Exteriores

1 /843
Ideas para decorar una terraza mediterránea.

1.

Con un toque rústico

Los ambientes rústicos, de campo, también se ven reflejados en terrazas mediterráneas como la de la imagen, a pesar de no contar con elementos decorativos en azul, ni de tener el mar en el horizonte. La piedra, la madera y el pavimento de barro cocido son también materiales muy típicos ligados a las casas de este estilo.

La mesa es un diseño de Enrique de Álzaga. Mantel de lino de Zara Home. Macetas y plantas de Jardiland.
Cómo decorar una terraza de estilo mediterráneo.

2.

La belleza del blanco total es perfecta para una terraza mediterránea

El blanco, junto con el azul, es el color estrella en las casas de estilo mediterráneo, especialmente en el exterior. La terraza de la imagen, con el suelo, los muebles y la pérgola en blanco puro, es un buen ejemplo de ello. Solo rompen la escena inmaculada la estera de fibras vegetales y los cojines en tonos marrones y mostaza. El toque azul lo ponen el cielo y el mar, maravillosos.

Mobiliario, de Point. Puf y cojín de ratán, de Pantay. Alfombra, de Fernando Moreno.
Decorar una terraza de estilo mediterráneo.

3.

Colores que enamoran

La combinación de colores tan delicada y especial, con el blanco, el amarillo y el azul como protagonistas, es perfecta en esta terraza con vistas maravillosas y decoración mediterránea. Un refugio soñado en el que relajarse sin prisas, sintiendo la brisa suave y con el mar como paisaje. Los suelos de madera, muy habituales en los espacios de este estilo, acentúan la naturalidad.

Sillas de Decosingular. Banqueta de Let's Pause. Banco de madera de IPE y colchonetas con tela de Güell-Lamadrid.
Ideas para decorar una terraza de estilo mediterráneo.

4.

El refugio soñado

Así es esta pequeña terraza a la que, sin embargo, no le falta detalle. Gracias al sofá en esquina y a la perfecta combinación de cojines y almohadones, que mezclan el blanco y los colores cálidos como el mostaza o el caldero, se ha conseguido un ambiente cómodo perfecto para abandonarse al relax. Las plantas ponen la nota verde y natural.

Sofá de Leroy Merlin. Mesas de centro de Mercader de Venecia. Alfombra de Gra. 
Cómo decorar una terraza de estilo mediterráneo.

5.

Con vistas al mar

Amplio, luminoso y con unas vistas impresionantes del mar. Así es este espacio que define a la perfección lo que es un rincón mediterráneo al aire libre, un estilo que triunfa en las tendencias de terrazas de 2022. Los muebles son ligeros y están fabricados con materiales naturales como madera y fibras vegetales, y los textiles muestran la combinación de colores perfecta en una terraza como esta: blanco y azul.

Sofá y butaca modelo Mistral en Casamitjana. Mesa de centro de bambú de La Maison. Pufs y alfombra de Calma House. Sillas de bambú de Carolina Blue. 
Ideas para decorar una terraza de estilo mediterráneo.

6.

Un espacio relajado

Gracias a las numerosas horas de sol de las que hace gala el clima mediterráneo las terrazas en estas latitudes son muy luminosas. Como esta de la imagen en la que para mitigar la radiación solar se ha instalado una pérgola de troncos. Es la responsable de crear un juego muy atractivo de luces y sombras que se reflejan en el suelo. Un sofá cómodo con cojines en tonos claros y unas butaca de cuerda completan el mobiliario de esta terraza mediterránea.

Silla Acapulco en Catalina House.
 
 
Decorar una terraza de estilo mediterráneo.

7.

A la sombra

Con el techo de cañizo, perfecto para mitigar el intenso sol del Mediterráneo, los muebles de bambú y las fibras naturales presentes en las lámparas y la estera, esta terraza resume uno de los presupuestos básicos de los espacios exteriores de este estilo: la importancia de crear zonas de sombra, bien con pantallas vegetales o bien con cubiertas de cañizo y otros materiales. Es esencial para disfrutar al aire libre.

