Dormitorios

4202 /7097
00435541

2101.

Un sofá con estilo a pie de cama

Si cuentas con un dormitorio muy amplio, ¿por qué no optar por un sofá a pie de cama en vez de la tradicional banqueta? Llena más el espacio, en proporción con la estancia; resulta más versátil, porque puede emplearse como descalzadora o repisa pero también como rincón de lectura; y por su diseño con el respaldo en capitoné y su tapizado en verde, da estilo a este dormitorio. 

Sofá, en La Torre.
00460958

2102.

Un puf XL con espacio para guardar

Repisa, arcón y asiento mullido. Este puff reúne tres funciones en una. Y, además, viste el pie de cama. Al elegirse del mismo color del cabecero se integra a la perfección en el este dormitorio. 

00410659

2103.

Dos cajas con tapa de fibras apiladas

Es una opción muy capaz, ya que ambas cajas ofrecen mucho espacio para guardar, y versátil, porque así como se han organizado apiladas, puedes colocarlas una al lado de la otra y dar un look distinto a este espacio a pie de cama. 

Dormitorio pintado en azul 00499128 O

2104.

Un puff tapizado que da un extra de confort

No es necesario llenar el pie de cama con una gran banqueta o banco. Un pequeño puff, como este, puede recoger esta zona y, al ser tapizado y de textura mullida, da un plus de confort. 

Puff de Dernier. 
00501703

2105.

Un banco recuperado con sabor rústico

Este banco con poco fondo es perfecto para decorar el pie de cama porque apenas ocupa espacio pero al tratarse de una pieza recuperada y con un marcado sabor rústico, da un toque personal al ambiente. 

00492057 5d064629 1450x2000

2106.

Un mini taburete con sabor rústico

Este dormitorio es un equilibrado mix de estilos que funciona a las mil maravillas. Clásico, moderno y también rústico, con este pequeño taburete que ocupa lo mínimo pero que da un toque un toque natural a un dormitorio sofisticado. 

Taburete, en Catalina House. 
00497528

2107.

Una librería de poco fondo

Aprovechar el espacio a pie de cama con una librería baja de poco fondo, como se ha hecho aquí, es un recurso muy útil para guardar desde tus libros preferidos hasta mantas o cojines en cajas decorativas. 

Librería de pladur con chapa de madera. 
00489123

2108.

Una mini banqueta en capitoné

No por pequeña es menos decorativa. Y esto se debe a su diseño, con la estructura de madera y las patas de tijera, y su tapizado en capitoné a juego con el cabecero, y rematado con tachuelas. 

Banqueta de Arterole Home. 
00487128

2109.

Un baúl de fibras muy capaz

Capacidad y calidez. Este baúl aúna estos dos conceptos gracias a su material, y es que las fibras dan un plus de confort y calidez a cualquier ambiente. 

Baúl de Maisons du Monde. 
00474676 b5f5ace8

2110.

Una banqueta clásica con una práctica repisa

Esta banqueta se ha elegido en la línea clásica del dormitorio, pero se ha buscado darle protagonismo con la elección de una madera de tonalidad más oscura y un tapizado en capitoné de un color burdeos. 

Banqueta de Becara. 
dormitorios-de-primavera-00489245 ed373624 1335x2000

2111.

Dos grandes banquetas recuperadas

La proporción es clave en la decoración. Y una buena prueba es este dormitorio, en el que el pie de cama se ha vestido con dos grandes banquetas gemelas en sintonía con la amplitud del dormitorio. Recuperadas y con el sobre de cuerda, encajan a la perfección en este dormitorio de look relajado. 

Banquetas, en Cado. 
00423935

2112.

Un taburete con una práctica balda

Si no quieres recargar el pie de cama con un banco o una banqueta, una alternativa es apostar por un taburete, como se ha hecho aquí. Vestirás el pie de cama pero sin recargarlo. Este taburete, al contar con una balda, duplica su capacidad ocupando el mismo espacio.

Taburete y cesto de Sacum. 

 

00452039

2113.

