Velas

51 /683
495547 NAVIDAD 2018 VELAS

51.

Al detalle: piezas de cristal

Las guirnaldas con bayas se valen por sí mismas para decorar pero... ¿Y si les añades velas y piezas de cristal para que la luz de las llamas se reflejen en ellas? ¡Crearás efectos mágicos! Aquí, en esta imagen, se han elegido portavelas y candeleros de cristal tallado, ideales.

00395000

52.

Al detalle: adornos de papel

¡Pues sí, efectivamente! Las estrellas de papel recortadas de los tarjetones se han aprovechado para decorar el espejo. Pégalas con cinta adhesiva de doble cara para que parezca que flotan. La interiorista Meritxell Ribé ha adornado la repisa y el hogar de la chimenea con velas por doquier y bolas de papel. ¡Copia la idea!

Portavelas de cristal en puerta interior 00495474

53.

Puertas decoradas de Navidad: los detalles importan

¿Te gustan los adornos sencillos y delicados? Te encantará entonces este portavelas de cristal colgado del picaporte dorado con una cinta de raso verde. La interiorista Andrea Feliú lo ha adornado con un ramillete de ramas verdes y frutos rosas atados con cordel. Y ha introducido una vela flotante dorada, que iluminada lo llena todo de magia. Coloca el adorno en una puerta de paso, la del salón por ejemplo, y harás que gane protagonismo. 

Detalle de puerta blanca con pomo redondo cerámico blanco_ 00444848

54.

¡Qué pieza tan delicada!

Una corona de Navidad fabricada en PVC y decorada con bayas rosas y verdes es el delicado adorno con el que se ha decorado esta puerta de paso. En lugar de colgarla a la mitad se ha depositado levemente en el pomo blanco de cerámica. ¡Cuánta delicadeza!

detalle-cesto-sobre-banco 00519489

55.

Un pequeño detalle que dice mucho

Decorar con cesto es uno de esos pequeños detalles que darán un look vivido, cuidado y auténtico a tu casa. Y por muy poco dinero. Además son muy sencillos de personalizar tanto con cintas de pasamanería, borlas y pompones como con pintura.

centro-de-mesa-de-Navidad-con-farolillos 00515700 O

56.

Velas, farolillos y ¡muchas piñas!

Natural y sofisticado al mismo tiempo. Los farolillos con velas son un clásico pero que crearán un bonito centro de mesa de Navidad y podrás usarlos todo el año. El toque festivo y de inspiración navideña lo lograrás si los rodeas con unas piñas y ramitas de acebo con sus encantadoras bolitas de color rojo. Otra opción es colocar dentro del farolillo de cristal guirnaldas de alambre con leds (funcionan a pilas).

Escalera de casa de montaña con dos niñas y portavelas rojos_00374158

57.

Una escalera decorada con portavelas rojos

El rojo es uno de los colores clásicos de la Navidad. Y cuando la Navidad es con niños, ¡más aún! En esta casa de montaña la escalera se ha decorado con portavelas de color rojo que marcan el camino hacia los dormitorios. 

Recibidor de casa señorial con escalera decorada con verdes_00495591

58.

Una guirnalda de Navidad para vestir escaleras

El papel pintado de motivos naturales que viste la escalera y el recibidor de esta casa ha inspirado la decoración de este maravilloso espacio. Una sencilla guirnalda de verdes, con campanitas y luces, que parece haberse escapado del empapelado de las paredes, decora la barandilla sin competir visualmente con este hall único.

 Arbol navidad iluminado en entrada 00495507

59.

Un árbol de Navidad en la misma puerta

Si vives en una casa unifamiliar, coloca un árbol de Navidad en el exterior para que todos vean que ya es fiesta, al menos en tu hogar. Es lo que ha hecho la decoradora Andrea Feliú en esta casa: disponer un abeto de tamaño medio en un lado, para que no moleste al entrar, e iluminarlo con luces leds y un sugerente camino de velas que conducen hacia él. Acompáñalo de una corona y unas guirnaldas de Navidad ¡y ya tienes decorada la entrada!

Velas, de Cerabella. Árbol, corona y guirnaldas, de Proflor.
cama en tonos rosas 00513213 O

60.

