Buhardillas

45 /401

1.

Estilo 'farmhouse'

Dormitorio rústico en buhardilla con paredes de madera

Dormitorio rústico en buhardilla con paredes de madera

El Mueble

Inspirado en las viviendas de los agricultores norteamericanos, el estilo farmhouse vuelve a primera plana de las tendencias con sus paredes revestidas en madera y su irresistible toque nostálgico de un verano en el campo. Las paredes y el techo de este dormitorio abuhardillado están revestidos con tablas antiguas de castaño que se tiñeron de blanco. Tanto acaparan la atención que se ha prescindido de toda pieza que no sea estrictamente necesaria.

2.

Una buhardilla luminosa y con mucho encanto

Una buhardilla luminosa y con mucho encanto

¡Haz clic en el vídeo y descubre cómo nuestra estilista Sol Van Dorssen le ha dado una vida nueva a esta preciosa buhardilla!

3.

A favor: mayor sensación de espacio

Dormitorio con techo abuhardillado y cabecero de obra.

Proyecto de los arquitectos de Mengíbar Blanco.

El Mueble

Sin cortinas, adiós a las barreras visuales. Por tanto, la estancia parecerá más amplia de lo que realmente es. Apúntatelo si tienes habitaciones muy pequeñas o con techos bajo, como este dormitorio. 

4.

El dormitorio principal es abuhardillado, pero tiene mucha luz

Dormitorio abuhardillado.

Butaca similar en Picontó. Lámpara de pie de &Tradition. Cómoda de Ikea. Plantas de Goya Floristas. Alfombra de KP.

El Mueble

Subimos a la planta de arriba, y en el dormitorio principal descubrimos otro remanso de paz. Aquí no se oye ni un ruido y, además, tiene el encanto de un blanco y luminoso techo abuhardillado.

5.

4. Dormitorio pequeño con el techo blanco

dormitorio abuhardillado revestido de madera 00557319

Cabecero con hornacinas diseño de Deulonder, como el banco. Apliques, de Lucide. Bandeja, de Catalina House. Funda nórdica y plaid gris, de Filocolore. Plaid crudo, de La Maison.

El Mueble

El cuarto ejemplo es un dormitorio ligeramente abuhardillado con vigas vistas en el techo, elementos que siempre suman un encanto único y muy especial a la decoración, pero que si no se tratan bien pueden "comerse" el espacio. Para evitarlo, vigas y entrevigas se han pintado de blanco para conseguir el efecto óptico de alejar el techo y así crear sensación de amplitud y multiplicar la luz natural.

6.

Homogeneidad crómatica

dormitorio abuhardillado 00571216

Cabecero con madera de roble realizado a medida. Mesita, de Ethnicraft. Lámpara de sobremesa, de Hübsch. Ropa de cama, de Filocolore. Alfombra, de KP.

El Mueble

Al pintar paredes y techos inclinados de blanco, el dormitorio se ve menos cerrado y más espacioso. Este fondo neutro contribuye a realzar tanto las pinceladas verdes de la ropa de cama, como los detalles en madera, que aportan el necesario toque de calidez en la decoración.

 

7.

3. Además de pequeño, abuhardillado

Dormitorio abuhardillado con varios ambientes

Butaca, similar en Picontó. Lámpara de pie, de &Tradition. Cómoda, de IKEA. Lámpara cesta de Santa & Cole, en Avanluce. Plantas de Goya Floristas. Ropa de cama, de Filocolore. Alfombra, de KP.

El Mueble

En este caso, el techo a dos aguas ha marcado la distribución del dormitorio, que cuenta con distintos ambientes. Las zonas más bajas se han resuelto con muebles a medida que se ajustan a la inclinación del techo: una cómoda en un frente y el cabecero en el otro. Además, junto a otra de las ventanas, se ha creado un acogedor rincón acogedor para la lectura o el relax.

8.

La ropa de otras temporadas...

Armario de dormitorio abuhardillado con puertas correderas tapizadas con tela.

Armario de dormitorio abuhardillado con puertas correderas tapizadas con tela.