Sofás, butacas y lámparas de Miv Interiores. Cojines lisos del estudio de Mireia Plans, y cojines a rayas de Magazin-Ibiza.
Ideas de decoración de terrazas de estilo mediterráneo.

8.

Una terraza en un vergel

Las plantas no pueden faltar en ningún espacio exterior que se precie, ya que se trata de un elemento esencial en la decoración de terrazas. En el Mediterráneo, además, se dan las condiciones perfectas para cultivar un sinfín de especies vegetales, gracias a su clima benigno y a su maravillosa luz natural. Elige las plantas en función de la orientación de la terraza y disfruta de su frescor, de su aroma y su belleza.

Sofá y sillón modelo Havsten, butacas Stockholm, mesas de centro y alfombra Lohals, todo de Ikea.
Ideas de decoración para una terraza mediterránea.

9.

También en la ciudad puedes tener una terraza mediterránea

No hace falta vivir junto al Mediterráneo para poder disfrutar de todo lo que ofrece una terraza de este estilo, sino que puedes recrearlo en tu propia casa aunque estés lejos del mar. ¿Qué necesitas? Un espacio al aire libre con muebles de exterior sencillos, plantas, textiles en tonos neutros con ciertos toques de color, y zonas de estar y de comedor para disfrutar al máximo.

Mesa y sillas de Greendesign. Sofá modelo Bittsa de Kettal.
Ideas para decorar una terraza de estilo mediterráneo.

10.

Una terraza mediterránea de espíritu natural

Si una terraza mediterránea ha de ser un espacio de inspiración natural, necesitará elementos que aporten ese toque fresco y especial: en el ejemplo de la imagen destacan las palmeras y la vista del mar, y también la butaca y la mesa de centro de fibras vegetales. Los textiles en tonos azules y blancos completan el esquema decorativo de la terraza.

Sofá, mesa y butaca de Sacum. Alfombra de Ikea.
_385006 Exterior casa con vistas al porche y a la bahía de Santander

11.

5. Una casa de madera con vistas a la bahía de Santander

Las casas de madera no son cosa, solo, de la alta montaña. De hecho, esta casa con vistas despejadas a la bahía de Santander así lo demuestra. Construida por Canexel, especialistas en casas canadienses, la madera es la base de esta casa, aunque aquí la vemos teñida en un luminoso blanco. Y es que, como explica la decoradora Asun Antó, "las casas de los Hamptons, situados en la costa este de Long Island, en Estados Unidos, fueron la inspiración de la casa". 

Casas en el bosque. Exterior de una cabaña rústica.

12.

1. Una cabaña de madera en medio del bosque

Esta casa es, literalmente, un sueño hecho realidad. El sueño de su propietario que, de pequeño, pasaba con la bici delante de esta cabaña estilo leñador en medio del bosque y soñaba en vivir en ella, algún día. Décadas más tarde, el sueño se ha hecho realidad. La casa se ha reformado por completo para darle más luz y adaptarla a las necesidades de una familia numerosa. Pero su encanto y el frondoso bosque, que la abraza, siguen intactos. 

Casas en el bosque. Exterior de una casa rústica en la montaña.

13.

2. Una casa en el bosque de madera y aires nórdicos

Esta casa está en la montaña, en medio de un frondoso bosque y, cuando nieva –que en invierno aquí, en La Molina, es habitual–, es cuando luce su mejor estampa. Construida en su totalidad de madera, emula las típicas cabañas de madera nórdicas. Y no es casual, porque su propietario es medio danés, medio holandés. ¿Entramos?

Casas en bosque. Exterior de una casa junto a un lago.

14.

3. Una casa en Suecia junto al lago y en medio del bosque

Esta casa no podría ser más idílica. No solo está en medio de un bosque de Suecia, sino que tiene a un paso un lago. Y, además, su propietario tiene un gusto exquisito en decoración, no es casual que fuera hasta hace poco el responsable de interiorismo de Ikea. Estamos hablando de Lorenzo Meazza, que compartió con El Mueble su casa de veraneo. 

