Cuadros

101 /1554
salon con cuadros botánicos (lo que te gusta el centro) 00481000 O

101.

Muy bien acompañados

Las composiciones de láminas y espejos son un recurso decorativo muy efectivo con las que conseguirás resultados muy atractivos. Un consejo: busca un elemento que se repita y de unidad al conjunto. Pueden ser las molduras, imágenes con la misma temática, cadenas o cintas de las que cuelguen los espejos y alguna ilustración…

Marcos paredes 0411818

102.

Marcos vacíos

¿Y por qué no? Eso sí: no valen unos marcos cualquiera. Sé un poquito selectiva y escógelos con un diseño especial. O mucho mejor: recicla los marcos de madera que tengas en casa, saca tu mano artística y decápalos para darles un acabado vintage. Juega las formas y los tamaños, y no descartes alternar los marcos con algún espejo envejecido.

00495302 Sillas de comedor tapizadas con tela de cuadros

103.

En blanco y negro para sofisticar un comedor

Si te gusta la estructura de unas sillas clásicas pero su tapizado está muy deteriorado, siempre puedes retapizarlas. Es lo que ha hecho aquí la interiorista Fanny Iniesta. Se ha decantado por un tejido de cuadros en blanco y negro que sube de nivel la decoración del comedor. Con un mantel liso de lino, sin duda, los asientos son las auténticas estrellas.

Mesa, de Stool. Sillas retapizadas con tela de Gastón y Daniela. Mantel, de Zara Home. Cortinas, de Ikea. Consola, diseño de la decoradora. Paredes pintadas a mano por Isabel Luengo. 

 

00534556 Salón con sofá y cojín de cuadros

104.

Cojín en blanco y negro con un toque actual

Otra excelente opción para revivir un sofá blanco es emplear textiles de cuadros en blanco y negro. La interiorista Gloria Borrás ha elegido este cojín de damero que entona con el resto de la decoración: la mesa auxiliar, el aplique y los retratos enmarcados. Le dan al salón un aire elegante, distinguido y muy contemporáneo. Puedes combinar cojines de cuadros de tamaño medio con otros más pequeños, tipo vichy.

Sofá, de Miguel A. Díaz Sánchez. Cojines, de Cabinet. Mesa auxiliar, en MEC. Aplique negro, en BCN Lighting. 
00521172 Lámpara de sobremesa con pantalla de cuadros

105.

Pantalla de cuadros para actualizar una lámpara

¿Quieres poner una nota original en una lámpara de sobremesa? Elige una pantalla con estampado de cuadros. La interiorista Carmen Figueras ha optado por esta en tonos azul y granate, y la ha colocado en el alféizar de la ventana tras el sofá, también azul. Importante: el tamaño de los cuadros deben ir en consonancia a la dimensión del producto. 

Lámpara con base de libro y pantalla de cuadros, de Guáimaro, igual que el macetero de cerámica. Flores, de Colvin.
00474260 Butaca tapizada de tela de cuadros

106.

Cuadros british para vestir una butaca

¿Cuál es la clave del éxito del estampado de cuadros? Es atemporal, cálido y acogedor. Estos motivos grandes en gris y granate son los elegidos para tapizar esta butaca y su reposapiés. Con los cojines a juego, la estantería y la chimenea le dan a este rincón de lectura un aspecto muy british.

Butaca y reposapiés, de Crearte con tela de Les Créations de La Maison. Lámpara de pie Grossman Grashoppa, de Gubi. Alfombra, de Francisco Cumellas. Cojines, de Laura Ashley y Gancedo. Cuadro, de Inventory. 
00521632 O

107.

Un tapizado de cuadros para una banqueta rústica

El estampado de cuadros también puede ser rústico. La interiorista Jeannete Trensig ha tapizado esta banqueta con un tejido de lana en cuadros rojos y verdes rematado con chinchetas. Las patas que recuerdan a astas de ciervos o la manta de pelo le dan un aire cottage.

Banqueta, de Cado Interiors.
armario de madera entelado con tela de cuadros 00532292 O

108.

