Concurso lectoras

Casas de lectoras: la bonita casa de 200 m2 con jardín y papeles pintados de Amaia en Getxo (Bizkaia)

La lectora Amaia Olartecoechea confiesa que pudo hacer la obra de su casa gracias a los consejos de El Mueble. Es una de las preseleccionadas del concurso de las lectoras

Amaia Olartecoechea en el porche de su casa de Getxo

"Me hace especial ilusión participar porque soy lectora de El Mueble desde pequeñita y pensar en la posibilidad de salir en sus páginas me parece un sueño". Amaia Olartecoechea es la lectora preseleccionada del concurso de "Las mejores casas de las lectoras" de hoy. Vive con su marido, Borja, y sus hijas, Alicia e Inés, en un dúplex en Getxo (Bizkaia).

Salón de la casa de Amaia Olartecoechea en Getxo
Amaia Olartecoechea
Salón comedor de la casa de Amaia Olartecoechea en Getxo
Amaia Olartecoechea

"La casa está en la misma calle que la de mis padres. Los antiguos propietarios tenían la verja rota y todos los días, cuando pasaba por delante, me quedaba mirando el porche porque me tenía enamorada. Varios años después entré por casualidad en Idealista (no lo hago nunca) y reconocí el porche a la primera. ¡Se vendía la casa! Una pandemia y una obra de 4 meses después, en marzo de 2021 nos mudamos", explica la protagonista de hoy.

Salida al porche por el salón de la casa de Amaia Olartecoechea en Getxo
Amaia Olartecoechea
Porche de la casa de Amaia Olartecoechea en Getxo
Amaia Olartecoechea

"La casa es un dúplex (200 m2 aprox.) con jardín (160 m2 aprox.) que la rodea haciendo forma de C. Se entra en casa por el jardín, pero además se accede a él desde el salón y desde la cocina. En el piso de abajo está el salón comedor con salida al porche, un aseo, la cocina con salida al comedor exterior, la lavandería y la despensa", detalla.

Comedor exterior de la casa de Amaia Olartecoechea en Getxo
Amaia Olartecoechea
Cocina de la casa de Amaia Olartecoechea en Getxo
Amaia Olartecoechea

"En el piso de arriba están las 2 habitaciones de las niñas, un baño en el hall, otra habitación de invitados/despacho con baño incorporado y la habitación principal con vestidor, baño y salida a una terraza", añade.

Habitación principal de la casa de Amaia Olartecoechea en Getxo
Amaia Olartecoechea
Habitación principal de la casa de Amaia Olartecoechea en Getxo
Amaia Olartecoechea

"Antes de la obra la distribución era otra y la casa era muy oscura, en granate y azul marino. Nosotros unimos la cocina con el comedor de diario para hacer una cocina más grande, y sacar la lavandería y la despensa, empotramos las puertas de acceso al salón para hacerlas correderas y en el piso de arriba redujimos el baño de las niñas, que era enorme, para sacar el de la habitación de invitados y ampliamos la zona de vestidor de la habitación principal", cuenta Amaia.

Habitación de la hija, Alicia, de la casa de Amaia Olartecoechea en Getxo
Amaia Olartecoechea
Habitación de la hija, Inés, de la casa de Amaia Olartecoechea en Getxo
Amaia Olartecoechea

"Justo acabamos de cumplir un año viviendo aquí, así que aún tenemos que darle los toques finales: cuadros, espejos, cojines, alfombras... porque intentamos adaptar lo de la casa de antes, pero estamos felices de estar aquí. Es una casa muy cómoda y genial para recibir amigos y familiares por lo amplios que son todos los espacios y lo abierta que está al jardín", confiesa nuestra lectora.

Hall del piso de arriba de la casa de Amaia Olartecoechea en Getxo
Amaia Olartecoechea
Habitación de invitados de la casa de Amaia Olartecoechea en Getxo
Amaia Olartecoechea

"Aunque la casa está en Getxo (Bizkaia) y el clima suele ser complicado por aquí, sin duda, para mí la estancia más especial es el porche, que es lo primero que me enamoró de ella. También pasamos muchísimo tiempo en la cocina, que es el núcleo de nuestra casa. De hecho, quisimos hacerla especialmente acogedora empapelando una pared y usando tonos verdes, blancos y dorados para darle luz", afirma.

Baño habitación principal de la casa de Amaia Olartecoechea en Getxo
Amaia Olartecoechea

"Toda la casa está decorada en tonos muy suaves y hemos hecho una apuesta por el papel pintado (cocina y habitaciones), las molduras anchas (en el hall y el salón) y los cuarterones (en la habitación principal y en la de Inés). Tanto la obra como la decoración han sido cosa mía porque me encanta aprovechar el espacio y sacar lo mejor de cada casa, pero estoy segura de que no habría sido capaz de hacerlo sin todo lo que he ido aprendiendo estos años en El Mueble. ¡Es que es la Biblia de la decoración!", concluye Amaia.

Si quieres estar al día de todo lo que publicamos en www.elmueble.com, suscríbete a nuestra newsletter.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?