Comedores

551 /4747
Salón moderno grande con comedor y estudio.

Salón con sofás a medida de Deco Lur Sofá, mesa de centro de Taller de las Indias y butaca de &Tradition.

El Mueble

551.

Prescinde de estancias y gana amplitud y confort

Menos es más. Descompartimenta el espacio porque es mejor tener menos estancias pero generosas, que muchas pequeñas. Además, evitas espacios intermedios como recibidores o pasillos. Aquí, la decoradora Sandra Vergara ha creado un espacio común en el que conviven el salón, el comedor y el estudio.

Comedor con mesa de madera y banco a medida.

Comedor con mesa de madera y banco a medida, diseño de Egue y Seta.

El Mueble

552.

Gana plazas de asiento con un banco

Los bancos han dejado de ser cosa de comedores minis para convertirse en un aliado que da mucho juego y estilo. Además de permitir acoger a más personas, al no tener el asiento marcado, los aprovechas más y mejor, ya que felixibiliza el número de comensales. Hacen más liviano el comedor, regalan cm de paso y si los eliges con el sobre abatible, podrás incluso guardar en ellos. 

Comedor con sillas en color blanco y una mesa grande.

Comedor con sillas de lino de Merc&Cia.

El Mueble

553.

Cuida la puesta en escena cuando recibes en casa

Un mantel de hilo, una buena vajilla, un jarrón especial... Si te gusta recibir en casa, ten a mano todo lo necesario para que tus invitados se sientan tan cómodos como en la suya propia. Comparte tu casa.

Detalle de mesa de comedor con centro de mesa.

Comedor con mesa diseño de la estilista y decoradora Olga Gil-Vernet.

El Mueble

554.

Crea un centro de mesa decorativo para la mesa del comedor

La mesa del comedor puede resultar muy dura cuando no la usamos. Por eso, para que no quede desnuda, nada mejor que hacer alguna composición en una bandeja de velas y candelabros, jarrones de cerámica... 

Comedor acristalado separado del salón.

Comedor con cerramiento, mesa y banco en "L", diseño de la decoradora Marta Tobella.

El Mueble

555.

Sírvete de cerramientos acristalados

No solo ganarás luz y comunicación visual entre espacios contiguos, sino que darás estilo y personalidad a tu casa. En este comedor, la decoradora Marta Tobella, de Sacum, ideó este gran cerramiento semiacristalado –la parte inferior es ciega para poder apoyar, por un lado, el banco y por el otro, el sofá– que regala amplitud y comunica el salón con la cocina. 

00508439 Planta como elemento separador de salón y comedor o cocina

556.

Una planta para zonificar

Que una planta decora es indiscutible pero ¿te has parado a pensar que puede tener otras misiones? Aquí, por ejemplo hace de elemento separador entre dos ambientes: salón y comedor o salón y cocina. Imprescindible que sea una planta alta, como esta palmera elegida por Marta Jaúdenes en este espacio compartido.

Mobiliario de chapa de roble, diseño de LF91 realizado por Estils i Formes. Electrodomésticos, en Estils i Formes. Taburetes, de Lenne Bjerre, en Stand del Mueble. 
Cocina clásica con isla central y comedor en color topo 00501600

557.

Taupé, todo comenzó en la cocina

¿Sabías que la tendencia de decorar en color taupé comenzó en las cocinas? Es fácil de entender, ya que estamos ante un tono neutro y atemporal muy codiciado por su capacidad para actualizar espacios con mucha elegancia.

Cocina con office. Diseño de Marta Tobella con mobiliario de Cubic. Encimera y mesa de office, realizadas con Neolith. Sillas y lámparas de techo, en Sacum.
Salón comedor blanco con detalles rosas 00487073

558.

7. Una casita en Cádiz blanca y coqueta, con detalles de color

Cristina y su marido se han construido una casa en Cádiz, su tierra natal, para pasar aquí sus veranos. Y tenían muy claro como la querían: con dos porches, toda pintada de blanco, con muebles claros y tejidos naturales... ¡pero con muchos detalles de color!

