Casas de lectoras

Casas de lectoras: la espaciosa casa con piscina de Raquel en Las Rozas (Madrid)

La lectora Raquel Mayo nos deja entrar en su casa, su "lugar preferido en el mundo". Es una de las preseleccionadas del concurso "Las mejores casas de las lectoras"

Andrea Vázquez Creus Actualizado a

La lectora Raquel Mayo

La lectora Raquel Mayo
Raquel Mayo

"Mi nombre es Raquel Mayo, tengo casi 45 años y 3 hijos y puedo decir con orgullo que tenemos la casa de nuestros sueños. En primer lugar, quería daros las gracias, solamente por darnos la oportunidad de soñar con salir en vuestra revista. Desde luego para mi sería un sueño hecho realidad". Ella es Raquel y su casa es una de las preseleccionadas del concurso "Casas de lectoras".

"Mi relación con la revista El Mueble parte desde hace muchísimos años, era jovencita y compraba la revista pensando en como decorar mi futura casa. Al casarme y comprar nuestra primera casa, vuestras ideas me vinieron genial, ya que no era grande, pero desde luego si muy acogedora. Siempre colores claros para dar luz, maderas nobles, telas para aportar calidez. He de decir que cuando pusimos la casa en venta la gente se sorprendía al verla y nos felicitaban por ella", explica la protagonista de este reportaje.

SALON 3 Raquel Mayo
Raquel Mayo

"La historia de nuestra casa es muy especial, a mi me encanta, ya que creo que nos estaba esperando, y que llegó en el momento indicado. Al igual que creo que cada uno tenemos a la persona indicada esperándonos, creo que tenemos esperando la casa que ha de convertirse en nuestro hogar", confiesa Raquel.

SALON 4 Raquel Mayo
Raquel Mayo

"Siempre me ha interesado el interiorismo, las casas son mi pasión, y suelo estar activa en páginas de venta de casas. Cuando mis dos primeros hijos empezaron a crecer la necesidad de cambiar de casa se hizo más tangible. Yo quería una casa, no un piso, y la búsqueda fue ardua. Buscábamos más metros, buena orientacion, buena distribución... todos tenemos gustos definidos, y yo no quería conformarme con lo primero que apareciera. Lo cierto es que en enero de 2015 vimos una casa que nos encantó, pero se nos escapó y desde entonces no paramos de visitar casas", cuenta nuestra lectora.

SALON 1 Raquel Mayo
Raquel Mayo

"En julio de ese año supe que estaba embarazada. Ibamos a ser familia numerosa y ahora necesitábamos más espacio. Fue una sorpresa e hizo que nos pusiéramos a buscar casa con mucha más intensidad. No os podéis imaginar cuántas casas vimos y cuando ya nos planteamos hacer un parón de visitas, llegó la que sería nuestro hogar", afirma Raquel.

SALON 2 Raquel Mayo
Raquel Mayo

Intentábamos hacer las visitas sin los niños, pero justo ese día fuimos los cuatro a ver LA CASA. Nada más llegar nos gustó la ubicación, estaba en la misma urbanización de mis padres, pero supercerca del colegio al que van mis hijos, de paradas de autobuses, zonas comunes... Nada más pasar la puerta de acceso al jardín sentí que íbamos por buen camino. Recuerdo que mi hija, solo con ver el jardín de entrada, me tiró del vestido y me dijo, mami quiero vivir aquí. Yo me eché a reír porque ni siquiera la habíamos visto por dentro. Y fue un flechazo. La luz, la amplitud, las grandes estancias, todas las posibilidades que tenía. La casa estaba toda pintada en salmón con gotelé y con puertas marrones oscuras y rodapiés estrechos, pero yo ya me estaba imaginando nuestra casa, nuestro hogar", revela.

SALON COMEDOR 6 Raquel Mayo
Raquel Mayo

Esa última casa que fuimos a ver es nuestro HOGAR. Nada más nacer nuestro bebé firmamos la compra, y al mes ya estábamos con la reforma. Fueron 4 meses que merecieron la pena, porque esa casa se convirtió en la casa de nuestros sueños.