Casas en el bosque. Exterior de una casa en el campo.

15.

5. Una casa de cuento rehabilitada con mucho mimo

Todo en esta casa es de cuento. Desde su maravillosa ubicación, en medio del bosque y con su propio riachuelo, hasta la casa en sí, una vieja cuadra que la propietaria, con la ayuda del constructor José Luis Tirador y la decoradora Ana Delgado, transformó en una casa de ensueño. ¿Sabías que en su vasto jardín cuentan, además, con una casita de madera de juegos? 

banco-en-terraza-00527615 O

16.

Cosas que hay que saber antes de empezar una obra

comedor-exterior-pequeno-balcon-montana 00508520

17.

3. Una casa en Baqueira de aire nórdico con una terracita privilegiada

Esta casa no tiene nada que ver con lo que era antes de que el Estudio Milans del Bosc la transformara en la cabañita blanca de aire nórdico que es ahora. Es pequeñita pero los espacios interiores se han optimizado y su terraza se ha convertido en uno de los espacios más especiales de la casa. Y es que, además de sus vistas a las montañas verdes de Baqueira, desde aquí se puede disfrutar del espectáculo de ver corzos pastar en el prado de enfrente.  

fachada-casa-de-madera 00517194

18.

2. Una cabaña forrada de madera que es una atalaya a los Pirineos

Situada a pie de pista en una pintoresca villa de los Pirineos Orientales y con unas vistas espectaculares de la aldea de Les Angles, el lago Matemale y el macizo de Cambre d’Aze, esta cabaña de madera ofrece el mejor refugio para esperar el deshielo invernal. Realizada en madera de abeto Douglas cepillada, su look recuerda a las cabañas finlandesas, y no es casual, porque de la construcción se encargó la empresa Nordika Chalets. 

00529112

19.

Un árbol luminoso en el exterior

¿Tienes una casa con porche o te vas a ir a pasar las fiestas al pueblo? Entonces debes de colocar en la entrada un árbol de Navidad. Este de tamaño medio, ha sido decorado simplemente con luces led y una estrella luminosa en la copa. Unos faroles en el suelo, una corona en la puerta y una guirnalda en el balcón lo arropan. La iluminación cálida sirve para entrar en ambiente.

Fachada de chalet centenario de Madrid

20.

4. De chalet centenario sin "gracia" a casa señorial y elegante

Esta casa ha pertenecido a la familia de Alejandra desde hace 4 generaciones. Fue un regalo de su bisabuelo a su abuela. Pertenece a una colonia de "casas baratas" que se hicieron en Madrid para los trabajadores que migraban del campo a la ciudad. Es por ello que no tenía ningún adorno o detalle decorativo especial. Con la reforma integral llevada a cabo por Ramisa Projects & Fun el cambio ha sido radical. 

salón mini blanco con sofá verde agua y cerramiento 00483333

21.

Después: un salón ganado al exterior, súper luminoso y con mucho encanto

Y esos metros arañados al nuevo exterior se convirtieron en el salón, mini pero práctico y con muchísimo encanto. ¿El acierto? El cerramiento tipo invernadero, que lo inunda de luz. Además, los dos sofás enfrentados se convierten en cama y en este verde agua, le dan un toque muy veraniego y ligero. 

Sofá y puf, de Lucky Mora Studio. Estores, de Polo Masclans. Mesa auxiliar, de Zag&Zig.
Mujer haciendo un ramo 00527637

22.

Que nunca falten los ramos

Un solo ramo vistoso y colorido sobre una mesa cambia por completo la decoración. Las flores dicen: "aquí vive alguien alegre que ama los detalles". 

Fachada de casa de piedra con plumbago y perro 00528592

23.

La nobleza y atemporalidad de la piedra

Las paredes y suelos de piedra dan solidez a tu casa y mucha presencia. Sus gruesos muros refrescan la casa, por dentro, y le dan un carácter auténtico por fuera. Si la vistes, como aquí, con un frondoso plumbago, la llenarás de color y vida durante el verano. 

