Terrazas

1 /1262
Terraza por pérgola y salón de verano con vistas al mar

1.

Un salón de verano a la fresca

Los nuevos propietarios de esta antigua casa payés totalmente rehabilitada tenían claro que, con unas vistas de postal como estas, era un imprescindible aprovecharlas. Por eso la casa cuenta con múltiples zonas de exterior. A este estar de verano se accede desde el salón y gracias a su pérgola puede disfrutarse, incluso, en los días de canícula veraniega. 

Sofás, butacas y lámparas de Miv Interiores. 

 

Dormitorio blanco de casa de verano con cama con dosel y terraza

2.

Un dormitorio muy sereno con una terraza privada

Blanco, toques de azul turquesa –un guiño a ese omnipresente mar– y una cama con dosel que llena por sí sola el espacio definen la decoración de este dormitorio, que cuenta con una terraza privada con unas vistas preciosas. Para aprovecharla durante todo el día, se cubrió con un techo de cañizo, también en blanco. ¿Quieres ver el resto de espacios de esta casa de veraneo?

Cama con dosel de Aquitania. 
Exterior con pérgola y vistas al mar

3.

3. Una casa blanquita en la Costa Brava abierta al mar

Todo en esta casa parece estar conectado con el mar, protagonista de los espacios exteriores y de los interiores. Aunque, antes de que la interiorista Blanca Tey y el arquitecto José Luis Bonet le metieran mano no era así. De hecho, aunque parezca un sacrilegio, el banco del porche daba, literalmente, la espalda al mar. Se tuvo que desmontar para darle la vuelta y convertirse en este privilegiado mirador sobre la Costa Brava. 

Sofá y mesas de centro de La Bòbila. Cojines estampados de La Maison. Butacas de India&Pacífic. Cortinas de Ikea.
terraza con mueble volado e iluminado con velas 00347113 O

4.

Una terraza minimalista, pero superacogedora

No es necesario llenar tu terraza de decenas de piezas, muebles y complementos para hacerla cálida. Mira esta. Con tan solo un banco volado con unas colchonetas y varias velas repartidas en el suelo es suficiente para encontrar la calidez. 

Colchonetas y cojines de rayas, en Catalina House.
terraza nocturna 00346906 O

5.

Con aire ibicenco

La decoración mediterránea triunfa siempre en una terraza nocturna. Las paredes encaladas obligan al azul de las butacas y el rosa de las buganvillas a destacar. ¡Para perderse!

Sofás de mimbre, de Casa Todi, con cojines de Ralph Ñauren. Alfombra de sisal, en S'Oliver. 
comedor-exterior-iluminado-con-lamparas-de-fibra-00533711-O

6.

Una terraza moderna con alma antigua

La piedra enmarca esta terraza en la que el comedor de verano es el protagonista. Sencilla y minimalista, tan solo hace uso de unas impresionantes lámparas para iluminar la mesa, mientras que las escaleras a través de las que se accede a la terraza están decoradas con sencillas velas. 

Mesa, diseño de Marina&Co, realizada por Cool Wood. Sillas, de Dareels. Lámparas, modelo Fora, de Bover. 
00462192

7.

Una terraza para relajarse al fresco

Pequeña, coqueta y con lo básico. Esta terraza chill out tiene todo para relajarse al atardecer y bajo la luz de la luna. Las guirnaldas de bolas rodeando el espacio son clave para delimitarlo, pero también ofrecen la luz perfecta para iluminar y, al mismo tiempo, no deslumbrar.  

Tumbonas de tela, de Westwing. Mesas redondas, de Ikea. Alfombra redonda, de Fronda.
00504058 Zona chill out al caer la tarde junto a piscina

8.

Una terraza nocturna a la luz de la luna

Con unas espectaculares vistas a Barcelona, esta terraza nocturna es ideal para disfrutar en compañía. Y es que, además de acogedora, ¡cuenta con piscina! Las guirnaldas del porche, así como las lámparas de pie y las velas crean una atmósfera envolvente y supermágica. 