El Mueble

Gana espacio al techo abuhardillado (la zona donde es más bajo) con armarios con puertas correderas que aprovechen toda la pared. Hazte con unas buenas perchas para prendas como abrigos y chaquetas: así no se deforman. La ropa se guarda limpia y sin planchar en cajas de tela para que respire. Un saquito con lavanda o una pastilla de jabón rallada hará que huela bien el armario.

9.

Un sofá bajo la ventana

Salón abuhardillado con sofá debajo de la ventana.

Sofá con tapicería, de Visual. Mesa de centro, de Orquídea. Espejo, de Foimpex. Alfombra de sisal, de KP. Puff y butaca, de Acevedo.

El Mueble

¿Tienes una ventana con un rincón soleado? Aprovecha ese espacio colocando el sofá justo debajo de la ventana. Esta posición no solo aprovecha la luz natural, creando un ambiente luminoso y alegre, sino que también permite aprovechar al máximo cada centímetro cuadrado de tu piso pequeño.

10.

La buhardilla es muy acogedora

Buhardilla con sofá beige, alfombra de cuadros y consola de madera.

Buhardilla con sofá, de IKEA. Cojines, de Sareka. Mesa de centro, de Tiendas Pardo. Banco, de Maisons du Monde. Alfombra, de La Redoute.

El Mueble

En lo más alto de la casa de campo, se esconde la buhardilla, muy acogedora y rústica. Sus vigas de madera desgastadas dan testimonio de la historia que alberga. Las paredes de piedra desnuda y las pequeñas ventanas invitan a la luz a bailar en su interior. Entre cojines de colores y mantas tejidas, el encanto vintage se fusiona con el confort de un refugio perfecto.

11.

AHORRO 00477555

AHORRO 00477555
El Mueble

12.

Actualiza tu dormitorio con cortinas discretas y atemporales

Dormitorio blanco con cortinas de rayas azules

Colcha y cuadrante a rayas, de Libeco. Cortinas con tela modelo Byron, de de Yute's. Lámpara, de Aquitania.

El Mueble

¿Lisas o estampadas? Seguro que te has hecho esta pregunta a la hora de elegir qué cortina poner en tu dormitorio moderno. Un modelo liso te facilita el resto de la decoración mientras que el estampado da más personalidad al dormitorio. Como es una estancia de descanso, te aconsejamos motivos discretos en tamaño y color. La interiorista Genoveva Núñez se decantó por estas cortinas de lino a rayas azules, frescas y atemporales, en sintonía con la ropa de cama.

13.

Usar muebles desproporcionados

Salón abuhardillado con muebles voluminosos.

Salón abuhardillado con muebles voluminosos.

El Mueble

"En ocasiones cometemos el error de incluir en nuestros espacios muebles demasiado grandes, pensando más en nuestras necesidades que en el espacio de la propia casa. Un ejemplo muy común es el sofá". Por ejemplo, un sofá en forma de L o con chaise longue reduce el espacio de paso y la posibilidad de incluir otros muebles necesarios en un salón pequeño; explica la interiorista Eva Sánchez García.

14.

Una buhardilla en blanco arropada por los textiles

Dormitorio abuhardillado con paredes y techo blancos y ropa de cama azul.

Butaca de Gems y banqueta, de Azul Tierra.

El Mueble

Esta buhardilla es una invitación a acurrucarse entre sus calentitos textiles y dejar pasar las horas pasar. Ya sea leyendo en su confortable butaca o descansando entre mantas de mohair y plaids de lana. Su base en blanco ha permitido arriesgar cromáticamente con los textiles, de una paleta de azules y grises, dos tonalidades que solemos asociar con la frialdad. Las texturas abrigadas y la madera equilibran el conjunto, creando un refugio tan acogedor como invernal. 

15.

Un dormitorio rústico decorado con el papel pintado y el color

Dormitorio con papel pintado con estampado tartán.

Papel pintado a cuadros, de Leroy Merlin.

