Baldas

1 /256
00524766 Recibidor revestido de madera lacada con baldas

1.

Reviste la pared y coloca estantes flotantes, en 50 minutos

Un recibidor moderno es aquel que es luminoso y cuenta con soluciones originales. En este de la imagen, Marta Prats lo ha revestido de madera lacada en blanco y le ha añadido dos baldas súper prácticas. La de arriba te permite tener a mano gorros, pañoletas y bolsos mientras que la de abajo sirve de cómodo asiento. Lo tendrás a punto en apenas una hora. Complétalo con unas perchas entre ambas baldas para colgar los abrigos.

Estantes y colgador, realizados a medida. 
00409148 Balda a modo escritorio bajo el ventanal

2.

Improvisa un espacio de trabajo bajo la ventana, en 12 minutos

Moderniza tu dormitorio creando una zona de trabajo. ¿Qué no te cabe? ¿Estás segura? Aprovecha el espacio bajo la ventana para improvisar un escritorio luminoso. Fija una balda a medida a modo de superficie, coloca una silla ¡y ya lo tienes! Además, en cuanto guardes el ordenador, podrás utilizar la mesa a modo de tocador. Y todo, en poco más de diez minutos.

Escritorio, de la decoradora Estrella Salietti. Silla, de Mercader de Venecia. 
00527534

3.

Coloca estantes flotantes en la pared, en 25 minutos

Si eres una ávida lectora y te gusta tener tus libros en tu dormitorio, necesitarás un mueble dónde colocarlos. Una buena fórmula para modernizar la estancia sin sobrecargarla es fijar unas baldas de madera natural, ligeras y cálidas. Procura que todas guarden la misma distancia. En un cuarto de hora tendrás tu dormitorio renovado y en orden. Estas, dispuestas por la interiorista Marta Miquel en un retranqueo a los pies de la cama, combinan libros, piezas decorativas y cestas de fibra. 

Banqueta, de Carolina Blue.
00522504

4.

Instala baldas flotantes y muebles bajos multifunción

Una idea infalible para modernizar tu salón es despejarlo de todo lo innecesario. La interiorista Mercedes Pérez sugiere un espacio minimalista con estantes en la pared donde disponer libros y piezas decorativas. Y muebles bajos con cajones que sirvan de almacenamiento o de asiento extra. 

Sofá y mesa de centro realizados a medida por Renova. 
00524708 Baño con encimera doble de madera y alfombra

5.

Coloca una encimera a la vista por 69 euros

Con un presupuesto de cien euros resulta difícil encontrar un mueble clásico para el lavabo. En su defecto puedes fijar una o dos tablas de madera a la pared. La superior hará de encimera donde descansará el lavabo y la inferior servirá de almacenamiento para toallas y artículos de aseo. ¿A qué no es mala idea? Es lo que ha hecho en este baño estrecho la interiorista Marta Prats.

00529044 Plantas en cocina

6.

Añade plantas, en 6 minutos

Si al pasar por la floristería no te has podido resistir y has comprado un par de macetas para actualizar tu cocina ¡te aplaudimos! Las plantas aportan color, frescor y resultan muy decorativas. Coloca unos ejemplares colgantes en baldas o aromáticas sobre la encimera, selecciona unos portamacetas bonitos, como estos de fibra elegidos por la interiorista Katy Linder.  ¡Verás cómo alegran!

Cocina con estantes de madera 00480524

7.

Coloca una mini estantería abierta, en 15 minutos

Si quieres tener a mano los botes de especias que más utilizas para cocinar o exhibir esa cafetera de diseño tan ideal que acabas de fichar, coloca unas baldas en una pared vacía. Aligerarán el espacio y convertirán la estancia en una cocina moderna. Tablas de madera y cestos de fibra darán mucho juego a la hora de decorarlos, como ha dispuesto en esta de la imagen, la interiorista Meritxell Ribé.

Proyecto, de Meine Küchen y Meritxell Ribé. Mobiliario, de Leicht. Pavimento de mosaico hidraúlico. 
00522504 El salón como un museo

8.

