Molduras

1 /68
armario corredera clásico-00495422. Con buena luz natural

1.

Con buena luz natural

Además de amplio, quieres que en tu vestidor entre la luz a raudales. Con armarios que vayan de pared a pared y de suelo a techo, para tener ordenada la ropa de todas las temporadas, e intercalar puertas abatibles y correderas. Si sueñas con un espacio que destile diseño, opta por recuperar unas puertas antiguas de madera con elegantes molduras. Lácalas en blanco para actualizarlas, como estas de la imagen. ¡Menudo estilazo tienen!

galan blanco con ropa 00503672. ... Y un galán de noche actualizado

2.

... Y un galán de noche actualizado

Prefieres dejar preparada por la noche la ropa que te vas a poner al día siguiente. Podrías depositarla sobre una silla o en la percha colgada del pomo del armario pero te gustaría contar con un sitio concreto para que no se arruge. Piensas que lo ideal es un galán de noche pero ¡los diseños son tan clásicos! No, no todos y si no mira este de la imagen. Sencillo, moderno y en blanco, como a ti te gusta.

00501582. Molduras decorativas

3.

Molduras decorativas

Te interesará saber que este recurso ornamental en relieve data de la época griega aunque es en el siglo XVIII cuando su uso se extiende. Hoy, como ayer, siguen decorando paredes y techos dando volumen, dinamismo y distinción a las estancias. Tanto es así que cada vez son más los interioristas que apuestan en sus proyectos por molduras de escayola, poniéndolas así en órbita de nuevo. Si las usas en paredes —como las de la imagen— te ahorrarás decorarlas porque ellas ya son por sí mismas todo un adorno. 

Consola, de Sacum. Cuadro, de Merc & Cía. Puf, de Coco-Mat.
Salon comedor con estanteria, butaca de piel, secreter, techo con molduras y ventana con cortinas y estores-349592. Cambio en tres, dos, uno... ¡ya!

4.

Cambio en tres, dos, uno... ¡ya!

Al vestir la mesa, que durante el día la interiorista utiliza a modo de escritorio, el espacio se transforma al instante de zona de trabajo a comedor familiar y acogedor. Una buena fórmula para teletrabajar si te faltan habitaciones extra donde montar un despacho o quieres trabajar en un espacio más diáfano y luminoso.

Casa de la interiorista Bárbara Sindreu. Sillas isabelinas recuperadas con terciopelo Lotus de Güell Lamadrid. Alfombra de Gra.
Salón rosa y gris_464791. Un toque sofisticado

5.

Un toque sofisticado

 

¿Qué efecto quieres conseguir en tu estar? Si buscas darle un toque de discreta elegancia opta por decorar tu salón en gris y rosa. ¡Te sorprenderá el resultado! En este de estilo clásico se enfatizaron las molduras pintándolas de un rosa soft con casetones en blanco, a juego con las butacas y los textiles. ¿Quieres un tip infalible? Mezcla varios tonos de la gama de los rosas, más suaves y más fuertes, para evitar un ambiente plano (y aburrido).

paso salon comedor son tres lámparas de techo de cristal 00474463. Un vano muy bien enmarcado

6.

Un vano muy bien enmarcado

El salón y el comedor de esta casa se dividieron con unas puertas correderas que permiten integrar o separar ambos ambientes, según se desee. El marco de la puerta se ha enriquecido con molduras superpuestas cortadas a inglete que cantean y dan volumen al vano. Para contrastar con el color beis de paredes y puerta, el marco se pintó en un gris oscuro, a juego con la pared del fondo. 

Butaca, de Crearte. Mesa y lámparas de techo, de Pathson en Cado.

 

017 DSC2227. De estilo modernista

7.

De estilo modernista

¿Sabes que puedes combinar distintos materiales en tus molduras? Puedes ponerlas de poliestireno estruido, un material ligero y flexible, perfecto si las paredes presentan irregularidades; de escayola, en el techo y de madera o DM en paredes y puertas. Este salón-comedor de estilo modernista presenta cornisas y rosetones ornamentados en el techo de donde penden las lámparas y molduras lisas en  paredes y puertas. ¡Y lo mejor de todo es que ninguna es original, fueron hechas a conciencia! ¿La responsable? La interiorista Miriam Barrio que utilizó los poderes mágicos de las molduras.

