Patios

51 /245
salon con cerramiento y piscina en patio_00510461

51.

Un caso muy particular

En esta casa el cerramiento de cristal delimita e integra porque por un lado separa el salón de un patio interior con piscina y, por otro, integra ese ambiente exterior tan particular en la vida del área social. El cerramiento se proyecta con grandes hojas correderas con perfilería oscura.

Casa de Silvia Aranda, sofás de Becara, mesa de centro de Sacum, librería de Hanbel, consola de Tierra Extraña y lámpara trípode de La Maison.
terraza con sofá y butaca y plantas

52.

2. Un bajo con una terraza que parece un jardín tropical

Viendo esta terraza te olvidas que el piso tiene tan solo 75 m2 y que está en medio de la ciudad de Barcelona. La decoradora Belén Campos, de BCA Interiors, fue la responsable de la transformación de este bajo y de su terraza, que convirtió en un mini jardín tropical.

Patio con mesa de comedor_00426435

53.

4. El patio que convirtió en este bajo en un oasis urbano

Los propietarios de esta planta baja no lo dudan: dieron el sí quiero por el patio y las muchas posibilidades que les ofrecía. Aunque de origen estaba desangelado y deteriorado, gracias a una reforma integral se ha convertido en la joya del piso. Para darle más calidez revistieron el suelo con una tarima de madera y se pobló de plantas. 

Salón mini con paredes blancas y sofá verde_00483333

54.

Un mini salón con un look de invernadero

El salón es mini pero tiene mucho encanto gracias al cerramiento tipo invernadero. Al ser estrecho y alargado, Gabriela dispuso en los dos extremos dos sofás gemelos que, además, tienen truco porque se transforman en cama si es necesario. 

Patio con toldo de vela y salón de verano_00483326

55.

3. Una planta baja con vocación de cabaña de playa

Parece una casa, pero en realidad es una planta baja de poco más de 60 m2 con un super patio de 80 m2 donde discurre la vida en verano. Pero antes de que la decoradora Gabriela Conde le metiera mano, este patio era casi impracticable, porque había tres peldaños que se comían todo el espacio. Fue necesario vaciar toda la tierra para nivelarlo y dejarlo tal y como está.

00433262

56.

Características de las jardineras

Bien pueden formar parte de la propia arquitectura –como en la imagen– o ser independientes. En realidad, son macetas grandes y, muchas veces, alargadas que sirven para cultivar varias plantas u otras que en una pequeña no podrían desarrollarse bien. Son geniales para disfrutar de un jardín frondoso en un ático, una terraza y hasta un patio sin tener demasiados elementos que puedan molestar. Como aquí, que se ha llevado la frescura de las plantas mediante una jardinera de obra que hace las veces de respaldo. Su único problema es que o son fijas o pesan demasiado, por lo que hay que pensar bien dónde colocarlas antes de plantar nada.   

Proyecto de Ignasi Bisbe, exteriorista de Teodora Bcn
Patio con tumbonas, rodeado de plantas y con guirnaldas de luces.

57.

Llena el patio con luces para la noche

 

Tumbonas de tela de Westwing; mesas redondas de Ikea; alfombra redonda de Fronda.
Patio con jardín vertical y butaca de mimbre blanco.

58.

Un patio pequeño con espacio para las plantas

Si no quieres llenar el suelo de macetas y jardineras que te robarán centímetros, diseña un jardín vertical que aporte frescura y dote de un punto natural. Hay plantas muy agradecidas, como las suculentas, que requieren pocos cuidados y son muy decorativas. Te beneficiarás de todas las ventajas de las plantas, esté donde esté tu patio.

Butaca, de Pilma.
Patio pequeño con mesa de comedor exterior de madera.

59.

Ideas para decorar un patio pequeño

Aunque los metros falten y tu patio sea pequeño, lo normal es no querer prescindir de su disfrute. Unas plantas, una zona de comer o de estar… Para que el patio resulte más amplio, al decorarlo selecciona muebles con poco peso visual y que se adapten al espacio. Por ejemplo, las sillas sin reposabrazos serán más ligeras y los sofás de obra se camuflan, como saliendo de la pared. 