Rodéate de velas y sube la temperatura del dormitorio

Las velas son grandes creadoras de ambiente. Y aunque no conocen de estación, es durante los meses más fríos del año cuando ver el tintineo de su llama multicolor reconforta especialmente. Además, crean atmósferas más íntimas, por lo que son ideales en el dormitorio. Elígelas con aromas que te recuerden al otoño –eucalipto, canela, frutos rojos, higos, madera...– y la transformación será completa. 

Cabecero de obra. Lámpara aplique, de Vintahome. Ropa de cama, de Filocolore.
Salón blanco con librería y chimenea a modo de separador_00501878. 00501878

61.

Decora con velas la embocadura de la chimenea

La chimenea da mucho encanto en el salón, sobre todo cuando está encendida. Pero, ¿qué hacemos con ella cuando aún no ha llegado el momento de prender fuego? Si en verano puede ser muy decorativo y dar frescor vestir la embocadura con un cesto de fibras con brotes de lavanda, eucalipto o flores secas, en otoño puedes atreverte con una composición de velas. Las hay de led que crean una luz muy cálida y segura, muy útiles si hay niños pequeños en casa. 

Detalle de mesa de centro con composición de velas_00517234 O

62.

Un plus de calidez con un centro de velas

Las velas en El Mueble nos encantan, por el juego de luces y sombras y las atmósferas íntimas y acogedoras que creen. Pero si hay una época del año en la que las velas son un must es con la llegada del frío. Puedes crear una composición para la mesa de centro combinando diferentes velas, así incluso sin necesidad de prenderlas decoran. Un consejo: unifica el color y juega con los tamaños. 

Porche cubierto iluminado con velas y farolillos 00402347

63.

Farolillos y velas por doquier

Otro ejemplo de lo mágica y acogedora que puede quedar una terraza si la decoras con velas y farolillos al anochecer. Para que el entorno sea seguro, puedes elegir velas LED.

Banco de obra y tapicerías, diseño del estudio de Ester Prat. Colchonetas beige, de Cusó Tapissers. Pufs de mimbre, de Jaime Beriestain. Alfombra, en Filocolore. Mesa de centro, diseñada y realizada por Lizarriturry Tuneu Arquitectura.
mesa-con-velas 00513239 O

64.

Las velas

Revisa tus velas y portavelas que tras las cenas veraniegas y noches hasta la madrugada han quedado más que consumidas. Incluidas las que repelen los mosquitos (generalmente de citronella). No las guardes si están prácticamente acabadas. Las que sí puedas reaprovechar el verano que viene, mejor guardadas para que la cera no coja polvo.

Recibidor con aparador antiguo_397880

65.

Con lámparas DIY

¡Por fin has encontrado sitio para ese aparador antiguo heredado de tus abuelos! Definitivamente va a ser el encargado de dar la bienvenida en el recibidor. Y para que se vea igual de bien, de día que de noche, has decidido iluminarlo de una forma un tanto especial. Unos portavelas de cristal con asas de alambre —que incluso puedes hacer tú— serán los únicos elementos que decorarán con estilo la pared y darán glamour al mueble. ¿No te parecen ingeniosos?

Vista cenital de jardín decorado con luces_ 00462192

66.

Una terraza con vocación de patio

Para poder disfrutar más de esta terraza, los propietarios cubrieron el suelo con pizarra y construyeron una jardinera alrededor del espacio donde plantaron un ciruelo, lilos, un castaño... Ahora tiene un look de jardín asilvestrado que lo hace muy agradable para disfrutarlo tanto de día como al caer la noche, con unos farolillos para crear atmósfera. 

Tumbonas de Westwing y mesitas auxiliares de Fronda. 
Una mesa tocinera auténtica

67.

...O decorada con piezas retro

Una mesa tocinera pequeña resulta ideal para ponerla en el recibidor porque no quita demasiado espacio. En su único cajón podrás guardar el móvil y las llaves. Y para decorarla, atrévete con un estilo retro muy romántico: una lámpara tipo flexo, velas de té, una lámpara de anticuario o ese esqueje que has recogido de tu planta favorita a ver si prende... ¿Te has fijado en lo bien que armonizan la madera y el metal?

Recibidor rústico con pared de piedra, puerta de madera, consola de madera, espejo, velas y mimosas-360215

68.

