Elegir las cortinas y acertar es clave para tener una casa bien decorada. No solo tienes que tener en cuenta el tamaño de la ventana, la entrada de luz y el tejido, también buscar una cortina que encaje en tu decoración y que sea lo más atemporal posible. 

¿Las cortinas que no fallan? Las cortinas de lino, por supuesto, y también la combinación de caídas tupidas y unos visillos más livianos están entre las mejores cortinas. Lo mejor es que optes por unas cortinas lisas, te cansarás menos que con unas estampadas, y por tonos neutros y claros. El color, mejor déjalo para otros elementos de la casa. Estas son las que se llevan y las que están pasadas de moda.

Si quieres saber qué cortinas son las que no van a pasar de moda este 2024, a continuación te lo descubrimos.

5 cortinas que sON TENDENCIA EN 2024 y 5 que no

6 /10

1.

Se llevan: las cortinas de lino que arrastran un poco

00503638 Cortinas de lino en color crudo que tocan el suelo

Cortinas de lino y mesa de centro de Mercader de Venecia.

El Mueble

Las cortinas de lino son siempre la mejor elección para vestir las ventanas. Por su tacto, su caída, su presencia... con unas cortinas de lino siempre acertarás y, además, no pasan de moda. Ten en cuenta que, cuanto más peso tenga el tejido, mejor será su caída. Sin embargo, la cortina resultará menos transparente, bloqueando más la entrada de luz. Y ya sabes, si quieres que queden elegantes, lo mejor es que arrastren unos 15 cm por el suelo.

2.

Se lleva: combinar visillos y unas cortinas más gruesas

salón con sofá blanco y doble cortina  528727

Cortinas y visillos de lino confeccionados por Sandra Vergara.

El Mueble

El dúo cortina + visillo es otra apuesta que no pasa de moda. Resérvalo para grandes ventanales y si tienes mucho espacio junto a la ventana para las cortinas. Lo ideal es que combines unas cortinas más gruesas y tupidas, tipo foscurit, con unos visillos más livianos en un tono más claro. Así, puedes tener intimidad y toda la luz cuando quieras pasando los visillos, y más oscuridad con las cortinas más gruesas. Además, la doble capa de tela aísla las ventanas y ayudan a mantener la temperatura interior. Aquí, las molduras esconden el riel de las cortinas, lo que da más altura a las ventanas.

3.

Se llevan: las cortinas rematadas con un sutil faldón

Salo´n moderno con cortinas con faldo´n 564371

Salón con sofá de Bolia. Mesa de centro y butaca de &Tradition y cortinas de Sandra Vergara.

El Mueble

Las cortinas rematadas con faldón son otra tendencia que no pasa de moda. Completar las cortinas con un faldón les da más peso para arrastrar y mucha presencia. Además, es una manera fácil de renovarlas y darles elegancia sin tener que invertir en unas cortinas nuevas, si se han encogido, por ejemplo. El faldón suele medir unos 40-50 cm de alto y ser de una tela más pesada. Puedes optar por una mezcla de lino o algodón para las cortinas y de lana o terciopelo para el faldón. Se trata de una elección perfecta para ventanales alargados y techos altos.

4.

Se lleva: combinar cortinas de lino con estor de fibras

00511363 Estor fibra y cortinas lino

Cocina con cortinas de lino y estores de fibras realizados a medida por Piccolo Mondo.

El Mueble

Combinar cortinas y estores es otra apuesta ganadora. Si quieres vestir las ventanas con un toque rústico puedes combinar unas caídas de lino con unos estores de fibras, como aquí. Los estores dan calidez y un aire artesanal, y las cortinas visten más las ventanas, también en la cocina. Aquí se ha optado por una barra negra, a juego con los taburetes de la cocina. Al colocarla muy arrimada al techo se incrementa la sensación de altura de las ventanas. 

5.

Se llevan: los visillos vaporosos en blanco

Cocina con gran ventanal con cortinas

Ventanales con visillos de Ikea y alfombra de Calma House.

