Dormitorios

2001 /7175
Con baño en suite –y bañera–

2001.

Con baño en suite –y bañera–

En este dormitorio es todo tan blanco, tan puro, que si no te fijas no ves que detrás del cabecero hay una zona de aseo –con bañera exenta incluida–. El cabecero actúa como barrera física entre ambos espacios, pero son las lámparas las que consiguen la separación visual.

Lámparas, de Bloomingville.
cama-hecha-00380114-o 8cbd8250 899x811. Ordenar la casa sin esfuerzo

2002.

8. Ordenar la casa sin esfuerzo: 50 rutinas que cambiarán tu casa ¡y tu vida!

El orden es cuestión de hábitos y de rutinas. Y a veces con poquísimo esfuerzo podemos obtener un gran resultado. Imagínate el dormitorio con la cama por hacer o, en cambio, bien ventilado y con la cama perfecta. Qué diferencia, ¿verdad? Pues solo necesitas invertir unos pocos minutos. Y como esta, te proponemos hasta 50 rutinas que cambiarán tu casa e incluso tu estado de ánimo. 

00510478 a307289f 2000x1737

2003.

Un banco bajo la ventana

Cuando un dormitorio luce un ventanal así, ¡lo suyo es aprovecharlo! Un banco de obra es el recurso idóneo para conseguir un espacio íntimo –o un rincón de lectura, vale para lo que tú quieras– en el que relajarse y disfrutar de las vistas.

Sofá a medida con colchoneta de Cusó Tapissers. Alfombra, de Coco-Mat. Cestos, de Sacum.
00508558

2004.

Panel acristalado y corredero para esconder la ducha

Donde antes había un tabique que separaba el dormitorio del baño, ahora un panel acristalado es el que divide los espacios. Eso sí, con más estilo y dejando pasar la luz natural al aseo. Son dos puertas correderas y una fija, tras la que se esconde la ducha.

Taburete y lámpara de techo, de Idees Disseny.
00508534

2005.

Todo en blanco

El suelo, el techo, las paredes y hasta los muebles son blancos. Y la cama, situada bajo la ventana, aprovecha la forma de este dormitorio alargado y rectangular para captar todas las miradas y mostrarse extracómoda. ¿Y las mesitas? ¡No hay! La repisa hace las funciones y, además, actúa de cabecero.

Mobiliario, diseño de Estudio Milans de Bosch. Funda y cuadrantes, de Filocolore. Alfombra, de Carolina Blue.
Por su pared-cabecero de cristal

2006.

Por su pared-cabecero de cristal

Hace las veces de cabecero y de separador entre el dormitorio y el vestidor. Pero es que, además, confiere al dormitorio de un ambiente palaciego y muy romántico, que se ve acentuado por la ropa de cama rosa. ¡Por algo ha sido tendencia en 2019!

Apliques, de Marset.
dormitorio-con-baño-integrado-y-muebles-de-obra-madera-y-fibra-00507084

2007.

Un dormitorio de verano: sencillo y relajado

Madera al natural, tejidos gustosos y ligeros y ningún artificio. En este dormitorio, todo está pensado para conseguir un look relajado, tranquilo, sin prisas. Los materiales naturales –desde el lino de los textiles al cabecero de madera– muestran su mejor virtud y dotan de frescura y calidez a la estancia.

Cabecero, mesita de noche, lámpara de techo y ropa de cama, en Catalina House.
Por su (bien pensada) zona de lectura

2008.

Por su (bien pensada) zona de lectura

La solución perfecta para conseguir un rincón personal e íntimo y sin perder ni un ápice de estilo, especialmente gracias al sofá chéster que lo protagoniza. Por cierto, este dormitorio integra también un vestidor y un baño.

armario-vestidor-abierto-con-cajones-en-orden-y-baldas -00404249 c7580905 1334x2000

2009.