Exterior de casa blanca de veraneo con buganvilla 00487171

24.

Tiempo de buganvilla

La buganvilla es la trepadora por excelencia del verano que tiñe con sus matices fucsias y morados muros y porches. Si quieres decorar tu exterior con enredaderas o trepadoras, te ayudamos en la elección. 

Pérgola con comedor con salón de exterior 00527785

25.

Un porche bucólico abrazado por la naturaleza

Verano no solo es playa. También es campo y montaña. Imposible resistirse a este porche, rodeado de naturaleza hasta donde alcanza la vista. Precisamente, para respetar su privilegiado entorno, se ha optado por un look muy rústico, con una gran pérgola con techo de cañizo y revestida de una frondosa parra. Las cortinas le da un toque bucólico que le suma encanto. 

Pérgola con comedor de verano de noche con velas 00460753

26.

Cenas (interminables) al fresco

Si hay algo indisociable del verano son las cenas al fresco. Comidas que arrancan al caer la tarde y se prolongan hasta altas de la madrugada, con interminables tertulias bajo el manto de las estrellas. En estas veladas, las velas, guirnaldas luminosas, lámparas inhalámbricas o solares y farolillos son un must para crear ambiente. 

Mesa y bancos diseño de la decoradora Ingrid Berni. 
Exterior de casa vistas al mar con piscina y mujer

27.

1. Un espectacular mirador en Jávea

Encaramada en una colina, esta casa disfruta de unas vistas de postal. No solo de la alicantina isla del Portichol, sino también de Ibiza, que se vislumbra en los días despejados. Pero esta casa no tiene nada que ver con lo que era antes de que el decorador Pedro González la transformara por completo. Empezando por la piscina, que estaba de origen, ¡oculta tras la casa! La nueva ubicación permite disfrutar de estas bonitas vistas. 

La toalla azul con ribete negro es de Catalina House. 
Detalle de mesa de comedor de exterior 00533306

28.

Una mesa fresca, elegante y delicada

Una mantel en beige, una vajilla en blanco, copas y detalles de cristal visten esta mesa de verano de elegancia y frescor. 

Zona chill out con banco de obra 00527610

29.

Un chill out con un banco en obra

Este rincón de relax se ha aprovechado con dos bancos de obra a modo de sofá y, en el vértice, se ha habilitado una mesita. Para disfrutar de una zona de sombra, el decorador Pablo González ha diseñado una estructura de madera a modo de toldo que permite regular el sol. 

00483123

30.

Quita el sol con toldos y pérgolas

Si lo que quieres es quitar el sol de tu terraza de una vez por todas, puedes evitar el calor con un toldo o una bonita pérgola. Asegúrate que la tela que elijas bloquee adecuadamente los rayos del sol. ¿Un truco? Las lonas acrílicas son súper resistentes y reducen hasta un 80% los rayos UV. Otra opción de telas para terrazas son las microperforadas, que reducen la exposición hasta en un 94% y dejan que corra el airecito. 

Mesa, sillas y puf de esparto de Tessa&Co y mesa auxiliar y alfombra en India & Pacific.
006 DSC3305

31.

Dile adiós al plástico y hola a las fibras naturales

Deja a un lado el mobiliario de plástico de toda la vida que se recalentaba con el sol directo y refresca tu terraza con muebles y accesorios de fibras. Además de ser más fresquitos ¡son mucho más sostenibles! ¿Te has fijado? En esta terraza, el techo de cañizo, además de dar sombra, separa los ambientes dejándolos perfectamente integrados.

Columpio de Jardiland. Cojines de Calma House, H&M Home y Zara Home. Mesitas de ID Design.  
BASIEL Mesa natural casa
CASA

32.

Una mueble sostenible o madera reciclada

En la colección de exteriores de Casa encontrarás una clara apuesta por la sostenibilidad. Desde muebles de madera con la Certificación FSC, hasta piezas de vidrio 99% reciclado, accesorios de algodón 100% biológico o alfombras hechas con plásticos PET recogidos del mar. ¿Nuestro favorito? La mesa Basiel de madera de teca reciclada. PRECIO: 899 €.

silla lounge natural CASA
CASA

33.