Cuadros azulados en armarios para lograr un toque retro

La interiorista Carme Caubet ha entelado las puertas de estos armarios realizados a medida en el hueco de la escalera. Y para ello ha elegido un tejido de cuadros azul grisáceo muy retro. Contrastan con la madera clara de pino dándoles un aire rústico y desenfadado.

Plantas sobre aparador 00511336

109.

Plantas de interior sobre el aparador

Las plantas de interior son un recurso decorativo que elevará la calidez de cualquier aparador, en compañía de otros elementos, como cuadros o lámparas. Fíjate en las pequeñas crasas situadas dentro de una cajita de cristal.

Aparador y lámpara de sobremesa, en Catalina House. 
Salón con sofá blanco rinconera, alfombra de fibras y mesas auxiliares de madera tipo tronco 00525479

110.

Detalles de inspiración californiana

Para darle el toque californiano a estancias como el salón, lo ideal es elegir piezas como una butaca de cuero en tonos claros. Los diseños mid-century o de inspiración setentera funcionan muy bien. Un clásico: las sillas Butterfly.

Sofá, de Atemporal. Mesas tronco, de I Make Objects. Alfombra, de IKEA. Butaca Butterfly, de Casamitjana. Lámparas, de TMM Floor y cesta, en Punto de Luz.
Salón con dos mesas de centro y terraza 00488950

111.

Materiales naturales para un look Scandifornian

Madera, fibras... Los materiales naturales siempre están presentes en el estilo Scandifornian. Aparte del mobiliario, los suelos también se visten con tarimas en tonalidades claritas que otorgan mucha luminosidad.

Sofá de Atemporal Home, en Sacum. Butaca, pufs y mesas de centro también en Sacum.
Rincón de salón con mueble en estantes, plantas y composición de cuadros con motivos vegetales

112.

Cactus: Las plantas por excelencia del Scandifornian

Es evidente, ¿verdad? Y es que los cactus son las primeras plantas que se nos vienen a la mente cuando pensamos en California.

Mesas-de-centro-pequeñas 00501839

113.

Quitar el gotelé para instalar las tan deseadas molduras

Otras de las reformas que puedes plantearte antes del invierno por menos de 2.000 € es esta (al fin): quitar el gotelé. Alisar las paredes con masilla tiene un precio de 15-20 €/m2. Así, un piso de 90 m2 saldría en 1.800 €. Si luego quieres instalar molduras de poliuretano el precio es de 15-18 €/m/l. 

Sofá y mesa de centro de Lucía Mariñas Interiorismo, alfombra de Kilombo y cuadro de Dolors Comas.
00477562 Cuadros abstractos en salón en color rosa

114.

Cuadros abstractos en tonos pastel

Aprovecha que el arte abstracto es tendencia y elige para tu salón unos lienzos en los que predominen los tonos pastel. Así captarás toda su sensibilidad. La interiorista Meritxell Ribé ha acertado al apoyar en el respaldo del sofá estas obras de Sol Fábrega tan coloristas y mediterráneas.

Mesa de centro, en Meritxell Ribé- The Room Studio. 
00501840 salón con cuadro y butacas

115.

3. El más estiloso: un piso en Madrid elegante, práctico y súper ordenado

En los pisos construidos en los años 70 se le daba poca importancia a la luminosidad. Pecado mortal para una buena interiorista. Remediar ese hándicap fue el primer paso de este piso de 70 m2 reformado por la interiorista Lucía Mariñas del que es propietaria. El salón luminoso con paredes adornadas con molduras se ha amueblado en neutro y se ha dinamizado con textiles en tonos terrosos. La mesa de centro transparente aligera el espacio.

Sofá, mesa de centro y mesa auxiliar, de Lucía Mariñas Interiorismo. Butacas, de Porro, en Qbika. Lámpara, en Mestizo. Alfombra, en Kilombo. 
detalle dormitorio con cuadros en tonos oxidados  00480533

116.

Cuadros en tonos óxido que marcan

Ya sabemos que la pared del cabecero es uno de los puntos fuertes que marca la decoración del dormitorio, por eso, simplemente cambiando los cuadros, podemos condicionar la totalidad de la decoración. Estos, en colores tierra y óxido, lo consiguen.