Creer que tu librería es la Biblioteca Nacional

Si en tu salón tienes un mamotreto de librería y encima es de madera oscura, parecerá más un museo que un espacio acogedor. Reduce (aunque sea un poco) tu biblioteca y quédate con los ejemplares que más te gusten o aún no hayas leído. Hay muchos sitios donde puedes donar los libros que ya no quieres o, tal vez, puedas regalárselos a alguien. Tu salón se quitará años de encima con unas baldas abiertas en la pared, como estas dispuestas por la interiorista Mercedes Pérez que combinan libros con objetos deco.

Sofá y mesa de centro, realizados a medida, por Renova. 
cocina-madera 00510279

9.

Austera pero con mucho encanto

¿Se pueden combinar baldas de pared con armarios superiores? Sí, y para muestra sirva este botón. Se trata de la cocina de la interiorista Marta Tobella. Ha optado por mezclar muebles lacados en blanco por arriba y de madera clara por abajo. ¡Ese veteado en los frentes nos encanta! Además, ha dispuesto un amplio comedor en paralelo con sorpresa incluida: un cajón de quita y pon, diseñado por Marta, que hace las veces de superficie de trabajo cuando se necesita.

Mobiliario diseñado por la decoradora y realizado a medida con DM y tablero de pino. Mesa de madera maciza y cajón isla a medida, de Sacum.
00511427 Ooptimizada

10.

Cocina en línea y con baldas en la pared

Algunas cocinas en blanco y madera pecan de sencillez y esta es una de ellas. Diseñada en total white por Asun Antó y Javi Baldrich, dispone de armarios inferiores con tiradores estrechos en gris y negro. El problema de almacenamiento extra se ha solucionado con unas baldas gruesas de madera en la pared que, junto a las tablas de cortar, le aportan ese plus de calidez tan necesario. 

Mobiliario, diseño de Coton et Bois.

 

cocinas-abiertas-521127

11.

Juego de contrastes

En cocinas pequeñas, como esta, abierta y neutra diseñada por la interiorista Bárbara Sindreu, el blanco se extiende por muebles, paredes, grifería ¡y electrodomésticos! Estos se han panelado o elegido en blanco para que pasen inadvertidos. La madera oscura está presente en las baldas de la estantería y la encimera, a juego con el suelo rústico. 

Mobiliario diseño de la decoradora, realizado por Industrias Muntané. Campana, de Pando. Taburetes, diseño de la decoradora, realizados por Miki Beumala. 
Baldas que se camuflan - comedor

12.

Baldas que se camuflan - comedor

Logra este efecto pintado o unas de madera de color de la pared. Elige un tono claro como este verde agua. Alinéalas por parejas, más estético. Balda, 7 €, Ikea. Soportes, 2,95 €/unidad, en ferreteria.es. Un truco: pinta la pared con un verde con efecto relax. Consíguelo con la pintura Luxens Signature Cactus 5 de Leroy Merlin (24,99 €/4 l). 

00524401

13.

Tres en balda

Sobre el suelo, un zócalo o un mueble, los cuadros apoyados quedan fenomenal y dan a la estancia cierto aire bohemio y desenfadado. En este salón, la interiorista Pía Capdevila ha decorado la balda sobre el sofá con tres cuadros de motivos geométricos. Enmarcados en madera, se han colocado en horizontal y vertical para imprimir movimiento. 

Sofá, de T & C Projects. Mesa de centro, de Sacum. Librería y estante, diseño de la decoradora. 
00493661

14.

Tres en línea

Paula, Inés y María comparten juegos, sueños y gustos en su bonito dormitorio. Por eso, les encanta compartir su habitación, lo suficientemente ancha para ubicar las tres camas paralelas. Sandra Dachs las ha elegido idénticas, separadas por mesillas de noche similares. Así, se evitan discusiones. Una larga balda, que va de pared a pared, sirve para depositar láminas y cuadros.

Camas Minnen y mesitas de noche, de Ikea. Guirnalda, en Calma House.
00511775

15.

Al fondo hay sitio

Otros sitios seguros para esconder regalos de Navidad cuando estos son grandes son los armarios, bien en el ropero de tu dormitorio o en el del recibidor donde colgáis los abrigos. Seguro que puedes liberar una o dos baldas para ocultar paquetes, mejor elige las que no queden a su altura: la de arriba del todo y la inferior. Guárdalos en cajas con tapa o dentro de bolsas poco reconocibles y coloca estas en el fondo del armario. 