Sillas, de Jardín d'Ulysse. Mesa, de anticuario. Pavimento, de microcemento, similar en Topcret. 
Patio con banco de obra, con colchonetas y cojines.

60.

Mantén tu patio en tendencia

Para decorar un patio y que se mantenga atemporal, no arriesgues demasiado al elegir los muebles y textiles. En cuanto al material de los muebles de jardín, selecciónalos resistentes y de poco mantenimiento. Escoge las colchonetas de un color neutro. Mientras, emplea los cojines decorativos para añadir un toque alegre y de color.

Sofá de madera con colchoneta, en Let's Pause. Mesitas de madera, de Hübsch. Cojines, de Maisons du Monde. 
Patio con paredes de piedra, sofá de madera y muchas plantas.

61.

Los patios también quieren alfombras

Y no solo para decorar y separar ambientes. Debido a que el suelo de los patios suele ser de hormigón, baldosa, barro o microcemento –como el de la foto–, es aconsejable colocar alguna alfombra de exterior. Protegerán la pisada y tu pie lo agradecerá. ¿Quieres ver el resto de este dúplex con patio?

Patio con comedor exterior y cubierta vegetal de plantas.

62.

Sea como sea tu patio, que tenga plantas

Un patio no es un jardín. Y es habitual que el suelo esté alicatado. Por eso, la presencia de plantas tendrá que salir de ti. Unas jardineras y macetas con plantas trepadoras son una gran idea si te preguntas cómo decorar un patio con poco dinero. Son decorativas y, si las eliges de crecimiento rápido –como la buganvilla, la hiedra o la madreselva–, en un par de años, también te proporcionarán sombra. Fíjate en este patio cien por cien decorado con plantas.

Mesa de teca, modelo Rembang, sillas, modelo Arman, farol y cojines de lino, todo de Mercader de Venecia. 
Patio con banco de obra con cojines de colores.

63.

Cómo decorar un patio exterior con poco dinero

Hay muchas soluciones que no necesitan una gran inversión para decorar con estilo un patio. La madera reciclada es una de ellas. Pero también puedes hacer un cómodo sofá o una mesa de centro con palés. Después solo tendrás que añadir unos cómodos y veraniegos cojines y ¡el resultado será brutal! Eso sí, para que duren, tendrás que cuidar y lavar los textiles de exterior.

Sofá con colchonetas, de Home Deco. Cojines, de Sacum. 
Patio con sofá y butacas blancos y alfombra de tonos amarillos.

64.

Cómo decorar un patio interior

Hay algunos bajos que cuentan con un patio interior de uso propio. Aunque puede convertirse en un trastero improvisado, tiene muchas más posibilidades de las que le concedes. Coloca una zona de estar con un sofá y una mesa de centro ligeros y fáciles de mover. Y, si quieres intimidad, coloca una vela de sombreo. Una opción genial para dar sombra y, al mismo tiempo, decorar tu patio.     

Sofá, mesa de centro y butaca, de Home Deco. Alfombra, de Gra BCN. Taburete, de India&Pacific.  
Patio interior con zona de comedor cubierta por una pérgola de cañizo.

65.

Cómo decorar un patio exterior

Un patio es, de por sí, un espacio más íntimo que un jardín o una terraza. Aun así, cuando es exterior, conviene protegerse de las posibles miradas indiscretas. Con un cañizo, por ejemplo, conseguirás esa deseada intimidad sin impedir que la luz se filtre por las fibras, consiguiendo un ambiente fresco y con mucho encanto.   

Mesa, diseño de Enrique de Álzaga. Mantel de lino, de Zara Home. Mesas auxiliares, de La Maison. Macetas y plantas, de Jardiland. 
Patio interior con paredes de piedra, piscina y tumbonas de mimbre.

66.

Aprovecha la propia naturaleza de tu patio

Pero es que, además, es conveniente sacar partido los recursos que ofrece. Como, por ejemplo, se hizo en este patio, que antes de la reforma estaba lleno de árboles, con distintos niveles y un torrente. Nivelaron, alicataron y aprovecharon el agua para hacer una alberca.  

Tumbona blanca Marunda, tumbonas de caña Álex y alfombra, de Taller de las Indias. Alfomnbra de colores, en Alfombras Étnicas. Mesa auxiliar, de IKEA. 
Patio interior con suelo de piedra y tarima de madera.