008 DSC2105. Una chimenea decorativa

8.

Una chimenea decorativa

¿Te encantaría tener una chimenea aunque solo fuera decorativa? La interiorista Miriam Barrio diseñó esta de obra con repisa y puertas de madera y la decoró con unas molduras exquisitas de diseño vegetal. Para remate, y como sus dueños no tenían intención de encenderla, convirtió su interior en una zona extra de almacenaje donde guardar ropa de cama. ¿No te parece una idea redonda?

Butaca, de La Redoute con cojines de piel a medida de Marcasal. Mesa con sobre de mármol, de Zuiver. Espejo, de Catalina House.
037 DSC4538. Molduras de madera decorativas

9.

Molduras de madera decorativas

En las casas centenarias eran típicos los rosetones en el centro del techo enmarcados por molduras rectas. Muchas veces de ellos pendían fabulosas lámparas de araña. A lo largo de este vestíbulo se han colocado molduras rectangulares en las paredes y en el techo arropando a unas luminarias mucho más discretas.

Suelos hidraúlicos, de Acocsa. Cestos, de Taimo. Consola de hierro, de Doméstico Shop. Sobre ella, lámpara, de Sacum al igual que el banco de madera.

 

047-dsc4068a f4a7b9f7. ¡A todo color!

10.

¡A todo color!

 

"El contraste entre lo clásico y lo moderno funciona", asegura Miriam Barrio, la interiorista que proyectó este arriesgado dormitorio. Cuenta con cabecero imitando a terciopelo y molduras en la pared en un potente color coral. ¡El efecto es espectacular! 

Cabecero a medida realizado por Tapicería Marcasal. Mesita de noche, de Miv Interiores. Lámparas de techo, de Doméstico Shop.

 

007 DSC4791. Molduras llenas de luz

11.

Molduras llenas de luz

Fíjate bien porque en este salón hay molduras por doquier: en la boisserie, en la chimenea, en el techo de cornisas escalonadas, en las paredes...Todas ellas fueron “hechas ex profeso, por artesanos”, afirma la interiorista Miriam Barrio, autora del proyecto. La estancia respira un actualizado estilo clásico e irradia luminosidad, gracias al color blanco que se multiplica con los espejos semiocultos en las traseras de la estantería.

Sofá hecho a medida con Tapicería Marcasal. Mesa de centro, de Gubi. Bandeja dorada en la mesa de centro, de Ikea. Jarrón de cristal, de Zara Home. Cajitas y alfombra, de ID Design. Libros, de Natura Casa.
pasillo con arrimadero oscuro abajo y claro arriba 00451601. En forma de friso

12.

En forma de friso

Tener frisos a media altura era algo común en las casas bajas del siglo pasado para combatir problemas de humedad. Hoy se emplean como elementos decorativos con el único objetivo de potenciar una pared. Se suelen colocar a 1,20 cm como medida estándar y pueden ser de madera natural, laminados, lacados o revestidos de papel pintado, como el pasillo de la imagen decorado por Meritxell Ribé. Este friso se ha rematado en la parte superior con una moldura, a juego con las del techo, y con un rodapié más estrecho en la inferior.

Papel pintado, de Vescom. Cesto, de Sacum.
dormitorio-con-molduras-en-la-pared-muebles-madera-y-fibra-y-ropa-de-cama-azul-00501574 O. A modo de cabecero

13.

A modo de cabecero

En este dormitorio las molduras de la pared hacen las veces de cabecero, un recurso muy utilizado por los interioristas para decorar y llamar la atención de esta zona. La firma Orac Decor cuenta con modelos ligeros, fáciles de instalar, lisos o elegantemente esculpidos en diferentes tamaños, formas y estilos.

Mesitas de noche y banqueta de la colección Tänk Värd, de Ikea. Cama Orje, de Ikea. Lámparas de sobremesa, de Carolina Blue.

 

Salón con chimenea y boiserie de color blanco con espejo y estantería para libros_421202. También en la chimenea

14.

También en la chimenea

Boiserie, seguro que habrás leído esta palabra en más de una ocasión. Pero ¿qué es realmente? Es esa librería clásica y simétrica que integra la chimenea. Como la de este salón, decorada con molduras en las puertas de los armarios inferiores y en la embocadura de la chimenea. Es un proyecto de Asun Antó.