COCINA 3 Raquel Mayo
Raquel Mayo

Durante los meses de la reforma rescaté antiguos números de El Mueble y compré los nuevos para sacar ideas. Paredes lisas con colores claros, papeles pintados, rodapies blancos bien altos, la cocina blanca con isla que deseaba, baños... Era todo lo que deseaba. Quité puertas para dar más amplitud, hice una sala de juegos para nuestros hijos en planta baja, lo que se utilizaba como salita. Tiraron un muro para hacer aún más grande la cocina, yo quería una isla o península y una mesa para comer todos los días, la habitación de servicio la convertimos en la lavandería, quitamos los azulejos de la despensa y la pintamos en rosa antiguo poniendo una puerta corredera", detalla nuestra lectora.

COCINA 1 Raquel Mayo
Raquel Mayo

"También se cambiaron todos los baños de la casa, puertas, rodapiés, se pusieron molduras y papeles pintados. He de decir que aunque hace cuatro años que vivimos aquí, la casa sigue evolucionando y creciendo con nosotros. Este verano construyeron la piscina, hemos cambiado el dormitorio de mi hijo mayor que ha cumplido años, y sigo viendo vuestra revista con ilusión por coger ideas e inspiración. Tenemos una especie de chamizo al que le va a tocar pronto una puesta a punto", añade.

COCINA 4 Raquel Mayo
Raquel Mayo

Raquel nos hace una ruta por su casa: "Nada más entrar hay un recibidor con un armario ropero (que sacamos en obra quitando dos puertas francesas de entrada a la sala de estar que ahora es la sala de juegos), pasamos el recibidor y de frente tenemos la escalera, y directamente damos con el salon comedor. Aquí tenemos tres estancias, una frente a la chimenea, que en estos momentos ya hemos cambiado el sofá de lugar, porque nos gusta tener el fuego de frente y dejar espacio para el árbol de Navidad. Otra con un gran sofá frente al televisor, ya que somos muy cinéfilos y nos gusta mucho ver pelis en familia. Y luego el comedor. En la zona del sofá chester azul salimos directamente al porche trasero y al jardín. Y desde el comedor tenemos acceso a la cocina, a la cual se accede también desde el jardín lateral donde tengo plantados los árboles frutales y plantas aromáticas para cocinar. Ante de la escalera tenemos tres puertas, un aseo de cortesía, la sala de juegos y la cocina. Que tiene dentro una despensa y que también tiene acceso a la lavandería y un baño completo".

Dormitorio Raquel Mayo
Raquel Mayo

"En la planta superior tenemos un dormitorio con baño, el de mi hija, un despacho, dos habitaciones que comunican con un baño compartido, es el de los chicos, y nuestra habitación con baño en suite. Todo es amplio y luminoso, y para nosotros, muy cómodo", completa nuestra lectora.

La lectora Raquel Mayo
Raquel Mayo

"Para mí El Mueble es fuente de inspiración, pero lo que realmente me gusta es que todas vuestras casas reflejan hogares reales, y eso es lo que yo quería para nuestra casa. No tener una casa grande sino hacer de este lugar nuestro HOGAR. Un hogar real, en el cual recibimos a amigos y familiares para hacer barbacoas en el jardín, tomamos un vino junto a la chimenea, o que se sientan en la isla mientras termino de cocinar. Un lugar donde mis hijos vienen con sus amigos a bañarse a la piscina, a hacer cine de verano, a jugar a la play o simplemente a pasar la tarde juntos", relata la protagonista de este reportaje.

jardín y piscina Raquel Mayo
Raquel Mayo

"Para nosotros compartir nuestro hogar con familiares y amigos es lo que más felices nos hace. Os puedo asegurar que nuestra casa, es mi lugar favorito en el mundo. Y durante esta pandemia he dado gracias a Dios cada día por vivir aquí con mi familia. Y se que muchas personas viendo vuestra revista sueñan con la casa de sus sueños al igual que lo hacía yo, y gracias a vuestra páginas con tantas ideas es inspiración hemos logrado", concluye Raquel.

Casas de lectoras: el piso de Lola, lectora y bloguera de Valencia

Casas de lectoras

Casas de lectoras: el piso de Lola, lectora y bloguera de Valencia

PULSA PARA GUARDAR EL ARTÍCULO

EL ARTÍCULO SE HA GUARDADO EN FAVORITOS

Podrás encontrar tus favoritos en el menú

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?