Un puff XL que viste el pie de cama

Si no necesitas espacio para guardar, apostar por un puff es sin duda la opción más confortable, sobre todo si sueles usarlo como descalzadora. 

00452076

2114.

Taburetes: ¡dos mejor que uno!

Los taburetes ofrecen mucha más versatilidad que un banco o una banqueta, porque puedes llevártelo al lado de la cama como repisa extra si lo necesitas. Combinar dos, como se ha hecho aquí, crea un conjunto más armónico y simétrico. Eso sí, elígelos iguales. 

Taburetes de mimbre de Deco & Living. 
00411837 O (Copy)

2115.

Una banqueta muy discreta de líneas rectas

A juego con una de las mesillas, esta banqueta resulta ligera y pasa prácticamente desapercibida en este dormitorio que combina piezas actuales con otras recuperadas. Un buen truco es aprovechar la parte inferior con un baúl o algún accesorio con espacio para guardar, como se ha hecho aquí. 

Banqueta de Coton et Bois. 
00383640

2116.

Baúles y cestas, una combinación muy capaz

Esta combinación es perfecta para vestir el pie de cama y a la vez ayuda a mantener despejado el dormitorio. Los baúles, además de guardar, sirven de repisa, en este caso decorativa, y la cesta es perfecta para tener a mano desde plaids hasta los cojines decorativos de la cama. 

Baúles y cesta, de Azul-Tierra. 
00407828

2117.

Un gran cesto de fibras a pie de cama

Completar el pie de cama con un cesto es una opción muy práctica porque puedes moverlo con facilidad, incluso de un espacio a otro en función de las necesidades, no es muy voluminoso, es práctico para guardar y decora por sí solo, ya sea por su diseño o por los objetos que alberga. 

00380114

2118.

Baúl y maleta, un dúo muy capaz que decora

Si quieres darle un uso más decorativo que práctico al pie de cama, combinar, como se ha hecho aquí, un baúl de fibras con una maleta antigua le dará un toque personal y vivido. Con el plus de que puedes guardar, si lo deseas, en ambas piezas. 

00376162(1)B

2119.

Una banqueta de aire afrancesado

Su diseño de patas torneadas y su tapizado en capitoné hacen de esta banqueta de estilo Luis XV una pieza decorativa más de este dormitorio. Además, su diseño redondeado la hace más ligera visualmente. 

Banqueta de Cottage Little House. 
00348807

2120.

Un gran baúl de fibras naturales

Las fibras naturales están de moda y dan un toque cálido a cualquier ambiente. Además, encajan en cualquier tipo de decoración, ya sea más clásica o actual. Aquí, este baúl, con asas de cuero que le dan un toque vintage, decora el pie de cama a la vez que ofrece mucho espacio para guardar.  

Baúl de mimbre con asas de cuero, en The White House. 
00317263

2121.

Un baúl chino lacado en blanco

Apostar por un baúl a pie de cama es un perfecto dos en uno: sirve de repisa para sentarse o dejar la ropa preparada para el día siguiente, y a la vez ofrece mucho espacio para guardar, desde mantas hasta los cojines o cuadrantes de la cama. 

Este baúl es de Home Makers. 
00326143

2122.

Una banqueta clásica a juego con el estilo del dormitorio

Completar el pie de cama con una banqueta es una de las opciones más habituales. Sirve de práctica descalzadora, repisa y además resulta visualmente ligera. Además, puedes aprovechar la parte inferior con cestas o, como aquí, con una maleta antigua, que además de servir para guardar, decora por sí sola. 

Banco, en Little House y maleta, en Luzio.
00438307

2123.

Una pared en verde y con molduras que hace de cabecero

¿Para qué quieres un cabecero al uso si toda una pared puede hacer esta función decorativa? En este dormitorio, se ha pintado la pared del cabecero en un verde luminoso y para vestirla aún más se ha empanelado con molduras, lo que acentúa su efecto decorativo.

 

00447294

2124.