Cabecero diseñado por Meritxell Ribé y apliques de Vibia. 
Salón luminoso con chimenea y cuadros 00530309

117.

Se queda: Dorado en lámparas, apliques y espejos

En la decoración de otoño, Olga también apuesta por los ''dorados envejecidos en lámparas, apliques y espejos''. En este salón, los apliques y la lámpara tipo flexo hacen match. ¡Ese look entre glam y vintage es irresistible!

Sofás y fundas, de IKEA. Butaca, de Atemporal. Mesa de centro, en Sacum. Banqueta, de Filocolore. Alfombra, en Sacum. Lámpara de pie, de Little House. Mesa auxiliar, de Ethnicraft, en La Maison.
Salón con sofá beige y zona de trabajo detrás 00531758

118.

Se queda: El despacho dentro del salón

Este otoño, la tendencia del teletrabajo seguirá presente en nuestros hogares. Así lo confirma la estilista Dafne Vijande, ''los despachos dentro del salón quedarán integrados a través de mesas sencillas y ligeras que pasen casi desapercibidas, y sillas de escritorio igualmente ligeras''.

Sofá, diseño de Paula Duarte, realizado a medida. Mesa de centro, modelo Alpes, de Brucs. Lámpara flexo, de Jieldé, y lámpara de techo, en Naluz. 
Cocina con isla con office 00511344

119.

"Asalona" decorativamente la cocina

La cocina ha dejado de ser ese espacio de trabajo cerrado que, muchas veces, pecaba de aséptico y frío para abrirse a la zona de día e integrarse en el día a día familiar. Y eso debe notarse, también, en la decoración, que busca "asalonar" este espacio para que se integre de manera más armónica con el salón. En este sentido, una idea que ayuda a hacer más acogedora y vestida la cocina es decorarla, por ejemplo, con cuadros, como ha hecho aquí la estilista Sol van Dorssen

Mobiliario de Toni Cabelllo. Taburetes de La Maison y lámpara de techo de Natura Casa. 
00534548 Salón con sofá blanco y láminas enmarcadas

120.

Muchos, muchos cojines sobre el sofá

En tu primera casa, da importancia a los textiles. Primera regla: viste el sofá con muchos cojines, a ser posible de color para que dinamicen el sofá neutro. ¡Y no te olvides del plaid! Imprescindible en los maratones nocturnos de series. Segunda regla: coloca un estor que te blinde del sol y te facilite la privacidad que precisas. En este salón, la interiorista Gloria Borrás eligió un sofá rinconero, unos pufs que hacen de mesitas de centro y unas fotos familiares para decorar la pared.

Sofá rinconero, de Miguel Ángel Díaz Sánchez. Cojines y pufs, de Cabinet. Mesa auxiliar, en Mec. Apique negro, en BCN Lighting. Alfombra, de Yutes, en Mec. 
00526325 salón con sofás grises, ventanal y cuadro

121.

De vez en cuando, un capricho no viene mal

A esta edad no apetece meterse en grandes reformas pero sí conseguir resultados espléndidos con pequeñas acciones, por ejemplo decorar la pared del salón con molduras o ganar luz con un cerramiento acristalado. Como hizo aquí la interiorista Asun Antó. Y también ¿por qué no? Darse de vez en cuando algún que otro capricho: una lámpara de diseño, una obra de arte vista en una galería o, más asequible,  una planta XL que ponga a prueba la jardinera que llevas dentro.

Sofás, librería de DM lacado y mesas de centro de roble, diseño de Coton et Bois.  Alfombra, de Papiol. 
00501840 salón con cuadro y butacas

122.

Donde prima el orden

Te has vuelto más selectiva ¡y lo notas! Ya no compras muebles por impulso como antes. Prefieres pocas piezas en el salón, pero de calidad, que muchas inconexas. Y lo mismo te pasa con los colores, te decantas por uno dominante y el resto gira en torno a él. La interiorista Lucía Mariñas ha elegido aquí tonos tostados, butacas, anchas y de diseño redondo que recogen fenomenal los riñones, una mesa ligera y un bonito cuadro abstracto que parece decir... ¡Adiós, láminas, adiós! 