Butacas de Ristori Decoración. Sofá de Ikea. Alfombra de yute similar en Amazon. Lámparas de Maisons du Monde. Cesto de Los Peñotes.
Comedor con papel pintado de flores

559.

Un comedor a todo color

El efecto que despierta este comedor es de ¡wow! Y es que, como explica Isabel Flores, "en la casa predomina el blanco, así que decidimos poner toda la fuerza visual en el papel pintado del comedor". Y precisamente los colores de este papel son los que salpican, como miguitas de color, toda la casa. 

Papel pintado de Gancedo. Mesa de Adaleya. Sillas de ratán de Ixia.
Tendencias en decoración y reformas de la cocina 2022 00528777

560.

Tendencia en reforma de la cocina

Para el año 2022 continúa la idea de conectar y abrir la cocina con el resto de la casa. Y aquí coinciden las tres empresas consultadas: estudio de arquitectura Ábaton, empresa de reformas Dos Design y empresa de mobiliario Mobalpa. "En pisos de menos de 100 m² se abre la cocina al salón para ganar luminosidad y amplitud visual. Son cocinas en las que se opta por integrar el mayor número posible de electrodomésticos para dar sensación de continuidad al salón", señalan desde Dos Design.


Sofás de Crearte Collections con tapizado de Yutes, mesa de centro de Luzio, lámparas de techo de Ay Illuminate y suelo de gres porcelánico que imita madera.

 

idea-separar-cocina-salon-puertas-correderas-00535673

561.

Puertas correderas integradas en el tabique

Una solución práctica y conservadora, pero no por ello menos interesante. Las puertas correderas integradas en el tabique están pero casi no se ven. Necesitan un casoneto y un tabique de mayor grosor para integrarlas, pero cuando están abiertas prácticamente no se ven. Tendrás un vano de paso entre cocina y salón. Pero las puertas, sin restar espacio, te permiten separar ambos ambientes. Ten en cuenta que en las paredes que coinciden con las puertas no puedes colgar muebles ni planificar instalaciones.

Muebles realizados a medida por Coton et Bois, sillas Peel de Taller de las Indias y lámpara de Pomax.
idea-separar-cocina-salon-isla-y-mesa-00519916 O

562.

Isla y mesa de comedor

Con esta idea se separa la cocina del salón cuando la primera se integra por completo. La idea es crear un elemento de separación de gran tamaño para que delimite visual y espacialmente sin cerrar. A la isla central se adosa una mesa de comedor, que puede convertirse en office o en el comedor principal de la estancia. Las lámparas de techo sobre la zona de la mesa ayudan a crear más un límite visual. Una cocina abierta perfecta.

Sofá de Sancal, alfombra de Koï de KP, muebles de cocina diseñados por las interioristas Vanesa Vergara y Andrea Diego y realizados por Ebanistería Landa y lámparas de Mambo Unlimited Ideas en Tao.
idea-separar-cocina-y-salon-00501877 O

563.

Una distribución con varios elementos que separan

Este proyecto de la interiorista Lucía Mariñas es un ejemplo en el que tanto la disposición y distribución como algunos elementos fijos separan la cocina del comedor y del salón sin "cerrar" nada. La cocina queda abierta pero demarcada por el vano de la pared. La isla pone el límite a su espacio. Una chimenea central a dos caras también corta comedor y salón y en la esquina se mantiene la pared con un vano acristalado que comunica visualmente el office con la zona de trabajo.

Mesa del office de Ikea, sillas en Vitra y lámpara de techo en Rue Vintage.
comedores pequeños abierto al salon con banco 00500531

564.

Más que una isla marca la transición

Esta idea para separar salón y cocina usa el concepto de comedor intermedio, pero con un añadido: a la isla de la cocina se adosa un banco realizado a medida, que sirve de apoyo como asiento en el comedor. Es un diseño de Cristina Mas Mir en el que la isla es, además, zona de desayunos rápidos en el lado de la cocina con barra para taburetes y algún estante de almacenaje para vinos y bandejas.

Sillas de Sit Down y taburetes de Pilma.
cocina-abierta-isla 00511379 O

565.