El Mueble

Este dormitorio rústico es pequeñito, pero va sobrado de estilo. El equipo de Luderna y Dröm se atrevieron con un original papel pintado con efecto textil que se inspira en los típicos cuadros escoceses, y pintaron las paredes de un verde intenso en sintonía con el papel. Junto con la madera crea un dormitorio con vocación de refugio alpino. ¡Qué calentito!

16.

Pequeño y de sabor nórdico

Dormitorio abuhardillado en blanco.

Mesita, de Ethnicraft.

El Mueble

Este dormitorio blanco nos recuerda que este también es un color para el invierno. Pequeño y abuhardillado, precisamente, para aligerarlo visualmente, la madera se ha teñido en paredes, techo y suelo de blanco, sin con ello renunciar a un ápice de calidez. La ropa de cama, con toques de rosa, beige y marrón, es la encargada de darle color. 

17.

Un súper dormitorio con zona de estar al calor de la madera

Dormitorio abuhardillado con muebles en verde grisáceo.

Sofá y mesa de centro, de Cado.

El Mueble

Este dormitorio abuhardillado demuestra cómo el color puede transformar un espacio y darle personalidad y encanto. La decoradora Jeanette Trensig no lo dudó: a pesar de ser una buhardilla y no disfrutar de muchísima luz natural, se atrevió a conservar la madera natural del techo y bañó el resto de la carpintería en este verde grisáceo que arropa el espacio y le da carácter. Reservó la cama para la zona de menor altura, así el estar disfruta de una altura cómoda. 

18.

Dormir bajo las estrellas

Dormitorio abuhardillado de madera.

Dormitorio abuhardillado de madera. Mesitas, de Ethnicraft.

El Mueble

Proyectado por la decoradora Carmen Caubet, este dormitorio abuhardillado tiene vocación de refugio de montaña. Su precioso techo de madera parece arropar el espacio, y las ventanas lo inundan de luz y le regalan maravillosas vistas. Desde la cama, vestida con lanas y textiles furry, se ven las estrellas al caer la noche. 

19.

Los sofás perfectos para entornos rústicos en 2024

Salón abuhardillado con sofá verde caqui.

Sofá, de Atemporal. Cojines, de Casa Carle y Gancedo. Cuadro, de Olimpia Murillo. Pufs, de Casa con Alma.

El Mueble

¿Quieres decorar un salón rústico con las tendencias de sofás 2024? La arquitecta Sylvia Preslar y la decoradora Gabriela Conde nos sugieren esta propuesta: un sofá en línea tapizado en un verde caqui que le va perfecto al entorno abuhardillado. ¿Te has fijado en su look informal? Lo lograrás si lo acompañas con pufs y cojines de cuadros en varios colores. 

20.

Sofás diferentes compartirán un mismo espacio en 2024

Salon rústico con techo y paredes de madera.

Sofás realizados a medida por Manuel Larraga, con tela de chenilla en color crudo de Kirkby Design y tela de terciopelo gris, de Romo.

El Mueble

Otra tendencia 2024 que nos ha cautivado es la de combinar distintos sofás. Opuestos radicalmente en diseños, colores y tapizados. Carme Caubet apuesta en este salón abuhardillado por uno de chenilla en colores crudos y otro de terciopelo gris oscuro. ¡Los extremos se tocan!

21.

Sofa de día, cama de noche

Habitación infantil en buhardilla con sofá cama infantil.

Buhardilla con sofá-cama, diseño de Cristina Carbonell. Lámparas, cojines y colchonetas, de Filocolore. Alfombra, de Gra. Techo, de madera de pino blanqueada.

El Mueble

Por el día sofá rinconero moderno y por la noche cama doble para descansar a pierna suelta con solo tirar de la estructura y quitar los cojines del respaldo. Además, cuenta con espacio de almacenaje en su interior para guardar mantas, libros, ropa de otra temporada... 

22.

En blanco y confortable

Buhardilla con sofá blanco modular de IKEA.

Buhardilla con sofá modular de IKEA y mesa de centro de Coton et Bois.