Armario, de DM lacado, diseñador por la interiorista Marta Tobella, de Sacum.

 

Orden organizar bolsos 00501586

16.

Una balda (o dos) para mis bolsos

Tu pareja dice que cambias más de bolso que de camisa pero no es así. Lo que pasa es que te gusta combinarlo con tu ropa y cambiarlo según donde vayas. No es lo mismo salir de noche que ir a la compra ¿verdad? El caso es que tienes unos cuántos, de todos los tamaños, materiales y colores. Mantener tus bolsos ordenados será primordial en tu vestidor, por eso ve reservando una o dos baldas para ellos.

armario empotrado vestidor con puertas de madera y abierto-00480791 O

17.

Un vestidor que mezcle lo clásico con lo actual

Si te gusta el estilo rústico y los armarios de madera tosca con cuarterones puede que los incluyas en tu próximo vestidor. Y para no dar una imagen tan clásica puedes poner al otro lado un diseño más actual con cajones y baldas abiertas, como este de la imagen.

Armarios a medida, diseño del decorador Jean-Pierre Martel.

 

Salón con estantes flotantes en la pared 00522504

18.

Estantes flotantes

En los últimos 10 años los salones han sufrido un cambio espectacular. Es obvio que ya no tenemos tantos libros físicos como antes. La era digital ha entrado en las casas para quedarse lo que hace que las librerías XXL estén de capa caída porque el espacio es sagrado. Ahora los interioristas se decantan por estanterías a medida, ligeras y abiertas, como este trío simétrico de estantes flotantes que la decoradora Mercedes Pérez ha elegido para este salón.

Sofá y mesa de centro, realizados a medida, por Renova.

 

zapatero-a-medida-para-aprovechar-hueco-junto-a-escalera-00481976 O

19.

...O bajo los peldaños

¿Que el rincón junto a la escalera no es lo suficientemente grande para instalar nada? Aprovecha entonces el hueco bajo los peldaños para colocar unas baldas profundas que hagan las veces de zapatero. Es lo que se ha hecho aquí —si te das cuenta es otra toma de la imagen anterior— y, como ya tenían zapatero, han aprovechado los estantes para exponer bolsos. ¡Mira qué bien quedan discretamente a la vista!

calendario orden organizar bolsos 00501586

20.

Una zona exclusiva para tus bolsos...

Grandes para transportar el pórtatil o salir de shopping, pequeños para ir de fiesta, bandoleras para tener las manos libres cuando vas a la compra, de paja para bajar a la playa, mochilas para las excursiones de fin de semana... Tu colección de bolsos ha ido aumentando poco a poco. Y ahora que tu vida social ha cogido de nuevo impulso, necesitas un lugar estratégico para tenerlos a mano. En ese vestidor que ya tienes tan bien pensado y a punto de estrenar, has dedicado una o dos baldas para almacenarlos. ¡Perfecto!

salón pequeño sofá y estanterías pared_480686-o 286c6b86 1447x2000

21.

Estantes flotantes para almacenar

En salas de estar pequeñas el almacenamiento puede llegar a ser todo un problema. Soluciónalo fijando en la pared estantes volados que hagan las veces de librería ya que un modelo de estantería hasta el suelo restará espacio físico y visual. En la imagen se ha optado por colocar baldas de pared a pared, superprácticas, por encima del sofá. Con una o dos en paralelo es suficiente. Recuerda que los elementos horizontales tienen el poder de alargar las estancias.

Sofá-cama, realizado a medida, de Sancal. Mesas de centro, de Brucs. Mesas auxiliares, de House Doctor. Puff, en Matéria. Alfombra, en Gra BCN.
Detalle de estantería

22.

Rincón de estudio con baldas

Con los niños ya mayores, los deberes se multiplican. Reserva en su dormitorio una zona para estudiar. ¿Y qué tal similar a tu despacho? Sí, la fórmula que has aplicado en tu dormitorio resulta igual de válida en la habitación de tus hijos: con baldas en la pared para tener a mano sus libros de texto y lectura y el último estante convertido en escritorio. Además de libros, intercala algún objeto decorativo divertido para recrearles la vista: una foto con sus amigos, un letrero de madera, un mensaje positivo... 