67.

Sigue la máxima de menos es más

No conviene llenar de muebles y objetos el patio. ¡Ningún espacio, en realidad! Con demasiadas cosas de por medio, moverte cómodamente por el patio será más incómodo. Además, si vives en una zona muy fría y con humedad, necesitarás un lugar en el que guardar todo el mobiliario, textiles y decoración. La belleza reside en los pequeños detalles, así que elige un estilo y cíñete a él.

 Cama francesa de hierro, de Carina Casanovas. Puf en Els Encants.
Patio pequeño con muchas plantas.

68.

Si es pequeño, mejor con un solo uso

Si el espacio no da para mucho, lo ideal es que elijas un uso y, a partir de ahí, lo decores. Tal vez no lo quieras utilizar como espacio de relax y prefieras crear una zona en la que practicar jardinería. Puedes incluso colocar una mesa de cultivo y plantas unas fresas y unos cherrys.

Vista de patio interior con comedor exterior, suelo de piedras y hormigón.

69.

¿Y cuándo?

Si el sol no da en tu patio a la hora de comer, decóralo como comedor exterior. Así se hizo en esta casa, en la que el patio estaba desaprovechado y se quería mantener la luz que entraba desde el patio al interior de la casa. Todo patio tiene uso, lo importante es observar primero y decidir cómo decorarlo después.

Butacas de Mercader de Venecia y manta de Cado. Alfombra de Cot-Lin.
Patio con varias zonas: una de comedor exterior y otra con un sofá de obra.

70.

¿Dónde da el sol en el patio?

Si te preguntas cómo decorar tu patio, fíjate a qué horas pega más el sol y dónde. Tal vez te ayude a decidir si lo quieres decorar como solárium, zona de comer al aire libre o espacio chill out en el que disfrutar al atardecer. También te orientará a la hora de distribuirlo. ¡No hay nada más desagradable que comer bajo el abrasante calor del sol!

Sillas, de Mercantic. Sillas, de Sacum. Puff, de La Maison. Sofá de obra con cojines de Gra. 
Patio revestido de madera decorado con una mesa de comedor.

71.

Cómo decorar un patio: el uso y el espacio

Si tienes un patio en tu casa, seguro que ya has pensando en mil y una manera de decorarlo y sacarle todo el provecho. Vas en buen camino. Y es que, para decorar un patio –interior o exterior–, lo ideal es valorar su tamaño y el uso que le vas a dar. Así evitarás gastos superfluos y recargarlo con elementos que ni caben o ni vas a utilizar.    

Sillas, de Andreu World. Mantel blanco, de Filocolore. Mantel de lino, de Estud Meritxell Ribé. 
Terraza con salón de verano y jardín_0482972

72.

Un completo salón de verano abrazado por el jardín

Ni todo jardín ni todo terraza: un mix que permite aprovechar al máximo el espacio diversificando los usos. En esta terraza urbana se ha reservado una zona para el salón de verano, con un pavimento de piedra que ofrece una superficie más estable para el mobiliario. Y se ha rodeado de una zona ajardinada, con plantas y árboles, que, además de dar sensación de estar en la naturaleza, regalan frescor e intimidad. 

Sofá y sillón, modelo Havsten, butacas Stockholm, mesas de centro, pufs modelo Sollerön y alfombra Lohals, todo de Ikea. 
Terraza pequeña con jardín con cuatro sillas y una mesa cuadrada pequña_00443382

73.

Una terraza urbana con un pequeño jardín

Esta terraza es el regalo de un mini piso de poco más de 40 m2. Consciente de ello, la propietaria decidió convertirlo en un oasis urbano para sentirse en el campo... a pesar de estar en pleno Madrid. Una mesa para cuatro es suficiente para disfrutar de comidas al fresco. 

El juego de mesa y sillas es de El Corte Inglés.
casa-con-piscina-cuyo-comedor-exterior-tien-barbacoa-y-la-mesa-es-de-madera-con-butacas-de-fibras-naturales 386207 O

74.

Ubícala junto a la piscina para ganar frescura

¿Piscina a la vista? No lo dudes, este es el sitio perfecto para instalar tu cocina exterior. Además de dotar de frescura al espacio, lo tendrás todo a mano. Vamos, que el plan irá en este orden: chapuzón, barbacoa, sobremesa y siestecita. Mejor, ¡imposible!