Con muebles recuperados

Un ejemplo más de un recibidor con muros de piedra que puedes aplicar en tu casa de verano. Aquí, como es escueto, se ha amueblado con una consola de madera ligera, a juego con la puerta recuperada, y un espejo apoyado que agranda el espacio visualmente. Para decorar unas velas y un búcaro con mimosas. ¿Sabías que es la flor de la amistad?

Comedor con mesa redonda, aparador decapado y sillas de ratán_ 00464934

69.

Parejas perfectas

Puede que colocar un solo objeto para decorar la mesa de comedor te resulte un pelín soso; si es así, puedes optar por colocar dos piezas singulares en el centro de la mesa o grupos de dos, como aquí: dos libros, dos velas sobre una tabla de cortar de madera y dos jarrones. En ambos casos, la idea es crear un conjunto simétrico. "Al elegir objetos diferentes y de alturas y volúmenes distintos, lograrás dar dinamismo a la composición", asegura la interiorista Elisa López, del estudio de decoración y reformas @zentro_interiorismo

 

Vista cenital de jardín decorado con luces_ 00462192

70.

Vista cenital de jardín decorado con luces_ 00462192

Terraza de noche con farolillos y velas_00504058. 00504058

71.

Suma encanto y magia con farolillos y velas

Las velas son grandes creadoras de ambiente. Basta con colocar algunos farolillos estratégicamente en la terraza o incluso antorchas que puedes clavar en las macetas, para que esa terraza sosa se transforme en un espacio mágico e íntimo. Si no quieres correr riesgos, sobre todo en noches de viento, apuesta por las velas de led. Las hay incluso de cera, que dan mucho el pego. Si apuestas por un farolillo, además de proteger la vela del viento, decorarán por sí solos durante el día.  

00315152

72.

Un patio romántico a la luz de las velas

La iluminación es fundamental en cualquier espacio de tu casa para que sea más acogedor, cálido y versátil. ¡También en el patio! Las lámparas de fibras son tendencia, pero no te olvides de añadir también unas velas. 

Mesa, en Ornatus. Sillas de fibra natural Oxford, en Ámbar.
Mesas de centro y auxiliares
Casa Decor

73.

El color de la naturaleza

El verde mint que protagoniza el techo del dormitorio contrasta con la luminosidad y la ligereza de las paredes revestidas con madera contrachapada, transportándonos a un oasis natural en medio de la urbe.

Dormitorio con chimenea
Casa Decor

74.

Modernizar los elementos clásicos

A propósito de la arquitectura señorial del edificio, la chimenea se ha modernizado decorándola con plantas colgantes, velas y jarrones. Además, los estores translúcidos aportan una dosis de frescura mientras generan la intimidad necesaria.

Chimenea decorada con velas y plantas
Casa Decor

75.

Velas y plantas: una combinación naturalmente perfecta

¡Hay que ver lo bonitas que quedan las velas led en compañía de las plantas! Además, al estar colocadas ante un espejo, parece que la luz se duplica.

Chimenea decorada con velas y plantas
Casa Decor

76.

Una zona de asientos chic al calor de la chimenea

Dos coquetos taburetes de mimbre trenzado en color negro con cojines de terciopelo mostaza, reposan a ambos lados de la chimenea.

mesa de centro de madera con velas y plantas_00512858_O

77.

Enciende una vela –¡o muchas!–

Además de romántica, la luz de las velas crea ambientes muy acogedores y agradables. Además es un elemento deco que queda igual de bien tanto en invierno como en verano. Cuando empiece a atardecer enciende alguna y haz que se convierta, casi casi, en un ritual.

Rincón de salón con chifonier y faroles con velas_00361532

78.

Decorar un rincón con un par de farolillos

"Los farolillos son un recurso muy práctico para decorar un rincón vacío en el que no sabes qué poner, en la transición entre dos muebles... Colocar dos faroles, uno grande y otro mediano con una vela o un grupo de velas dentro hace un efecto muy bonito y cálido, a la vez. Si eliges los farolillos dorados, van a generar una luz muy bonita cuando entra el sol". 

Detalle de mesa de centro con flores y velas_00495607 O

79.

¡Que no falten las velas!

