Hay un baño para todos los gustos y para todos los presupuestos. Y sino que se lo digan a IKEA, que cada temporada sorprende con novedades de todos los estilos: con revestimientos elegantes, mobiliario funcional, colores tradicionales y novedosos... Para este 2024, propone una colección de baños que combinan funcionalidad, estilo y sostenibilidad a base de soluciones inteligentes y modulares que se adaptan a diferentes espacios y necesidades. Eso sí, siempre haciendo gala de esa simplicidad escandinava de la que siempre han presumido. Si necesitas un poco de inspiración, en estos 6  baños de IKEA la encontrarás.

8 /12

1.

1. Un baño minimalista y clásico

1 (7)

Un baño con azulejos blancos y muebles de madera clara.

IKEA

Los baños pequeños pueden ser muy elegantes si se piensa bien su distribución y sus acabados. Aquí tenemos un ejemplo donde se combina almacenaje abierto y cerrado, junto con muchos organizadores de interior para tener perfectamente localizados todos los artículos de aseo que necesitas tener a mano. Los frentes, con efecto roble cálido, y los tiradores integrados le dan un aspecto moderno y atemporal que resistirá a cualquier tendencia puntual. Además, se ha aprovechado toda la altura de la pared para poner armarios de suelo a techo y ventanales largos y estrechos que dejan pasar la luz. De baños así, nunca te aburres.

2.

El color verde también para los baños

Ducha alicatada con baldosas verdes y accesorios metálicos

Ducha alicatada con baldosas verdes y accesorios metálicos.

IKEA

El color verde no es solo tendencia en las cocinas. Los baños de IKEA también abandonan parte de su neutralidad a favor de otros tonos más vibrantes que sirven para diferenciar espacios. En este baño, por ejemplo, la zona de ducha está alicatada con baldosas oscuras y acabado brillante que le da un toque muy elegante.

Contrasta con los accesorios metálicos - como los ganchos para colgar las toallas - y casa perfectamente con la madera de los muebles y el cesto de fibras para dejar la ropa sucia.

3.

2. Un baño con esencia tradicional

Un baño blanco con suelo de baldosas de estilo tradicional

Un baño blanco con suelo de baldosas de estilo tradicional.

IKEA

Este baño es una oda a la tradición. ¿Cómo podemos dar gracia a un baño completamente blanco? Con un suelo impactante, como este de baldosas hexagonales tan delicado. Los toques granates son la clave. Otro punto de contraste lo vemos en la encimera negra de efecto mármol en el mueble del lavabo, que cuenta con cuatro amplias cajoneras. Para crear simetría, se han puesto dos lavabos y dos armarios suspendidos de la pared que crean un efecto óptico muy armónico. Además, se han añadido objetos bonitos y funcionales, como un amplio carrito de metal negro para tenerlo todo a mano.

4.

Una alacena rústica en el baño

Baño con alacena blanca acristalada

Baño con alacena blanca acristalada.

IKEA

Este cómodo baño, que combina un diseño atemporal con piezas moderna, cuenta con un bonito armario con puertas de vidrio que aporta el ambiente hogareño y acogedor a un baño blanco que podría resultar frío, pero no. La gracia está en sus detalles artesanales y adornos. Tiene cristaleras que dejan ver todo lo que se almacena en el interior, y unos pomos que se pueden personalizar a gusto del propietario. En este caso, pomos y tiradores en negro mate.

5.

3. Un baño urbano y minimalista

Baño con muebles marrón oscuro efecto roble y grifería negra

Baño con muebles marrón oscuro efecto roble y grifería negra.

IKEA

Este baño moderno, acogedor y muy cálido, gracias a sus muebles de efecto roble marrón diseñados para adaptarse al estilo de vida frenético de hoy en día. De ahí que el armario superior no tenga puertas, pudiendo tener a mano y acceder rápidamente a los utensilios de aseo diarios. Practicidad y diseño unidos en un espacio que induce al confort. ¿La clave? Combinar muebles de la misma gama cromática y materiales en contraste para crear ese aire sofisticado.

Fíjate sino en el armario de lavabo, estrecho para ahorrar espacio, pero espacioso en su almacenaje. El contraste de la madera oscura con la grifería negra nos encanta. El blanco del lavabo da ese toque de luminosidad necesario. A ambos lados de la puerta, el armario con espejos permite disfrutar del baño desde diferentes ángulos.

6.

Belleza y funcionalidad, es posible

Zona de vestidor y tocador en un baño pequeño

Zona de vestidor y tocador en un baño pequeño.

IKEA

Para adaptar un baño pequeño a un estilo de vida ajetreado, debemos encontrar maneras inteligentes de aprovechar cada rincón y distribuir con cabeza el espacio. En este baño, aunque no presume de dimensiones generosas, se ha habilitado un espacio de vestidor y tocador, con perchero para colgar ropa y un cestito de almacenaje compartimentado, y el espejo de pared que te ayudan a prepararte rápidamente. Además, crea un juego muy interesante con el mobiliario del lavabo que está enfrente. Sus espejos hacen rebotar la luz y ganar luminosidad y efecto de mayor amplitud.