El techo suma

Una idea muy parecida en concepto a la que acabamos de ver, pero que añade otra idea para separar cocina y salón que es el techo. A través de él, con revestimientos y complementos, se pueden demarcar visualmente los espacios. Es un detalle que suma a otras ideas para separar. En este caso, la mesa adosada a la isla es la que hace de transición, reforzada por las plataformas independientes del techo.

Muebles de Toni Cabello, taburetes de La Maison y lámpara de techo de Natura Casa.
Salón comedor con cerramiento acristalado en cocina 00526595

566.

Una L de cristal

Perfil mínimo y mucho vidrio para ganar amplitud y dejar que la luz llegue del salón y comedor a la cocina. Es una buena idea sustituir paredes por fijos acristalados aunque no haya puerta de acceso, como en este caso. Si te fijas en la imagen, también el suelo (un hidráulico en la zona de la cocina) ayuda a separar visualmente los ambientes. 

Librería realizada a medida por la decoradora Marta Tobella y cerramiento de hierro acristalado de Fila.
Mesa de otoño

567.

Más detalles para decorar tu mesa de otoño

Aprovecha tus largos paseos por el campo para recoger hojas caídas de los árboles o piñas y decora con ellas un bonito centro  o dispónlas sueltas a lo largo de la mantelería. Si estás pensando ya ¡por fin! en reunirte con amigos y familiares, hazte con calabazas mini y pon un ejemplar sobre la servilleta de cada comensal. Al término de la comida, se las podrán llevar como recuerdo de este gran día.

Centro de mesa con calabaza y flores

568.

Decora la mesa con calabazas a modo de macetas

¿Quieres que el otoño llegue también a tu mesa? Además de decorarla con ramos de flores, te proponemos crear fantásticos centros de mesa aprovechando una de las frutas de temporada: la calabaza. Sí, has leído bien es fruta y no hortaliza. Una vez vaciada y limpia, llénala de tierra y dispón en su interior plantas con flores. Colócalas a lo largo de la mesa puesta ¡y verás qué éxito!

00535996 Comedor de madera con arrimadero en la pared

569.

Protege las paredes en tu comedor de otoño

Los arrimaderos, además de proteger la pared, regulan la temperatura ya que funcionan como prácticos aislantes. Puedes ponerlos en todas las habitaciones de forma que sean el nexo de unión de toda la casa. Olga Gil Vernet colocó este en el comedor para abrigarlo. Se lacó de blanco para diferenciarlo de la parte superior pintada en un suave gris.

Mesa diseño de la decoradora. Sillas, de Andrea House, en Sacum. Lámpara de techo, de Santa & Cole, en Punto Luz. 
chimenea-a-dos-caras-separar-ambientes-00533691

570.

Chimenea a dos caras

Otra idea para separar espacios, muy apropiada para usar en la zona social de la casa, es usar una chimenea a dos caras para delimitar el espacio que ocupan salón y comedor. Esta puede quedar en medio o bien que sea el elemento de transición entre salón y comedor con otro espacio contiguo. En función de dónde se ubique la chimenea, úsala para delimitar ambientes.

Mesa diseñada por Marina & Co y realizada por Cool Wood, sillas Olga de Crearte Collections y lámpara Aim de Flos en Marina & Co.
comedor-con-escalera-en-medio-00527576 O

571.

Una escalera en mitad de la estancia

A veces hay elementos arquitectónicos que no se pueden mover de sitio. Y es entonces cuando hay que convertirlos en elementos divisorios. Usados de manera inteligente pueden ayudarte a dar a cada rincón el uso que buscas. En este proyecto, la escalera es la que organiza el espacio y delimita el uso del comedor y de una zona de trabajo. Integra a través de los materiales usados.

Sillas de Taller de las Indias, lámpara de techo diseño de Henri Bursztyn en Banni y alfombra de coco de Pere Batlle. 
sofa-separar-ambientes-00533401 O

572.

El sofá, también te ayuda a separar

En muchas ocasiones el sofá es un elemento que organiza el espacio y delimita los ambientes. Es frecuente cuando este asiento principal ocupa un lugar central en el espacio, exento. Esto sucede en salones cuadrados o rectangulares. En este caso, el sofá separa la zona de estar de la de comedor, por lo general. Puedes usarlo como pieza única o apoyado en una consola o aparador.