El Mueble

Con los sofás modulares de IKEA es muy sencillo adaptar el mueble a cualquier espacio. Además, también podremos cambiar el aspecto del sofá rápidamente simplemente cambiando los módulos del sofá. Y eso sin hablar de la limpieza: al poder separar los módulos es más fácil moverlos y poder quitar el polvo de debajo del sofá.

23.

Dormir bajo las estrellas

00488716 dormitorio abuhardillado con vigas

Mesita de noche de La Maison y lámpara de Sacum.

El Mueble

Cuca Arraut ubicó la cama justo bajo la ventana para acostarse contando estrellas y despertarse viendo el cielo. Un espejo a pie de cama amplía el espacio y multiplica la luz. Por su parte, un murete de poco fondo sirve de cabecero sin restar espacio. Revestido de madera, decora y es un práctico estante. La ropa de cama es esencial para lograr un dormitorio acogedor, como la funda nórdica, cojines y manta gris de Filocolore.

24.

2. Un dormitorio abuhardillado pequeño

00492141 dormitorio blanco abuhardillado con vigas

Dormitorio principal con banqueta, en Sacum.

El Mueble

Para aprovechar al máximo esta buhardilla, la decoradora Cuca Arraut reservó la zona de menor altura para la cama y destinó la parte central, que además suele ser la de más tránsito, para arrimar los armarios. Con ello logró un paso más cómodo y aprovechó la altura máxima de los techos para planificar un armario más capaz. Los armarios se diseñaron con puertas alistonadas recuperadas pintadas a juego con el techo.

25.

Gris, magenta y tostado en ropa de cama

Dormitorio abuhardillado en blanco con escritorio de obra.

Escritorio diseño de la decoradora. Papel pintado, de Caselio. Silla, de Chester.

El Mueble

Una colcha gris con detalles florales rojos y granates revitalizan este dormitorio proyectado en blanco. Sobre la colcha, Celia Crego ha dispuesto una manta en color tostado. El resultado es un trío cromático bien avenido.

26.

Cuadros y Viva Magenta, en dormitorios juveniles

Dormitorio ru´stico juvenil.

Mesita de noche, de Ethnicraft, en Carolina Juanes.

El Mueble

El estampado de cuadros y el color Viva Magenta siempre han hecho buen equipo. Lo vemos en la ropa de cama de este dormitorio juvenil, proyectado por Carolina Juanes, que resalta aún más su carácter rústico.

27.

Una pared de cristal que zonifica un piso mini

Salón abuhardillado con puertas blancas acristaladas.

Cerramiento acristalado realizado por el artesano Toni Riera con cristales de Tot Vidre.

El Mueble

Este piso, de apenas 30 m2, nos enamoró a simple vista. Llena de buenas ideas de aprovechamiento del espacio, queremos destacar la pared-cristalera que separa la zona de día del dormitorio, zonificando ambos espacios sin con ello renunciar a la luz y a la comunicación de espacio, imprescindible en un piso mini como este. El arquitecto Rafael Fullana aprovechó la parte inferior, ciega, como punto de apoyo del cabecero. Encontrarás el piso al completo en nuestro número de febrero

28.

El perfecto rincón para desconectar

Buhardilla con butaca blanca.

Butaca, de IKEA.

El Mueble

No hay nada como contar con un pequeño espacio en el que desconectar a solas. Si trabajas en casa sabrás de la importancia de contar con un rinconcito en el que puedas despejar la cabeza y recargar las pilas. El modelo Klubbfors es cómodo, ligero y con un diseño actual. Aquí se ha colocado junto a un gran ventanal y se le ha dado independencia al colocarla sobre una alfombra que ayuda a diferenciar los ambientes. 

29.

Adornos navideños mini para decorar la habitación de los niños

Dormitorio infantil decorado por Navidad.

Cabaña reformada por Piriaran. Camas y fundas nórdicas, de Ikea.

El Mueble

¿Y cómo decorar en Navidad la habitación de los niños? "Los textiles son la clave del éxito, afirma el interiorista Rober Quiñones-Her. Me encanta cambiar la ropa de cama en esta época y usar tonos más navideños".