Sofá, mesa de centro y mesa auxiliar, de Lucía Mariñas Interiorismo. Butacas, de Porro, en Qbika. Lámpara, en Mestizo. Alfombra, en Kilombo. 
00483135 Plantas acompañadas de cuadros botánicos

123.

Plantas naturales o pintadas sobre estantes flotantes

Si tu salón es pequeño y has optado por poner baldas tras el sofá para que ocupen menos espacio, alterna su decoración con libros y plantas. Coloca estas en los estantes superiores para darles absoluto protagonismo. También puedes acompañarlas, como aquí ha hecho la interiorista Cristina Pérez, con cuadros de motivos botánicos que logran el mismo efecto de frescor. 

Sofá Urban y mesa auxiliar, en Thinking Home. Puf, en La Maison. Alfombra de yute,  en B&B. .
Sofá blanco con cojines lisos y estampados 00521386

124.

Paredes pintadas en color taupé, un must de la temporada

La manera más fácil de decorar tu hogar con el color taupé y sacarle el máximo provecho es pintando con él las paredes. De este modo ganarás un background a la última en tendencias que, por si fuera poco, no te cansará.

Sofá, de Miki Beumala. Mesa de centro, de India&Pacific. Mesa auxiliar, de Coton et Bois. Alfombra, de Carolina Blue. Lámpara de pie Tolomeo Mega, de Artemide. Mesa auxiliar, de Coton et Bois. 
Dormitorio con cabecero de obra y acceso a la terraza fer0410a 7a155af0 1200x1563

125.

Taupé, una opción ideal para tus cortinas

En El Mueble somos muy fans de las cortinas largas de lino, de esas que caen con estilo sobre el suelo. Si no sabes qué color escoger, acertarás con el topo o taupé, un neutro que dará luz y elegancia a salones y dormitorios.

Cabecero de DM con las mesillas integradas, diseño de Pia Capdevila. Aplique de Faro y cuadros de Sacum.
Escritorio antiguo en recibidor con vistas a la cocina_ 00464972

126.

Atrévete con un mueble especial

El recibidor es un espacio donde podemos permitirnos ser más atrevidos. Nos da la bienvenida a casa y qué mejor que hacerlo de manera especial. En este sentido, la decoradora Natalia Zubizarreta aconseja apostar por una cómoda o una consola especial: "Debe ser una pieza especial, incluso podemos atrevernos con un mueble de acabado envejecido o de un color diferente".  

00531408

127.

Pon a prueba tus sentidos

Nos movemos mucho por los sentidos. Nos gusta lo que vemos, olemos y tocamos. Por eso, no te olvides para estar en tu cama como en la gloria de elegir ropa de cama suave al tacto y perfumarla con aromas sugerentes: a castañas asadas, calabaza, canela, tierra mojada, leña... Que te recuerden lo a gusto que estás allí dentro. Esta cama abrigada en tonos marrones es obra de Marta Tobella.

Cojines blancos de lino, de Güell-Lamadrid. Cojines estampados, de Coton et Bois. 
00526299 Recibidor con consola y cuadros originales

128.

Cuelga dos cuadros simétricos, en 6 minutos

¿Y cómo quedaría un modelo similar a la consola de la imagen anterior con cuadros en lugar de espejo? Aquí, tienes la muestra. Las interioristas Isabel Flores, Nuria Almansa e Isabel Font han optado por esta solución: colgar en la pared un par de láminas botánicas que comparten el mismo marco y paspartú en gris. ¿Otra idea? Unificarlas en un único marco pero siempre que su anchura no exceda el de la consola. Cualquiera de las dos opciones no te llevará más de 6 minutos. ¡Prueba, prueba!

Consola, de Casa. Alfombra, de Leroy Merlin. 
00531674 Recibidor en madera y fibra con cuadros

129.