Mobiliario a medida de DM lacado, de Coton et Bois, como el espejo, los estores y la mesa de centro. Alfombra, cojines y plaid, de Filocolore.
Redes-00474662. Antiguo parece... pero no lo es

15.

Antiguo parece... pero no lo es

Si piensas que todas las molduras son centenarias, estás muy equivocada. Puedes crearlas a tu antojo y prueba de ello es este ejemplo: un friso con molduras que recorre la pared del pasillo dándole un aspecto neoclásico. ¿A qué da el pego? El proyecto es del Estudio Mazza. No te pierdas el resto de la casa repleta de molduras ¡hasta en el baño!

comedor con molduras en el techo_00456495. Hilera de pequeñas ménsulas

16.

Hilera de pequeñas ménsulas

¿Al hacer reforma has descubierto toda una colección de molduras en el techo? ¡Enhorabuena porque, además de ser tendencia, le darán nivel a tu casa! En esta imagen, una hilera de pequeñas ménsulas recorre perimetralmente el techo delimitando los espacios, en este caso, la zona de comedor. ¡Vaya estilazo!

salon techos molduras y lámpara de techo tipo araña_454741. Molduras de escayola

17.

Molduras de escayola

En habitaciones con techos muy altos, la firma Leroy Merlin aconseja "colocar molduras grandes, porque las pequeñas quedan perdidas, y modelos ascendentes, es decir, con más elementos ornamentales en la parte superior". En este salón se han recuperado y restaurado las cornisas centenarias y se han combinado con molduras que dan a las cortinas un mejor acabado. Fíjate cómo se han decorado además los vanos en forma de arco de puerta y ventanas. ¡Un trabajo de filigrana!

puerta-de-un-bano-con-molduras 441cbc28 923x1280. Molduras de madera para puertas

18.

Molduras de madera para puertas

¿Quieres personalizar tus puertas? Poner molduras de madera es una forma de hacerlo y, si eres manitas, nada complicado. Solo deberás diseñar la forma y elegir el material: maciza, si te decantas por una madera noble o rechapada, con MDF o fibras de madera. Esta original puerta de forma irregular, por la que se accede al baño, se ha decorado con cuatro cuarterones con molduras rehundidas. Y se ha pintado en blanco, a juego con el revestimiento de listones que cubre la pared. ¿A que ha quedado chula?

Combinación de sofá beige y butacas de color rosa en salón con molduras. Cuarterones en la pared

19.

Cuarterones en la pared

No solamente verás molduras en techos, también se deslizan por las paredes aportándoles textura y volumen. Un recurso decorativo que deriva del Art Dèco. Suelen ser de madera o de materiales sintéticos, ligeros y fáciles de trabajar. Quedan elegantes y señoriales en forma de casetones en los que puedes enmarcar cuadros, a modo de enormes paspartús, o dejarlos vacíos. Píntalos en un solo color o combina dos, como las de este salón en blanco y rosa.

molduras-y-juntas-de-suelos-00472179-o e676e68b 1342x2000. A otro nivel

20.

A otro nivel

En esta cocina abierta, la moldura decorativa cumple otra función: salvar el desnivel del techo. Estos, al ser bajos, requieren un modelo estrecho y sin demasiado ornamento. Mientras, la columna en la isla y el cambio de suelo –cerámico y madera– delimitan la zona de comidas del salón. Son junto a las molduras, elementos de transición. 

Mobiliario, de Àbag Studio. Lámpara de techo, de Nordlux.
Pasillo con molduras en el techo decorado con un aparador y dos farolillos de pie. Entre luces y sombras

21.

Entre luces y sombras

Las molduras adquieren un carácter monacal cuando decoran techos abovedados, como el de la imagen. Mirando hacia arriba, bien podría parecer que estamos en el interior de una capilla, pero no. Se trata del pasillo largo de una vivienda decorado con ligereza para no restarles a ellas ni un ápice de protagonismo. Si las pintas en blanco, captarán mejor la luz natural y la proyectarán a esta zona de paso de por sí oscura.

Consola de hierro y madera, en el estudio Meritxell Ribé. Pavimento, de tarima de roble. 
00472175 O. Con mucha elegancia

22.

