jardín. Un diseño de pared ronda los 100 € mientras que una de pie y solar la tienes desde 150 €. Necesitas contar con toma de agua y un suelo con desagüe o drenante. Desplazar un punto de agua (la tubería) desde uno existente varía en precio en función de la distancia que haya que cubrir.

Salón pequeño con gran ventanal a la terraza

33.

3. Un piso de 70 m2 que parece mucho más grande

Cuesta creerlo, pero son solo 70 m2. Pero la decoradora Carme Pardo los convirtió en casi el doble no dando ni un cm por perdido. Empezó por derribar los tabiques de la zona de día, ganando un espacio diáfano en el que conviven salón, comedor y despacho. Y reservó el estar junto al ventanal de la terraza. Así, abierto, se prolonga al exterior como dos salones. 

Dormitorio con terraza y vestidor abierto

34.

Un dormitorio con vestidor en verde y madera

El dormitorio, con su salida directa a la terraza, es tan acogedor como el resto de la casa. La decoradora planificó un cabecero a medida de madera, que suma calidez a este personalísimo verde, y diseñó el vestidor abierto, para aprovechar mejor el espacio. 

terraza-pequena-barbacoa-mini 00501718 O

35.

No controlar el riego en la terraza o jardín

El sistema de riego por goteo es uno de los más eficientes. Sobre todo si se conectan a programadores para eliminar la necesidad de regar de forma regular. Otra forma de ahorrar en la terraza es optando por plantas de bajo consumo de agua como el olivo, el ciprés, el laurel o plantas aromáticas.

Balcón de cabaña de montaña

36.

3. La cabaña a la que le dieron una segunda oportunidad

Esta cabaña en los Pirineos llevaba años cerrada cuando sus propietarios decidieron darle una nueva oportunidad. Pero para ello era necesario hacerle un lavado de cara y modernizarla. La encargada de transformar esa apagada y tristona cabaña setentera en el refugio ideal que es ahora fue la interiorista Bárbara Aurell, de Espacio en Blanco. Ahora, ver nevar desde el porche acurrucado en una manta es un lujo. 

Terraza de casa de montaña_00377171

37.

Una terraza, 4 estaciones

Sí, invierno inclusive. Y es que durante las horas de sol, relajarse en este rincón con preciosas vistas arropado por una manta es un lujo que no tiene precio. De hecho, con la reforma se tiraron los tabiques de la planta principal y la casa se abrió más a la terraza, ya que se facilitó el acceso desde el salón y el comedor. Descubre el resto de estancias de esta casa.

051334

38.

Un cajón... o dos

Efectivamente, por un lado es escalón pero por el otro se ha aprovechado su apariencia de repisa/banco para crear en su interior dos cajones donde guardar mantas, cojines, ropa de cama... ¿No te parece una idea fantástica? ¡Y todo bajo la ventana! Por cierto, ¿tienes un cajón flow?

cerramiento-de-terraza 00513368 O

39.

3. Escalones con truco

¿Tienes un pequeño desnivel entre el salón y la terraza? Más que un inconveniente, puede ser una ventaja. Y si no, fíjate en lo bien que lo han solucionado los arquitectos y decoradores Ana Blanco y Fran Mengíbar en este proyecto: a simple vista, han dispuesto un escalón para salvar esa pequeña pendiente que, además, sirve de repisa o de asiento informal. ¿Sencillo, no? Pero si te fijas bien en él, tiene truco. ¿Quieres saber cuál? Descúbrelo en la imagen siguiente.

Mesa de centro, de Mercantic.
Salón con cocina abiertos y terraza_00402125

40.

Una amplia zona de día diáfana

Este ático parece mucho más grande lo que en realidad es. Y el hecho de contar con una zona de día diáfana, donde cocina, comedor y salón comparte un espacio único que discurre en paralelo a la terraza, ha sido una de las claves del éxito. El blanco, que unifica paredes, techo y parte del mobiliario, contribuye a que el espacio se vea más amplio.

Sofá de Miki Beumala y muebles de cocina realizados por Luis Samartino.
00522502

41.

Despeja las ventanas

Si la iluminación del salón es escasa a pesar de tener terraza, no coloques delante de ella nada que entorpezca la entrada de luz. Un espacio despejado aumenta la percepción de ser más grande y luminoso. Ubica el sofá enfrente o a los lados, como ha hecho aquí la decoradora Mercedes Pérez. Y si da una zona ajardinada, pide a la comunidad de vecinos o al Ayuntamiento que pode los árboles para que no te quiten un ápice de luz. 

Sofá y mesa de centro, realizados a medida, por Renova. Butaca y lámpara flexo, de Sacum. Lámpara de pie, de Aromas de Campo. Cortinas, de Güell-LaMadrid. 

 

terraza-cerrada-e-integrada-al-salon 00522743 O

42.