Rincón de salón con estanterías de obra dentro de un arco

23.

Mini librería de obra muy peculiar

A veces las reformas nos regalan sorpresas estructurales, como la presencia de paredes de ladrillo, vigas, pilares, arcos... O, simplemente, los hemos visto en una revista y queremos recrearlos en nuestro salón. Como ocurrió aquí, donde se proyectó una estantería de obra en una hornacina en forma de arco creada aposta para llamar la atención. Un lugar idóneo para exhibir objetos personales como esos facsímiles, dignos de coleccionista.

salon-con-estanterias-y-comedor-si-entra-algo-sale-algo-00480696-o 6b28e30f 901x828

24.

...O mejor dos idénticas

Sitúalas en paralelo encima del sofá, como se ha hecho en este salón por el que discurren de pared a pared, prolongándose hasta el comedor. Así tienes sitio para colocar más libros, si eres de las que aún te cuesta desprenderte por completo de determinados títulos. Quédate con estos nombres: Bergshult, Tranhult o Trofast, algunos de los modelos de baldas de Ikea que te ayudarán a decorar paredes vacías.

Sofá, realizado a medida, de Sancal. Mesas de centro, de Brucs, en Sacum. Lámpara de pie, de Marset. Alfombra, en Gra BCN. Mesa del comedor, en Brucs. Sillas, de Vergés. Lámparas de techo, en Pía Capdevilla Interiorismo. 
estantería-sobre-puerta-en-cocina

25.

Por todo lo alto

De pared a pared pasando por la puerta, así se ha proyectado este estante flotante extra large. No estorba, proporciona un espacio más para almacenar e incluso puede ser decorativo, según las piezas que expongas: frascos, un juego de café, plantas... Lo único que tendrás que tener en cuenta, al ser una zona de paso, es controlar el peso y fijarlo bien para evitar que se combe y se caiga. ¿Quieres más ideas para aprovechar espacio sobre puertas?

dormitorio-pequeno-estanteria-obra 00505472

26.

Una estantería de obra ideal

Aprovechar el espacio vertical de las paredes resulta una excelente idea en habitaciones pequeñas: hornacinas, estanterías de obra o, simplemente, unas baldas te sacarán del apuro a la hora de lograr almacenamiento extra. Y como siempre, ayúdate de cajas para organizar objetos pequeños y no dejarlos desperdigados dando sensación de desorden. Es lo que se ha hecho en este dormitorio con un resultado de diez, ¿no crees?

Mesita de noche, de Mercader de Venecia. Lámpara flexo, de Sacum. 
Dormitorio con camas en línea y baldas para juguetes en la pared de las camas

27.

Baldas como jugueteros

Cestos, jugueteros, cajones... En la habitación de los niños toda ayuda de almacenamiento es poca para mantenerla ordenada. En esta de la imagen, diseñada por Dijous, se ha optado por guardar juguetes y muñecas bajo las camas y colocar tres baldas en la pared para descongestionar la habitación. Estas lo mismo sirven de mesilla que de librería. Así, el resto del cuarto está libre para zona de juegos.

Balda a modo escritorio bajo el ventanal

28.

Un escritorio bajo el ventanal

¿Tienes un gran ventanal en el dormitorio? Aprovecha toda la luz natural que entra y coloca bajo él un estante flotante lo suficientemente ancho para que entre el ordenador. Así crearás tu propio escritorio. Otra opción es utilizarlo como tocador para maquillarte. Si tienes vistas a una zona ajardinada, como en la imagen, te vendrá bien levantar la cabeza de vez en cuando de la pantalla para ampliar el horizonte y descansar la vista.

Recibidor en blanco con balda y banco

29.

Un estante de pared casi invisible, en el recibidor

Si tu recibidor es tan pequeño que poner una mini consola supondría reducir aún más el espacio, coloca en la pared un sencillo estante flotante o volado que te permita dejar las llaves y el móvil nada más entrar en casa. Seguro que te suenan los modelos Lack. Sí, los famosos estantes de pared de Ikea. Son una buena opción porque se presentan en diferentes medidas y con los herrajes de suspensión ocultos, con lo que la balda parece una extensión de la pared.

Mueble bajolavabo blanco con baldas, foco verde, mampara y mosaico hidráulico azul y blanco 00413066

30.