Un conjunto de sillones muy natural

Una de las piezas que mejor representa el mobiliario de exterior de Casa son los conjuntos Lounge: un básico de la marca. ¿Nuestro consejo? Combina los tonos neutros de sus almohadones naturales con otros cojines que aporten un toque de color. También puedes añadir una mesa para exterior con maderas naturales o un conjunto de sillas en mimbre. ¡Crearás un rincón perfecto para compartir momentos! PRECIO SILLA PANTAI: 599 €.

00465252

34.

Solo para ti (o para mí)

No a todo el mundo le gusta el agua o tomar el sol. Pero si a ti sí que te gusta, hazte con muebles cómodos en los que disfrutar de un rato relajado. Una chaise longue, como el de la imagen, con una mesa auxiliar en la que apoyar un té helado y tu lectura de verano, será suficiente. 

patio-casa-de-campo-en-piedra-con-piscina-00483661 O

35.

Una piscina en la casa del pueblo

Aunque tradicional, una casa en el pueblo no tiene por qué prescindir de las mejores comodidades. Así que, ¿por qué no convertir el patio en una piscina en la que relajarse cada verano? Nos encanta que el agua caiga por un caño, como en las albercas de toda la vida. 

Tumbona blanca Marunda, tumbonas de caña Álex y alfombra de Taller de las Indias. Alfombra de colores en Alfombras étnicas y mesa auxiliar de Ikea.
00486923

36.

A dos alturas

A este exterior ¡no le falta de nada! Cuenta con un estar agradabilísimo, así como un pequeño comedor con una mesa redonda y dos butacas y, cómo no, una piscina con vistas al mar. Pero a una altura distinta. ¿Cuándo vamos?

Sofá y butaca Mistral, de Roda. Cojines y pufs de Calma House. Mesa de centro de bambú en La Maison y mesa de centro de piedra, de Roda, en Casamitjana. Alfombra de Calma House y sillas de bambú en Carolina Blue
00504063 Zona chill out al sol o a la sombra

37.

Una piscina urbana en una piscina

También las terrazas urbanas pueden contar con piscina –si el forjado permite el peso o se refuerza para poder instalarla–. Si no lo crees mira cómo esta piscina complementa a la perfección una terraza a la que no le falta de nada. Mira cómo es esta terraza urbana al detalle

Colchonetas Small Mattress, rulos y cojines de tartán y alfombra Gofre Terracota, de GanRugs. Faroles de ratán, en Sacum
pareja-de-verano-tumbona-en-piscina 00508447 O

38.

Una piscina rodeada por los pinos

Cuando hace mucho calor, nada como que dé un poco de sombra en la piscina para que sea más agradable el baño. Esta está protegida bajo la sombra de unos enormes pinos. ¡Qué agradable!

Tumbones, de Lenne Bjerre, en Stand del Mueble. Mesa auxiliar, de Mestre Paco. 
00510290

39.

Una piscina con alma marroquí

Esta piscina pertenece a la casa de campo de la interiorista Marta Tobella, donde quiso recrear un patio marroquí. Para ello, la piscina tipo alberca es perfecta para darse un chapuzón y después relajarse en las cómodas tumbonas de fibras que completan el conjunto. Mira cómo es el resto de la casa de la interiorista

Tumbonas, de rafia, de Let's Pause. 
sombrillas 00528701 O

40.

La protagonista del jardín

Nada como pasarse el día relajado en una de esas tumbonas, a la sombra de esas sombrillas y con esa increíble piscina para relajarse. Lo mejor es que a uno de los lados cuenta también con un espacio con césped en donde tomar el sol, mientras que en el otro, unas plantas con flor que alegran la zona. 

Tumbonas, de Freer Living. 
Tumbonas plegables 00527644 O

41.

Unas tumbonas plegables, versátiles y prácticas

Son un aliado para el verano. Más allá que puedes llevártelas a la playa, también pueden servirte para habilitar un rincón de relax improvisado de quita y pon. Elígelas de telas resistentes a la humedad, lo agradecerás. 