Sofá de Miki Beumala, mesa auxiliar de Catalina House, mesa de comedor de Poliform, sillas de cuero de Luzio y lámpara de techo de Catalina House. 
sillas-para-separar-ambientes-00534583

573.

Butacas para separar en el salón

Con la misma idea, dos butacas o sillones, un banco o varios pufs pueden delimitar también la zona de estar y marcar el espacio en el salón. La ventaja es que son elementos más ligeros visualmente que el sofá. Y además, puedes jugar con su ubicación según las necesidades que tengas en cada momento.

Lámparas de techo Revolta en Estiluz, bitacas de HK Living en estudio Hoc Volo y mesas de centro realizadas a medida por el estudio.
alfombra-en-comedor-delimitar-ambiente-00535913

574.

No te olvides de las alfombras para delimitar

Sin obras y de la manera más sencilla, cómoda y estética posible. Es una idea similar a la que comentábamos sobre el uso de varios pavimentos. Una alfombra o varias te ayuda a delimitar los espacios y a separarlos visualmente, concediéndoles unidad. Lo que queda dentro de la alfombra es un ambiente en sí mismo.

Mesa de Antrazita, muebles diseñados por Bäse Interiorismo, sillas Cesca de Knoll en Domésticoshop, lámpara de Santa & Cole y alfombra de KP en Ventura Decoración.
pared-verde-pintura-separar-ambientes-00528749 O

575.

Separar espacios con pintura sectorizada

¿Conoces este término? La pintura sectorizada en un concepto que se aplica en decoración y que sirve para usar la pintura y el color para delimitar espacios. Bien aplicando un tono diferente en la pared principal de un ambiente o bien usándola para definir o enmarcar un mueble concreto en una pared. Es lo que se ha hecho aquí a través del verde para separar el escritorio.

Lámpara de techo de Petite Friture, sillas de Ton, mesa de Ethnicraft, escritorio de Zara Home y silla en Bazar Decoración. 

 

00498695

576.

Un comedor con muebles antiguos

El comedor, que comparte espacio con el salón, se ha amueblado con una mesa ovalada de madera maciza y sillas de rejilla. Ambos comparten el color oscuro, típico de los muebles clásicos. Destaca en esta zona la puerta antigua lacada en color gris mármol de Cashmere Valentine y las molduras de la pared.

Mesa, sillas y consola antigua, adquiridas en el Mercado de las Pulgas de París. Alfombra, en Baldaquino.
 00503761

577.

Un comedor luminoso bajo la escalera

El espacio libre que quedó bajo la escalera de peldaños volados se aprovechó para ubicar el comedor. Al estar junto a una ventana que da al jardín la luz entra a raudales y se multiplica por el blanco de las paredes. Las sillas de diseño, la propia escalera de micromortero o la leñera vertical hasta el techo son todo un ejemplo de modernidad. 

Mesa diseñada por la decoradora y realizada en Zur-Eder. Sillas y reloj, de Valentina Shop. Bandeja, de Kado y textil de J70 Decoración.
00455277

578.

Con un mini comedor ¡para 3 personas!

Cuando no se tiene espacio hay que ser ingenioso. En el lado de la bancada se dispuso un pequeño comedor con una mesa plegable fijada a la pared capaz de albergar hasta tres comensales. Las aberturas en el muro hacen posible que la luz circule sin obstáculos. Al fondo se ve la cocina.

Mesita, de Ikea. Taburete gris y cojines, de Deco & Living.
00519942

579.

Con comedor XL para recibir invitados

La mesa de madera diseñada por el interiorista es capaz de acoger a 10 comensales. Las sillas antiguas se decaparon ligeramente para enfatizar el estilo rústico. Llama la atención la lámpara de techo con damajuanas suspendidas, un original diseño firmado también por Pablo González.

Manteles, de Zara Home y Rue Vintage 74.
00498751

580.

