Zona de trabajo

50 /503
00512904 O. ¡Flores a tutiplén!

1.

¡Flores a tutiplén!

Si quieres darle color y alegría a tu casa, alíate con las flores y los estampados vegetales, muy de moda. Si los eliges con motivos pequeños, las cortinas se verán más ligeras, por contra, si quieres darle más protagonismo, apuesta por los estampados grandes, como estos.  

Cortinas modelo Kelso Silver Lake de Romo. 
 Studio Alis MG 5469. Una zona de trabajo muy cómoda

2.

Una zona de trabajo muy cómoda

"En la oficina de casa era importante crear mucha calidez, así que utilizamos muchos muebles de madera maciza, fibras naturales, plantas y tonos cálidos en la decoración" explican desde Studio Alis. La zona de estudio queda enmarcada por una alfombra y disfruta de mucha luz natural, indispensable para no forzar la vista.

Fotos: Shani Bar

 

Studio Alis MG 5462. Un estudio con zona de lectura

3.

Un estudio con zona de lectura

"Dentro de la oficina hemos creado un rincón de lectura. El sillón es una pieza vintage que restauramos y tapizamos con una tela de estampado tipo nenúfar que agrega un toque de color muy necesario a la habitación" añaden desde Studio Alis. El armario de madera tallada es una auténtica obra de arte. 

00518562 O. De madera y con cajones

4.

De madera y con cajones

Con una pieza recuperada o una inspirada en los escritorios de siempre puedes crear una cómoda zona de estudio. Una mesa de madera siempre es una buena elección: cálida y robusta. Lo ideal es que incorporen las cajoneras en la propia estructura. Les da solidez y así todo está mano. 

Este escritorio es un diseño de Dijous
zona-de-estudio-con-escritorio-corrido-delante-de-ventana-00503981 O. Una balda bajo la ventana

5.

Una balda bajo la ventana

Una pieza a medida puede convertir una zona de paso en un práctico estudio, como aquí donde una repisa, de apenas 35 cm de alto, aprovecha el espacio bajo la ventana y se convierte en una zona de estudio para dos. Así la mesa tiene abundante luz natural y tiene el espacio suficiente para apoyar el portátil o los papeles. 

La balda procede de Fusteria Sais y la silla es de La Maison. 
00500608 O. Una mesa asomada al salón

6.

Una mesa asomada al salón

La decoradora Natalia Gomez Angelats ha aprovechado un espacio elevado junto al salón para crear una práctica zona de estudio para dos. Al abrir el tabique separador la mesa queda asomada a una gran ventana y así puede pasar la luz natural. El escritorio es una gruesa balda de madera que queda por encima del radiador. 

Sillas procedentes de un mercadillo. 
Un auténtico rincón de trabajo. Eres más productiva

7.

Eres más productiva

Consigues aprovechar el tiempo mucho mejor y de una forma más productiva gracias al orden. "Terminas mucho antes tus tareas por lo que puedes dedicar más tiempo a ti y a los tuyos", asegura Mar Vidal. 

Zona de estudio. Di adiós a estos 10 papeles y documentos

8.

Di adiós a estos 10 papeles y documentos

Nóminas antiguas, garantías, instrucciones, apuntes de tu época de estudiante, facturas... Papeles y documentos ocupan más espacio del que crees en tu mesa de trabajo, tu estantería o cajones, por eso revisarlos de vez en cuando te facilitará mucho la vida. Si te marcas una periodicidad para revisarlos evitarás que se acumulen tantos. Estos son los 10 papeles y documentos que ya no deberías guardar. Otro paso para reducir la cantidad de papeles pasa por digitalizarlos. Eso puedes hacerlo con facturas, extractos del banco o, incluso, suscripciones a revistas que puedes recibir online.

00511354 O. Asegúrate de que la tienda es de confianza

9.

Asegúrate de que la tienda es de confianza

Es el primer paso. Y es que cada día surgen muchas tiendas fantasma online, por eso es importante saber que el ecommerce elegido es de confianza. ¿Cómo? "Una manera es asegurarse que la web tiene el sello de confianza online, que garantiza un compromiso por parte de las empresas para fomentar las buenas prácticas en Internet", explican desde La Redoute. También te pueden dar pistas el servicio de atención al cliente, la política de devoluciones o la oferta de métodos de pago. 

00434728 O. Comprueba la disponibilidad y el stock

10.

Comprueba la disponibilidad y el stock

Es algo a lo que no siempre le prestamos mucha atención, porque damos por sentado que la entrega será rápida. Pero eso no siempre es así. De hecho, los plazos de entrega pueden oscilar entre un par de días y varias semanas o incluso meses. Así que míralo con lupa.