Extra de calidez con un papel pintado muy british

En este dormitorio de montaña se decidió prescindir del cabecero, que en un espacio abuhardillado y pequeño podría ser más un estorbo que nada más, y en vez de eso, se revistió la pared con un original papel pintado con cuadros escoceses. Por su personalidad, se dejó solo para un pared, la de acento, y el resto se pintó en un verde a juego. Además de decorar, arropa visualmente este espacio, haciéndolo más acogedor.  

Papel pintado de Leroy Merlin. 
dormitorio-pequeño-en-tonos-neutros-con-cama-con-cabecero-tela-00505561

2125.

La medida de la cama

Esta decisión es clave en espacios pequeños. Cuando en el dormitorio no sobran los metros, la medida de la cama no puede ser la que quieras sino la más adecuada. Puede que no tengas que elegir la medida de 1,50 m de ancho del colchón sino la de 1,35 m. Mide el ancho y largo de la estancia. A cada lado de la cama deben quedar al menos 50 cm libres hasta la pared para pasar.

Cabecero de franela y mesita de noche de Casual Home Solutions.
dormitorio-con-cama-con-cabecero-fibra-y-aplique-en-pared-00507316 O

2126.

Estructura de cama de reducidas dimensiones

Cuando hay poco espacio en el dormitorio pero quieres una cama bonita, debes pensar en modelos cuya estructura no sobresalga más que unos centímetros respecto al colchón. Los hay con cabecero integrado que apenas ocupan.

Cabecero en Taller de las Indias y lámpara de Light & Living.
dormitorio-en-tonos-blancos-con-espejo-y-ventanal-00503803 O

2127.

Con cajones integrados en la estructura

Los cajones o gavetas pueden ser laterales o frontales. Es una manera de ganar espacio en el que guardar cosas en dormitorios pequeños. Así se aprovecha la altura de la estructura de la cama. Pensamos en camas con cajones laterales pero, si allí no hay espacio suficiente para abrirlos, ¿por qué no eliges un diseño con contenedor al pie? 

Dormitorio con cabecero-capitone-pared-negra-y-ropa-blanca-y-negra 397809

2128.

No descartes el somier, pero con estilo

Puede que a priori el somier te parezca una pieza poco estética para tu dormitorio, pero es una opción económica y que siempre se ajusta al tamaño del colchón. Lo que debes hacer es vestirlo con un cubre somier textil para que no se vean las patas y dejar que colcha y edredón caigan sobre él. Debajo, aprovecha el espacio con cajas extraíbles.

Cabecero, colcha, cojines y cubre somier en Azalea Decoración. Mesita de noche de Wunderkammer y lámparas de Saltoki.
cama-con-canapé-para-almacenaje 464751

2129.

Cama con canapé

Colocar el colchón sobre un canapé es una idea de cama que te hará ganar capacidad de almacenaje cuando hay poco espacio en el dormitorio. El canapé tiene la misma medida que el colchón (con lo que no sobresale por ningún lado) y cuenta con una tapa elevable para acceder al interior (los mecanismos hidráulicos facilitan el acceso. Es recomendable que lleve un sistema que evite que el colchón se desplace cuando se abra la tapa.

Canapé de Kibuc y banqueta de Ikea.
dormitorio-rustico-techo-inclinado-00497974

2130.

La ubicación de la cama en un dormitorio pequeño

Anota esta idea para habitaciones con poco espacio: la ubicación ideal de la cama. Las camas de matrimonio se suelen colocar en el centro de una pared, con espacio para acceder por cada lado. No descartes ninguna pared, usa la más larga. En espacios abuhardillados, coloca el cabecero en la parte de menor altura. 

Mesita de noche de Ethnicraft y alfombra de India & Pacific.
dormitorio principal con frente de armarios y butaca 00500451

2131.

Desde los pies de la cama…

No pienses solo en el ancho de la cama sino también en el espacio que quede desde el final del colchón o estructura de la cama hasta la pared o armario a los pies. Asegura también un paso de otros 50 cm como mínimo. Esto hará que el colchón sea de 2 m de largo o de 1,90 m cuando necesites ganar centímetros.

Butaca de Ikea.
dormitorio techo abuhardillado y cama pegada a la pared 00500666

2132.