Colchonetas Small Matress, rulos y cojines de tartán y alfombra Gofre Terracota, de GanRugs. Faroles de ratán, en Sacum.
Dormitorio clásico con terraza y ropa de cama con flores

9.

De forja blanca

Las camas con dosel de forja blanca siempre conciben dormitorios románticos de tintes campestres y vintage. Nos encantan por su dulzura y porque son aptos para todo tipo de habitaciones, ya sean infantiles o de adultos.

Cama de hierro Ripalda, de Gonzálbez. Butaca, de Roche Bobois. Visillos de lino, Tignes-Duck Egg, de Designers Guild, en Usera Usera.
Dormitorio con terraza frente al mar, cama con dosel de madera blanca y ropa de cama en blanco y azul 00461874

10.

Una cama con dosel de estilo playero

¿Quieres llevarte la playa al dormitorio? Lo conseguirás con una cama con dosel de madera blanca a juego con las cortinas, ropa de cama en tonos blancos y azules que recuerden al mar, y fibras naturales que dupliquen el frescor.

Cama con dosel, alfombra y ventilador de techo, en Cassai Home & Fashion.
terraza pequeña con muebles plegables de madera 00525504

11.

Una mini terraza para dos

Esta terracita demuestra que, por pequeña que sea tu salida al exterior, si cuentas con una, ¡aprovéchala! Hoy en día hay mucha soluciones para espacios pequeños. Una mesa plegable de 50 x 50 y unas sillas de lona tipo director, también plegables, son una opción ligera y muy cómoda para aprovechar al máximo este espacio. 

Terraza rústica con butaca y banco 00530535

12.

Una balcón rústico con mucho encanto

Este balcón es pequeño pero tiene mucho encanto, porque disfruta de unas vistas despejadas al prado cántabro y al estar abrazado por madera, resulta muy acogedor. 

Sillón de Ikea, banco de Maisons du Monde y alfombra de La Redoute. 
terraza-bajo-un-porche-con-sofa-y-mesas-de-madera-00530473

13.

Una pequeña terraza rural con vistas al campo

Esta terraza a modo de porche disfruta de unas vistas privilegiadas al campo. Además, al estar cubierta, es perfecta para disfrutarla en verano o durante las tardes soleadas de invierno, con una mantita. 

Banco de un anticuario y mesas de centro de India & Pacific. 
terraza-con-un-banco-blanco-y-muchas-plantas 00528400

14.

Una terraza que es un vergel

Los arquitectos Ana Blanco y Fran Mengíbar no lo dudaron: convertirían la terracita de su ático en un auténtico oasis de verde en medio de la ciudad. Para ello, revistieron las paredes de trepadoras y rodearon el perímetro de la terraza de plantas. Ahora, mires donde mires, ves vegetación. 

terraza-con-comedor-exterior-00528770

15.

Una terraza con un comedor de verano muy capaz

El decorador Roger Bellera aprovechó la planta alargada de esta terraza con vistas a la Costa Brava para habilitar un completo comedor de verano muy capaz. Para sacar el máximo partido al espacio, optó por una gran mesa rectangular y rodeó el perímetro de la terraza con grandes jardineras con plantas, para dar sensación de verde y hacer menos dura una terraza con suelo gris y de piedra. 

Mesa y sillas de Dedon y lámpara de Gaudir Iluminación. 
terraza cuadrada con muebles de fibras 00521364

16.

Una terraza urbana pequeña y selvática

La decoradora Belén Campos transformó la terracita de un bajo urbano en un oasis íntimo y rodeado de verde. Unas celosías de madera envuelven perimetralmente la terraza, dándole intimidad y, a la vez, el toque cálido de la madera. Como muebles, un gran sofá rinconero, capaz y confortable, y unos puffs que sirven, a su vez, de improvisadas mesitas. Las plantas de gran formato son las responsables del look selvático del espacio. 

