Dormitorios

501 /7182
dormitorio con cabecero de obra 00516871

501.

Cabecero de obra, ¡muy buena opción!

Los cabeceros de obra son perfectos para dormitorios pequeños porque resuelven la decoración con funcionalidad. Visten la pared y pueden acoger las mesitas de noche de manera que se prescinde de este elemento. En su lugar baldas u hornacinas. La propia repisa del cabecero puede servir de apoyo. Los hay de fondo 20 cm, para las habitaciones más reducidas.

Cabecero de DM diseñado por Pía Capdevila y aplique de Faro.
dormitorio-pared-cabecero-revestida 00518596 O

502.

La distribución de un dormitorio pequeño

Imagina tu dormitorio como un lienzo en blanco en el que no hay nada más que paredes, ventanas y radiadores. Para hacer crecer los metros la ubicación de los muebles es fundamental. Empieza por la cama, dónde irá. Evita debajo de la ventana. Colócala frente o perpendicular a ella y donde tenga cierta privacidad respecto a la entrada. Deja espacio alrededor de ella (al menos 50 cm) y distribuye el resto de piezas. ¿Algún retranqueo? Ubica un armario o una zona de lectura allí.

dormitorio-aprovechar-espacio-mueble-pared 00519747 O

503.

En la pared frente a la cama

Como truco para hacer crecer los metros de un dormitorio pequeño de manera útil, toma nota: diseña un mueble al pie de la cama de la medida que permita el espacio. Deben quedar 40 cm al menos entre la cama y este. Los muebles de 30 cm son perfectos como zapateros. En 35 cm ya puedes guardar ropa doblada en baldas y en 40 cm poner cajones (en menos no merece la pena por el espacio que se desperdicia).

Cómoda en DM lacado diseño de la decoradora Laura Ehlis.
dormitorio pequeno con armario en blanco 00521444

504.

El armario, lo más grande posible

El armario es voluminoso. En dormitorios pequeños hay que ganar espacio para guardar así que escoge uno lo más grande que permita el espacio, respetando las zonas de paso. Lo ideal es que quede adosado a una pared larga, que tenga un diseño de suelo a techo y con frentes lisos en color blanco o en el mismo color suave de la pared, para integrarlo.

Cabecero diseñado por la decoradora Lucía Mariñas.
dormitorio-espejo-cabecero 00521375

505.

Un espejo en el cabecero…

Para decorar la pared y ganar profundidad. Los espejos reflejan la luz. Evita colocarlos delante de una ventana si las vistas no son muy bonitas. Los más decorativos son perfectos para las paredes, como este tipo ventana. Si prefieres un diseño de pie, instálalo en la pared directamente.

Espejo y consola de Merc&Cía y lámpara de sobremesa de Carolina Blue.
dormitorio-cama-canape-orden-almacenaje 00522408

506.

Más espacio en el cuarto

¿Cómo ganar más espacio para guardar en un dormitorio pequeño? El canapé es un gran aliado. Y si tienes que sumar armarios en la pared del cabecero puedes hacerlo con columnas al lado de la cama o a modo de puente, como en este proyecto. Opta por un fondo reducido (40 cm) para que quede demasiado voluminoso.

Armario, ropa de cama, cojines y lámpara flexo de Ikea.
Banco con almacenaje 00522429

507.

Auxiliares útiles

Si el dormitorio es pequeño pero alargado puede que al pie de la cama quede espacio. Opta por un auxiliar que haga crecer el espacio de almacenaje como un banco o banqueta como el de la imagen. Siempre es preferible que el asiento auxiliar que incorpores no tenga respaldo o uno muy bajo en el caso de una butaca. Así no satura.

dormitorio pequeno con muebles a medida 00522582

508.

Aprovecha el espacio debajo de la ventana

Cuando se trata de tener soluciones para guardar en habitaciones mini sin saturar, los muebles a medida resultan adecuado para aprovechar, por ejemplo, la zona que queda debajo de la ventana. Un mueble a media altura es perfecto con puertas o cajones (en este caso debe tener al menos 40 cm de fondo) y puede acoger un compartimento cubrerradiador.

Muebles diseñados por la decoradora Pía Capdevila.
galeria-o-tendededor-convertido-en-despacho 00522661 O

509.