Comedor de verano en el exterior con plantas en flor_ 00359633

42.

Decora el comedor exterior

Llénalo con flores frescas, vajillas y cristalerías multicolores, que ahora se vuelven a llevar, manteles estampados y cojines... Es verano y los espacios deben contagiarse de esta vitalista alegría. 

Mesa, de Grupo 13, y sillas, de Becara. 
Antes: . 00510291 O
Marta Tobella

43.

Después: espacios multiusos y un apartamento de invitado

Con la reforma, Marta saneó el edificio, cambió las puertas de la zona de los establos por unas de hierro acristaladas, y mantuvo la puerta antigua de planta superior. "Por el momento lo tengo vacío, pero la intención es montar una sala para hacer cerámica y un espacio para practicar yoga. Y, en la parte superior, me gustaría habilitar una casa de invitados", explica. ¿Quieres ver la casa al detalle?

Exterior de casa con piscina y jardín 00510290

44.

Después: un oasis de paz urbano

¡Quién la ha visto y quién la ve! La decoradora le ha dado una segunda oportunidad a esta casa pero respetando al máximo su historia. De hecho, se trata de una construcción protegida por catálogo arquitectónico. Marta convirtió el exterior en un "patio marroquí", con una piscina tipo alberca y una zona de baldosas de barro que imitan las originales de la vivienda, que no pudieron conservarse. 

Mujer y niña madre e hija en el huerto urbano con plantas y hortalizas-402740

45.

Anímate e implica a tu familia con el slow gardening

Está comprobado: ocuparse de las plantas reporta tanto beneficio como estar en contacto con la naturaleza. Tanto en adultos como en niños. Si quieres que tus hijos se impliquen en su cuidado, empieza por elegir plantas para niños fáciles de cuidar

Huerto urbano 00427673 O

46.

Comprométete con el slow food y los productos de Km 0

La filosofía de la casa lenta se inspira en el movimiento slow, iniciado por Carlo Petrini y que ha triunfado en el mundo de la gastronomía con el slow food. Los alimentos naturales y de temporada, que nosotros mismos podemos recolectar en un pequeño huerto urbano, son la base de este movimiento. 

porche-con-zona-de-estar-y-cocina-y-jardin-00528847-O

47.

Una terraza supercompleta que conecta con el jardín

Esta terraza techada cuenta con zona de estar, comedor y cocina exterior. Pero lo mejor es que está a la altura del jardín, haciendo que todo el espacio sea tan solo uno. El jazmín chino que crece por las columnas y la ampelopsis (una planta trepadora) que baja por el tejado crean un manto verde muy acogedor.  

Butacas y mesa de centro, de Taller de las Indias.
terraza-con-comedor-exterior-00528770

48.

Una terraza con un jardín 'creado'

Si quieres disfrutar de todas las ventajas de las plantas como si fuera un jardín, ¡créalo! Una buena idea es rodear el perímetro de plantas en maceteros alargados. De esta manera el comedor queda rodeado de vegetación y se aprovecha de su frescura. 

Mesa y sillas, de Dedon, en Arborètum. Lámpara de Gaudir Iluminación.
terraza-con-un-banco-blanco-y-muchas-plantas 00528400

49.

Una terraza que es un jardin

O un jardín que es una terraza. Y es que se trata del espacio exterior de un ático en el que las plantas –en especial la hiedra que sube por las paredes– son las principales protagonistas y las encargadas de llenar de frescura el espacio.   

Proyecto de paisajismo, de Elia Garden. Sofá, de Maisons du Monde. Mesa de centro, de La Maison. 
00527788

50.

¡Qué fresco!

Este porche de madera tiene un emplazamiento muy especial entre los árboles, que aseguran un espacio fresco y en el que no falta la sombra. Los textiles, verde suave y beige en el mantel y rosa empolvado en los cojines acentúan un estilo dulce y relajante, perfecto para el verano.   

Sillas, de Hanbel. Pavimento, de barro cocido y cemento. 

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?