Estantes blancos para atrapar la luz

Un ejemplo similar al anterior pero este con baldas lacadas en blanco y un solo lavabo que parece flotar en el espacio. Lo ha ideado Marta Prats. Aquí el toallero, en lugar de ir bajo el estante, se ha fijado en el frente y las toallas se recogen en cestas en lugar de depositarlas directamente en las baldas. ¿Cuál te gusta más? ¿La calidez de la madera o la luminosidad del blanco? Difícil elección, ¿verdad? Por último, fíjate en las griferías de las tres últimas fotos: van empotradas, bien en la pared o en el lavabo, para no restar un ápice de espacio.

Encimera, de Silestone Blanco Zeus. Lavamanos Happy, de Duravit. Grifería, de Tres y espejo, de DM, realizado por Raúl Requena.

 

Salón con gran librería con balda a modo de estudio_ 00425347b

31.

Una estantería con baldas y zona de trabajo

Ahora que te has planteado en serio lo del teletrabajo, te encantará esta idea: transformar una pared desnuda del salón en una estantería superfuncional a base de baldas, que lo mismo sirvan para almacenar, decorar o crear un rincón de trabajo. Es lo que propone la librería de esta imagen, realizada a medida, cuyo primer estante sirve de escritorio generoso con solo colocar una silla frente a él. 

Librería de Dm realizada a medida. Silla, de Arkitektura. Cestos, de IKEA. Cortinas, de Güell-Lamadrid.
baño-con-doble-lavamanos-espejo-alargado-y-balda-para-mueble-bajolavavo 404689 O

32.

Dos baldas en lugar de mueble de baño

Ya sabes que los muebles volados aligeran cualquier estancia, algo de agradecer si esta es pequeña. En el cuarto de baño, sustituye el tradicional mueble de baño por uno abierto, como este de la imagen, creado con dos estantes de madera: el inferior sirve para almacenar toallas y el superior da soporte a los lavabos exentos. Aunque las tuberías queden a la vista no le resta atractivo y, además, hacen juego con los toalleros cromados que se han fijado bajo una de las baldas. 

detalle de baldas en la cocina con luces 1039x1280

33.

Estantes iluminados para captar la atención

¿Te gustaría crear puntos de interés en alguna zona especial? Coloca focos o tiras led y lo conseguirás. Y si no, fíjate en los estantes iluminados de esta cocina preparados para desvíar la atención a las plantas, la bandeja o a la espectacular sopera de diseño vegetal, de Bordallo Pinheiro.

Mueble de comedor con baldas y suelo oscuro

34.

Una excelente alternativa

El tándem formado por mueble bajo y estantes flotantes es una buena alternativa a la estantería de toda la vida de suelo a techo. Esta opción, además de más actual, resulta mucho más ligera a la vista. ¡Apúntate esta tendencia porque la verás a menudo! En este salón comedor se ha optado por baldas de madera natural en lugar de lacadas en blanco, a juego con el sobre del mueble bajo y la mesa de comedor. ¿El objetivo? Ganar en calidez.

Mueble a medida con zona de librería y mesa con sobre de roble reciclado de antiguas cubas de vino, diseño de Vivestudio.

 

vestidor-abierto-con-baldas-00483737 7d2a1e08 2000x1995

35.

Diseña tu propio armario abierto y a medida

¿Ya te has dado cuenta de que los armarios roperos abiertos son tendencia? Te podrán gustar más o menos, pero desde luego son cómodos y funcionales a rabiar. Incluso puedes combinar una cómoda con cajones, para guardar la ropa más delicada, con percheros y baldas que se prolonguen hasta al techo. En los estantes superiores, almacena en cajas cerradas ropa, bolsos o calzado de otras temporadas y deja en las inferiores la vestimenta que más utilices. ¡No te olvides de etiquetar las cajas con lo que contiene su interior! Así, si necesitas coger algo en concreto, siempre sabrás dónde se encuentra.

armario-en-comedor-con-balda 00498697

36.