Haz crecer los metros sin renunciar a nada

¿Cómo? Si quieres una zona de trabajo en el dormitorio, opta por una balda corrida cerca de la ventana. Es ligera y perfecta con un fondo de 50 cm para trabajar con un portátil. También puedes optar por una librería liviana de estructura metálica con una balda o repisa que sirva de apoyo. ¿Conoces la firma Olut? ¡Es perfecta para este tipo de soluciones!

Silla de Ofelia Home Decor.
Mesillas de noche 00522726

510.

Detalles de los textiles

Sí a los mullidos y acolchados, a las texturas. Pero no tanto a volantes exagerados o lazos. Mejor detalles discretos. Alguna borla mejor que volante, por ejemplo. En dormitorios pequeños lo liso es una apuesta segura. Pero la mezcla de texturas enriquece. Sí al capitoné. Lo mejor, siempre fibras naturales.

Cabecero diseño de Sube Interiorismo y realizado por Ebanistería Landa. Mesita de noche de Hübsch Interiors y aplique AJ de Louis Poulsen en Susaeta Iluminación.
Mesilla de noche blanca y madera 00524716

511.

Las mesitas de noche más apropiadas

Lo ideal es que las mesitas de noche sean ligeras. Puede tratarse de un diseño suspendido en la pared, que deja despejado el suelo; o un diseño de patas altas con estructura metálica abierta. Evita las más cuadradas o rectangulares, pegadas al suelo. Y también las cómodas como mesita (más apropiadas cuando hay espacio). Puedes sustituir la mesita por una lámpara de pie con bandeja o un taburete.

Cabecero de La Maison, mesita de noche de Carlos Santiago y apliques de Marset en Avanluce.
cama vestida en tonos amarillos y ocre con mesita de madera 00525517 O

512.

La ropa de cama

Es preferible que optes por tonos lisos en las piezas más grandes e introduzcas algún estampado en cojines. Vestir la cama con cuadrantes de 50 x 50 o 60 x 60 cm también es para dormitorios pequeños. Si la cama está bien vestida, prácticamente no necesitarás más decoración o la mínima sobre los muebles, y se verá ordenado y despejado el espacio.

Cabecero ideado por la decoradora Júlia Casals con una alfombra de ratán de Zara Home. Mesita de noche de Jordi quintana en IMO y lámpara de Joan Lao.
00518258

513.

Espejos por partida doble

¿Quieres que tu dormitorio parezca que no tiene fin? ¡Fíjate en el truco! Coloca todo un frente de armarios de espejos, como este de la imagen empotrado de techo a suelo, y otro modelo más actual a un lado de la cama. El espacio se multiplicará como por arte de magia y potenciarás su luz y su profundidad.

00495543

514.

Un espejo vintage

Los espejos de madera decapada tienen un encanto especial. Y si no fíjate en este modelo fijado a una pared del dormitorio. Gracias a su forma vertical, la habitación parezca más larga. Su marco en un azul envejecido armoniza con la ropa de cama dándole un aspecto muy fresh.

Cabecero, de Singular Market. Mesita de noche, de Maisons du Monde. Lámpara de sobremesa, de Hanbel.
dormitorio-con-zona-de-estudio-entre-las-ventanas 497456

515.

Dorado y de forma ovalada

¿Quieres desviar la atención a un punto concreto del dormitorio? Coloca un mueble vintage y sobre él un espejo de interés y lo conseguirás. Es lo que se ha hecho en esta habitación dominada por completo por el mural que ocupa la pared del cabecero. ¿Un consejo? Haz que el espejo refleje un cuadro o una lámina bonita que te gusta ver desde cualquier ángulo de la estancia.

Escritorio de anticuario. Funda nórdica, cojines y manta, de Zara Home.
dormitorio-puerta-corredera-cortina-barra 00503970 O

516.

Puerta por fuera, espejo por dentro

Utilizar el espejo como trampantojo y que simule una puerta o una ventana es otra buena manera de lograr profundidad. En este dormitorio se ha colocado un panel corredero que, por dentro, es espejo. Este comunica o separa los espacios, según la necesidad. Abierto genera una agradable sensación de continuidad. 

Banco, de India & Pacific.
Cama vestida en tonos azules con un plaid beige a los pies 00507550

517.

Sobre el cabecero

Un espejo horizontal en cuarterones negros es el modelo que ha elegido la interiorista Sònia Badia en este dormitorio. ¿Y dónde lo ha colocado? Sobre el cabecero para que se refleja la luz que entra por la ventana. Así se consigue una estancia más luminosa. ¿Otra opción menos predecible? Apoyado en la mesilla de noche, por ejemplo, conseguirás darle un aire más rompedor a la habitación.