Mesa con el tablero de piedra, sillas Roma y macetero de madera, todo en Azul-Tierra.
casa-con-piscina-y-suelo-de-teca-y-comedor-exterior-con-barbacoa 438568 O

75.

Monta una barra de bar junto al comedor

Si te queda hueco, no dejes de montar una barra de bar en el área de la cocina exterior. No solo podrás utilizarla para servir las bebidas, también es un lugar estupendo para colocar todo tipo de aperitivos y picoteo antes de la comida o la cena.

00433267

76.

Ilumina cada zona

La iluminación es fundamental en una terraza. Precisa de luz directa en la zona de comedor e indirecta en el resto, como se ha elegido aquí. ¿Una lámpara de pie en el exterior? ¡Claro que sí! Dará empaque al ambiente y lo hará mucho más acogedor. Y también apliques de pared, farolillos en el suelo, guirnaldas luminosas, velas... y la luz de la luna que se cuela entre las varas de cañizo de la cubierta. ¡Todo un derroche de estilo para conseguir una terraza de 10!

Mesa y sillas, en Fermob. Lámparas: de techo, en Eleanor Home y de pie modelo Cala, de Marset.

 

Comedor exterior decorado con plantas bajo un toldo

77.

Decora con plantas

Las plantas son las grandes aliadas de las cocinas exteriores. Al fin y al cabo, estamos tratando de crear un espacio perfectamente integrado con el entorno, y este suele ser un jardín o un patio donde no falta la vegetación. Una de las plantas de exterior más bonitas que existen y que te darán mucho juego son las buganvillas. Su colorido y su disposición natural a trepar generarán una zona rebosante de encanto, pero también los helechos y cualquier planta que contribuya a potenciar el efecto jungla.

Mesa y sillas, en Tessa&Co. Alfombra, en India&Pacific. 
patio exterior con tumbona y textiles de colores_00483664 O

78.

¿Cuál es tu pareja ideal de verano?

Las hemos llamado así como si de una aplicación de citas se tratase: parejas de verano. Esos flechazos tumbona y sombrilla; butaca y mesita auxiliar; banco y cojín; alfombra y cojín de suelo; hamaca y ducha de exterior… 10 parejas con productos que encontrarás en Leroy Merlin, 100% compatibles, que te puedes llevar a tu terraza, patio o jardín tal cual (ssshhh… sabrás lo que valen).

Tumbona de Taller de las Indias, alfombra en Alfombras Étnicas y mesa auxiliar de Ikea.
patio interior con cama francesa de hierro y enredaderas

79.

Un patio interior con mucho encanto

El patio interior es uno de los lujos de esta casita. Las tardes más calurosas de verano o los días en los que el viento sopla con más fuerza, el patio se convierte en el refugio ideal. 

Terraza con comedor de verano con toldo de ondas en blanco y negro_00504039

80.

Renueva las lámparas de la terraza

Cambiar las lámparas de exterior dará un look renovado a tu terraza, sobre todo si optas por diseños colgantes. En este sentido, dan muy buen rollo en el exterior las lámparas de fibras. Las voluminosas, casi desproporcionadas, y las de pelo o despeinadas, como la de la imagen, son tendencia.

Terraza con banco en "L", paredes blancas y jardineras con plantas aromáticas_00433266

81.

Pinta las paredes y multiplica la luz

En una terraza, sobre todo si es pequeña y no está a cielo abierto, las paredes cobran mucha importancia. Píntalas en blanco, como en esta planta baja, y multiplicarás la claridad de inmediato. 

Patio con banco de obra y comedor con toldo de vela_00436701. 00436701

82.

Suma intimidad con un toldo vela

Si tu terraza está en una planta baja es básico buscar soluciones que te garanticen intimidad. Una alternativa muy económica a los toldos convencionales la ofrecen las velas textiles, que son facilísimas de instalar –las puedes sujetar a las paredes o en una estructura– y dan un look más informal y relajado que un toldo. Y son de quita y pon, detalle importante, porque hoy en día instalar elementos fijos en una planta baja, como pérgolas, no está permitido. Todos los elementos deben poder desmontarse. 

w MG 5262

83.