Decora con láminas, en 9 minutos

¿Te acuerdas de las láminas decorativas con motivos naturalistas que regalamos con El Mueble? Cualquiera de sus dos ediciones te vendrán como anillo al dedo para modernizar tu recibidor. En este de la imagen, la interiorista Carmen Figueras las ha enmarcado en madera y colocado en línea sobre la consola a medida. Así, dan sensación de orden y equilibrio. En poco más de cinco minutos estrenarás espacio.

Recibidor con cómoda de madera y espejo redondo con marco dorado 00457273

130.

Mucha madera

Los materiales naturales como la madera son atemporales, pero este otoño cobrarán una fuerza especial en decoración. Elígela en muebles como cómodas, consolas o aparadores en el recibidor para ganar una bienvenida cálida.

Cómoda, modelo Kyle, espejo y alfombra, modelo Chiuta, todo de El Corte Inglés. Lámpara de techo, de A Loja do Gato Preto.​
Pared don cuadros en salón 00530345

131.

Line Art

Inspirados en pintores como Picasso o Matisse, los cuadros de estilo Line Art arrasarán en el interiorismo durante el otoño 2021. Se trata de arte lineal que aporta un punto de minimalismo muy moderno y rompedor (triunfa entre la generación millennial). Un consejo: elige siempre marcos sencillos.

Sofá de Atemporal y mesa de centro de Pilma.
Aparador con puertas de rejilla 00511336

132.

El regreso del Japandi

El estilo Japandi —una mezcla entre el hygge escandinavo y el zen japonés—, regresará esta temporada como una de las tendencias de decoración que más triunfará durante el otoño. ¿Por qué funciona tan bien? Porque crea ambientes cálidos en los que reina la paz, con el uso de maderas claras, así como texturas y materiales naturales que generan la sensación de estar en un santuario. 

Aparador y lámpara en Catalina House.
Dormitorio de estilo natural con butaca trenzada a pie de cama 00501570

133.

Butacas de fibras a pie de cama, las más ligeras

¿No tienes mucho espacio en la habitación? Prueba con una butaca a pie de cama. La que aquí te mostramos es de fibras con acabado trenzado y resulta muy ligera a la vista. También puedes utilizarla como rincón de lectura.

Cabecero, de Catalina House. Mesita redonda, de Merc&Cia. Cómoda pequeña, de Catalina House. Alfombra, de Ikea. Cómoda antigua, de Mavi Lizán. Espejo, de India & Pacific.
recibidor-estrecho-minimalista-con-consola-blanca-y-macramé-enmarcado-en-la-pared-00503776

134.

Si hay un mueble estrecho es la consola

En el caso de todos los recibidores, la consola es el mueble amigo. Y para espacios estrechos cumple los requisitos de ligereza y fondo reducido, de manera que no entorpezca el paso. Piensa que su fondo suele ser 30 cm (35 cm máximo) y han de quedar al menos 60 cm de paso hasta la pared contraria. Las hay de altura "mesa" y más bajas, como este diseño de Doméstico Shop. Proyecto de Pipi & Deco.

recibidor-estrecho-bancos-00527514 O

135.

Recibidor estrecho con banco y cuadro XXL

Este recibidor decorado por la interiorista Paula Duarte se decora con un banco y un cuadro de tamaño maxi encima. Seguro que te inspira como solución para aquellos espacios estrechos en los que no queda bien un espejo. Además, una lámina de este tamaño siempre personaliza. Importante: cuidar la altura a la que se instala el cuadro, ha de quedar equilibrado respecto al elemento que hay debajo.

Banqueta de fibra vegetal y alfombra de yute de Zara Home.
00528581

136.

En un recibidor con banco: ¿dónde dejo las zapatillas de andar en casa?

Pues incorpora un bonito cesto con tapa en el que dejarlas y las tendrás a mano al llegar a casa. Colócalo junto al banco y, además, lo harás con toda la comodidad. Las cestas también pueden quedar debajo del banco y colocar una por cada miembro de la familia, por ejemplo.

Banco de Ikea y cestos de Sacum.
Baño con ducha, bañera exenta blanca e ilustración decorativa 00513211

137.

¿Qué mampara elegir?

