Dudas decorativas

Típicas preguntas de los propietarios a las interioristas (que tú también te deberías hacer)

¿Puedo poner parquet en la cocina? ¿Me cabe un vestidor? ¿Puedo pintar de un color oscuro? Estas son las clásicas dudas que han escuchado mil veces las decoradoras y que seguro que tú también te haces. Ahí van las respuestas.

Actualizado a

00452013

¿A todos nos preocupa lo mismo? Evidentemente, cada caso y cada casa es diferente, pero hablando con nuestras decoradoras descubrimos que hay cosas que sí, que todos tenemos ahí clavadas.

¿Cómo metemos todo lo que queremos?

Además de los presupuestos y de los plazos de entrega, lo que más nos suele preocupar cuando hacemos cambios o reformas en casa es que nos quepan todas las cosas que tenemos en mente. La distribución es lo que más nos lleva de cabeza y donde más nos ayudarán las interioristas. Cuca Arraut es a lo que realmente le dedica más tiempo y energías. Se concentra especialmente en revisar todas los pasillos, las zonas de paso, distribuidores... para valorar si se pueden eliminar, incorporar o maximizar sus posibilidades de uso.

¿Cómo poner otro armario?

Porque sin duda una de las principales motivaciones y preocupaciones cuando nos metemos en reformas es ganar sitio para guardar. "Muchas veces podemos crear armarios ocultos: panelando una pared, junto a un pilar, bajo un banco...", aclara Cuca, solo hay que buscarlos.

Dormitorio infantil decorado por Cuca Arraut.
Aprovechar una columna para ganar espacio de almacenaje con unas estanterías. Dormitorio decorado por Cuca Arraut

¿Puedo ganar luz?

Otra gran pregunta, que se responde y soluciona, por una parte, con la distribución, buscando los espacios abiertos, eliminando los cerrados como pasillos y, por otra, potenciando la comunicación entre el resto. A Cuca le gusta especialmente utilizar grandes puertas correderas, semitransparentes que respeten la intimidad pero que a la vez permitan el paso de la luz.

Salón con puerta corredera decorado por Cuca Arraut
Salón con puerta corredera decorado por Cuca Arraut

Salón con puerta corredera decorado por Cuca Arraut

¿Qué material escojo?

Al elegirlos siempre nos asaltan muchas dudas. "A los propietarios no solo les interesa la relación calidad precio, sino también determinar cuándo vale la pena invertir un poco más por el valor estético que aportan y cuándo no", nos apunta Jeanette Trensing.

¿Y si tiramos la pared?

Muchas veces surgen la indecisión y las preguntas ante la posibilidad de abrir espacios. "Muchos propietarios todavía siguen volcados en la idea de los espacios compartimentados", nos confiesa Jeanette.

Ccomedor abierto a la cocina decorado por Jeanet trensingjpg
Comedor abierto a la cocina decorado por Jeanette Trensing

Comedor abierto a la cocina decorado por Jeanette Trensing

Y llegados a este punto Natalia Zubizarreta reconoce que también nos cuesta renunciar a tener un comedor formal dentro del salón. "Muchas familias siguen pensando en la cena de Navidad y acaban sacrificando un bonito, espacioso y cómodo office para poner la mesa en el salón una vez al año". Ciertamente, tenemos que cambiar el punto de vista y poner nuestra vida en el centro.

¿Resistirá una madera en la cocina?

Para Natalia en la cocina es donde más dudas nos asaltan con los materiales, junto con el baño. Es por la presencia del agua y la posibilidad de escapes. "Actualmente hay barnizados y parquets laminados muy resistentes y con suficientes garantías. Aunque ante la duda, por suerte, ahora también tenemos cerámicas preciosas que imitan la madera", nos sugiere.

Cocina abierta con suelo que imita parquet decorada por Natalia Zubizarreta
Cocina abierta con suelo que imita parquet decorada por Natalia Zubizarreta

Cocina abierta con suelo que imita parquet decorada por Natalia Zubizarreta

La presencia de olores, ruidos y humos en el salón es otro de los temas que nos suele echar para atrás a la hora de abrir la cocina. Si no lo tenemos claro, normalmente, Natalia consigue encontrar soluciones mixtas, abiertas y cerradas, con correderas de cristal, por ejemplo.