00403923 O. Presta atención a la política de devoluciones

11.

Presta atención a la política de devoluciones

Por ley, las tiendas online, deben dar al cliente un plazo para devoluciones desde la entrega del pedido. Y este plazo debería estar visible en el momento de hacer el pedido. De hecho, desde La Redoute son de la opinión que es uno de los temas más importantes a la hora de decidir dónde comprar o no tu artículo. "Si tu mueble no te gusta, es tan sencillo como llamar a nuestro departamento de atención al cliente y ellos organizaran una recogida en tu domicilio del artículo que deseas devolver".

Escritorio con organizadores, archivadores y ordenador portátil-488922. No te olvides de comprobar los costes de transporte

12.

No te olvides de comprobar los costes de transporte

No des por sentado que los portes serán gratuitos, no suele ser lo habitual. Es importante tener en cuenta si los gastos de envío son aceptables en función del producto. Y saber si según las dimensiones y el peso del paquete el precio variará. Por ejemplo, desde La Redoute nos cuentan que, en su caso, "el transporte tiene un coste de 9,9 € solo para artículos volumétricos de más de 30 kg. Los artículos de menor peso su transporte es gratuito".

calendario orden comprar material escolar 00493817. Que el teletrabajo con niños en casa es un deporte de riesgo

13.

Que el teletrabajo con niños en casa es un deporte de riesgo

El teletrabajo es la mejor alternativa para continuar trabajando sin tener que salir de casa pero hacerlo con los niños en casa es más difícil de lo que puede parecer a priori. Si los niños son pequeños necesitan atención plena y solo dan respiro cuando echan la siesta o se quedan absortos viendo sus dibujos favoritos (y algunos ni eso). Y sin son más grandes necesitan ayuda con los deberes que a diario los colegios les envían telemáticamente. ¿La solución? Armarse de paciencia, intentar establecer un horario para ser más productivo y ser consciente de que igual no podrás abarcarlo todo. Márcate unos objetivos realizables e irás encontrando la manera. Estos ejercicios te ayudarán a llevarlo mejor. Así debe ser tu zona de teletrabajo. 

orden-estudio. Día 2. Pon a punto tu zona de trabajo

14.

Día 2. Pon a punto tu zona de trabajo

Prepara tu mesa de trabajo para varios días trabajando en casa. Lo primero es que despejes su superficie de objetos que no necesitas, puedes usar bandejas para tener a mano los papeles que consultes y el resto mejor en cajones y archivadores (si tienen el nombre sabrás más fácil lo que hay en ellos). Si tienes cajonera revisa que no esté llena de bolis que no funcionan o material de oficina que no vas a usar y haz sitio para lo que necesitas tener a mano estos días. Estos consejos del Feng Shui te ayudarán a rendir más. 

escritorio-antiguo-de-madera-en-el-salon 447188 . Crea tu rincón vintage

15.

Crea tu rincón vintage

Otra buena alternativa cuando te enamoras de una pieza, es rodearla o integrarla con otros muebles y complementos antiguos. Y también nuevos, aquí además se ha  unificando todo con el mismo tono de madera.

Escritorio, silla y lámpara de Merc&Cia.
Un auténtico rincón de trabajo

16.

Un auténtico rincón de trabajo

Aprovecha el bajo de una ventana para colocar una zona para trabajar cómoda y sin distracciones. Una repisa o tablero –bien anclado a la pared, por supuesto– es la superficie perfecta. Delimita y diferencia la zona con una alfombra. 

Repisa, de Fustería Sais. Silla, de La Maison. Lámpara azul, de India&Pacific. Alfombra de fibra vegetal, de Cado.
decorar pared blanca con fotos colgadas 00490777. Colgar una guirnalda de fotos

17.

Colgar una guirnalda de fotos

Es ideal para decorar una rincón del salón o una pared de tu zona de trabajo. No puede ser más sencillo: cuelga de una cuerda con pequeñas pinzas de madera las fotos. Puedes hacer más de una guirnalda. Si van a ser retratos y fotos de familia, para asegurarte que quedan bien, es una buena idea que todas las fotos sean en blanco y negro. La gran suerte es que, si no te gusta como quedan, siempre las puedes cambiar.

salon toque vintage escritorio con comoda antigua 00501841. Una pieza vintage con una nueva vida

18.

Una pieza vintage con una nueva vida

A veces, transformar una pieza antigua es simplemente pensarla para otro uso: aquí la cómoda se convierte en un apoyo para almacenar papeles en la zona de trabajo. El contraste, nuevamente, con la ligereza máxima de la mesa de cristal es precioso. La transformación de la cómoda acaba con el cambio de tiradores, también de cristal.