4. Tú y tu casa no necesitáis estas 50 cosas

¿Cuántas veces has comprado cosas para casa que, después, resulta que ya tenías? Antes de enamorarte de unas sábanas nuevas, comprueba si realmente las necesitas y si aún así te las llevas a casa, deshazte de un juego de las más viejas, es la única manera de no acumular por vicio. En este artículo, que ocupa la cuarta posición de nuestros artículos más leídos, encontrarás más de 50 ideas que puedes ahorrarte en casa. 

dormitorio-textiles-y-banco-en-ventana-00510479 O

2010.

Usa los textiles a tu favor

Como verás, te recomendamos ir poco a poco y con los básicos como bandera cuando te enfrentes a la decoración de una casa por primera vez. ¿Cómo hacer entonces que se sienta cálida y hogareña? ¡Con los textiles! No fallan. Son fáciles de cambiar con el tiempo. Llena la cama y el sofá de cojines y juega con las alfombras, coloca mantas o plaids… Dan color, confort y aportan matices con sus texturas y tejidos. Son perfectos.

Sofá a medida con colchoneta de Cusó Tapissers, alfombra de Coco-Mar y cestos de Sacum.
00503933

2011.

Con un inconfundible aire veraniego

La luz que entra por la ventana, su fresca ropa de cama y su aire mediterráneo convierten a este en el mejor dormitorio de verano de este año. El cabecero de obra, además de una superficie perfecta para decorar sin hacer agujeros, cuenta con unas hornacinas a modo de mesita de noche para aligerar, aún más, el espacio. El resto de esta casa de playa es igual de fresca. 

Cuadros, banqueta y cortinas de India & Pacific. Ropa de cama blanca de La Maison. Fundas azules de Lo de Manuela. Cojines de rayas de Cado.
00501703

2012.

Papel pintado en la pared del cabecero

Aporta textura y profundidad, además de un punto elegante muy chic. Si lo observas con detenimiento, verás que todos y cada uno de los tonos que decoran este dormitorio –beige, chocolate, ocres y mostazas– están en el revestimiento. Y el resto de piso es igual de acogedor. 

Cabecero, mesita de noche y lámpara de techo, diseño de Natalia Gomez Angelats.
Cabecero de obra a modo de separador

2013.

Cabecero de obra a modo de separador

¡Nos encantan los cabeceros de obra! Se integran genial, son decorativos y, además de convertirse en una superficie más para darle un aire personal a tu habitación, pueden servir también para separar visualmente el baño del resto de la estancia, que comunica con el vestidor.   

Dormitorio con cabecero de madera natural 00500453

2014.

De aires naturales

Gracias al blanco inmaculado de las paredes, las cortinas de lino y las maderas lavadas –del cabecero, la banqueta y el suelo– este dormitorio luce fresco y con un look relajado. La ropa de cama, en un color azulado, introduce el mar en esta estancia y la comunica con el exterior. Te invitamos a que veas el resto.  

Cabecero, banco y lámpara flexo de Sacum. Lámpara de techo de Ladies and Gentleman. Cortinas y alfombra en Filocolore.
00500538

2015.

Tan acogedor…

… que sería normal no querer salir de la cama. Cálido, estiloso y con un elegante aire clásico gracias a las boiseries de las paredes, y que se ve acentuado por las cortinas de lino y el suelo de madera de roble. El resto de esta casa luce el mismo estilo clásico, ¿entramos?

Banqueta, de Mercader de Venecia. Ventilador, de Faro.  
00498771

2016.

Con la ventana enmarcada con estanterías

Una solución perfecta para conseguir más espacio para almacenar libros. La ventana funciona como punto focal –al que le hace la competencia el cabecero enmarcado con madera y entelado–, y queda delimitada por dos librerías que no ocupan espacio visual y se integran a la perfección con el resto de la estancia. Aquí tienes el resto de este chic y luminoso piso

Cabecero y sofá, diseño de Deulonder Arquitectura Doméstica.
00498883 46009477 1481x2000

2017.