Con mucha elegancia

La clásica columna dota de carácter y amplía el espacio de esta pequeña cocina, que, además, utiliza el blanco como color predominante y que dota de continuidad. ¿La calidez? Se consigue gracias a los tiradores y la península de madera.

Mobiliario, de Àbag Studio. Lámpara de techo, de Nordlux.
00506952 O. Sus molduras y paredes de cristal

23.

Sus molduras y paredes de cristal

Combinar estilos, esa es la clave. Las primeras estaban presentes antes de la reforma. Las segundas fueron la clave para que la luz viajara de la cocina al salón y viceversa, dando, además, la sensación de que está completamente abierta. El resto de este piso es igual de impresionante. 

Sofás, de Atemporal. Butaca, de Crearte. Mesa de centro y mesas auxiliares, de Crisal. Lámpara de sobremesa, de Other Lamps. 
Salón con molduras y sofá verde y gran lámpara de fibras 00454743 . Viste paredes y techos con molduras

24.

Viste paredes y techos con molduras

Las casas con molduras las asociamos a la historia, a espacios nobles. Aprovéchalo y añade molduras en casa. Si tu casa es de nueva construcción, con una simple cornisa en el techo o un arrimadero, lo conseguirás. En cambio, si es un piso antiguo, podrás jugar más con molduras en paredes y techos.

Sofá de Ikea con funda de Sofatherapy. Mesa de Merc&Cia, taburete de Ay lluminate y la cesta, de Sacum.
00451601. Planifica los puntos de luz (y los interruptores)

25.

Planifica los puntos de luz (y los interruptores)

Al reformar las zonas de paso, como el pasillo o el recibidor, planifica qué tipo de lámpara, el ángulo de luz que proporcionar y, en consecuencia, dónde irá cada punto de luz. Así evitarás los típicos errores al iluminar la casa. No te olvides también de dotar, tanto al recibidor como al pasillo, de interruptores en varios puntos.

00429537-o a1349cae. Geometría vertical

26.

Geometría vertical

Las molduras del techo aportan carácter a este salón donde los tonos neutros se combinan con alegres notas de turquesa.

Sofá, pufs, mesa de centro y librería, de Jean Pierre Martel.
 MG 9945. Blanco y azul, luz total

27.

Blanco y azul, luz total

Todas las carpinterías de la casa eran de madera oscura, así que aligeraron pintándolas en blanco. Y para sumar luz, los textiles se eligieron en tonos claros con toques azules porque a los propietarios les encanta. De hecho, este color salpica cada estancia de la casa, creando, así, una especie de hilo conductor. 

 MG 9729. Un dormitorio muy clásico

28.

Un dormitorio muy clásico

A la propietaria le gustaban los cabeceros capitoné y esto dio pie a Natalia para crear una habitación más clásica que el resto de la casa, “una especie de templo del descanso”, dice. Cambiaron los antiguos papeles adamascados de las paredes por un blanco luminoso con molduras, y los tejidos de seda brillantes por linos en color tostado y verde agua.

Cabecero, de Calse. Mesillas de noche, de Crisal.  Apliques, de DCW. Cómoda, de Vical Home. Lámpara, de Kenay Home. Ropa de cama, cojines y cesto, de La Maison. Banqueta, de Asitrade. Manta, de Zara Home. Galán, de Crisal.
recibidorjodiefoster. Y un recibidor de película
Christie’s International Real Estate

29.

Y un recibidor de película

El recibidor delata el estilo de la propiedad, que fue construida en los años 50. La escalera me recuerda a una escena de Lo que el viento se llevó. De este recibidor me encanta todo: su luz, sus molduras, su suelo y, sobre todo, la lámpara de techo escultural. Una auténtica obra de arte.  

mg-5057-1 cd2b272b. Después: un dormitorio con clase

30.

Después: un dormitorio con clase

Maravilloso dormitorio. Sí señor. Las puertas ahora no dan a un espacio inerte sin gracia sino a una galería que se convierte en un remanso de paz con una butaca de fibras y un conjunto de plantas a modo de jardín interior. Y dentro, serenidad absoluta de color y estilo. ¿Quieres ver más de esta casa? Entra aquí y disfruta.