Mesa de centro y mesa auxiliar de Lucía Mariñas Interiorismo. Butaca de Porro en Qbika, escritorio de La Oca, silla Panton de Vitra y lámpara de Artemide. 
00449670. Y muebles funcionales

19.

Y muebles funcionales

“La estantería modular de IKEA es otra de esas piezas que siempre vienen conmigo”, continúa Marcos. Y es obvio porqué: son funcionales, se adaptan a los espacios y aumentan el almacenaje se pongan donde se pongan. 

Escritorio, diseñado por Pia Capdevilla. Silla, en Cado. Estantería, de IKEA. Estores blancos, de Villanova.
plantas-de-interior-poto-00500365-o ac61ecc9 798x1200. Favorecen el estudio

20.

Favorecen el estudio

Las plantas ayudan a tener una mayor capacidad de concentración y de creatividad. 

Lámpara, de House Doctor
00500362 35ae043f 750x1000. Son buenas compañeras de trabajo

21.

Son buenas compañeras de trabajo

Hay muchos estudios que aseguran que tener plantas en la oficina o en tu despacho de casa te ayuda a ser más productiva. Y los cactus, por ejemplo, eliminan las ondas electromagnéticas que producen los ordenadores y demás aparatos electrónicos. 

Lámpara flexo, de House Doctor; alfombra, de Carolina Blue y cortinas, de Zara Home.
salon-y-zona-trabajo-con-butaca-rejilla 00511348. Versiones modernizadas de la rejilla

22.

Versiones modernizadas de la rejilla

Esta butaca es un ejemplo. La rejilla o trenzado de su respaldo se actualiza con solo abrir el tejido y hacerlo más grueso y llamativo. El contraste de la fibra en un tono muy natural con la estructura metálica en color negro es la mezcla definitiva para traer el cannage a un interiorismo muy actual, como el de este salón.

Mesa y baldas a medida de Piccolo Mondo, silla de Catalina House, lámparas de Avanluce y sofá y mesas de centro en La Maison. 
0344. Con un completo despacho entre el salón y el comedor

23.

Con un completo despacho entre el salón y el comedor

Para la propietaria de este piso era muy importante contar con una zona de trabajo en casa, pero como no había un espacio para dedicarle, la decoradora aprovechó el respaldo del sofá para apoyar la mesa, una solución que oculta la trasera y, además, sirve de transición con el comedor. 

0533. Una polivalente zona de estudio común

24.

Una polivalente zona de estudio común

La distribución de la planta inferior también se modificó con las obras, lo que permitió ganar una antesala que sirve de zona de estudio común. "Aprovechamos la antigua mesa del comedor y la reconvertimos en la mesa de estudio de los tres hijos". Y se aprovechó una columna para integrar las baldas a modo de librería. 

Mesa, recuperada de los propietarios, sillas de Andreu World, en La Maison y lámpara de Cado. Suelo laminado de Quick-Step.

 

00464864. Rincones originales

25.

Rincones originales

Diseñado para poder tener un par de estantes, esta zona de trabajo consigue tener cierta privacidad al quedar de espaldas a la cama.

Mesa del estudio de Estrella Salietti y banqueta, de Mercader de Venecia.
balda-como-escritorio-frente-a-una-ventana-y-entre-un-armario-y-la-pared-00433317 6ec3b141. Hazte un hueco

26.

Hazte un hueco

Tener un lugar para organizar las tareas o trabajo en algún momento puntual es más fácil de lo que imaginas. En un hueco que no aproveches seguro que puedes colocar una balda con cajón incluido. En lugar de silla, opta por un taburete para que se pueda guardar bajo el escritorio sin molestar el paso.

Diseño, de la decoradora Cristina Carbonell y taburete, de Aquitania.
dormitorio-muebles-a-medida-y-zona-de-trabajo 404524. Con un mueble a medida

27.

Con un mueble a medida

Cuando quieres ir a lo seguro y aprovechar al máximo todos los centímetros del dormitorio es el momento de recurrir a los muebles a medida. Son la solución perfecta a tus problemas.

Mobiliario, diseñado por la decoradora Cristina Pérez.
dormitorio-con-escritorio-zona-de-trabajo 482027. Aprovecha cada rincón

28.

Aprovecha cada rincón

Es una solución decorativa que ayuda a optimizar todo el espacio disponible. Si tienes un rincón muerto aprovéchalo. Con una mesa y un par de estantes crearás un estudio para trabajar en apenas 1m2.