Una solución ligera con cortinas

Con ese mural a modo de cabecero y la idea de reducir puertas, en esta reforma se optó por colocar una cortina a modo de puerta del vestidor. Siendo, además, de lino, aporta textura y un estilo ligero, que contrasta con la ropa de cama más oscura. ¿Vemos el resto?

Mural y cortinas, diseño del Estudio Hoc Volo. Banqueta, de Deco&Living.
Dormitorio rústico con vigas de madera 00497734

2018.

Protegido por la madera

Aunque no lo parezca, toda la madera que rodea este cálido dormitorio es la original. Eso sí, después de recuperarla y aclararla para conseguir ese acabado tan acogedor, vivo y mucho más actual. ¿Quieres más madera? Mira el resto de esta cabaña de montaña.

Banco y alfombras, de Luderna Design. Espejos, de Carolina Blue. Mesitas de noche, de El Corte Inglés.
dormitorio-techo-abuhardillado-y-cama-con-cabecero-tela-00500835

2019.

¿Y los textiles de la casa?

Que se vean actualizados (en diseño) y en buen estado (nada de blancos amarillentos). Los textiles son un gran aliado para mantener la casa en buen estado y de tendencia. Se pueden cambiar fácilmente, sin necesidad de obra, y su peso estético hará que todo se vea más confortable y nuevo. Piensa en la ropa de cama del dormitorio, las cortinas y estores, tapicerías del cabecero y del sofá, los cojines, las sillas tapizadas del comedor… todo cuenta.

0307-1 98e128d8 1333x2000

2020.

Un dormitorio que transmite calma

Blanco y más blanco. En paredes, techos, suelos y armarios. ¿El resultado? Una caja de luz que transmite una atmósfera relajante y en calma perfecta para desconectar en verano, pero también en invierno arropado por unas mantas bien gustosas. 

 DSC0015

2021.

Un dormitorio con mucha personalidad con piezas recuperadas

Este dormitorio demuestra el valor de las piezas recuperadas y cómo se les puede dar una nueva vida. El cabecero, por ejemplo, era un antiguo arrimadero de la casa, y las contraventanas apoyadas en la pared se restauraron y se convirtieron en un objeto decorativo-lámpara. Al iluminarlas por detrás, por la noche, cuando la luz se filtra entre las lamas, crea un juego de luces y sombras muy especial.

00498701

2022.

Un dormitorio decorado con piezas escogidas

Piezas de anticuario conviven con otras actuales con un look clásico en este dormitorio. Y es que, en la línea de todo el piso, se ha buscado una decoración muy cuidada y personal donde lo antiguo conviva de manera natural con lo nuevo. 

00506970

2023.

Un templo del descanso de aire clásico

En el dormitorio se buscó realzar el carácter clásico: paredes con molduras tipo boiserie, un cabecero en capitoné y linos en la ropa de cama y los textiles, que dan un look especial. ¿Quieres ver el resto del piso?

dormitorio-rustico-techo-inclinado-00497974

2024.

Un dormitorio con sabor escandinavo

Este dormitorio abuhardillado respira un look muy nórdico: blanco, madera y una atmósfera recogida y muy cosy. De hecho, las vigas de madera fueron uno de los escasos elementos originales que se conservaron tras la reforma. No te pierdas la casa al completo

Banco a pie de cama de Kave Home.

2025.

Un banco ligero tapizado en gris

Es el modelo Loya de Kave Home (159 €). Con estructura de madera de haya y tapizado en tela con tratamiento antimanchas. Mide 128 x 42 x 41 cm. 

Comprar

Dormitorio con cabecero a medida_ 516859

2026.

Un dormitorio muy sereno que invita al relax

Un cabecero a medida de DM lacado a juego con las paredes y un papel pintado con textura y acabado brillante visten de manera discreta y elegante el dormitorio, que integra el baño en suite. 

Cabecero de DM con las mesillas integradas, diseño de Pia Capdevila. Aplique de Faro y cuadros de Sacum.