Cama y cabecero de MaxAlto. Funda nórdica, plaid y cojín mostaza, de Filocolore. Lámpara y mantas grises, de La Maison. Banco de Catalina House. Bandejas de Muji.
Cocina clásica blanca_00357157. Cuando el entorno manda

31.

Cuando el entorno manda

En los pisos antiguos, este tipo de cocinas encajan a la perfección. Bastan algunas pinceladas de estilo clásico que refuercen el efecto del ambiente y ya está.

Armarios, tratados con una laca transparente que los hace lavables, en Deulonder Arquitectura Domèstica. Hornos de Gaggenau, encimera y antepecho de acero inoxidable y arrimadero de Screen enguatado.
salón-techos-molduras-beige-i-paredes-blancas-con-sofá-cojines-rosas-y-dos-butacas-malva-con-alfombra-y-mesa-de-centro-circular 00469496 O. Si quieres originalidad...

32.

Si quieres originalidad...

Si ya tenemos claro que lo mejor es escoger tonos neutros, luminosos y que transmitan calma, pero no queremos renunciar a la originalidad, "podemos escoger colores básicos y añadir elementos como molduras y zócalos para hacerlas más especiales y resaltar su belleza", afirma Meritxell. Y el truco infalible de Asun Antó: siempre pintar los techos de blanco, ya que hace que los espacios crezcan. 

1 salon-con-sillones-rosados-y-mesas-de-centro-redondas-464791 b9e7f6f6. Pintura arquitectónica

33.

Pintura arquitectónica

¿Tienes la suerte de vivir en un piso clásico? ¿con molduras? Apuesta por esta opción: es una forma ultradecorativa de resaltar los dibujos de las paredes. El ambiente se volverá dinámico gracias a su riqueza de matices. 

Libra. Libra (del 24 de septiembre al 23 de octubre)

34.

Libra (del 24 de septiembre al 23 de octubre)

A los Libra lo de las tareas del hogar como que no os gusta mucho (no se os puede culpar con severidad). Quizás es el momento de ser más ordenados y enero es un buen mes para proponéroslo. Eso sí, las plantas de los libras siempre lucen esplendorosas porque sabéis tratarlas muy bien. ¡Chapeau!

00492096 O. El efecto envolvente del negro

35.

El efecto envolvente del negro

La luz que entra en este dormitorio junto con sus techos altos, que regalan más amplitud, fueron una invitación a jugar con el color. Se apostó por un gris tan profundo que parece negro, creando una atmósfera más envolvente y mágica, gracias a las molduras, que crean un efecto de sombras y volúmenes. Y para que el ambiente no resultara demasiado sobrio, se eligieron textiles con el nuevo color del año según Pantone, el Living Coral

00482283. Decorar las paredes con paneles ornamentados

36.

Decorar las paredes con paneles ornamentados

Es una manera muy estilosa de convertir una simple zona de paso en un elemento decorativo por sí solo. Aquí se aprovechó que el paso abierto entre el salón y el comedor era muy ancho para revestir y decorar las paredes con paneles de madera decorada y pintados en blanco. El resultado es una decoración de paredes estilosa. El gran cuadro del comedor es de Charly Dubois Escorsell.  

00438297. Paredes paneladas

37.

Paredes paneladas

Decorar con molduras vuelve a estar de moda, tanto para decorar techos como paredes, como este comedor cuyas paredes se han panelado con molduras que visten por sí solas esta estancia. Las más torneadas darán un toque clásico mientras que las rectilíneas son adecuadas para los ambientes más actuales. 

00371011. Pared decorada con arrimadero textil

38.

Pared decorada con arrimadero textil

Está confeccionado por Totprint con un tejido de Elitis que le da una apariencia de moldura clásica que encaja a la perfección en este salón. Es otra forma de decorar las paredes. Además, es una idea perfecta para aislar la zona térmica y acústicamente: no olvides que los textiles aborben los ruidos.  

00438311. ¿Que qué son las boiseries?

39.

¿Que qué son las boiseries?

Un revestimiento de madera que se aplica a paredes y puertas y que consigue no solo aportar estilo sino darle un toque especial y muy elegante a estancias que, a priori, podían parecer sosas. Lámpara, en Cado. Espejo, en Sacum.

00482283. No solo para espíritus clásicos

40.