7.

4. Un baño oscuro, sofisticado y funcional

Un baño con muebles negros y paredes en azul noche

Un baño con muebles negros y paredes en azul noche.

IKEA

Si lo tuyo son los colores oscuros, debes aprender a jugar con los brillos y la iluminación para que el ambiente no quede lúgubre y apagado. Es lo que han hecho de forma magistral en este baño tan actual y elegante. 

Las paredes en azul noche - una lisa y otra con baldosas -crean un contraste interesante con el negro del mobiliario. La luz que revitaliza el espacio llega de la mano de el acabado brillante de las baldosas del lavabo, el propio lavabo de color blanco y un espejo retroiluminado. Al fondo, hay otros tres pequeños colocados en hilera.

Los muebles de color negro - el del lavabo y un armario en columna - siempre dan ese punto de actualidad y sofisticación y, además, permiten guardar los artículos de aseo fuera de la vista. Un armario alto y estrecho siempre resulta muy útil en baños pequeños, proporcionando un extra de almacenaje en rincones que, de otra manera, quedarían inutilizados. Es todo un lujo en un espacio de reducidas dimensiones.

8.

¿Baño con lavadero? Sí, se puede

Zona de lavadero con perchero, cesto de la ropa y carrito de almacenaje

Zona de lavadero con perchero, cesto de la ropa y carrito de almacenaje.

IKEA

Para que las tareas diarias sean algo más fáciles y mucho más placenteras, hay que encontrar un flujo de trabajo eficiente. Este baño cuenta con una práctica zona de lavadero con sitio para clasificar, lavar y airear las prendas en un espacio muy pequeño sin que el estilo se vea afectado. Esta cesta para la colada, trenzada en yute de manera tradicional por artesanos, tiene asas para transportarla más fácilmente, así como de una bolsa interior que se puede sacar y lavar. Recurre a un carrito para guardar los detergentes y otros productos. Una solución muy sencilla.

9.

5. Un baño tipo spa en conexión con la naturaleza

Un baño tipo spa en banco, verde y madera

Un baño tipo spa en banco, verde y madera.

IKEA

Un baño puede tener tantas caras como tú quieras. Si lo que te apetece es recrear un spa en tu propia casa para poder dedicarte un tiempo para ti a diario, nada mejor que combinar colores neutros con otros suaves y relajados como el verde, además de añadir elementos naturales que abracen el ambiente. Que el espacio sea limitado no será ningún problema.

Los acabados brillantes, las baldosas del lavabo y la alfombra de madera natural crean una sensación apacible y equilibrada. Esta percepción se multiplicará al añadir plantas naturales y elementos circulares, como el espejo de pared, que aporta dinamismo y suavidad, en contraposición con las líneas rectas de los muebles y las puertas.

10.

Un baño relajado lleno de pequeños detalles

Un baño con bañera exenta, materiales naturales y carrito negro de almacenaje

Un baño con bañera exenta, materiales naturales y carrito negro de almacenaje.

IKEA

Para poder convertir este baño moderno en un auténtico oasis, se han añadido elementos de la naturaleza, como plantas exuberantes y materiales naturales, como el camino de madera. La sensación de spa se realza mediante textiles suaves y detalles delicados. Fíjate en el carrito negro, ofrece comodidad y espacio de almacenaje adicional, sin perturbar la paz que se respira en este baño.

11.

6. Un baño de casa de campo

Un baño de estilo provenzal en tonos rosas y grises

Un baño de estilo provenzal en tonos rosas y grises.

IKEA

Este baño nos traslada directamente a una casita de campo, con su estilo romántico, relajado y provenzal, donde parece que el tiempo se detiene. Está presidido por un mueble para lavabo en gris cálido y combinado accesorios en rosa, madera y tonos tierra, que lo hace tan acogedor. Un estante decorativo en acero y abedul macizo, por ejemplo, tiene espacio para los artículos personales sin necesidad de tapar el espejo. Las suaves toallas de mano están colgadas convenientemente cerca del lavabo y combinan con el resto de la decoración interior perfectamente.

Las paredes de los baños parecen ganar protagonismo en este 2024, y aparecen con combinaciones tan decorativas como estas: mitad estucado y mitad baldosa con efecto deslavado, pero siempre manteniendo el mismo hilo conductor en cuanto al color.

12.

Un baño bien aprovechado con almacenaje flexible

Baño de color rosa con carrito de almacenaje y estante de pared

Baño de color rosa con carrito de almacenaje y estante de pared.

IKEA

Cuando hay poco espacio, es muy útil hacer uso del almacenaje flexible. Lo vemos en esta imagen, que incluye un carrito con ruedas que se puede llevar donde quieras. Además, han incluido un estante de pared de fácil alcance con un taburete y ganchos para colgar las toallas mojadas. ¿Y por qué no utilizas el alféizar para otro espejo o para colocar plantas y decoración? ¡No hay que dejar ningún rincón al azar!