Dormitorio con ventanal al jardín y pared del cabecero revestida de papel pintado_516934

2027.

Un dormitorio sofisticado con un original cabecero de papel pintado

Los mismos tonos sosegados que vemos en la zona de día se repiten, como un hilo conductor, en el dormitorio principal, donde la original pared del cabecero, que se ha revestido con papel textil de algodón, es la gran protagonista: "Era una manera de romper con lo convencional y, a la vez, dotar de sofisticación esta estancia siguiendo con los mismos tonos de toda la casa", explican la decoradora. 

Papel pintado de Phillip Jeffries y librería con cajones de The Room Studio. 

Pasillo de acceso al dormitorio con vestidor tipo closet_517098

2028.

Un dormitorio con un vestidor tipo clóset en el pasillo

En la suite, un papel clásico de franjas bicolor preside la pared del cabecero, enmarca la cama y le da protagonismo. Asun reservó el vestidor para el pasillo y lo planificó tipo clóset: abierto, para aprovechar mejor el espacio, pero con una puerta corredera para poder disfrutar de más intimidad. 

El vestidor es un diseño de la decoradora, igual que el armario del pasillo y el arrimadero.

Dormitorio con papel pintado a rayas verticales en la pared del cabecero_517100

2029.

Un mirador que regala luz y vistas al dormitorio

La guinda del dormitorio es su mirador, que baña de luz la estancia y regala profundidad visual, multiplicando la sensación de amplitud. Precisamente fue la espectacular luz de la que disfruta esta estancia lo que les permitió apostar por el papel pintado bicolor del cabecero sin temor a que tuviera demasiado protagonismo. 

Cabecero de Coton et Bois. Plaid de Maison de Vacances y manta de Ofelia Home & Decor.

color pantone classic blue sofa de terciopelo en dormitorio 00407769

2030.

Con el blanco (mejor roto), nunca falla

Superando la versión contrastada y marinera, combinarlo con colores crudos o beige es una opción para escenarios más clásicos como este dormitorio. En esta línea, Pantone nos propone el color Cornhusk (hoja de maíz) que es un poco más crema.

Sofá de Designers Guild y alfombra en BSB.
color pantone classic blue pared dormitorio combinada con papel pintado 00451602

2031.

El dormitorio: es su lugar natural

El Blue Classic y los colores de su familia cromática, los azules oscuros e intensos, han sido un recurso habitual en los dormitorios clásicos porque tienen fama de ser tonos relajantes. Aquí se ha usado como contraste, le da un toque más actual al papel pintado.

Banqueta de Sacum y papel pintado de Flamant.
color pantone classic blue pared dormitorio con arrimadero alto de madera 00390674

2032.

Combina y compensa la madera

Como puede pecar de demasiado oscuro o denso como color único, aquí lo vemos combinando con la madera, a la que le podría pasar exactamente lo mismo. Se compensan.

Cabecero de capitoné con tela de Designers Gild, igual que las banquetas. Mesita de noche, modelo Nordic de Ethnicraft y lámpara de techo de Arturo Álvarez.
color pantone classic blue cabezal tapizado 00483235

2033.

¿Una mezcla clásica o atrevida?

Natalia Zubizarreta ya tapizó el cabezal de este dormitorio y nos enseñó una combinación tan clásica como colorida. Las dos gamas sorprenden juntas: la de azul y la del rojo hacia el coral.

Cabecero a medida de Tapicerías Toral y butaca de Bazar. 
baño-en-dormitorio-con-puerta-corredera-00507441 O

2034.

Puerta corredera: ¡más espacio en el baño!

Sobre todo en aseos o baños pequeños, sustituir la puerta batiente por una corredera concede metros (calcula alrededor de 1 metro cuadrado de espacio libre). Instalada dentro del tabique implica trabajo de albañilería porque hay que crear un marco nuevo.

Puerta corredera integrada en tabique - 900 € (implica que además hay que sumar pintura al menos)

Puerta corredera de superficie con mecanismo a la vista - 450-500 €

Limpieza 00507346 O. Haz la cama cada mañana

2035.