 Cabecero, mesita de noche, sillas y lámparas, en Coton et Bois. Alfombra, en Gra y escritorio, en Carolina Bllue.
zona-trabajo-en-el-dormitorio-con-balda 388133. Si tienes una balda, tienes una zona de trabajo

29.

Si tienes una balda, tienes una zona de trabajo

Consigue tu zona de trabajo con un mueble a medida a los pies de la cama. Eso sí, mira que haya suficiente espacio entre la cama y el escritorio.

 Silla de cuero y lámpara de hierro, en Luzio.
zona-de-trabajo-en-galería-del-dormitorio 456779. Trabaja en la galería

30.

Trabaja en la galería

En un extremo de la galería puedes tener una pequeña zona de trabajo. Coloca baldas sobre el escritorio para poder dejar libros u otros accesorios y evitar así que el escritorio no esté despejado.

Diseño de Dröm Living por Fustería Ebanistería Brañas. La silla y la alfombra son de Matèria y la lámpara, de Ikea.
dormitorio-armarios-a-medida-y-zona-de-estudio-bajo-la-ventana 495462 . El espacio bajo la ventana

31.

El espacio bajo la ventana

En muchas ocasiones, la ventana se encuentra en medio de una pared. ¿Cómo aprovechar todo el espacio de la ventana? Coloca una balda que se convierta en escritorio y crearás una zona de trabajo perfecta gracias a la gran fuente de luz natural que entra a través de la ventana. 

Mobiliario, realizado a medida por Marina & Co.
dormitorio-con-zona-de-estudio-entre-las-ventanas 497456 . Trabajar entre ventanas

32.

Trabajar entre ventanas

Aprovecha el espacio de pared que acostumbra a quedar muerto entre las ventanas para colocar un escritorio. Aunque sea pequeño puedes sacarle partido. Si además colocas un espejo te servirá también de zona de tocador.

Escritorio, de anticuario y funda nórdica, cojines y manta, de Zara Home.
dormitorio-con-zona-estudio-escritorio-antiguo 493866. Recupera un mueble antiguo

33.

Recupera un mueble antiguo

La presencia de un mueble antiguo añade personalidad y autenticidad a la estancia. En este caso, una gran mesa se convierte en una zona de trabajo perfecta. 

Escritorio, de Merc&Cía y banqueta, de Ana Galofré.
zona-de-trabajo-junto-a-la-cama-del-dormitorio 481908. Elige una pieza versátil

34.

Elige una pieza versátil

¿Tienes pocos metros? Elige un mueble con varias funciones como este escritorio que se usa como mesita de noche, tocador y mini despacho para cuando es necesario acabar alguna tarea del trabajo.

Escritorio, de Sacum y espejos de India & Pacific.
dormitorio-con-zona-trabajo-vitrina-secreter 0386444. Un clásico secreter con vitrina

35.

Un clásico secreter con vitrina

Para trabajar de manera ocasional no hace falta ocupar un gran espacio o toda una estancia. Por ejemplo, esta vitrina con la balda cerrada a simple vista parece una librería, pero abierta, el secreter se convierte en un escritorio para trabajar y organizar los papeles y tareas.

Vitrina y grabados, en Carmina Sanz Decoración
zona-de-trabajo-en-dormitorio 483034. Los elementos imprescindibles

36.

Los elementos imprescindibles

Para trabajar en el dormitorio no necesitas instalarte un despacho entero. Sobre todo, si los metros escasean. Por eso, elige mobiliario ligero visualmente y de colores neutros para que no "carguen" aún más la estancia. Con un escritorio, una silla y una lámpara podrás trabajar cómodamente. 

Cabecero, de Catalina House y mesita de noche y silla, de La Maison.
Un despacho cálido y acogedor. Un despacho acogedor

37.

Un despacho acogedor

Los materiales naturales son los protagonistas de esta zona de trabajo de techos abuhardillados. El escritorio de corte escandinavo y la alfombra mullida crean calidez en esta casa de montaña. 

Zona de estudio. Una zona de estudio para dos

38.

Una zona de estudio para dos

Las puertas de cristal llenan de luz y amplitud este estudio compartido decorado por Asun Antó. La mesa se ha reducido al mínimo para no empequeñecer el espacio : es una balda volada de 120 x 44 cm muy ligera. 

Balda volada de Dm lacado de Acocsa (400 €). Sillas de Ikea (159 €/u) y butacas de Coton et Bois (1.025 €). 
Libreria a medida. Una librería bien integrada

39.