¿Y si pegas la cama a una pared?

No es lo habitual en camas dobles pero es una buena idea para habitaciones pequeñas. Adosa el colchón a una pared para ganar espacio. Podrás acceder a la cama por el lado despejado o por los "pies". Esto te permitirá escoger incluso una cama más ancha. Valora.

Funda nórdica de H&M Home y lámpara de Fronda.
dormitorio con camas en ángulo

2133.

Crece hacia arriba con camas a medida

Cuando se trata de ganar camas, las literas son una buena elección si el techo lo permite. Lo ideal es tener a partir de 270 cm de alto. En este dormitorio la ventana impedía poner una litera normal. La interiorista Natàlia Gómez-Angelats ha colocado las camas de DM lacado en ángulo para aprovechar el ancho de la habitación. ¿Su toque original? Una red en lugar de una barandilla. 

Hornacina en la equina del dormitorio

2134.

Cada cm cuenta para guardar

Si te gusta leer en la cama araña unos cm para tener a mano tus libros, como en este proyecto de Miriam Barrio. Un recoveco ganado a la pareddeunos25x25cm de fondo es suficiente para tener varios estantes y cajones muy prácticos para guardar lo más pequeño. Pintado en el mismo tono rosa que el resto de dormitorio (Valentine, VC056 Inca) desaparece. 

Armario abierto al dormitorio por pared acristalada

2135.

Las correderas son tus aliadas

La zona de vestidor tiene un espacio de paso de unos 80 cm frente los armarios, más que suficientes gracias a que sus puertas son correderas. El tabique acristalado de la pared del cabecero "crea un corredor que aísla la zona de vestidor y a la vez deja que pase la luz", explica la interiorista Begoña Susaeta. Así el vestidor no queda tan cerrado y tiene luz natural. 

comoda rosa 00330905

2136.

Pintar para coordinar

El papel pintado es otro de los grandes clásicos para transformar los dormitorios donde normalmente viven las cómodas. Y muchas veces, no hay mejor manera de completar un coordinado que pintando para lograr el color justo. Aquí se consiguió el tono rosa intenso del papel, como en algunas de las telas. Y así se le dio un vuelco a esta pieza que era sobria y seria para que encajara en una habitación infantil.

comoda decapada en blanco en dormitorio00417671

2137.

Un paso más: decapar

Pintar una cómoda está al alcance de cualquiera, decaparla para darle un aspecto envejecido es solo dar un paso más. Se trata de lijar suavemente hasta que sale la madera bajo la pintura, imitando las rozaduras y el desgaste que le produciría el paso del tiempo. Suele hacerse en los extremos y bordes del sobre, las esquinas de las patas, en las molduras, si las tiene...

detalle comoda bicolor 00368045

2138.

¿Nos inventamos las molduras?

Así de fácil puede ser convertir una cómoda blanca en una pieza de inspiración gustaviana. Donde habrían unas molduras pintamos un rectángulo gris.

cómoda pintada azul dormitorio 00435570

2139.

El azul es para el dormitorio

Un buen recurso para los fans del azul (que son muchos en los dormitorios) que no quieren pintar toda la pared. La llegada del chalk paint ha revolucionado el mundo del DYS con este acabado tan profesional al alcance de las manos más inexpertas. Y también al alcance de muchos materiales. Fíjate que esta cómoda, es de fibra natural y caña.

comoda bicolor 00405980

2140.

Un sutil bicolor: elegante

Dos tonos de beige juegan a dar volumen a esta cómoda y destacar los detalles: los bonitos tiradores y herrajes clásicos, y las formas redondeadas de la pieza. Así se potencian sus aires afrancesados.

comoda blanca y gris 00394814

2141.

Destacar las molduras

Sácale partido. Algo tan sencillo como pintar remates y molduras en blanco sobre azul puede convertir una cómoda en una pieza única y mucho más sofisticada.

detalle comoda tiradores 00345191

2142.