Sofá de Kave Home y puffs de India & Pacific y Coton et Bois. 
terraza con muebles de madera y fibras naturales 00526646

17.

Una atalaya al Mediterráneo

Esta terraza no tendrá muchos metros, pero es una auténtica atalaya sobre el mar. Su planta, larga, estrecha y en "L", la hace difícil de aprovechar, pero la decoradora Marta Tobella no quiso renunciar a sus maravillosas vistas, por eso ha habilitado dos zonas: una de relax, con unas tumbonas, y un pequeño estar, con un sofá. 

Mobiliario de Tine K Home. 
balcon-decorado-sillas-y-plantas 00511496

18.

Una terraza urbana pequeña pero con encanto

Las terrazas son siempre un must, pero en una gran ciudad, son un lujo. Por eso, aunque sea pequeña, como esta, merece la pena sacarle partido. Aquí, el Estudio Lapizarq la ha aprovechado con un par de butacas ligeras, dos mesitas auxiliares fáciles de mover y muchas plantas, que dan frescor y sensación de naturaleza. 

Mesas de centro de Pez y sillas Acapulco, en Superstudio.  
Balcón con vistas al mar 00483080

19.

Un balcón con vistas a la bahía de la Concha

Este balcón es pequeñito, pero su escasez de metros queda compensada con creces por sus inmejorables vistas al islote de Santa Clara, en la bahía de San Sebastián. Para que nada obstaculizara las vistas, la barandilla es de cristal. 

Sofá y butaca de Gandia Blasco. 
Terraza pequeña con paredes blancas y banco en "L" 00433266

20.

Una terraza con un sofá multiusos en "L"

Los muebles a medida son la mejor solución cuando los metros escasean. Por eso el exteriorista Ignasi Bisbe, de Teodora BCN, ideó un sofá en esquinero multiusos que aprovecha el espacio. Además de sofá, sirve de "comedor improvisado" y de zona de chill out gracias a sus colchonetas. Para darle un toque de verde al espacio, Ignasi diseñó una jardinera que va por detrás de la zona de sofás: da verdor sin restar espacio a la terraza.

Sofá en "L" diseño de Teodora BCN y colchonetas de Let's Pause. 
00483123

21.

Quita el sol con toldos y pérgolas

Si lo que quieres es quitar el sol de tu terraza de una vez por todas, puedes evitar el calor con un toldo o una bonita pérgola. Asegúrate que la tela que elijas bloquee adecuadamente los rayos del sol. ¿Un truco? Las lonas acrílicas son súper resistentes y reducen hasta un 80% los rayos UV. Otra opción de telas para terrazas son las microperforadas, que reducen la exposición hasta en un 94% y dejan que corra el airecito. 

Mesa, sillas y puf de esparto de Tessa&Co y mesa auxiliar y alfombra en India & Pacific.
terraza-con-un-banco-blanco-y-muchas-plantas 00528400

22.

Crea un oasis de plantas para enfriar la terraza

¿Eres una "loca de las plantas"? Entonces pon plantas en la terraza sin miedo. Por si no lo sabías, evitan el calor creando una atmósfera muy refrescante y, al evaporar el agua, reducen la temperatura. La hiedra es un buen ejemplo de planta trepadora que llenará tu terraza de frescura. ¿Un truco? Si quieres que crezca más densa, puedes podarla al inicio de la primavera y ¡estará espectacular en verano! 

Casa de los arquitectos Ana Blanco y Fran Mengíbar. Proyecto de paisajismo, de Elia Garden. Sofá, de Maisons du Monde. Mesa de centro de La Maison.
006 DSC3305

23.

Dile adiós al plástico y hola a las fibras naturales

Deja a un lado el mobiliario de plástico de toda la vida que se recalentaba con el sol directo y refresca tu terraza con muebles y accesorios de fibras. Además de ser más fresquitos ¡son mucho más sostenibles! ¿Te has fijado? En esta terraza, el techo de cañizo, además de dar sombra, separa los ambientes dejándolos perfectamente integrados.