Integra la terraza

Es una de las reformas que más se hacen en el salón. ¿Su objetivo? Ganar metros pero también luminosidad. En esos 10 o 12 m2 extra puedes instalar un comedor, un rincón de lectura o una zona de trabajo —como ha hecho aquí la decoradora Begoña Susaeta— que requieren más luz natural. Ahora solo tienes que encargar un cerramiento acristalado y acondicionar el nuevo espacio. Y para que no eches de menos tu terraza, coloca plantas de interior que necesiten poca luz, como sansevierias, cintas o filodendros.

Salón pequeño con terraza-00493759

43.

Un salón superluminoso con las ventanas más grandes

Natalia no solo se alió con el blanco para inundar de luz el salón, sino que aprovechó la reforma para hacer crecer las ventanas, llevando más luz a toda la zona de día. El sofá en blanco y la gran alfombra beige también contribuyen a multiplicar la claridad. 

Sofá de Tapidisseny y mesa de centro de Hanbel.
butaca-stockholm-00460547

44.

Butaca Stockholm: viste dentro y fuera

Natalia Zubizarreta y Pia Capdevila coinciden: esta butaca lo tiene todo. "Es un diseño con un precio muy competitivo. Es ideal tanto para interior como para exterior. Me gusta tanto a nivel de diseño como de comodidad, y me divierte jugar con los tejidos de los textiles para adaptarla al proyecto", confiesa Pia. Precio: 129 €. 

cerramiento-de-terraza -y-porche-00377401

45.

Importante: escoge materiales de calidad

Igual que se cierra una terraza, se puede hacer lo propio con un porche para aprovecharlo todo el año. Así que cuanto te plantees qué cerramiento de porche o de terraza escoger, prioriza la calidad de los materiales tanto en lo que a perfilería se refiere como a vidrios (que hay mucho donde elegir). De esa manera tendrás unas prestaciones de aislamiento y hermeticidad que agradecerás porque te olvidarás de problemas futuros de humedad, condensación, calor o frío y ruido.

 

cerramiento-de-terraza 00388272

46.

Adaptado al estilo para crear un rincón de aficiones

El cerramiento de esta terraza se adapta a la forma en arco de los vanos de fachada. En este caso el ambiente se cierra pero permanece delimitado y aislado respecto al interior (se mantiene el tabique de separación y las contraventanas de cada paso). Es un lugar perfecto para dedicárselo a tu afición preferida: cultivar plantas, pintar, leer, realizar manualidades…

cerramiento-de-terraza 00513368 O

47.

Cuando el cerramiento crea dos alturas

Puedes ocurrir, como en este proyecto de Ana Blanco y Fran Mengíbar, que el cerramiento de la terraza genere un desnivel respecto a la terraza y al interior. Que esto no sea un inconveniente a la hora de delimitar una parte de la terraza (cuando estas son muy grandes). Así ganarás metros en el interior sin renunciar a un pedacito de espacio al aire libre. Se soluciona con un escalón que se puede integrar a modo de mueble o banco de lectura con colchonetas y cojines.

Mesa de centro de Mercantic.
comedor con cerramiento de terraza_00411716

48.

Cerramiento para ganar solo unos metros

A veces cuando faltan metros dentro... hay que mirar fuera. Sí, tal cual: a la terraza. Si realmente necesitas sumar superficie útil dentro de casa y no te importa sacrificar la terraza... los cerramientos de terrazas ¡son una buenísima solución! Como aquí, no se sacrifica la terraza entera pero sí se dan unos metros al interior para ganar un comedor más amplio. Y sin renunciar al exterior…

Mesa y sillas de The Room Studio, lámpara de techo de Santa & Cole, alfombra de BSB y parquet de Winco en Studio Parquet.
comedor ganado en la terraza con cerramiento casi invisible_00497592 O

49.

Un cerramiento casi invisible

En algunas ocasiones, el cerramiento de terraza es un elemento decorativo en sí mismo, como el que acabamos de ver. En otras, lo que se busca es ganar ese espacio en el interior de la vivienda pero con una solución que prácticamente no se vea. Es el caso de las conocidas como cortinas de cristal. No son tan estancas como otros cerramientos de cristal pero permiten abrir el espacio cuando el tiempo lo permite y que prácticamente sea invisible al no llevar perfilería cada hoja.

Aparador de Vical Home y lámpara y apliques de De Sine Nomine.
zona de trabajo en una terraza acristalada con cerramiento_00500362

50.

A todo color, un espacio luminoso y personal

Cerrar la terraza implica una inversión importante pero supone ganar un espacio útil en la vivienda que reúne las características necesarias para que resulte cómodo y confortable térmica y acústicamente. En este caso, esa galería estrecha es un espacio de trabajo e inspiración perfecto y más cuando se recurre a perfilería recuperada y pintada. ¡Tremendamente personal!

Lámpara flexo de House Doctor, alfombra de Carolina Blue y cortinas de Zara Home.
Cómo restaurar un mueble antiguo

DIY

Cómo restaurar un mueble antiguo

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?