Ola de calor

11 consejos para refrescar tu casa durante la ola de calor y bajar un poco la temperatura

La primera ola de calor de la temporada ya está aquí. Toma nota de estos trucos y consigue bajar la temperatura en el interior de tu casa varios grados

00367792

Con los termómetros disparados, la Agencia Estatal de Meterología (AEMET) emitió el viernes 10 de junio un aviso especial sobre esta sola de calor que parece que se alargará hasta el jueves 16. Con esta previsión y ante las altas temperaturas, es necesario adaptar la casa para que esté más fresquita y poder disfrutar en el interior sin sufrir excesivo calor. Te damos varios consejos que te ayudarán a conseguirlo.

1. Durante el día, baja las persianas y cierra las puertas

Si durante el invierno, las persianas sirven para que el frío no se cuele tanto en casa, en verano, hacen la misma función con el calor. Aproximadamente un 30% del calor se cuela a través de las ventanas. Así, que, ahora que hace calor, bájalas. Hazlo, especialmente, entre las 12 y las 16 horas, cuando más calienta el sol, sobre todo, en las ventanas orientadas al sur y al oeste. Si lo que tienes son contraventanas, haz lo mismo.

Aunque no lo creas, tener las puertas de las habitaciones cerradas también ayudará a que tu casa esté más fresca, evitando que las corrientes de calor se extiendan por toda la casa, especialmente si por uno de los lados entra más calor que por el otro. Las puertas cerradas harán de barrera contra el calor.

Si tienes toldo en las ventanas, lo mejor es que, durante las horas de más calor, lo tengas completamente sacado.

2. Y corre las cortinas

Aunque no sean térmicas, las cortinas también realizan una función aislante que puede ayudar a que el calor se meta algo menos en casa. Lo mismo si tienes estores o venecianas.

salon-comedor-con-cortinas-de-lino-beige-hasta-el-suelo eb3fd87d 2000x1678

3. Ventila a primera hora del día

Es cuando las temperaturas son más bajas. Así que abre bien las ventanas de toda la casa durante, al menos, 15 minutos para renovar el aire del interior.

4. Por la noche, abre ventanas, persianas y puertas

Deja que la brisa circule por toda tu casa durante la noche. Aunque las temperaturas sigan siendo algo altas, lo serán menos que durante el día y, además de ayudaros a descansar mejor, el aire de toda la casa se verá renovado.

Asimismo, aunque se pierda algo de intimidad en el dormitorio, os recomendamos que mantengáis todas las puertas de paso de casa abiertas. Así el aire circulará con mayor libertad.

5. Refresca tu casa con textiles veraniegos

Si la tapicería de su sofá es muy calurosa, sentarte en él será una tortura. Puedes colocar una colcha más fina, de algodón o de lino, que son tejidos que traspiran mucho mejor y capaces de regular la temperatura. Si no tienes, te puede servir una sábana de uno de estos materiales. Las que tienes que evitar son las de poliéster o cualquier otra fibra sintética.

Y haz lo mismo con la ropa de cama. Si bien las sábanas de algodón son una tortura para plancharlas, lo cierto es que son la mejor opción para el verano. Y, si tu colchón tiene lado de invierno y de verano, asegúrate de que lo tienes en el correcto.

00507084

6. Las plantas ayudan. Y mucho

Tanto si tienes mano para las plantas como si no, has de saber que ayudan mucho a refrescar el ambiente de tu casa, ayudando a bajar la temperatura del interior hasta 5 grados. Hay plantas de interior muy fáciles de cuidar y que te ayudarán para bajar un poco la temperatura interior. Las de grandes hojas verdes, como la monstera o costilla de Adán, la areca o la dieffenbachia son algunas de las mejores.

¿Y cuándo regarlas? Lo ideal es hacerlo a última hora del día o muy pronto por la mañana, antes de que caliente demasiado el sol. Así la evaporación del agua servirá para refrescar el ambiente y aportar humedad.

textiles 00481967

7. Dale al ventilador

Aunque los ventiladores no ofrecen aire fresco, más bien lo remueven, sí que ayudan a reducir la temperatura en el interior. Un truco para que el aire sea más frío es colocar un recipiente con hielo delante del ventilador. Coloca una toalla debajo para que absorba la condensación. También puedes utilizar una botella de plástico con agua congelada y tener otra en el congelador para ir cambiándolas entre sí. No es como el aire acondicionado, pero algo ayudará.

8. Evita poner los electrodomésticos

El horno, el lavavajillas y la lavadora son electrodomésticos que desprenden mucho calor cuando se usan. Por eso es mejor que los evites durante estos días y que, mejor, los pongas por la noche.

9. Ponte ropa cómoda y holgada

Lo mejor para estar en casa durante la ola de calor es la ropa holgada y que sea fresquita. Al igual que con la ropa de cama, mejor si es de lino o algodón. Evita los sintéticos en la medida de lo posible.

mujer sentada en un sofa con las piernas cruzadas 00528824 O

10. Las duchas, templadas

Porque si te duchas con agua fría tu temperatura corporal bajará mucho y la posterior sensación será de mucho calor debido a que se reactiva el organismo y el gasto energético.

11. Anda descalzo y duerme sin taparte los pies

¿Sabías que los pies son muy sensibles a la temperatura? Por eso, lo ideal es que camines descalzo en casa. Quítate zapatos y calcetines al entrar a casa. Además de más cómodo, no tendrás tanto calor.

Asimismo, cuando te vayas a la cama, si eres de esas personas que necesita echarse, aunque sea, la sábana por encima, saca los pies. Te ayudarán a regular tu temperatura corporal.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?