Espejo, de Sacum. Mesita de noche, de Catalina House. Lámpara y funda nórdica, de  La Maison. 

 

00516871

518.

En el centro del cabecero

Otra ubicación tradicional a la hora de colocar el espejo en el dormitorio es sobre la repisa del cabecero. Este dormitorio parece visualmente más ancho gracias a la astucia de Pía Capdevila. La interiorista ha apoyado este modelo horizontal, perfectamente centrado, en el cabecero de obra. El marco de madera natural armoniza con la ropa de cama en tonos marrones.

Cabecero de DM, diseño de Pía Capdevila. Aplique, de Faro.
00520137

519.

Los espejos pequeños también cuentan

Si te gusta decorar con espejos, este dormitorio diseñado por Pía Capdevila te va a encantar. Además del que ocupa el cabecero, ha colocado un segundo modelo en el mueble isla del vestidor. ¿Qué tienen en común ambos? ¡Aparentemente, nada! Uno grande, de madera. El otro pequeño, de metal... Bueno sí, su nivel de amplitud que se duplica.

Mobiliario de DM, diseño de la decoradora.

  

Tocador con espejo dorado en dormitorio 00521132

520.

Un espejo para mirarte mejor

No hay nada más práctico que colocar un espejo sobre una mesa de escritorio y convertirlo en un coqueto tocador. Y más, si te decantas por un modelo tan especial como el escogido aquí por Bárbara Sindreu. Su marco dorado le da luminosidad al dormitorio.

Tocador, diseño de la decoradora, realizado por Industrias Muntané. Silla Wishbone CH24, diseño de Hans J. Wegner, editada por Carl Hansen. Alfombra, en Little House. 
Espejo + Perchero 00522409

521.

Con doble función

Si tu dormitorio es pequeño, lo ideal es amueblarlo con muebles multifuncionales. Este espejo perchero te ayudará a la hora de vestirte por las mañanas: en su parte posterior podrás dejar la ropa preparada y darte el OK antes de salir. Colócalo cerca de una ventana para darle más luminosidad y amplitud a la estancia.

00525491

522.

Un espejo de pie cerca del vestidor

Tener en el dormitorio un espejo de cuerpo entero para verte de arriba abajo cuando te vistes es una necesidad ¿no crees? Colócalo cerca del armario o del vestidor, como ha hecho aquí la interiorista Júlia Casals, fijado detrás de la puerta. 

Lámparas de techo, de Joan Lao. Cortinas confeccionadas con tela de La Maison. 
Mesilla de metal y madera con cajones 00483292

523.

Un archivador venido a más

¿Quién te iba a decir que una mesa tipo archivador podría quedar tan bien como mesilla de noche? Esta de la imagen con sus seis cajones ayuda a mantener el orden en el dormitorio. En su sobre de madera despejado podrás colocar un bonito ramo de flores y una lámpara de sobremesa ligera, como esta de pie estilizado y pantalla de lino.

Cabecero, de La Redoute Interieurs.
Mesilla de noche de madera redonda 00485206

524.

Diseño redondo en la mesita de noche

Una versión mini y actualizada de la mesa camilla puede ser una excelente alternativa a la mesilla de noche tradicional. Asun Antó ha elegido un modelo redondo de madera para este dormitorio donde impera el estilo vintage. Una lámpara de sobremesa con pie envejecido y marco de fotos decapado decoran el sobre.

Mesita de noche, en La Maison. Cabecero realizado con una puerta de anticuario. Lámpara, en Coton et Bois. 
Mesilla de noche blanca y redonda 00488805

525.

In & Out

Una mesita de jardín de madera blanca y estructura plegable ha sido la elegida como mesilla en este dormitorio súper green. ¡Y qué mejor que rodearlo con muebles, objetos decorativos y ropa de cama que evoquen el exterior!

Funda nórdica, cuadrantes, plaid verde y sábanas amarillas, de Filocolore. El cojín pintado a mano es de Conchita Plasencia. Anémona y maceta de cerámica, de Bon Vent.
Mesilla de noche de madera con uñeros 00493784

526.

Encanto natural

Su diseño sencillo y funcional, sus patas oblicuas y su total look en madera revelan el estilo nórdico de esta mesilla de noche que encaja en el hueco como un guante. La interiorista Natalia Zubizarreta ha acertado en su elección, muy a tono con el suelo del dormitorio. Sus tres cajones con uñero y su veteado le dan un encanto especial. Una lámina enmarcada y un jarrón de cristal decoran su sobre.

