Viaje al futuro

IKEA nos enseña cómo viviremos dentro de 10 años

¿Qué va a pasar en una década? ¿Cómo serán nuestros hogares? ¿Qué debe cambiar? La firma sueca propone un viaje al futuro con la exposición "El hogar del mañana" y da respuesta a algunas de estas preguntas

Isabel Lavín Actualizado a

Ikea el hogar el mañana

Según estudios de la firma sueca IKEA, en 2030, un 70% de las personas viviremos en ciudades. ¿Parece lejos verdad? Pues tan solo quedan 10 años. Y con esa premisa han presentado la exposición ‘El hogar del mañana’, que comienza con varias interrogantes: ¿Cómo serán los hogares dentro de 10 años? o ¿cómo afrontaremos los retos en cuanto a habitabilidad, sostenibilidad y recursos? Estas son las preguntas que se hace IKEA en el marco de la III Edición de Madrid Design Festival.

Diseño sostenible: una casa ecológica y llena de creatividad

CASA SOSTENIBLE

Diseño sostenible: una casa ecológica y llena de creatividad

La muestra se puede visitar del 7 al 11 de febrero, de 11 a 20 horas, en un entorno único en Madrid, el Palacio de Santa Bárbara. Dividida en varias plantas, al entrar en el patio, lo primero que vemos es una estructura circular con plantas. Esto es así porque, según IKEA, 'el hogar del futuro' pasa por el autoconsumo y los espacios compartidos, y más en sociedades cada vez más superpobladas, con menos viviendas, más pequeñas y más caras. Y esta curiosa estructura está repleta de plantas y cuenta con asientos en el interior. Un vergel en medio del asfalto que, sin duda, puede ser de lo más llamativo de la exposición.

Ikea el hogar del mañana Palacio de Santa Bárbara

Al entrar en el edificio, IKEA se hace –nos hace– varias preguntas. ¿Cómo queremos vivir? ¿En qué tipo de sociedad? Y da varios datos muy, pero que muy, alarmantes. Como que cada día, en España, se consumen 30 millones de botellas de agua (cada una tarda 1.000 años en descomponerse); o que en 2050 seremos 10.000 millones de personas y para satisfacer nuestras necesidades habría que contar con los recursos de tres planetas si queremos mantener nuestro estilo de vida actual. Es para replantearse las cosas, ¿verdad? Y basándose en todos estos datos –y muchos más que se ofrecen en la muestra– IKEA ha hecho un ejercicio de reflexión y pretende, para 2030, haber eliminado de su producción todo el plástico que no sea reciclado o reciclable –ahora son un 60% de sus productos–. Este es uno de sus objetivos, pero hay más, como hemos podido ver en el emblemático palacio, situado en el centro de la capital madrileña.

Un escondite perfecto

Rodeado de montañas

Un escondite perfecto

En la planta baja del palacio, el artista conceptual Luis Úrculo, con la colaboración de IKEA, nos plantea un futuro desalentador, en el que no hay recursos, pero con soluciones que pasan por replantearnos nuestro estilo de vida y de consumo. Es en la planta superior donde nos dan las claves para sobrevivir a este futuro, que se basa en tres pilares: tecnología, sostenibilidad y población. El primero de ellos, la tecnología, responde a los retos sobre residuos plásticos y energéticos, apostando por las energías sostenibles, como la solar. Y llama al superreciclaje, o lo que es lo mismo, cómo podemos reutilizar lo que en un primer momento nos parecen residuos. De hecho, IKEA ya ha empezado a hacerlo. Ha sacado una colección de bolsas, cojines y mantel –ya a la venta– realizado con plástico reciclado recogido del mar Mediterráneo. Es decir, basura convertida en algo útil, nuevo y que se puede volver a reciclar.

Ikea el hogar del mañana Palacio de Santa Bárbara bolsa reciclada

Otro de los pilares es la sostenibilidad. Y, en este contexto, IKEA nos ha enseñado la importancia del autocultivo (ya vimos el spoiler en la puerta) y de alimentos alternativos que cambiarán nuestra concepción de la alimentación. En este viaje, nos invita a recorrer caminos gastronómicos que se salen un poco de la norma. De hecho, los presentes tuvimos la suerte de degustar deliciosas recetas con ingredientes como algas y gusanos. ¡Sí, gusanos! Y también pudimos disfrutar de la conferencia en una auténtica selva en el interior, en la que hasta unos bellos y cantarines pájaros estaban sueltos. Porque así debería ser nuestro futuro: verde y vivo.

Ikea el hogar del mañana Palacio de Santa Bárbara pajaros

Finalmente, el tercer pilar –y uno de los más importantes– es la población. La propuesta de IKEA se basa en cambiar nuestra forma de vivir y compartir. Porque el futuro pasa por empezar a llamar ‘casa’ a todo nuestro área residencial, es decir, además de esas cuatro paredes a las que llamamos hogar, también lo serían el barrio, nuestros vecinos, los espacios compartidos... y todo con soluciones concretas para diseñar los hogares. Pequeños espacios convertibles y zonas amplias en las que compartir con nuestros vecinos, cultivar huertos urbanos y cada hogar fluye según las actividades que en ella se realizan.

Desde aquí, la que suscribe estas letras, te invita a pasear por el bellísimo palacio, plantearte algunas de esas preguntas y tratar de encontrar las respuestas. Tienes hasta el martes 11 de febrero.

PULSA PARA GUARDAR EL ARTÍCULO

EL ARTÍCULO SE HA GUARDADO EN FAVORITOS

Podrás encontrar tus favoritos en el menú

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?