También puedes decorar el dormitorio de los peques con árboles de su tamaño para que ellos puedan decorarlos a su gusto. O elegir un árbol tipo globo que quede flotando, bien sujeto a los pies de la cama.

30.

Un lavamanos muy decorativo de piedra natural

Baño pequeño rústico con vigas de madera y lavamanos de piedra natural

Mueble de baño diseño de Marina&Co. Alfombra de Matèria.

El Mueble

Si el sanitario tiene un gran poder decorativo en el baño, lo mismo ocurre con el lavamanos. Prueba de ello es este baño, de planta estrecha y alargada, en el que las decoradoras de Marina&Co han apostado por un lavamanos de piedra natural que suma mucho estilo y carácter a este baño rústico

31.

Un original pavimento con efecto textil

Baño pequeño de buhardilla con suelo cerámico que imita un estampado textil.

Suelo de baldosas cerámicas de Neocera´mica.

El Mueble

Este baño abuhardillado es pequeño pero ¡cuánto encanto! No solo por las vigas de madera, que pintadas en este blanco cálido iluminan este espacio, sino por el original pavimento cerámico que imita un estampado textil y que suma mucha calidez a este espacio. El mueble, a juego con el techo, es capaz y ligero, gracias a su diseño semiabierto. El espejo, que salva la inclinación del techo multiplica la luz y el espacio.  

32.

Bye, bye borreguito... ¡hola pana ancha!

Buhardilla con sofá verde caqui y butaca de borreguito blanca

Sofá de Atemporal y cojines de Casa Carle y Gancedo.

El Mueble

"La pana ancha viene con fuerza para entrar en el mundo de los tapizados y desbancar al famoso borreguito. Lo vemos en sillas, sofas, cortinas y por supuesto cojines", avanza la estilista Mar Gausachs.

33.

Un sofá de lino con una funda con faldón

Salón abuhardillado con sofá de lino de color verde caqui.

Proyecto de la arquitecta Sylvia Preslar. Sofá, de Atemporal.

El Mueble

"Me encantan los de Grassoler o Atemporal", indica la decoradora Marta Tobella, pues son una de sus piezas preferidas de otoño por su look atemporal, vestido y, a su vez, casual. Además, el lino, fresquito en verano, puede ser muy acogedor también en otoño o invierno. 

34.

¡El otoño ha llegado al refugio de montaña!

Dormitorio de otoño en buhardilla revestida de madera de una casa de montaña

Mesitas de noche de Ethnicraft y taburetes de Bon Vent. Proyecto de Carme Caubet.

El Mueble

¡Qué bien le sienta a este dormitorio el otoño!  Los colores del bosque cercano, con sus verdes apagados, ocres, naranjas, marrones... ha contagiado la decoración de este refugio de montaña, con una ropa de cama gustosa y con una paleta cromática muy otoñal. Dormir bajo este precioso techo abuhardillado revestido de madera, ¡qué placer! 

35.

Por supuesto, literas

Habitación pequeña con dos camas.

Litera realizada a medida diseño de la arquitecta y decoradora Sylvia Preslar con colchas de Yutes y mantas de Zara Home

El Mueble

Las literas infantiles son una opción perfecta para colocar dos camas en una habitación pequeña, sobre todo cuando la altura del techo lo permite. Cuanto más elevado, mejor. Lo más importante es controlar que la altura total de la estructura deja suficiente espacio entre la cama superior y el techo. Tiene que ser posible sentarse en la cama "de arriba". ¿Cómo ganar centímetros en habitaciones bajas? Con un diseño que deja a ras de suelo el colchón inferior. Y si te preguntas, cómo poner dos camas abatibles en una habitación pequeña, con litera-también es posible.

36.