¿Tienes dudas a la hora de elegir la mampara del baño? Hay varias claves que te ayudarán a decidir cuál es la mejor opción. Si te gustan las mamparas con puertas batientes, debes contar con un espacio libre de unos 45 cm, más o menos, la medida de la puerta. Las mamparas correderas son más prácticas en baños pequeños, al igual que los paneles fijos como el que vemos en la imagen, aunque estos últimos no dejan la zona de la ducha 100% protegida de salpicaduras. Lo mismo ocurre con la altura de la mampara, cuanto más alta, menos salpicaduras tendrás en el suelo. ¿Ya sabes cuál te va más?

Bañera exenta Alena de Roca y banquetas y toallas de Coco-Mat.
00501570

138.

Decora con cuadros, en 10 minutos

Elegir una obra de arte moderniza y sofistica el dormitorio. Selecciona una o dos composiciones innovadoras, ya sean láminas, lienzos o esculturas. ¿Sabías que, según el Feng shui, un cuadro abstracto en tonalidades cálidas resulta ideal en un dormitorio? En este cuadro predominan los colores beis, en la misma línea que la ropa de cama. Colgarlo en la pared no te llevará ni 10 minutos.

Cabecero, de Catalina House. Mesita redonda, de Merc & Cía. Cómoda pequeña, de Catalina House. Alfombra, de Ikea. Cómoda antigua, de Mavi Lizán. Espejo, de India & Pacific.  
Dormitorio con cabecero tapizado en gris, ropa de cama de lino y cortinas de lino en tonos neutros 00469272 O

139.

Plaids de lino y algodón a los pies de la cama

Como decíamos, en los últimos años el otoño se ha convertido en una estación más cálida de lo normal, por eso te animamos a que sigas eligiendo plaids de lino y algodón para decorar el pie de cama. Por si las moscas, siempre puedes combinarlos con mantas de punto. Así también le darás volumen a la cama.

Cabecero de lino, mesita de noche y lámpara de pie, en La Maison.
Salón señorial con sofá de lino azul, mesas auxiliares de madera estilo taburetes, alfombra de pelo azul y butaca clásica 00454748

140.

Una funda de lino azul para el sofá

Como toda fibra natural, el lino es un tejido fresco que siempre se asocia a la primavera y al verano, pero... ¡Sorpresa!, también es válido para el otoño (sobre todo si tenemos en cuenta que últimamente el otoño es una estación mucho más cálida que de costumbre). Una opción para incluirlo en la decoración del salón es mediante una funda de sofá. Esta temporada, el azul es tendencia, y como se trata de un color muy relajante, te ayudará a mantener el ánimo en calma cuando los días se hagan más cortos. ¡No te fallará!

Sofá de Gervasoni y alfombra de Cotlin.
00530259

141.

Verdes y amarillos, otra combinación otoñal

Junto a los rojizos, ocres y dorados ganan protagonismo en otoño, recordándonos la luminosidad del verano, pero con los ojos ya puestos en los meses más fríos. Los tonos empolvados y deslavados también son perfectos para acurrucarse en el sofá ya que ayudan a crear ambientes relajados y armónicos. La interiorista Solange Van Dorssen ha elegido tonos ocres y verdes en los cojines que visten este sofá.

Sofás retapizados con lino Beret, de Gancedo. Mesa de centro y mesa auxiliar de teca, de India & Pacific. Alfombra, de KP, en Piccolo Mondo. Lámpara de sobremesa, en Catalina House. 
Cabecero de madera moderno con hornacinas como mesillas de noche 00530364

142.

Un cabecero con hornacinas como mesillas de noche

Los cabeceros son algo más que piezas decorativas, también pueden albergar las mesillas de noche. ¿Cómo? Por ejemplo, mediante hornacinas. Además, si añades unos apliques, ganarás en calidad de lectura. El resultado es un mueble muy funcional que demuestra que el tamaño no importa. ¡Nos encanta!

Cabecero de roble con mesitas de noche, diseño de Sacum. Aplique blanco, en Sacum. 
Salón con sofá y mesa de centro/bandeja 00521381

143.