Columpio de Jardiland. Cojines de Calma House, H&M Home y Zara Home. Mesitas de ID Design.  
 H8B3836-2

24.

Usa colores claros para reducir la sensación de calor

Si utilizas colores claros para pintar tu terraza conseguirás reducir la sensación de calor en el exterior. Los tonos claritos absorben menos luz, de modo que es más fácil que prolonguen la sensación de frescura en el espacio. Si vives en un ático como este, puedes optar por tonalidades suaves de blancos, azul o verde. ¡Te gustarán!

Sofás de Ikea.Mesa de centro y bandeja de madera de Zara Home. Alfombra de Fronda. Faroles de Maisons du Monde.
00526617 Dormitorio con vistas a la playa y cojines a rayas

25.

Un dormitorio de playa

La vista de la playa bajo la terraza se refleja en la cama de este dormitorio de verano decorado por la interiorista Marta Tobella en azul y beis, los colores del mar y la arena. Exterior e interior se aúnan en un mismo escenario.

Funda nórdica, de Filocolore. Cojines de rayas y con tela camisera, de Sira. Mantas, de Zara Home. Lámpara aplique, de Sacum.
00488698 Puerta pintada en verde en porche

26.

Llena de energía la terraza

Una forma sencilla de integrar tu casa en el paisaje es copiando su color. Pinta los marcos de las ventanas, las puertas o el mobiliario de verde y lo habrás logrado. En esta terraza se ha lacado la madera de las contraventanas y las sillas de jardín en un mismo tono, acorde con las plantas. ¡La sensación de frescor lo invade todo!

Terraza con mujer tumbada en tumbona con vistas al mar

27.

2. Un apartamento de verano de 60 m2 con panorámicas vistas al mar

Este apartamento tenía un handicap –sus escasos 60 m2– y una gran bendición: su ubicación, en plena Costa Brava, y con unas panorámicas vistas al mar. Y es que cuenta con una terraza que, aunque es estrecha, recorre en "L" todo el apartamento. ¡Qué lujo!

Las butacas y la alfombra son de la danesa Tine K Home, a la venta en Sacum.
Terraza con vistas al mar 00460988

28.

5. Un apartamento en Begur a primera línea de mar

Esta terraza parece elevarse sobre el mar, y es que tiene la playa a un paso de chancla. Su enclave, en la localidad de Begur, en la Costa Brava, era de excepción pero necesitaba una reforma integral, para darle un aire más veraniego y hacerlo más confortable. De la transformación se encargó la decoradora Marta Tobella, de Sacum. 

Butaca de Catalina House. Alfombra de fibras de Sacum. 
terraza de apartamento de verano con vistas al mar 0507536

29.

3. Un apartamento de 50 m2 con una súper terraza

Sí, el apartamento es pequeñito, porque mide tan solo 50 m2. Pero cuenta con una súper terraza que compensa, y de sobras, su escasez de metros. De hecho, la amplitud de metros permitió equipar una cocina de exterior, con una zona de aguas, muchos armarios para guardar y una gran encimera de trabajo. 

Mesa de Habitat y sillas de Fermob con cojines de Sira. 
Terraza urbana

30.

Un mini oasis en medio de la ciudad para conectar con la naturaleza

Si cuentas con una salida al exterior, ¡poténciala! Poco importa que sea una gran terraza o un pequeño balcón, la slow life defiende la importancia de vivir desde casa en conexión con la naturaleza. En este caso, los arquitectos Ana Blanco y Fran Mengíbar aprovechar para abrir el salón a esta terraza que, antes de las obras, tenía un cerramiento y se usaba como anexo del salón. Mírala ahora: un vergel urbano. 

Sofá de Maisons du Monde. 
00530382 Salón blanco con chimenea y espejo

31.