Dos camas casi juntas

Dormitorio infantil con dos camas con cabeceros de madera

Camas de Dormitum con cabeceros y mesita de noche de herencia. Banquetas de Antic Bisbal y alfombra de Carolina Blue

El Mueble

En este dormitorio infantil con techo abuhardillado las camas no levantan demasiado del suelo, lo que permite aprovechar el espacio. Se ganan centímetros sin pegarlas por completo en el centro, de manera que se conciben como independientes. Lo ideal es instalar apliques en la pared o colocar mesitas de noche de poca altura en los laterales exteriores.

37.

Puerta blanca y pared acristalada para ampliar espacios

Salón abuhardillado con pared acristalada y puerta blanca.

Salón con mesa de centro, de Aston Living. Librería de Pladur, diseño de Rafael Fullana, realizada por Cortana Decor. Cristalera realizada por el artesano Toni Riera con cristales de Tot en Vidre.

El Mueble

Los espacios abuhardillados suelen tener dos obstáculos: la falta de luz y de espacio. Para solventarlo en este salón, la interiorista Gabriela Conde optó por acristalar la pared y la puerta de acceso y lacar todo de blanco, ¡incluidos techos y la librería de obra! Ahora el espacio parece más grande y la luz viaja de una estancia a otra como por arte de magia.

38.

¿Cuánto cuesta una ventana tipo Velux?

Zona de trabajo con techo abuhardillado con una ventana tipo Velux.

Zona de trabajo con techo abuhardillado con una ventana, escritorio y librería de Coton et Bois y alfombra de Ofelia.

El Mueble

Son perfectas para iluminar espacios bajo cubierta con luz natural. Ojo: para abrir el hueco necesitarás una licencia municipal y permiso de la junta de vecinos, si la hay.

39.

Mejorar el aislamiento de la casa: materiales y otras ideas decorativas

Salón de estilo rústico con techo inclinado de madera.

Sofás realizados a medida por Manuel Larraga con telas de Kirkby Design y de Romo. Mesa de centro de Brucs, puf de piel de Carmen Caubet y alfombra de Alfombras Peña.

El Mueble

40.

La buhardilla es en lugar luminoso para desconectar

Buhardilla con sofá blanco hecho a medida, mesita auxiliar de madera y alfombra.

Buhardilla con sofá de Atemporal. Mesilla de &Tradition en Castro Seis Store. Plaid de La Maison. Alfombra de Something Special.

El Mueble / Felipe Scheffel

En la casa, por cierto, hay un espacio favorito de la pareja que seguro luego lo será también de sus hijas: la buhardilla. Tiene su propia mini sala de estar con un sofá a medida. 

41.

Los rincones difíciles están aprovechados con muebles a medida

Buhardilla con sala de estar con sofá blanco y baño con bañera exenta.

Buhardilla con sofá a medida de Atemporal. En el baño, bañera exenta Aura de Oh My Shower. Grifería de Tres Grifería.

El Mueble / Felipe Scheffel

A su lado el baño, también abuhardillado, no renuncia a detalles de estilo como la bañera exenta y las molduras blancas.

42.

Apuesta por una base neutra que invite al descanso

Dormitorio infantil decorado con papel pintado geome´trico azul y blanco.

Escritorio, de Amazon. Butaca de mimbre, de Fronda. Estores de lino, de Leroy Merlin. Mesita de noche, de IKEA.

El Mueble

Su habitación debe invitar al relax, especialmente durante sus primeros años de vida. En este sentido, es recomendable apostar por un marco neutro que puedas transformar siempre que quieras con ayuda de los textiles y accesorios. Así, será mucho más fácil adaptar su habitación a medida que cambien sus intereses.

43.

No te empecinarás en poner butacas grandes

Salón abuhardillado con sofá rinconero, mueble bajo y mesa de centro con ruedas

Si tu salón no tiene sitio para colocar dos butacas que cierren la zona de estar, piensa en otras alternativas. Por ejemplo, en reducir su número —poner una en lugar de dos— o su tamaño— elegirlas más pequeñas— u optar por otras piezas multifuncionales que hagan el mismo servicio y ocupen menos espacio.