Mesita de noche y aplique, en Vical Home.
Mesilla de noche dorada redonda 00501552

527.

Un puntito atrevida

¿Quieres un dormitorio con un toque sofisticado? Entonces introduce mesitas de noche que no dejen indiferente a nadie, como este modelo dorado con pie cónico y sobre redondo. Si te fijas, su tonalidad hace juego con los embellecedores de los enchufes. Decora su sobre con piezas de cristal y cerámica sencillas que le aporten calidez y no le hagan sombra.

Mesilla de noche vintage 00515306

528.

Mesilla de noche vintage

Si quieres darle a tu dormitorio un aire retro, una mesa de jardín plegable en hierro forjado puede ser la mejor compañera para tu cama. Déjala decapada, para conseguir ese aspecto antiguo que tanto te gusta, y empieza a disfrutar de tu nueva mesilla de noche vintage. Para su decoración utiliza velas y objetos de metal y cristal, como ha hecho aquí la interiorista Gabriela Conde.

Mesita de noche doble 00516857

529.

Dos por una

Crear hornacinas en el cabecero de obra resulta muy útil cuando no hay espacio, pero pueden llegar a ser incómodas al estar recostada. Para solventarlo, Pía Capdevila las ha diseñado como mini librerías donde dejar las próximas lecturas. Y, como había sitio suficiente, ha añadido una mesilla de noche elegante y ligera donde tener más a mano el vaso de agua, un jarrón o el libro que estemos leyendo.

Cabecero de DM, diseño de Pía Capdevila. Aplique, de Faro. 
Mesilla de noche de madera 00521427

530.

Mesita de noche de factura artesanal

La decoradora Belén Campos ha logrado duplicar la capacidad de almacenaje en este dormitorio. Y todo, gracias a la elección de una mesilla de noche en madera maciza, con cajón y armario cerrado, y a la repisa creada en el cabecero de obra. ¿Te has fijado en el estilizado pie de la lámpara de mesa? ¡Apenas ocupa espacio! 

Mesita de noche, en Merc & Cía. Lámpara, en Carolina Blue. 
Mesita de ncohe blanca y volada 00522512

531.

Sin patas

Otra buena versión de mesilla de noche volada e integrada en el cabecero pero esta se presenta con dos cajones con apertura de uñero, muy de tendencia. Puedes llenar el hueco inferior con una preciosa caja de zapatos forrada con un papel de regalo bonito, como ha hecho aquí la interiorista Mercedes Pérez. Las líneas rectas de la mesilla se contrarrestan con el aplique de formas redondeadas.

Cabecero con mesitas de noche integradas, de Renova. Lámpara aplique, de Faro. 
Mesilla de noche de madera 00524326

532.

Con dos cajones

Líneas rectas y dos cajones resumen el sencillo diseño de esta mesilla de noche de madera elegida por la interiorista Marta Noguera Trías. La belleza de las vetas y los tiradores de metal redondos dan juego para decorarla con una lámpara metálica tipo flexo y un espejo enmarcado.

Mesita de noche y cabecero, de Antinea Interiorismo. Lámpara, de Lampegras. 
Mesilla de noche blanca y madera 00524716

533.

Una mesita de noche ligera y cálida

La aparente frialdad de una estructura metálica se vuelve cálida si se pinta de blanco y se le añade un soporte de madera clara. Así es esta mesita de noche de estilo nórdico por el que ha optado la interiorista Marta Prats en este dormitorio. Si en su superficie no queda sitio para colocar una lámpara de sobremesa, la solución pasa por elegir un aplique.

Mesita de noche, de Carlos Santiago. Cabecero, de La Maison. Aplique, de Marset, en Avanluce. 
Dormitorio con mesilla de noche y cabecero 00525516

534.

Una mesita de noche en forma de tronco

Fibra y madera protagonizan la decoración de este dormitorio en el que la interiorista Júlia Casals ha elegido una mesilla de noche diferente y original: un tronco de madera con amplia superficie de apoyo para colocar todo lo necesario.

Mesita de noche, de Jordi Quintana, en Imo. Cabecero ideado por la decoradora con una alfombra de ratán, de Zara Home. Cortinas confeccionadas con tela de La Maison. 
Dormitorio con banco bajo la ventana como rincón de lectura

535.