Luz clara de verano

En un salón luminoso parece que el buen tiempo se instala de forma permanente. Esa es la sensación que da este de la imagen decorado en blanco, blanquísimo, con grandes ventanales y salida a la terraza por ambos extremos. ¡Un salón de verano súper acogedor!

Casa de los arquitectos Ana Blanco y Fran Mengíbar. Sofás, hechos a medida. Butaca, de Gervasoni, en La Maison. Mesa de centro, en Natura Casa. Mueble bajo, de Ikea. Lámpara Cesta, de Santa & Cole. Alfombra, en La Maison. 
00406510 Toldo enrollable en terraza

32.

2. Toldos enrollables, la solución fija perfecta

Las terrazas con toldos, con tamaño estándar o a medida, son capaces de rebajar la temperatura interior de la vivienda, reducir el consumo de energía en climatización y decorar el exterior. Si tu terraza está orientada al sur, al este o al oeste, decántate por ellos. Lisos o estampados ¡tienes una gran variedad dónde elegir!

Mesas nido, butaca, mesa auxiliar con plantas, alfombras de yute y pufs de mimbre, todo de Ikea.
00482962 Comedor en terraza con sombrilla

33.

4. Parasoles, para zonas pequeñas

Los parasoles y sombrillas nos hacen sentir la mar de bien porque nos hacen imaginar que estamos en entornos paradisíacos. Resultan ideales para dar sombra en espacios pequeños o en zonas concretas de la terraza: un rincón de lectura, el comedor exterior, solarium... Ligeros, se pueden mover con facilidad de un lugar a otro, allí donde hagan falta. Están formados por un mástil de acero o aluminio y una vela de poliéster fácil de limpiar. ¡A económicos no hay quien les gane!

Mesa, sillas, taburetes, vajilla, vasos, copas, jarrones y cubiertos, todo de Ikea.
00527423 Pérgola en terraza

34.

1. Pérgola para sombrear espacios amplios

Si tu terraza es amplia, decídete por instalar una pérgola. Puedes elegir entre modelos clásicos o más modernos, fijas a la pared o exentas (conviene anclarlas en el suelo). Se presentan en aluminio, acero, PVC y, también, hay pérgolas de madera. Además, hay pérgolas con toldos correderos o fijos, cortinas, estores o mosquiteras para regular la entrada lateral de luz y aire. Como esta de la imagen que instaló la interiorista Cristina del Valle en esta terraza con vistas al mar.

Mobiliario, de Point. Pufs, de Pantay. Alfombra, de Fernando Moreno.

 

00458334

35.

Fabricadas en materias puras o mezcladas

Un comedor exterior viste más si bajo la mesa colocas una alfombra actual y de fácil mantenimiento. Esta, geométrica y con mezcla en su composición, cumple con los dos requisitos. Dispuesta en la terraza, solo tienes que centrar la mesa en ella para que todos los comensales puedan disfrutar de su reconfortante pisada.

Alfombra, de ID Design. Sillas, de Catalina House.
00504067 salón exterior en terraza

36.

Lisa y con flecos

Si te gustan las alfombras de verano lisas opta por los tonos beis, van con todo y se adaptan a cualquier estilo. En esta terraza se dispuso un modelo rectangular con flecos en un suave tono caldero que hace un guiño a la mesa de centro y a la estructura de los asientos, de color verde, y a las plantas.

Cama india single Indian Bed Tartan, de Gan-Rugs. Sofá y mesa de centro Bellevie, de Fermob, en Teodora BCN. 
00508697 O

37.

De rayas multicolor

Los kilims son alfombras confeccionadas en un tejido plano o sin pelo anudado. Su riqueza cromática da un encanto especial a cualquier estancia interior o exterior. La interiorista Mireia Pla decidió colocar uno multicolor en esta terraza bajo una mesa baja de madera blanca para no quitarle protagonismo.

Kilim de colores, de Carpetvista. Sofá, de MIV Interiores. 
00504063 Zona chill out al sol o a la sombra

38.