¿Qué te parecen unos puffs? Harán de reposapiés, mesas de centro y asientos, según el momento. La interiorista Celia Crego ha optado por decorar este salón pequeño con una butaca pequeña y un puf. ¿Te has fijado en la mesa de centro con ruedas? ¡Qué buena idea!

Sofá con tapicería de Visual. Mesa de centro, de Orquídea. Espejo, de Foimpex. Alfombra de sisal, de KP. Puf y butaca, de Acevedo. 

44.

Fotos con y sin marco apoyadas detrás del sofá

Salón abuhardillado con sofá modular blanco y fotos en blanco y negro apoyadas detrás del sofá

En este salón abuhardillado se optó por decorar con fotos de una manera más desenfadada. En lugar de fijarlas a la pared, se colocaron sobre una repisa, apoyadas en la pared detrás del sofá. Es una idea brillante de Asun Antó y Javi Baldrich.

Sofá modular, de Ikea. Mesa de centro, de Coton et Bois. 

45.

"Tú tendrás tu espacio"

Zona de trabajo con escritorio y muebles blancos decorado por Asun Antó.

La casa es de todos pero no todos somos iguales. Cada uno tiene sus pasiones. Encontrar un rincón donde darles rienda suelta es también un "habitual" en los proyectos de Asun. Como esta buhardilla, donde la librería a medida, aprovecha cada centímetro y, a la vez, decora. 

Escritorio realizado a medida por Coton et Bois. Sillas de Taller de las Indias.

46.

Crear espacios para compartir en familia

Salón abuhardillado decorado por Asun Antó con sofá esquinero blanco.

Es importante que la familia tenga espacios para compartir. Como aquí: "Es una sala de ocio. Un concepto muy americano. En vez de retirarte directamente al dormitorio, tienes una sala para hablar, ver la tele, leer… No es el salón para recibir sino uno más familiar", nos explica.

Sofá de IKEA. 

47.

Abuhardillado, moderno y con sabor a campo

Baño blanco y madera de buhardilla con vigas y bañera.

Este baño es una invitación a relajarse. Será por el techo abuhardillado, que crea un espacio más íntimo y personal. O por las vigas de madera, o por la bañera exenta que evoca momentos de relax sin fin... También contribuye la base en blanco que tiñe el espacio.  La encimera, de madera recupera, da el toque campestre a un espacio moderno con un guiño a la tradición.   

Bañera, lavamanos y grifería de Roca. Banqueta de Carolina Blue. Proyecto de la arquitecta Irma Aleu, d'Aleu Viñets Arquitectura.

48.

Armarios camuflados para dormitorios pequeños abuhardillados

00531343

Los dormitorios pequeños exigen el mobiliario preciso, no los recargues. Cuánto más despejado y en orden esté, más amplio se verá y mejor será el momento relax. Este de la imagen, además de mini, es abuhardillado. ¿Dónde crear un sitio para almacenar? La interiorista Celia Crego ¡lo ha encontrado! En la pared donde se apoya la cama se esconde un armario. Lo ha pintado de blanco para disimularlo. ¡Bravo!

Banqueta, de Foimpex. Mesitas de noche, de Sareka. 

49.

Junto a la ventana

Rincón de lectura con muebles clásicos junto a la ventana

Cómoda, butaca y banqueta en Antigüedades Merale. Cojines de Zara Home y Tiendas Pardo.

El Mueble / Felipe Scheffel

En la buhardilla acristalada de la suite principal se creó un coqueto rincón con una butaca y un reposapiés para disfrutar de unas vistas infinitas al Cantábrico. 

50.

Dormitorio abuhardillado

Dormitorio abuhardillado

Ropa de cama de Zara Home. Cojines y banco en Tiendas Pardo. Aplique de La Redoute. Papel pintado de El Mundo del Papel.

El Mueble / Felipe Scheffel

Subiendo las escaleras llegamos a la última planta, donde la casa ganó tres dormitorios, dos de ellos en suite, y un cuarto de baño independiente. En esta planta la atención se va, inevitablemente, al dormitorio abuhardillado orientado al mar. ¿A quién no le gustaría despertar aquí por las mañanas?