3. La más clásica: una casa en Zaragoza con toques palaciegos

La mayoría de las casas que verás en El Mueble son de estilo clásico. Clásico sí, pero no antiguo. Así es esta casa reformada y ampliada por la interiorista Sylvia Preslar. El salón abierto al comedor se ha amueblado con piezas de anticuario combinadas con otras modernas que le dan ese punto actual. Destaca el bonito suelo de roble macizo colocado en espiga.

Sofá y cortinas, de Maison Decor Zaragoza. Cojines, de Lo de Manuela. Mesas de herencia. Cerámicas, de Baldaquino. Suelos, de Grupo Santos.
00519938

581.

1. La más grande: una casa segoviana de dos alturas

Esta casa rústica de 1916 fue reformada y ampliada por el interiorista Pablo González y es una de las más grandes que se ha publicado en El Mueble. En la planta de abajo revestida de piedra, el generoso salón con chimenea y rincón de lectura comparte espacio con el comedor. En esta zona destaca el techo de vigas pintado en beis y las contraventanas de madera a medida lacadas en un verde oliva.

Sofás, de Ikea. Espejo, de Sandra Marcos. Cojines en el sofá, de Rue Vintage 74, Zara Home, Maisons du Monde y Sacum. 
comedor-junto-a-tabique-abierto-con-vano 00521292

582.

Un comedor mini pero capaz gracias a un banco en "L"

El banco en "L" ha permitido a la decoradora Marta Tobella ajustar la mesa a la pared. Si con sillas debes dejar 80 cm libres, con un banco basta con 40-45 cm. Este banco, además, tiene un arcón que proporciona espacio de almacenaje extra.

Banco y mesa realizados a medida por la decoradora Marta Tobella. 
Planta diáfana con salón, comedor, cocina y altillo 00500449

583.

Una planta diáfana que disfruta de muchísima luz y vistas al mar

Uno de los grandes aciertos de la reforma fue abrir la cocina (situada en la planta central) al salón-comedor. Así esta planta recibe luz de las dos fachadas de la casa. Y se aprovecha mucho más y mejor el espacio. El altillo se usa como zona de descanso y despacho. Abierto y pintado de blanco, recibe toda la luz del ventanal del salón.

Mobiliario de la cocina diseño de la decoradora con muebles de Ikea. 
Esta 00458367

584.

Una estantería de obra a medida

Tras años resistiéndote, has tenido el coraje de reducir tu amplia colección de libros. Te has quedado con una cuidadosa selección de los títulos que más te han impactado a lo largo de tu vida. ¡Marie Kondo estaría orgullosa de ti! Ahora más despejada, la estantería ha cobrado protagonismo y en sus estantes puedes combinar objetos decorativos y plantas. Esta librería de Pladur®, realizada a medida, es un diseño de Natalia Zubizarreta.

Mesa de comedor, en Maisons du Monde. Sillas y alfombra, del estudio de la decoradora. Butaca, de Bazar. Lámpara de pie, de Pratka. 
Salón con paredes en azul.

Sofá y butacas, diseño de Sube Interiorismo, realizados a medida en Tapicería Deco Lur Sofá. Mesa de centro, de Ethnicraft. Papel de la colección Magenta, de Zoom.

El Mueble

585.

Atrévete con el color

El blanco y el gris se llevan la palma a la hora de pintar las paredes, pero si necesitas emociones fuertes y quieres decorar tu salón en modo moderno, decídete por revestirlo en un color intenso. La interiorista Begoña Susaeta eligió este azul que, aunque parece pintura, en realidad es papel pintado. 

Salón abierto al comedor con sofás blancos con ribetes.

Sofá, de Miki Beumala. Mesa de centro, en Taller de las Indias. Alfombra Loob white, de Basarabian.

El Mueble

586.

Viste o reviste tu sofá con gracia y llénalo de cojines

¿Tu sofá se está deteriorando por algunas zonas? Si prefieres resistir unos años más con él, fórralo con una tela que disimule su aspecto. Pero no una cualquiera, elige una funda cómoda, bonita y con estilo que renueve tu sofá por completo. Fíjate en estas de este salón con comedor integrado, se ajustan al sofá como un guante y al ir decoradas con un ribete marrón lo actualizan de inmediato. También ayudan las vigas pintadas en blanco, los cojines de lino renovados, la mesa de centro de madera maciza, las modernas sillas del comedor y las lámparas suspendidas.