Una piscina urbana en una piscina

También las terrazas urbanas pueden contar con piscina –si el forjado permite el peso o se refuerza para poder instalarla–. Si no lo crees mira cómo esta piscina complementa a la perfección una terraza a la que no le falta de nada. Mira cómo es esta terraza urbana al detalle

Colchonetas Small Mattress, rulos y cojines de tartán y alfombra Gofre Terracota, de GanRugs. Faroles de ratán, en Sacum
salón con vistas al mar 00507542

39.

Muebles de bambú, una opción in & out

Los muebles de bambú están de moda y, además, es un material perfecto para un apartamento de playa, porque da un look casual muy veraniego. Además, es muy resistente, fresco y sin apenas mantenimiento. Al ser muy ligero, puedes mover el mobiliario fácilmente dentro y fuera.

Butaca de bambú de Sacum. 
Terraza decorada en tonos azules con mesa de centro de bambú 00486956

40.

Los motivos étnicos también triunfan

Las terrazas y los jardines de verano ofrecen mayor libertad decorativa. Los motivos étnicos son excelentes acompañantes de las rayas, las borlas y los ribeteados. ¿Por qué no atreverte con uno o dos puffs a todo color?

Sofá y butaca modelo Mistral en Casamitjana, mesa de centro de bambú en La Maison, pufs y alfombra en Calma House y sillas de bambú en Carolina Blue.
terraza-con-un-banco-blanco-y-muchas-plantas 00528400

41.

Desaprovechar el frescor que dan las plantas en vertical

"Decorar tu terraza con mucho verde le da profundidad" —afirma con rotundidad la arquitecta Ana Blanco. Por eso, en el espacio exterior de su casa no dudó en colocar, además de muchas macetas y arbolitos, plantas trepadoras en los muros. Hiedra, monstera, buganvilla, parra, jazmín, glicina.... consiguen dar frescor —y aroma— a la terraza y convertirla en un agradable vergel.

Casa de los arquitectos Ana Blanco y Fran Mengíbar. Proyecto de paisajismo, de Elia Garden. Sofá, de Maisons du Monde. Mesa de centro, de La Maison. 
521365

42.

No rodearte de plantas XL

Además de decorar con enredaderas los muros, también puedes hacer que trepen por pérgolas o celosías, que te aislan del calor y te dan privacidad. La interiorista Belén Campos ha elegido una celosía en esta terraza y la ha rodeado de plantas XL, como plataneras o bambú. Otras opciones para tu zona verde son crear jardineras de obra e integrarlas en el respaldo del sofá o plantar especies aromáticas y antimosquitos, como lavanda, romero, citronela o albahaca. 

Sofá, de Kave Home. Pufs, de Coton et Bois. Puf, a modo de mesa de centro, de India & Pacific. Pavimento de gres porcelánico que imita la madera, en Acocsa.
00469113

43.

No inventar nuevos espacios frescos

Una cosa es tener sombra, pero otra muy distinta es crear espacios frescos en tu terraza. Asegúrate un rincón green, que te aísle de miradas indiscretas y a la vez, del calor; instala una ducha exterior, una fuente, nebulizadores de agua... Todo suma a la hora de refrescar el ambiente y disfrutar de tu terraza durante el largo y cálido verano. 

00436237

44.

Infravalorar la iluminación solar

En un país como el nuestro con tantas horas de sol al año, resulta inconcebible que no aprovechemos más toda su energía. Valora la posibilidad de sustituir tus bombillas led de exterior por lámparas, faroles o guirnaldas solares que conviertan tu terraza en la más ecofriendly del barrio. ¡Será la envidia del vecindario y tu bolsillo te lo agradecerá!

Sillas, de Gervasoni. Manteles, cojines y vajilla, de Zara Home. Bajoplatos de fibra vegetal, de Ikea. 
00458603

45.