Una mesa de centro con bandeja extraíble

Aceptémoslo, el sofá se ha convertido en una zona multitarea que lo mismo sirve para descansar que para trabajar o comer. Por ello, debemos contar con elementos que nos faciliten las cosas, y una mesa de centro con bandeja extraíble no podría ser más idónea. ¡Decoración y funcionalidad!

Sofá, de Miki Beumala. Mesa de centro, de India & Pacific. Alfombra, de Carolina Blue. Lámpara de pie Tolomeo Mega, de Artemide. 
Cuadros expuestos en una librería a medida bajo el hueco de la escalera 464970

144.

Una librería en el hueco de la escalera

Desaprovechar el hueco bajo la escalera debería ser considerado un pecado capital. En lugar de dejarlo vacío, ¿por qué no instalas una librería y colocas una cómoda butaca a su lado para montarte un rincón de lectura?

Baña los cuadros o adornos con luz

145.

Molduras en toda la casa

No solo el salón o los dormitorios cuentan con molduras que aortan personalidad, estilo y clasicismo. También los vanos de las puertas lucen hermosas molduras que invitan a imaginar las vidas de esta casa de corte señorial.  

Salón clásico decorado en beige con textiles en tonos mostaza 0148

146.

Beige

Clásico donde los haya, el color beige forma parte de la gama de los neutros, pero gracias a su matiz cálido es idóneo para la decoración de otoño. Esta temporada, se convertirá en el lienzo perfecto sobre el que componer el resto de elementos. Como verás a continuación, hay muchos tonos que puedes combinar con el beige y que, gracias a su presencia, resaltarán aún más.

Sofás y mesa de centro, de Coton et Bois. 
Salón clásico en blanco con sofá azul 00454748

147.

Azul Rhodonite

La intensidad del azul Rhodonite es muy útil para dar profundidad a las estancias y jugar con los volúmenes. ¿El truco para que funcione? Contrastarlo con el blanco para ganar luz y hacer que el azul destaque. Por otro lado, la madera te ayudará a añadir equilibrio y un punto de calidez.

Sofá de Gervasoni y alfombra de Cotlin. 
Escritorio con arrimadero en verde y papel pintado a rayas 00521226

148.

Verde Leprechaun

Intrínsecamente relacionado con la naturaleza y con este ser mitológico propio del folklore irlandés, el verde Leprechaun es un color que transmite alegría y buenas energías. Por lo tanto, si notas que este otoño la depresión llama a tu puerta, no dudes en decorar tu hogar con este tono.

Escritorio, de Sacum. Colgador, de Maisons du Monde. Taburete, de La Maison. Papel pintado Palatine Stripe, de la colección Signature Papers Il, de Ralph Lauren para Designers Guild, en Usera Usera. 
Salón de estilo nórdico con sofá blanco, mesa baja de centro de madera, mesas auxiliares de mármol y alfombra de pelo blanco FER9726

149.

Con aires nórdicos en blanco

El blanco, el gris y los matices dorados hacen de este piso en Madrid un hogar de inspiración nórdica que resulta muy elegante y sofisticado. El sofá blanco con faldón modelo Ripley es el protagonista, acompañado de la calidez de la madera con la mesa de centro y el toque chic de las mesas auxiliares con sobre de mármol. Actualmente, el sofá Ripley de 3 plazas no está disponible en blanco, pero lo puedes encontrar en varios tonos, como por ejemplo, el beige.

 

El sofá Ripley de 3 plazas tiene un precio de 1.725 € Comprar

Salón pequeño con sofá nórdico gris, mesa auxiliar de madera y lámparas 492067

150.

Sofás nórdicos con patas vistas

¿Ves lo que te decíamos del efecto visual que generan las patas vistas en los sofás de estilo nórdico? Es como si los sofás flotasen en el aire, logrando que el salón se vea menos ''atiborrado''. Además, el tipo de patas que elijas también influirá en el look final. ¿Nuestra recomendación? Decántate siempre por la madera, es la mejor forma de potenciar la calidez del sofá y del salón.

Sofá de Mar Casals, mesa de madera en Catalina House, lámpara dorada de La Maison, lámpara de pie de Carolina Blue y mesa redonda de Iddesign.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?