Un estante flotante a modo de camarera

Cuando os sentáis a comer, ¡qué rabia da tener que levantarse porque se ha olvidado llevar a la mesa el cucharón de servir, el pan o la sal! Una buena idea para evitar tanto paseo y poner la mesa de una tacada es preparar una camarera en la cocina con todos los accesorios y llevarla al comedor antes de comer. O también, esta otra sugerencia igual de práctica: fijar una balda en una pared del comedor y dejar en ella las tazas, el azúcar o la repostería que vamos a tomar tras el postre o en la merienda. Más cómodo, ¡imposible!

Sillas, en La Prendería. 
macetas-en-baldas-de-madera-en-una-terraza-00480665 O

37.

Crea un jardín vertical con estantes flotantes

Si te gusta tener plantas en la terraza, pero no en el suelo porque resultan molestas cuando tiendes ropa o, simplemente, al circular por ella, ¡tenemos la solución! Puedes colocar una estantería, una escalera pequeña para agruparlas o mejor aún: improvisa un jardín vertical en una pared fijando baldas de diferentes tamaños y grosores, según el tamaño de las macetas. Te permitirá exponerlas sin problema y disfrutar de su belleza. ¿A qué quedan chulas? 

Estante sobre lavabo

38.

Un estante flotante sobre el lavabo

Si ver despejada la encimera del lavabo es el objetivo que te has marcado para lograr que tu baño respire un ambiente zen, fija un estante flotante sobre el lavabo donde depositar los útiles de belleza que utilizas a diario: cremas, productos de maquillaje, desmaquillaje y perfume. Sobre el lavabo, solo deja el jabón de manos y una mini vela que recree una atmósfera relajante.

dormitorio-techo-madera-banco-de-madera-y-estante-en-la-pared 00470832

39.

Sobre el cabecero del dormitorio

Puede que tu dormitorio no tenga suficiente espacio para poner mesillas de noche tradicionales. Solvéntalo con estantes flotantes fijados a la pared a ambos lados de la cama o, como aquí, sobre el cabecero o bajo la ventana. Además de baldas lineales puedes optar por otras formas geométricas que aporten diseño además de funcionalidad, como estantes tipo cubo o cajoneras. Si colocas varios y los distribuyes de forma irregular, le darás un aire más informal a la estancia.

Banqueta, de Sacum. Lámpara aplique, de Maisons du Monde.
Cocina con estantes de madera 00480524

40.

Baldas de pared en la cocina

¿Necesitas lugares extra de almacenamiento en la cocina? ¡Créalos! Y qué mejor que en esas zonas muertas para aprovechar el espacio. Un par de baldas de pared, como las de la imagen, te vendrán fenomenal. Ya sabes, en la de arriba deja objetos decorativos o de uso esporádico, mientras que en la de abajo deposita aquellos que utilices habitualmente, como botes de legumbres, pasta o especias, para tenerlos a mano.

Proyecto, de Meine Kütchen y Mertixell Ribé. Mobilirio, de Leitch. Pavimento, de mosaico hidráulico.
rincon-de-salon-con-chaise-longue-y-mesa-auxiliar-junto-sofá-con-lampara-cesta-y-en-la-pared-estantes-flotantes 483284

41.

Una repisa extra large en tu salón...

Queramos o no, la era digital es un hecho. Y tú lo notas. Cada vez tienes menos libros de papel —¡todos están en tu e-book!— y ya no necesitas una estantería abierta y enorme en el salón. La solución ahora para almacenar pasa por muebles bajos y baldas de pared de diferentes longitudes. En este salón se ha fijado, paralelo al mueble de la tele, un único estante XL que da soporte a libros, plantas y cuadros. ¡Perfecto!

Lámpara de pie y mesa auxiliar, de La Maison. Chaiselongue y cortinas, de Ikea. Alfombra, de Sacum y lámpara de sobremesa, de Santa & Cole.

 

mueble-a-medida-y-estantes-en-pasillo-00444968 2166d3f3 1223x2000

42.

Mini mueble a medida con baldas

A menudo, la distribución de los pasillos produce unos retranqueos en las paredes a los que muy pocas veces damos utilidad. Fíjate en la imagen cómo han aprovechado este: con unos estantes y un armario a medida han creado una zona de almacenaje extra superligera. También puedes abrir huecos en las paredes, a modo de hornacinas con baldas y decorarlos con cuadros, libros y velas perfumadas. ¡Sigue sumando ideas para decorar un pasillo pequeño!

Salón pared verde y sofá marrón

43.