No solo para espíritus clásicos

Una boiserie bien aplicada consigue dar personalidad a cualquier espacio, como aquí: un comedor de masía, cuyo paso se revistió con una boiserie y se pintó de blanco. Genial. Mesa, de Antic Daviu. Sillas, de Carl Hansen. Alfombra, en BSB. Espacio decorado por Estudio Lizarriturry Tuneu.

00458534. Decoran sin casi ocupar

41.

Decoran sin casi ocupar

Pruébalo. Instálalas en estancias donde no tengas muchos metros y conseguirás darles estilo sin tener que llenarlas de muebles. Escritorio y alfombra, en Sacum. Butaca Zadig y cortinas, en Cado. Espacio decorado por Jeanette Trensig.

00470676. Es fácil actualizarlas... ¡con color!

42.

Es fácil actualizarlas... ¡con color!

El efecto es sorprendente. Mira si no este dormitorio. La boiserie pintada de color coral consigue un efecto híper chic. Cabecero realizado a medida por Tapicería Marcasal. Mesita de noche de Miv Interiores. Lámparas de techo, en Doméstico Shop. Dormitorio decorado por Miriam Barrio. 

00397801. En madera natural, más abrigada

43.

En madera natural, más abrigada

 De partida, la madera ya es cálida pero los relieves de las boiseries visten las paredes y las puertas de tal forma que las hacen mucho más abrigadas y acogedoras. Librería de madera de roble, de Carpintería Metálica Caparrós. Salón decorado por Belén Campos.

00438297. Tendrás estancias más dinámicas

44.

Tendrás estancias más dinámicas

Porque es un buen sistema para darle “movimiento” a las habitaciones ya que la luz que reciba, a lo largo del día, irá modificando las sombras y con ellas, los dibujos en las paredes. Mesa, de Los muebles do George. Sillas, de Cado. Sofá, de Valentí.

00470668. Juega con molduras y espejos

45.

Juega con molduras y espejos

A las boiseries la pintura les sienta bien pero también los espejos. Porque si por ellas mismas consiguen dar profundidad, con el espejo, esta profundidad se multiplica todavía más. Espejo, en Taimo. Puf, en Matèria. Pavimento de tarima de roble, de Azul Acocsa. Proyecto de Miriam Barrio. 

00390670. Darás riqueza a tu casa

46.

Darás riqueza a tu casa

Imagínate este salón con paredes lisas. Bonito pero sin tanto nivel, ¿verdad? Ni siquiera la chimenea lo conseguiría. En cambio, las molduras de las boiseries logran que un espacio plano gane sofisticación. Espacio de Meritxell Ribé - The Room Studio.

00389628. ¡Aligéralas un poco!

47.

¡Aligéralas un poco!

Si te parecen estructuras con demasiado peso visual puedes rebajarlas. Tienes varias opciones: pintándolas de colores claros o, en piezas como esta, eliminando la trasera y pintándola clara. Mesa, de Coton et Bois. Sillas, de Sacum. Lámpara de techo, de Antic Line. 

salon beig con sofas blanco 00463814. Dar vida a los techos y molduras con beige

48.

Dar vida a los techos y molduras con beige

El cambio de color los destacará y los convertirá en protagonistas, así como las carpinterías clásicas en marcos, puertas y ventanas. En las paredes, puedes conseguir que cojan más volumen y presencia en beige, que si las pintas en blanco.

Cuadro del pintor ruso Badri y estrella de Madrid in Love.
salón-con-libreria-blanca-a-medida-techos-con-molduras-y-suelos-de-parquet-espiga 458367. 1. Molduras y cornisas

49.

1. Molduras y cornisas

Son un clásico que nunca muere. En techos, paredes o enmarcando arrimaderos, aportan elegancia a tu casa. Puedes incluso pintarlas de colores distintos a la pared, de esta forma, destacarás también la arquitectura de tu casa. 

047 DSC3124-2. Puertas clásicas con truco

50.

Puertas clásicas con truco

Siguiendo con el juego de las molduras de las paredes, en las carpinterías también se apostó por reproducir este estilo clásico. Las puertas, además de mantener el diseño, conservan la altura de las casas clásicas, pero dejando un panel fijo en la parte superior. En la entrada del dormitorio también vemos una alfombra con el pavimento.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?