Haz la cama cada mañana

Es una de las tareas que quizás más sensación de orden pueden generar en una casa. Llegar a una casa y que la cama no esté hecha dice mucho de la persona. Intenta cada vez que te levantes, airear la zona del dormitorio. Unos minutos bastan para ventilar la cama. Luego estira las sábanas y haz la cama antes de salir de casa. Ya verás la sensación de orden, limpieza y calma que te dará cuando al llegar veas la cama hecha. ¿Quieres saber más beneficios de hacerse la cama cada día?

00357970

2036.

Un dormitorio al calor del fuego

Contar con una chimenea en el dormitorio es un lujo. No solo porque crea una sensación de confort y resulta agradable ver el crepitar del fuego, sino porque es un refuerzo muy útil a la calefacción. Incluso, en climas suaves, puede ser un sustituto. En este dormitorio abuhardillado, la decoradora Vanda Jewiiss no ha dudado en incluirla.

Chimena rinconera de obra. Vigas vistas en el techo a cuatro aguas. Cortinas de lino, de Zara Home. Alfombra de yute, de La Casa de la Abuela. Espejo y banqueta, de El Trastero de Macarena. Butaca de roble tapizada en lino, de Fernando Moreno. 

 

Dormitorio en granate y azul0501559 O

2037.

Las claves del dormitorio

La mezcla de colores fríos, como el azul pastel y el turquesa oscuro, y cálidos como el burdeos es el gran acierto de este dormitorio. Queda elegante y actual y tiene el punto justo de calidez. El lino es el otro gran protagonista para vestir la cama, es perfecto tanto en invierno como en verano. 

Funda nórdica burdeos de Society, en La Maison. Plaid azul de Gancedo. Colcha estampada hecha con tela Tramuntana de Gancedo. Cojines azules y a rayas de La Maison. El cojín burdeos es de Gancedo. 
Dormitorio en granate y azul501549 O

2038.

La mezcla de cojines

Combinan formas, rectangular y cuadrada, y los colores de la ropa de cama: azul pastel, turquesa y burdeos. Todos de lino. Dan un aspecto muy mullido y acogedor a la cama.

Cojín burdeos de Gancedo y rectangular estampado de Filocolore. 
Dormitorio en granate y azul501550 O

2039.

Un puf tapizado

El puf se llena de textura y color gracias a la tela Rubik de la colección Happytex de Gancedo. Es un práctico descalzador a pie de cama y lo bueno es que no resta apenas espacio. 

Dormitorio en granate y azul0501562 O

2040.

Las lámparas estampadas

Las lámparas se han confeccionado con la tela Damor de la colección Nómada de Gancedo. Sus colores repiten los de la ropa de cama y el aire étnico del resto de estampados. Al ser suspendidas liberan espacio en la mesilla.

Dormitorio en granate y azul0501553 O

2041.

Un cabecero también de lino

El cabecero también se ha tapizado en este dormitorio que es un auténtico homenaje a las telas. En concreto se ha usado la tela Smooth Wood Cloud Blue de Gancedo. Un terciopelo de algodón que suaviza su presencia. El azul es un color muy relajante para usar en el dormitorio. 

Dormitorio en granate y azul0501561 O

2042.

Y unas mesitas doradas

Redondas y con un pie cilíndrico dorado muy de tendencia, así son las mesitas del dormitorio. Una elección ligera que llena de elegancia y de luz el dormitorio. 

Mesitas a la venta en Matèria. 
En junio, visitamos un hermoso piso centenario en Bilbao

2043.

En junio, visitamos un hermoso piso centenario en Bilbao

Con la llegada del verano, nuestra revista abrió sus puertas este piso de 1910 situado en el centro de Bilbao. ¿No lo viste? Aquí te dejamos todos los detalles.

00397953

2044.

Con un papel pintado que simula cuero...