Un banco como espacio de relax en el dormitorio

¿Te gusta leer en la habitación, pero siempre acabas durmiéndote? En lugar de hacerlo en la cama, prueba a montarte un banco bajo la ventana y equípalo con espacios de almacenaje para favorecer el orden en el dormitorio.

Banqueta de dormitorio con almacenaje 00522429

536.

Banqueta de dormitorio: Un clásico

Los bancos para el dormitorio son un clásico capaz de dotar de elegancia a las estancias. Si además cuentan con almacenaje integrado, gozarás de un espacio ideal donde guardar las mantas y los plaids a los pies de la cama.

lampara-de-sobremesa-blanca 481011

537.

Doble superficie

¡Anda que no da juego un taburete! Como soporte de plantas, como asiento en el baño o de mesita de noche, como en este dormitorio decorado por Paula Duarte. Fabricado en madera maciza, cuenta con doble superficie, la del sobre y la de la repisa inferior. ¿Te has dado cuenta que la deco de las mesitas de noche se repite en todas las imágenes? Lámpara de sobremesa, jarrones con flores y algún objeto decorativo. ¡Toma nota!

Mesita de noche Nuuk, cabecero de lino y lámpara de sobremesa modelo Zakara; todo de El Corte Inglés. 
CABECERO-Y-MESITA-DE-NOCHE-00487080

538.

Una mesita de noche elegante y clásica

Parece una mesa tocinera en versión mini. ¿A qué es una monada esta mesita de corte clásico? Sus dimensiones son perfectas porque el sobre queda a la altura de la cama lo que facilita los movimientos cuando se está acostada. Su único cajón y su trasera en aspa le aportan una gracia especial. Parte de su éxito se debe también a la acertada decoración de Cristina Mendoza: una lámpara con pie cerámico amarillo y un jarrón de cristal verde, en armonía cromática con el papel pintado y la ropa de cama.

Mesita de noche, de El Rastro. Lámpara de sobremesa, de Ristori. Papel pintado, de Lara Costafreda, en Coordonné. 
00499147

539.

Una mesita de noche con estilo industrial

Los polos opuestos se atraen. ¡Y en la deco, también! Si en tu dormitorio impera la madera, introduce algo de metal. Es lo que se ha hecho en estas mesitas de noche que mezclan materiales antagónicos en un derroche de personalidad. Redondas, ligeras y con el sobre ligeramente tallado denotan un equilibrio perfecto. 

Cabecero, diseño de Luderna Design. Lámpara de techo, en Its About Romi.

 

Detalle de cabecero de madera con mesilla de noche 00500463

540.

Tallada con esmero

Si te gustan los muebles exóticos cuyos diseños te transporten a otras culturas, te encantará esta mesita auxiliar de madera de mango. Al contemplarla ¿no te parece estar en un templo hindú? La interiorista Esther Mercé la ha introducido en este dormitorio, a modo de mesilla, aportándole luz y sosiego. Una lámpara flexo en blanco y dorado y un jarrón con ramas verdes ensalzan su decoración. ¡Namasté!

Mesita de noche, en Ladies and Gentleman. Cabecero de madera de teca. Lámpara flexo, en Sacum. 

 

00501618

541.

Un modelo antiagobios

Las mesitas de noche integradas en el cabecero solucionan en un periquete los problemas de espacio. Marta Tobella ha elegido este modelo volado y lacado en blanco, con hueco para depositar libros y dos cajones con apertura uñero. ¡Es perfecto para no saturar el ambiente! Decóralo como ella con piezas de fibra ¡y será todo un éxito! La iluminación la ha solventado con un mini aplique orientable.

Cabecero y mesitas, diseño de la decoradora.
cabecero-terciopelo 501855 O

542.

Mesitas de noche modernas y transparentes

¿Te gustaría saber cómo decoran las interioristas sus propios dormitorios? ¿Qué mesillas de noche eligen? Aquí tienes un ejemplo en el que prima la ligereza. Pertenece a Lucía Mariñas quien ha optado por colocar un cubo de cristal a cada lado. ¡Parece que lo que hay encima de él flota en el aire! Fíjate en las piezas que ha elegido para su deco: mini floreros, objetos de cristal y lámparas de mesa súper livianas.

Mesitas de noche diseño de la decoradora al igual que el cabecero, realizado a medida con tela de Osborne & Little. 
cabecero-costilla-de-adan 00503821

543.