Tabaco y verde, la pareja perfecta

¿No digas que no casan bien? El tradicional sofá chester de cuero marrón destacará aún más en tu salón si pintas su pared trasera en un verde oasis. En este además se ha decorado con una balda lacada en el mismo color que se mimetiza con la pared. La lámpara de pie dorada y los marcos de los cuadros en madera  logran dar al ambiente un plus elegante y natural, a partes iguales. Buena pista si te preguntas ¿qué colores combinan bien con el verde?

lavadero azul detalle 00517314

44.

El mini fregadero

El fregadero tiene 60 cm de ancho y ocupa la esquina del lavadero, entre el frente de armarios y el módulo alto que oculta la caldera. Todo está calculado al milímetro, explica María. La pared se ha completado con dos baldas de madera, prácticas y decorativas.

recibidor blanco con madera y mimbre. perro 00409021

45.

En blanco y madera

Sin duda este tándem es ganador allí donde se ponga. Y en el recibidor, la combinación de blanco y madera será todo un éxito. Esta entrada se ha lacado de blanco lo que la ilumina y la hace más grande y en la pared se ha colgado un perchero con balda de madera, que le aporta calidez. Y si encima le añades fibra natural, no te extrañe que sea este el rincón favorito de tu mascota. El de este perro, desde luego que sí. Cestos y paragüero, de Rivièra Maison.

vestidor luz_00490903 O

46.

Un vestidor con muchas luces

Ya has visto cómo iluminar tu vestidor con discretos focos empotrables en la parte superior pero no es la única manera de hacerlo. También puedes emplear sencillas tiras led dispuestas en el interior de los armarios, por ejemplo, en cada estante y en los laterales de las zonas para colgar. Verás como esta luz perimetral funciona a las mil maravillas y te darás cuenta que colocar varios puntos de luz es mucho más práctico que disponer de una única luz central.

Comedor abierto a la cocina y al salón con sillas de madera

47.

Con un vano y una zona de paso

Ni puertas abatibles ni correderas, un amplio vano separa esta cocina abierta del salón comedor, lo suficiente para la independencia de los espacios. Una buena solución para cocinas poco luminosas que así se benefician de la claridad que entra por el salón. Mientras, una zona de paso enfrenta el comedor, pegado a la pared, del salón ubicado al otro lado. 

comedor con mesa techos y suelos de madera maciza 00443276_O

48.

Con un toque artesanal

Este comedor, en madera maciza barnizada o al natural, rinde homenaje a los ebanistas que trabajan este material con mimo y dedicación. ¿No te recuerda a los comedores siempre llenos de las casas de pueblo? Si te gusta tener invitados, apuesta por bancos en lugar de sillas. ¡Todos serán bienvenidos! Mesa y bancos, en Merc & Cía. Lámpara de techo, en La Maison.

IKEA BANOS PH159628

49.

Un asiento en el baño para secarse bien

¿A qué te suena esta escena? Sales de la ducha, coges la toalla y haces malabares para secarte los pies a la pata coja con el riesgo de caerte. Si quieres acabar con esa mala costumbre, hazte con accesorios prácticos, como un taburete, o bien coloca una balda ancha y gruesa a modo de asiento, fija o abatible. Ahora sí que podrás sentarte tranquilamente, secarte a fondo y aplicarte tu crema hidratante sin miedo a trastabillar, mientras escuchas tus canciones preferidas. Altavoz bluetooth Eneby (49 €), accesorio de almacenaje para colgar Nordrane (20 €) y toalla de baño Vagsjön (4 €), de Ikea.

La Redoute 19d7dd5b272bb79ffa492ccb2100b59a

50.

Una mesilla de noche para niños que querrás para ti

Si te resulta difícil encontrar mesillas de noche para el dormitorio de los niños porque unas te parecen demasiado sosas y otras se pasan de cursis, un par de baldas en la pared ¡será la solución! En una podrán colocar la lámpara y en la otra dejar el cuento que leen por la noche. Elige los estantes de diferentes materiales que le den al cuarto un aspecto chic y con cantos redondeados para evitar chichones. Esta mesita de noche tan divina en roble y ratán es el modelo Buisseau (109 €/ la pareja). Lámpara flexo (39,99 €). Todo, de La Redoute Interieurs.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?