Sí, la madera suma calidez igual que la doble cortina, pero la clave de este dormitorio para que se vea tan abrigado es, sin duda, la pared del cabecero. Su textura suave y agradable al tacto se debe al papel pintado que la cubre, un modelo súper original que, a simple vista, parece cuero...aunque no lo es. Lo han elegido las decoradoras Laia y Marina Reguant. ¡Y menudo acierto!

Mural en la pared, a modo de cabecero, y lámpara flexo, de Marina & Co. Mesita de noche y banco, diseño de Jorge Laucirica, de Integra.

 

00500538

2045.

Un dormitorio muy acogedor en verde musgo

El verde es un color frío, pero en función de las tonalidades y de los pigmentos con los que se combine, puede adquirir un matiz muy acogedor. Es lo que ocurre en este dormitorio, decorado por Cristina Mas Mir, donde el verde ha contagiado también a la ropa de cama, creando una atmósfera serena y, a la vez, muy elegante.

Banqueta, de Mercader de Venecia. Ventilador, de Faro. 
00351379

2046.

En tonos rojizos y caldero, calidez extra

El rojo con un matiz caldera y el rosa fucsia de los textiles y tapicerías, empleados en este dormitorio por la decoradora Rosa María Escofet, son la clave de su calidez. Si necesitas subir la temperatura de tu habitación, no lo dudes: alíate con textiles y cojines en tonos cálidos y verás cómo reaparece, de inmediato, más abrigado.

Escritorio Gustaviano, de Becara. Silla antigua francesa de herencia familiar. Pavimento de madera de pino envejecida. Cortinas, de Seda.

 

ESCRITORIO GUSTAVIANO, DE BECARA. SILLA ANTIGUA FRANCESA, DE HERENCIA FAMILIAR. PAVIMENTO, DE MADERA DE PINO ENVEJECIDA. CORTINAS, DE SEDA.

00361717

2047.

Un dormitorio arropado por las telas

Empezando por las ventanas, que la decoradora Carolina Sánchez-Vadillo ha vestido con una combinación de estores y unas caídas muy tupidas hasta el suelo, hasta las tapicerías y la ropa de cama.

Mesita de noche, cajonera y apliques, de La Jaula del Grillo. Sofá, de La Casa de los Tomillares.
00297769

2048.

La calidez de un suelo de madera

La madera es un material cálido a la vista y al tacto. Si la colocas en un pavimento, al pisarla en invierno con el pie descalzo, el calor se mantiene en la superficie y hace que sea mucho más agradable. 

Paredes pintadas a la cal con brocha de cañizo. Techo con vigas de madera y suelo de parqué. Cama de herencia familiar. Sofá y alfombra, en Cado. Ventilador de techo, de Inthal. Armarios empotrados realizados a medida por Carpintería Juan Sánchez. Chimenea con embocadura de hierro.
dormitorio-con-plantas-00508450 O

2049.

Cómo limpiar las plantas artificiales

Limpiar las plantas artificiales hará que se vean más reales y naturales. Debes hacerlo porque absorben mucho polvo. Utiliza un paño húmedo y una solución jabonosa. Frota ligeramente las hojas para retirar el polvo y remata con un paño húmero aclarado. También puedes meterlas debajo del grifo y dejar secar al aire. Las plantas artificiales necesitan una limpieza frecuente, más que las plantas naturales de interior y exterior.

Escalera de Let's Pause.
00397918 38750566 1339x1800

2050.

¡Qué cama más mullida!

¿Frío, yo? En esta cama, ¡nunca! Y es que la decoradora Judith Farrán la ha vestido sin escatimar en nada: sábanas, edredón, mantas y plaids. Además, los cojines hacen de la cama un lugar súper apetecible. 

Mesita de noche, butaca y chifonier, de Cottage Little House. Lámpara de techo, cortinas y pavimento de parqué, de Home Deco. Alfombra de yute natural, en Filocolore. Escalera, de La Maison. 

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?