Un cajón encajonado

Si el espacio que va de la cama a la pared es mínimo, lo mejor es poner una mesita de noche a medida y volada que de cierto desahogo. Es lo que ha hecho en este dormitorio la interiorista Paz de Tord: colocar un sencillo cajón fijado a la pared. Lo ha dejado en madera natural, a juego con el suelo y en contraste con el blanco del entorno. Piezas de cristal transparentes y etéreas decoran su superficie.

Mesita de noche, de Ethnicraft. Aplique, de Kave Home. 
Dormitorio con mesilla y aplique 00508559

544.

Una mesita de noche en fibra natural

Ligera, cálida y discreta, así es esta mesilla de noche realizada en fibra natural, perfecta para dejar a la vista lo estrictamente necesario: un libro, un jarrón con flores y una vela. ¿Para qué quieres más? La iluminación puedes solventarla con un aplique o una lámpara de techo moderna, como la que ha elegido aquí Mireia Torruella, de Júlia Brunet Interiorisme.

Mesita de noche y lámpara, de Idees Disseny.
00508714 O

545.

Un toque bohemio

Para llevar a tu dormitorio el estilo boho chic nada mejor que decantarse por una mesilla de noche de corte natural donde la madera esté muy presente. La interiorista Mireia Pla ha optado por un estante de pared en forma de tronco y un sencillo taburete que le da al entorno cierto aire rústico. Decora el sobre con flores silvestres y objetos étnicos. Para la iluminación, elige una lámpara con la bombilla a la vista.

Mesita de noche, diseño de la decoradora, realizada por Mirabosc. Lámpara, diseño de Mireia Pla, realizada en Mercantic. 
dormitorios-00515123

546.

Del salón al dormitorio

¡Nos apasionan los diseños irregulares porque dan dinamismo a las estancias! Fíjate en este mueble recuperado que nos recuerda a las antiguas mesitas de teléfono que tenían nuestras madres: con cajones dispares, patas torneadas y espacio libre en el medio para albergar las guías telefónicas. Ahora en él puedes depositar plaids para tenerlos a mano, si tienes frío. Begoña Susaeta lo ha actualizado lacándolo en blanco, a juego con el aplique, dando como resultado una mesita de noche elegante y con estilo. 

Mesita de noche, de Crisal decoración. Cabecero tapizado, de Sube Interiorismo. Espejos, de Leroy Merlin. Papel pintado Voyage, en Gancedo. Apliques Astro, en Susaeta Iluminación. 
dormitorio-mesita-noche-estantes 00516958 O

547.

Con estante y mesita integrada

Si te encantan las escaleras decorativas por la funcionalidad y calidez que proporcionan al dormitorio, te enamorará esta utilizada como librería y mesilla de noche. La interiorista Meritxell Ribé, de The Room Studio, la ha diseñado con un peldaño más ancho, que hace las veces de estante, y una mesita de noche con estilo e integrada con dos cajones. ¿No te parece ideal?

Librería, de The Room Studio. Papel pintado, de Phillip Jeffries. 
00518413 O

548.

Una cómoda recuperada

¿Quieres poner una cómoda antigua como mesita de noche? Actualiza su aspecto, pintándola en un blanco roto o en gris y dándole un aspecto envejecido, como esta de la imagen. Si ves que te queda muy alta cuando estás en la cama, utiliza los cajones de en medio para guardar las gafas, la tableta, el libro... Decórala con una lamparita baja y objetos de cristal que capten la luz.

522578

549.

Una mesita blanca y volada

En dormitorios con una distribución difícil o con poco espacio, la mejor solución es colocar muebles a medida, como esta mesita de noche volada diseñada por la interiorista Pía Capdevila. Integrada en el cabecero blanco, cuenta con hueco y cajón sin tirador que le da uniformidad al conjunto. La ausencia de lámpara de mesa, a favor del aplique, deja sitio para crear una mini librería en el sobre.

Cabecero y mesita de noche, diseño de la decoradora. Aplique, de Santa & Cole. Papel pintado, de Sanderson. 
Dormitorio con cama y mesilla de noche 00525565

550.

Apuesta por lo natural

Camilla Falconer y Emma Longmore, de Interior Facelift, han elegido una mesilla de noche mini en madera natural que casa a la perfección con el resto de materiales: la fibra del dosel, la cerámica del pie de la lámpara y el vidrio de los floreros. Sus patas ligeramente onduladas le dan gracia y movimiento al conjunto.

Mesilla de noche, de Maisons du Monde.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?