Si no te atreves a pintar, ponle otros tiradores

Muchas veces el cambio puede ser mayor de lo que te imaginas. Mira como sustituyendo unos tiradores de madera por unos de cristal se consigue sumar muchos puntos de romanticismo a este dormitorio. La gracia es buscar piezas realmente especiales.

comoda blanca con perchas en dormitorio 00455284

2143.

Un rincón para preparar tus looks

Si tienes una cajonera bajita, siempre puedes aprovechar el espacio de arriba para colocar una barra perchero, será el sitio ideal para prepara la ropa de la semana o ventilar la que ya te has puesto.

comoda blanca como cambiador 00460870

2144.

Como cambiador

Para que funcione solo debe tener una altura que te sea cómoda para cambiar a tu bebé. No te preocupes mucho por el ancho porque suele ser más práctico colocarlo en este sentido y más seguro que usar solo el cambiador de espuma. El accesorio cambiador lo puedes encontrar en tiendas especializadas de bebés y debe fijarse en el mueble. Igual que puedes usar una cómoda como cambiador, si te compras una nueva para su dormitorio, siempre podrás usar todas estas ideas que has visto para transformarla y reutilizarla más adelante. 

comoda como mesita de noche 00455183

2145.

No te rindas, piensa en otro lugar

A veces una pieza era tan ideal y perfecta para su función, que nos cuesta imaginarle una nueva vida. Repasemos otras posibles funciones de una cómoda: para que ahora haga de mesita de noche, la única condición necesaria es que no sea muy alta. Si lo piensas, no ocupa mucho más que una mesita convencional y puede ser ideal precisamente para ganar almacenaje en dormitorios pequeños. 

comoda en dormitorio pintada 00477813 O

2146.

Combinar más de un color

Pintar con más de un tono una misma pieza nos permite ponerla en valor: destacamos sus virtudes y también añadimos más juegos a la decoración de la estancia. En este caso se usan los mismos colores que se coordinan en la habitación y se destacan el sobre y los pies de la cómoda, que están mucho más trabajados. 

dormitorio con baño en suite y puerta corredera de cristal 00492034

2147.

Prescinde de alguna puerta

Con la misma idea, la de que la luz se reparta, si prescindes de puerta en el baño también dejarás que pase la luz natural. Esto es posible cuando la disposición dentro del cuarto de baño es por cabinas que mantienen la privacidad en la zona de inodoro y ducha. Así, el área del lavabo hace de distribuidor y es el que más se beneficia de ese extra de luz natural.

Cabecero realizado por Glow Rehabilita.
baño abierto al dormitorio con biombo junto a lavabo 00493574 O

2148.

Menos división, más luz

Ya has visto las tres opciones para llevar luz al baño sin ventana. Lo que debes tener en cuenta es que cuanto menor sea el elemento divisorio (tabique, puerta, panel, etc.) y más transparente, perderás privadidad pero ganarás luz, sobre todo, si la entrada de esa luz -la ventana- queda frente al acceso al baño.

Mueble lacado, espejos con luces perimetrales y biombo de madera, diseño del decorador Javier Merediz. Lavabo de Cielo y grifería de Roca.
dormitorio con armario papel pintado y puertas de cristal al baño 00498883

2149.

Puertas de cristal, la tercera opción

Si no quieres optar por un tabique de cristal ni puedes prescindir de puerta, entonces esta es tu opción para ganar luz en un baño sin ventana: elige puertas de cristal o con vanos acristalados que, al menos, dejen que la luz alcance el interior del baño cuando estén cerradas. Para mantener la intimidad, opta por cristales al ácido.

Mural y cortinas diseño del estudio Hoc Volo y banqueta de Deco&Living.
baño abierto al dormitorio con pared de cristal 00501601

2150.

1. Eliminar tabiques y abrir el baño a una fuente de luz natural

Básicamente, una de las opciones que funciona para llenar el baño de luz aún cuando no tiene ventana es abrirlo al espacio más cercano que sí la tenga. Suele ser el dormitorio. En estos casos, sustituir un tabique por un fijo de cristal hace que la luz se reparta de un ambiente a otro. Puede ser de suelo a techo o solo una ventana.

Muebles diseñados por Marta Tobella.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?