"Para potenciar la calidez va muy bien incorporar velas. ¡Yo las enciendo incluso de día! Puedes reunir varias iguales pero de diferentes tamaños en una bandeja y crear una composición decorativa, o bien dejarlas simplemente con una base o un candelero. Si son perfumadas tendrán un plus. Yo prefiero apostar por velas blancas o de color natural en vez de colores", aconseja Sol. 

Piezas-estilistas-recibidor-00466563. Aromas y buena luz para dar la bienvenida

80.

Buena luz para dar la bienvenida

Siempre es bueno contar con una iluminación en el recibidor. En este sentido, para las estilistas Olga Gil-Vernet y Dafne Vijande existen dos elementos que son imprescindibles en un recibidor: una lámpara y un espejo. Sobre lo primero, Gil-Vernet aconseja aprovechar el espacio al máximo y evitar lámparas de pie, y optar por las de techo o una bonita de sobremesa. Para la estilista Carmen Figueras, "una lámpara bonita de sobremesa y con buena presencia es lo que hará brillar el recibidor".

detalle recibidor con cuenco llaves velas espejo hiedra 00454891

81.

Una repisa llena de calidez

En un pequeño rincón sobre un mueble o repisa podemos reunir cuatro piezas especiales y básicas: velas, algo de verde (las hiedras suelen sobrevivir en espacios sin luz natural), alguna pieza de madera, una luz cálida y un espejo.

recibidore invierno detalle velas de cristal y botella 00491990

82.

Calentar el espacio con velas

Nos emocionan en cualquier rincón de la casa, pero al encenderlas en el recibidor cuando esperas una visita, transformarás el espacio, la luz y la sensación de bienvenida: harás que se sienta alguien especial. Estas en concreto son ligeras, etéreas y muy elegantes.

detalle recibidor frascos con pillas y frutos secos 00357171

83.

Apuesta por lo natural

Tan fácil como traer dentro lo que vemos fuera: piñas, frutos secos, canela... En frascos de cristal de diferentes alturas decorarán de forma cálida y tranquila.

00438311 75ce6f1c

84.

Una chimenea que "abriga" incluso apagada

Vístela con velas y verás cómo se transforma en un elemento súper decorativo. La chimenea hará más acogedora y arropada la habitación, como en esta de la imagen. 

Lámpara, en Cado. Espejo, en Sacum. 
velas-sobre-repisa-campana-extractora-de-cocina 418742 O

85.

Pequeños detalles navideños

No necesitas una decoración pomposa para que la Navidad llegue a tu cocina. ¿Cómo? Tan solo con la presencia de las velas conseguirás el ambiente navideño deseado. 

Detalles de velas sobre la chimenea

86.

No te olvides de las velas

Las luces son un elemento imprescindible para crear un ambiente especial y conseguir la tan anhelada "magia navideña". Por eso, aunque este año las guirnaldas de luces se llevan el primer premio, las velas siguen teniendo su protagonismo y son perfectas para ambientar cualquier rincón de casa. Mézclalas con muérdago o acebo rojo bajo un lecho de hojas verdes.

Detalle de repisa de chimenea decorada con la palabra Noel, guirnalda luminosa y velas

87.

La iluminación gana protagonismo

Cada vez hay más propuestas de luces diferentes, sobre todo si nos referimos a las guirnaldas luminosas. Puedes encontrar diseños muy bonitos y originales para personalizar tus espacios. Solo tendrás que decidir si quieres corazones, estrellas, copos de nieve y si van a ser de led o con pilas. Y es que la iluminación cobra un significado especial para celebrar estas fiestas tan entrañables.

velas-ideas-renovar

88.

REUTILIZA LAS VELAS

Otra de las ideas baratas para decorar que puedes aplicar en tu casa es darles una segunda oportunidad a las velas. Una vez se haya terminado la cera o  cuando no puedas encenderla más es hora de sacarle provecho en casa. Primero, elimina el sobrante de cera y limpia bien. Una vez ya tengas limpia la vela por completo, es hora de decorarla. Puedes cambiar el exterior, pintando las velas con el color que mejor vaya con la habitación o apostar por uno de los colores tendencia como el verde menta. Las pinturas de Rust-Oleum con efecto tiza, que puedes conseguir en Leroy Merlin dan un acabado ideal a los portavelas. Otra opción es añadir una cuerda fina de yute y envolver la vela. Este tipo de cuerdas también se pueden conseguir en Leroy Merlin. Luego puedes decorar con una hoja de abeto, y tener tu propia vela DIY en la mesa de Navidad o en otras ocasiones especiales.