¿Me cabe una isla?

Este es otro de los deseos más confesados a las decoradoras cuando abordan la reforma de la cocina. Aunque Natalia asegura que nunca puede ser el único objetivo de abrir una cocina. "Para tener una isla cómoda y realmente útil necesitamos que tenga 60 cm de fondo y 180 de largo, ademas de 90 cm alrededor para poder moverse".

¿Puedo tener un vestidor?

Esta es la pregunta del millón. En los últimos tiempos todo el mundo quiere un vestidor, según Cayetana Quiroga. "Pero para que sea, a parte de funcional, estético requiere normalmente una obra. No suele funcionar y es un desperdicio destinar una habitación como la de invitados. La solución pasa por incorporarlo a la habitación o al baño". Apunta que con 6 m2 ya podemos encontrar una bonita solución.

¿Me cabrá todo?

Natalia Gómez Angelats nos confiesa que aunque todos los temas importantes (distribución, materiales...) ya estén hablados y solucionados antes "hay un momento de la obra, donde al cliente le entra el 'pánico' y surgen estas dos grandes dudas: ¿Cabrá todo? ?Está suficientemente iluminado".

Esta primera pregunta también se repite al 100 % y seguramente nos ha pasado a todos cuando empezamos decorar un espacio de nuevo, porque después de acabarlo o de visitar tantas veces la obra, nos acostumbramos a verlo totalmente vacío. "Una vez ya estamos con los acabados, la obra está preciosa: pintada y empapelada, con el pavimento impecable, llega la carpintería, las cortinas... es un momento mágico, lleno de calma, dónde la luz entra por las ventanas y se ve todo tan bonito que al mirar los planos y ver todo lo que tiene que ir dentro les llega el momento pánico y el 'imposible, no va a caber todo aquí'. Pero... sí cabe, claro. No sobra ni falta nada."

Otro momento de crisis surge según Natalia en el último tercio de la obra, cuando están recién colocadas las luces empotradas y en la visita de obra los propietarios ven poca luz. "Mi argumento es siempre el mismo: sí que es suficiente porque faltan las lámparas decorativas, que son las más importantes, son las que van a estar encendidas cuando permanezcas un rato en ese espacio y son las que van a dar calidez y bienestar. Normalmente se colocan bastantes piezas y aportan diferentes escenografías dentro de un mismo espacio."

Salón con propuesta de color de Natalia Gomez Angelats
Salón con propuesta de color de Natalia Gómez Angelats

Salón con propuesta de color de Natalia Gómez Angelats

¿De qué color lo pintamos?

Esta es otra clave decorativa básica, pero que Natalia no se plantea hasta que no conoce perfectamente la casa: "Cómo entra la luz, cuánto sol entra, cómo es el atardecer... Suele ser a mitad de la obra, momento en el que ya la he visitado muchísimas veces, en diferentes momentos del día y también conozco suficientemente a las personas que van a vivir y cómo van a disfrutar de cada espacio". Es un muy buen consejo si te trasladas a una casa nueva. Natalia presenta su proyecto de color, con grandes muestras colocadas directamente en las paredes y un moodboard tamaño real del resto de materiales y texturas. Sin duda, es un sistema a imitar para tomar buenas decisiones.

Dormitorio en color marrón de Cuca Arraut
Dormitorio pintado en color marrón y decorado por Cuca Arraut

Dormitorio pintado en color marrón y decorado por Cuca Arraut

¿Quedará bien un color oscuro?

Este es otro de los temas que asusta, apunta Cuca Arraut, especialmente si los espacios son pequeños o hay poca luz natural. Aunque es cierto que algunos tonos pueden empequeñecer algunos espacios, no es así si los usas bien. "Los espacios interiores, precisamente porque tienen poca luz, necesitan un color más atractivo. Recuerdo un proyecto en que en la habitación con menos luz utilizamos un gris oscuro combinado con madera clara y el resultado fue tan sofisticado, que se convirtió en la preferida de todos los que vivían en la casa".

PULSA PARA GUARDAR EL ARTÍCULO

EL ARTÍCULO SE HA GUARDADO EN FAVORITOS

Podrás encontrar tus favoritos en el menú

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?