Un patio para compartir

"Animamos el viejo ladrillo con una gran cantidad de plantas, aportando un poco de verde al espacio exterior de la casa. También agregamos una alfombra en la zona de estar para separarla del resto del patio y hacer que se sienta un poco más acogedor" explican desde el Studio Alis. 

Fotos: Shani Bar.
claves-elegir-ducha-exterior-patio_00347120 O

84.

Cómo elegir ducha de exterior

claves-elegir-ducha-exterior 00327633

85.

Cómo elegir ducha de exterior

comedor exterior en patio con suelo de microcemento y piedras 00501967

86.

Con suelo de microcemento

Es la gran tendencia en suelos de interior, pero lo cierto es que el microcemento es todo un veterano en exteriores. En este estiloso patio se ha instalado por sus muchas propiedades: dureza, resistencia, ignífugo, aséptico, fácil de limpiar, acabados personalizados... El comedor posee además buenas vistas gracias a sus amplias cristaleras que lo conectan con el otro extremo. 

Mesa, de Westwing. Sillas, de Ikea. 
patio-con-toldo 00483392

87.

Protégete (decorativamente) del sol

Contar con un espacio de sombra es básico para disfrutar de la terraza, sobre todo en verano. Elige la opción más adecuada: los toldos permiten regular los momentos de sol y sombra según las necesidades, en cambio los techos de cañizo o incluso de lona fijo, como estos, son idóneos para zonas donde siempre se agradece disfrutar de sombra. Esta opción es perfecta en terrazas urbanas en una planta baja, como esta, porque preservas la intimidad. Y aunque evitan el paso del sol, dejan que la claridad invada el espacio. 

Patio pequeño con plantas trepadoras y suelos de madera y piedras decorativas.

88.

Decoración de patios pequeños: juega con los suelos

Sectoriza tu patio pequeño utilizando diferentes pavimentos. Reserva un espacio para césped, por ejemplo, si tienes niños y mascotas. Y emplea otro con suelo firme donde ubicar el mobiliario. Conecta ambos con pequeños senderos que te facilitarán el movimiento en días de lluvia. En la imagen, los muebles a cubierto reposan sobre madera mientras que la zona al aire libre está decorada con piedras. 

Cama francesa de hierro y butaca, de Carina Casanova. Puf, en Els Encants.
Patio pequeño decorado con un árbol.

89.

Cuando menos es más

Cuando el espacio es mínimo, a veces hay que tirar por la corriente minimalista. Un árbol puede ser el elemento más decorativo si le cedes todo el protagonismo. Enmárcalo con ventanas de cristal y madera y parecerá un delicado jardín japonés. 

Revestimiento de suelo y paredes, de Fustería Les Agudes.
Patio pequeño de estilo marroquí con una butaca de mimbre.

90.

Mantén tu patio pequeño siempre en tendencia

Para mantener un estilo de lo más "in" en tu patio pequeño, no es necesario que realices una gran inversión. Renueva los textiles, como cojines y alfombras, y tu patio se mantendrá actual y digno de portada de revista. 

Tumbona de cala Alex, de Taller de las Indias. Alfombra de colores, en Alfombras Étnicas. Mesa auxiliar, de Ikea. 
Patio pequeño con zona de comedor con muebles de mimbre.

91.

¡No te olvides de las fibras naturales!

Materiales y tejidos como cáñamo, mimbre o sisal se emplean para añadir un toque cálido a cualquier ambiente. ¡También a un patio pequeño! Pero puedes ir un paso más allá con objetos decorativos de fibras naturales. Como las cestas colgadas aquí, en un lugar destacado, para que la pared de ladrillo pase completamente inadvertida. 

Mesa y sillas, en Tessa&Co. Alfombra, en India&Pacific.
Patio pequeño y alargado con comedor exterior.

92.

¿Y si el patio pequeño es estrecho y alargado?

¡Hazlo comedor! Coloca una mesa a lo largo del patio y añade unas sillas cómodas. Extra confortables si quieres que las sobremesas se alarguen y tus invitados se sientan como en casa. Es una de las mejores opciones para la decoración de patios pequeños.