Una librería bien integrada

La gran librería de pared a pared y de suelo a techo combina la parte superior de baldas abiertas y todo un frente de armarios debajo. Solo resta 40 cm de fondo pero regala mucho almacenaje (y orden). Su trasera es de la misma madera que el parqué.

Librería hasta el techo de 320 x 40 cm de Acocsa (1.500 €). 
Zona de estudio. Un estudio bajo la ventana

40.

Un estudio bajo la ventana

Para trabajar bien es necesario tener luz natural, por lo que el espacio bajo la ventana es perfecto para la mesa de estudio. En casa de la interiorista Adriana Farré la zona de trabajo comparte espacio con el salón. Queda de espaldas lo que le da cierta independencia. La mesa de madera con pequeños cajones es suficiente para revisar papeles. 

Escritorio  de Taimo (600 €). Butaca de Sacum (467 €).  
Aparador bajo. Un aparador para guardar

41.

Un aparador para guardar

Del orden la zona de trabajo se encarga un mueble bajo con puertas de persiana de aire nórdico. No tapa la luz y es perfecto para tener a mano y recogidos todos los documentos. 

Mueble auxiliar con puertas de persiana de Taimo (700 €). 
Zona de estudio en desnivel. Un estudio asomado al salón

42.

Un estudio asomado al salón

La zona de estudio está dos escalones más arriba que el salón al que queda abierto por un tabique a media altura. Una gran librería detrás y otra más pequeña, a un lado, flanquean el escritorio. Están hechas a medida con traseras de papel pintado para darle más profundidad. 

Librería a medida de obra con trasera empapelada diseño de Natalia Gómez Angelats, de donde también proceden los aplques (146 €/u). 
Zona de estudio. Una mesa muy ligera

43.

Una mesa muy ligera

El estudio ocupa apenas unos 5 m2. La mesa es una balda de roble de 7 cm de grosor que queda volada, diseño de la decoradora Natalia Gomez Angelats. Las sillas de metal y madera también son ligeras y ponen un contrapunto industrial. 

Mesa de Natalia Gómez Angelats (1.600 €). Sillas compradas en un mercadillo (70 €7u). 
Zona de estudio detrás del sofá. Un estudio detrás del sofá

44.

Un estudio detrás del sofá

La planta irregular del salón ha marcado la ubicación de la zona de estudio, en un entrante justo detrás del sofá. Su trasera sirve de apoyo para la mesa. Desde el salón casi ni se aprecia el armario empotrado que queda justo detrás del escritorio. Sin tiradores y en blanco, casi no se ve. 

Armario con frentes de DM lacado sin tiradores diseño de Van Castro, de Vivestudio (1.200 €). 
Zona de estudio. Un escritorio en L

45.

Un escritorio en L

La mesa de trabajo es un original tablero de roble en forma de L que se apoya en la pared y tiene una base de madera. Es un diseño de Van Castro, de Vivestudio, autora del proyecto. La silla de cuero sigue la misma línea cromática que la mesa. Y un book de hierro de unos 40 cm de ancho es perfecto para organizar libros y archivadores.  

Zona de estudio. Una mesa con alas

46.

Una mesa con alas

Usar un mueble recuperado para tu zona de estudio le pondrá un toque muy personal. Aquí, el escritorio es una mesa con alas de herencia. Al tener más profundidad tiene espacio también para plantas y una lámpara de sobremesa. 

Zona de estudio. Entre dos armarios

47.

Entre dos armarios

Esta zona de estudio aprovecha el espacio que queda bajo la ventana entre dos armarios. La mesa es una balda volada de roble de unos 40 cm de fondo y la mesa la butaca, que también se puede usar en la zona de lectura. Los estores son perfectos para regular la entrada de luz sin interferir en la mesa. 

Zona de estudio. Una mesa de oficio

48.

Una mesa de oficio

Este escritorio antiguo vive una segunda vida con un poco de barniz y una puesta a punto. Es una mes de oficio que combina muy bien con la butaca de caña. Junto al ventanal y rodeado de plantas tiene luz y es muy agradable. 

P��sate a la aerotermia

49.

Pásate a la aerotermia

Es un sistema energético renovable que aprovecha la energía calorífica del aire exterior también a temperaturas bajo cero y la lleva al interior de tu casa.

Lámparas, de Le Cirque de la Mouche.
Programa la calefacción

50.

Programa la calefacción

Si no estáis durante el día en casa, programa el termostato para que se encienda una hora antes de llegar: encontrarás la casa caldeada. Si hay habitaciones que no usas, cierra los radiadores y también las puertas.

Silla y lámpara flexo, de Sacum.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?