Salón moderno con sofás grises y detalles en mostaza.

Sofás, de Kibuc. Mesas auxiliares y lámpara de pie, de Kave Home.

El Mueble

587.

Añade cerramientos acristalados y gana luz

Fijos o corredizos, los cerramientos acristalados ponen una nota de modernidad en cualquier lugar. En este salón, Vera Salvat y Victoria Amat instalaron dos: uno móvil que conecta —o aisla—la cocina con el salón comedor y otro fijo que descansa sobre un medio tabique. Este sirve para improvisar un rincón de trabajo y delimitar el salón de la entrada sin restarle luz. Las paredes pintadas en un suave gris, a juego con el tapizado del sofá, y el escritorio restaurado de caoba— ahora blanco— han renovado por completo el espacio.

Salón moderno con sofás blancos y butacas rosas.

Sofá y mesa de centro, de Lucía Mariñas Interiorismo. Butaca de terciopelo, mesa auxiliar y sillas del comedor, de Westwing Now. Lámpara de sobremesa, de El Ocho. Lámpara de comedor, de Miter & Bobbin.

El Mueble

588.

Elige muebles y complementos très chic

Por fin has conseguido integrar el comedor y la cocina a tu salón. ¿Quieres ir un paso más allá? Elige muebles y complementos vanguardistas. En este salón comedor, la interiorista Lucía Mariñas ha optado por unas butacas modernas tapizadas en terciopelo y con reposabrazos en latón dorado, a juego con la mesita auxiliar, y una lámpara escultórica suspendida que lo actualizan al instante. 

Vista de un salón en color blanco roto y azul desde el comedor.

Comedor con lámparas de fieltro en Rue Vintage 74. Papel pintado de BorasTapeter en Deco & Living. Vajulla y bandeja de ZaraHome.

El Mueble / Fernando Bedón

589.

Decorado con gusto por las cosas sencillas

Fue un auténtico flechazo, porque era un piso ‘con alma’: es de los años 60, pero había sido reformado con el cariño de las cosas que se aman. Se pusieron en manos de Estela López, del estudio Deco & Living, para decorarlo y fue un viaje ciertamente emocionante: “Estela hizo fácil lo que nos parecía difícil. Ella captó enseguida nuestro gusto por las cosas sencillas y lo materializó en lo que es hoy nuestra casa”, explica Belén.

Vista de un comedor con mesa de madera desde el salón.

Comedor con mesa de roble de Ethnicraft y alfombra de KP, en Deco & Living. Sillas de Maisons du Monde. Lámpara en Rue Vintage 74.

El Mueble / Fernando Bedón

590.

Un salón amplio y luminoso

Desde el espacioso recibidor accedemos al salón. “Es mi lugar favorito, tan amplio y luminoso. En él hacemos mucha vida”, comenta la propietaria. La zona de estar se separa del comedor por unas puertas correderas y, cuando están abiertas, los dos ambientes se ven más amplios y quedan totalmente comunicados.

Comedor con mesa de madera vestida con mantel de lino y sillas de madera.

Comedor con mantel de lino y caminos de mesa de Zara Home. Vajilla, cubertería y cristalería de la misma tienda. Cortinas y estor de lino confeccionados por Deco & Living.

El Mueble / Fernando Bedón

591.

Un comedor con mucho espacio de almacenaje

En el comedor, un gran mueble blanco a medida de pared a pared incluye mucho espacio para guardar y hasta incorpora en el centro una chimenea. Un toque cálido y genial.

Comedor con mantel de lino en color naranja y sillas de fibras 0556 06377c02 1333x2000

592.

Un mantel de lino en color naranja

El color naranja es propio del otoño y de las hojas de los árboles. Llévalo a tu mesa con un mantel de lino para que su textura arrugada se convierta en protagonista, y que su tonalidad aporte la calidez necesaria al comedor.

Mesa de herencia y restaurada, sillas de Little House. Lámparas de Other Lamps.
Salón comedor con cortinas de lino beige hasta el suelo eb3fd87d 2000x1678

593.