Sí a lo que te hace feliz

89.

Sí a lo que te hace feliz

Rodéate de velas, cuadros o fotografías que son importantes para ti. Detalles que suman. Al final, lo más importante, es que cuando estés en tu dormitorio, no necesites nada más. Por cierto, ¿qué te apetece soñar hoy?

chimenea-decorada-de-navidad-con-velas 495608 O

90.

Al detalle: velas blancas diferentes

Dafne ha decorado las ramas con velas blancas de diferentes grosores. Son como la guinda del pastel. Solas o junto a otros adornos, son perfectas para decorar la chimenea en Navidad. ¿Has visto las nuevas velas veganas Return de Cerabella en forma de casitas?

chimenea-decorada-con-guirnalda-natural-y-velas 470994

91.

Al detalle: la magia del metal

Y para ensalzar la presencia de los metalizados, qué mejor que añadir bolas, portavelas y candeleros entre las ramas verdes de pino. Naturalidad y distinción se funden en un único ambiente súper elegante que no dejara indiferente a nadie.

Chimenea decorada con calcetines de Navidad_495829

92.

Nos rendimos al American Style

No hay película navideña donde no salgan los calcetines con regalos a rebosar, sobre todo, si son americanas. Los calcetines han ido ganando protagonismo en la decoración navideña y colgarlos sobre la chimenea queda genial. Y si no, mira estas divertidas botas repletas de obsequios. Conoce el origen de esta tradición y otras curiosidades sobre la Navidad.

postal-de-navidad-pop-up 445033

93.

Decorar con postales de Navidad

Además del gran arreglo de verdes, este recibidor se ha decorado con un centro de bolas del árbol, portavelas de barro y diferentes christmas, que suman encanto.  

00495844 O

94.

Un caminito de luces

Es una manera muy eficaz y que apenas ocupa espacio para completar la decoración de un recibidor o, como aquí, del pasillo. Al caer la tarde creará un ambiente mágico. 

00495475

95.

Viste también el exterior de casa

Como se ha hecho aquí, dónde se ha aprovechado el rellano de acceso a casa para ubicar el árbol de Navidad, que se ha vestido con bolas y lágrimas de cristal transparentes y de un intenso color burdeos. 

00394966 O

96.

Una composición de portavelas

Este rincón del recibidor se ha decorado al detalle. Desde el sobre del velador hasta la base, donde se ha creado una composición de velas que llenan de una agradable luz cálida el espacio. Se han combinado portavelas de diferentes tamaños y diseños, lo que crea un conjunto más atractivo. 

velas-en-el-recibidor 00445617

97.

Con velas, letras y estrellas

No necesitas más objetos decorativos para darle un bonito aire navideño al recibidor. Decora con ellos el mueble de entrada: unas estrellas colgantes que caigan desde el esquina del espejo, algunas letras evocadoras (Home, Xmas o HoHoHo) y muchas velas en vasos de cristal o metal con motivos de Navidad.

velas

98.

Escribir un deseo en un papel y quemarlo

Esta tradición viene de Rusia. Se escribe un deseo en un papel y al final de la noche se quema. Las cenizas deben caer en una copa de cava que luego hay que beberse. Otra versión es que durante la cena hay que guardar el deseo en el zapato y luego quemarlo. Y si no te apetece beberte las cenizas puedes quemar los deseos en un cuenco o tirarlos a la chimenea.

00374187

99.

Un porche de Navidad abrigado por los textiles y las velas

Mantas abrigadas, cojines mullidos, portavelas de madera que llenan de encanto este porche alpino y unas vistas de lujo no solo al jardín sino al salón, con su gran árbol de Navidad. ¿Qué más se puede pedir?

00445079 O

100.

La Navidad, en el porche

Si cuentas con un porche como este, que al estar acristalado se convierte en una estancia más de la casa, ¿por qué no vestirlo de Navidad como si del salón se tratara? Se ha decorado con un gran árbol, guirnaldas, coronas y centros con velas que decoran sus muebles de fibras, madera y metal.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?