No elegir colores frescos en textiles

Una vez que ya sabes qué tipos de textiles necesita tu terraza ¡ojo a la hora de elegir colores! En verano lo que buscas ante todo es refrescar el ambiente exterior. Algo que también puedes hacer a través de la vista. Será un error si no optas por tonos que rebajen la temperatura y diseños que evoquen el mar. Azules, verdes, corales, rayas marineras... te ayudarán a conseguirlo, tal y como ha hecho la interiorista Asun Antó en esta terraza decorada en madera y fibra.

Paisajismo de Montse Carbó. Taburete, de India & Pacific. Cojines de rayas, de Calma House. 

 

00485115 Zona chill out en terraza con columpio

46.

Rehusar a decorarla con un columpio

Sí todavía no te has dado cuenta de que los sillones colgantes son la pieza estrella de todo exterior que se precie ¡despierta! Actualiza tu terraza e instala un columpio individual donde balancearte de la mañana a la noche. Y si quieres disfrutar del vaivén en compañía, coloca un sofá balancín ¡y listo! El interiorista Ignasi Bisbe reavivó la decoración de esta terraza con un columpio suspendido.

Jardinera y banco, realizados a medida. Alfombra, mesa de centro y taburete, de Colmado Cactus. 
salón-exterior-con-sofa-de-Ikea 504052 O

47.

Renunciar a tener césped en tu terraza

¿Te gusta andar descalza por casa en verano? Si quieres hacerlo también en tu terraza y sentir la proximidad del modo vacaciones, una buena alternativa es colocar césped artificial sobre el pavimento. No hace falta que cubras todo el espacio, solo aquella zona de relax que vayas a utilizar para tomar el sol, leer un libro o echarte la siesta, como ha hecho la influencer de moda y vida sana Paula Ordovás en su terraza. 

Mobiliario, de Ikea. 
terraza-look-low-cost 00507539

48.

No cubrir el suelo con alfombras

Si no concibes tu salón sin una buena alfombra ¿por qué no la incluyes en tu terraza? Este complemento, además de decorar y hacer más confortable el espacio, protege el suelo de las inclemencias climáticas. Elígelas de polipropileno o vinílicas, súper resistentes a los rayos solares, impermeables, antialérgicas y fáciles de limpiar.  En esta terraza, la interiorista Sònia Badia ha optado por una alfombra de fibra natural con base antideslizante, ideal solo para entornos secos y resguardados.

Alfombra, de Sacum. Butaca Vela, de La Maison. Banco, en Teodora Exteriorisme. Cojines, de Calma House y Sira Barcelona. Mesa azul redonda, de Fermob. 
cerramiento-de-terraza 00513368 O

49.

Creer que la terraza no forma parte de la casa

Según los interioristas, la terraza perfecta es aquella "que se convierte en una extensión de tu salón o tu comedor, te resulta cómoda para el día a día y puedes pasar de dentro afuera casi sin darte cuenta". Así lo entendieron los arquitectos Ana Blanco y Fran Mengíbar en su terraza cuando la pintaron en un tono claro, instalaron el mismo pavimento que el del salón comedor dando una sensación de espacio único y ampliaron la ventana para darles más luz.

Banco de obra en L diseño de los arquitectos. Mesa de centro, de Mercantic.
00521395 Zona chill out en terraza

50.

No plantearte hacer pequeñas obras

¿Suspiras cada vez que ojeas el instagram y ves esas terrazas tan bien puestas? Que sepas que la tuya también tiene posibilidades... si te atreves a hacer pequeñas obras. Dale una mano de pintura, cambia el suelo por otro más resistente o crea un banco de obra, si un sofá no cabe. La interiorista Belén Campos pintó esta en un suave color topo, instaló un pavimento porcelánico que imita la madera y trasladó los pufs de fibra del interior para convertirlos en piezas outdoor.

Sofá, de Kave Home. Pufs, de Coton et Bois. Puf, a modo de mesa de centro, de India & Pacific. Pavimento de gres porcelánico, en Acocsa. 

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?