El Mueble

Máxima transparencia y un aire liviano y más actual es lo que consigues al vestir tus ventanas con visillos. Estos proceden de Ikea y son confeccionados, con lo que resultan más económicos que unos visillos hechos a medida. Su desventaja es que deberás ceñirte a los tamaños estándar (entre 1,20- 1,50 m de ancho y 2,50-2,80 m de alto). Y tendrás que ajustar el largo de la tela a la altura que necesites. En esta cocina, los visillos combinados con una barra en negro, quedan más modernos, contrastan con el blanco y el resto de tonos neutros de la decoración. Y, además, van a juego con las carpinterías en negro. 

6.

No se llevan: las cortinas estampadas a juego con la decoración

00531242 Comedor clásico con estor blanco y cortinas estampadas

Comedor con cortinas con motivos florales y estores tipo paqueto. Sillas de Homes in Heaven.

El Mueble

Las cortinas estampadas son una tendencia que dejó de estar de moda hace mucho tiempo, lo mismo que coordinar sus motivos con el papel pintado, como en este proyecto. Las cortinas estampadas tienen demasiado protagonismo en el espacio, tiñen la luz con sus motivos y, además, cansan mucho más que unas cortinas lisas. Prescinde de ellas y tus ventanas se quitarán muchos años de encima. 

7.

No se llevan: las cortinas de colores chillones

dormitorio-principal-cortinas-ropa-de-cama-very-peri-00321079

Dormitorio con ropa de cama de KA International y butaca de Unopiù.

El Mueble

El blanco, beige y, en general, los tonos neutros se imponen en cuanto a color en la elección de las cortinas. Por eso, unas cortinas de colores subidos o chillones, como este violeta, se ven muy pasadas de moda. Además, estas se han coordinado con la colcha de las camas, con lo que la impresión todavía es mayor. Lo ideal sería buscar unas cortinas de un tono similar al de las paredes y dejar las notas de color para la ropa de cama. 

8.

No se lleva: pasarse con el largo de las cortinas

ventana con cortinas opacas con pliegues 00553918

Banco acolchado y cortinas y estores de El Corte Inglés.

El Mueble

En El Mueble siempre decimos que queda elegante que las cortinas arrastren, pero como todo, en su justa medida. Lo ideal es que arrastren un poco, pero no tanto como para que el tejido se apoye varios cm en el suelo y hasta haga una doblez, como aquí. Las cortinas resultan demasiado pesadas, son difíciles de mover, pueden entorpecer el paso y, como requieren más tela, también son más caras. 

9.

No se llevan: las cortinas muy oscuras

Dormitorio con chaise longue y cortinas de lino verde 551794

Dormitorio con cortinas de Güell-Lamadrid y chaise longue de Crearte.

El Mueble

En pisos pequeños o con poca luz debes evitar a toda costa las cortinas oscuras. Su tejido 'se come' literalmente la luz y no te ayudarán a ganar sensación de espacio ni claridad. Resérvalas solo para estancias tan grandes y con tantas entradas de luz como este dormitorio. Las cortinas oscuras tampoco son adecuadas para estancias con orientación norte, que son las que reciben menos luz natural de toda la casa. Tenlo en cuenta. 

10.

No se llevan: las cortinas con faldones muy contrastados

Salón-comedor de estilo clásico con cortinas con faldón turquesa

Salón-comedor de estilo clásico con cortinas con faldón turquesa.

El Mueble

Nos gustan las cortinas rematadas con faldón, pero no las que esta tela cosida a la parte inferior destaca demasiado o queda muy contrastada con el resto de caída. Así sucede en este salón-comedor que tiene cortinas rematadas en color turquesa, a juego con los cojines. Aunque se trata de un color luminoso, es demasiado protagonista y, el problema es que el día que cambies los cojines ya no te encajará. Por eso, lo ideal es que apuestes por un faldón más neutro.