Cortinas de lino

Otro básico de una casa El Mueble durante los 365 días del año, son las cortinas de lino en tonos neutros como el beige, y si llegan hasta el suelo, mejor que mejor. Si todavía no las tienes, ¡este otoño deberías hacerte con unas!

Comedor con sillas de madera en negro

Mesa de comedor de Maisons du Monde.Proyecto de Natalia Zubizarreta.

El Mueble

594.

Sillas de madera oscura

Como ya ha comentado alguna interiorista, la madera oscura regresa. La veremos en mesas, pero también en sillas. Para Lucía Mariñas, las sillas de madera oscura ya son una de sus piezas de otoño más deseadas. ¿Sus favoritas? Las sillas tapizadas a rayas. "Me gustan porque son cálidas, funcionales y de líneas curvas". 

Comedor con mesa con composición de jarrones

Mesa de Rivièra Maison. Sillas tapizadas de Pia Capdevila Interiorismo. Lámpara de sobremesa de Tons.

595.

Jarrones y macetas especiales

Otro de las piezas que no fallan en otoño son los jarrones y macetas. Pia Capdevila asegura que "aunque las plantas y las flores son un elemento imprescindible en la decoración de esta temporada, no pasarán desapercibidos los jarrones y las macetas, que buscan llamar la atención en cuanto a texturas y diseños". 

salon-con-alfombra-de-fibras-con-comedor-con-sillas-tapizadas-00513322 O

596.

Así se resolvió este salón mini

Con poco espacio es importante escoger un sofá de dos plazas o con un diseño ligero (por ejemplo, bajo en altura y sin reposabrazos). Aquí se hizo así y se adosó a la pared de la escalera. ¿Necesitas más asientos? Juega con pufs de poco tamaño. Y como mesa de centro, si no quieres prescindir, un par de auxiliares de menor tamaño.

Sofá y puf, de Pilma. Alfombra y butaca, de Merc&Cía. Mesas de centro y mesa velador, de India&Pacific. Sillas, de Pilma. Lámparas de techo, de Inestlam.
Comedor con banco con almacenaje y divisor de ambientes de cristal con cuarterones 00402268

597.

Una barra de cocina con banco y almacenaje

Por un lado, una cocina con barra. Por el otro, un comedor con banco y almacenaje integrado. ¿El nexo de unión? Irónicamente, el tabique separador acristalado. Una idea sobresaliente para sacarle todo el partido a pequeñas cocinas y comedores donde el almacenaje es fundamental.

Mesa, de Maisons du Monde. Sillas, de Verges, con tela Yatch, de Ontario. Banco de DM y tabique separador acristalado, diseño de la decoradora.
cocina con isla y comedor adosado 00511344

598.

Un office totalmente integrado

Ya sea office como tal o comedor. Integrar su ubicación y diseño en el ambiente general de la cocina hace que la cocina pase de corriente a espectacular. Se viste. Se trata de concebir el espacio para comer como un lugar especial, cuidado y agradable en el que también alargar sobremesas aunque se encuentre en la cocina.

Muebles de cocina de Toni Cabello, taburetes de La Maison y lámpara de techo de Natura Casa.
Antes local comercial

599.

Después: una zona de día diáfana ¡y sin zonas de paso!

Para aprovechar al máximo los metros, Andrea decidió planificar la zona de día diáfana, que organizó en tres planos –salón, comedor y cocina–, y se alió con el mobiliario para zonificar. Además, prescindió de las zonas de paso: ni recibidor ni apenas pasillos. ¿El resultado? Un piso que respira amplitud y claridad. Descubre el resto de soluciones de este pisazo

Comedor abierto a la cocina en "U"

600.

Una cocina abierta con comedor adosado

Al derribar los tabiques de la zona de día, se ganó un espacio amplio y diáfano con la cocina, pequeñita y blanca y en "U", el comedor adosado a uno de sus laterales con un banco con cajones para sumar plazas y almacenaje, y el salón, junto al ventanal. 

Banco diseño de la decoradora y muebles de la cocina de Meine Küchenn.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?