Sillas, de Andrey World. Mantel blanco, de Filocolore. Mantel de lino, de Estudi Meritxell Ribé.
Patio pequeño con sofá de obra con colchonetas y cojines de color beige, mostaza y azul.

93.

Crea más espacio en tu patio pequeño con un sofá esquinero

Si no quieres desperdiciar ni un milímetro de tu patio interior, coloca un sofá en L que aproveche el espacio todo lo posible. Para tener sitio para las plantas, el interiorista Ignasi Bisbe colocó jardineras en el respaldo. El confort está garantizado, pero también un ambiente natural y fresco. ¿Quieres ver los mejores patios de El Mueble?

Sofá de madera con colchoneta, en Let’s Pause. Mesitas de madera, de Hübsch. Cojines, de Maisons de Vacances. Pavimento, de tarima sintética, de Francisco Segarra.
Patio pequeño e interior con sofás de obra.

94.

Un segundo salón en el patio

Convierte un patio interior y pequeño en una zona de estar extra en tu casa. Utiliza los mismos recursos que has utilizado para decorar tu salón: asientos cómodos –y alguno extra por si hace falta–, una mesa de centro práctica y decorativa y, ¡cómo no! textiles para dotar de unidad y calidez. Una alfombra que abarque el conjunto, cojines en los asientos y una mantita para cuando refresque. ¡Estaréis en la gloria!

Sofá, mesa de centro y butaca, de Home Deco. Alfombra, de Gra BCN. Taburete, en India&Pacific.
Patio pequeño con escaleras y ducha empotrada en la pared.

95.

Un rincón para refrescarse

Si tienes un rincón en desuso en el patio, una ducha exterior hará las delicias de todos. Cuando haga mucho calor –y a falta de piscina–, ¡agradecerás haberla instalado! Completa la decoración de tu patio pequeño con unas plantas en macetas. Y no olvides un soporte para las toallas, como la escalera decorativa de la imagen. ¡Es el punto chic que necesita cualquier patio pequeño!

Pavimento, de microcemento. Escalera de madera, en La Maison. 
Patio interior con comedor.

96.

Cómo decorar un patio pequeño e interior

Cuando se trata de la decoración de patios interiores pequeños y, además, cerrados, lo mejor es destinarlos a un solo uso. Para que parezca más grande –y también disfrutes de esa sensación desde el interior de tu casa–, las paredes y puertas de cristal son grandes aliados. Bañarán tu casa de la luz que incide en el patio, al tiempo que ganarás en amplitud.

Meso, de Westing. Sillas, de IKEA. Pavimento, de grava.
Patio pequeño con plantas y un conjunto de exterior de hierro.

97.

Elige el mobiliario básico para decorar tu patio pequeño

Los patios pequeños son muchas veces un reto. ¿Doy prioridad al espacio, a la comodidad o al estilo? En realidad a las tres. La clave está en ajustarse a lo necesario y elegir piezas ligeras y con carácter. Las de forja blanca con impronta modernista –como las de la imagen, elegidas por el interiorista Roger Bellera– cumplirán todas tus condiciones. 

Mesa blanca y banquito, en Little House. 
reforma vivestudio

98.

Con un luminoso patio

El patio es uno de los tesoros de esta casa de pueblo. Da luz a gran parte de la vivienda, por eso todo el exterior se pintó de blanco y se respetaron y restauraron las puertas de madera originales. 

Fotos de Marc Ubach
reforma vivestudio

99.

Alrededor del patio

Y volvemos la patio para despedirnos de esta casita de pueblo cerca del mar. Rodeado de plantas, con suelo de piedra y una caseta para el almacenaje. 

patio-con-toldo-a-pared 00406510

100.

Toldos motorizados para patios

Los toldos resultan cómodos porque quedan recogidos cuando no se usan y despejan el ambiente exterior. En patios pequeños son quizá la mejor opción. Cuanto más grande es el toldo, más recomendable es un modelo motorizado (necesita corriente). Se acciona con un mando. "A partir de 4m de longitud puedes elegir un toldo con motor para facilitar su manipulación", explica Carlos Beltrán de Bauhaus, que añade "el precio depende de la potencia del motor, pero la diferencia puede oscilar entre 200 y 300 €".

Mobiliario de exterior de Ikea.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?