Rojo

1 /408
Recibidor con pared pintada en color rojo, consola de madera y banco de estilo clásico de madera 00353811

1.

Rojo, un color demasiado intenso

El color rojo siempre se relaciona con la pasión y la intensidad. No es de extrañar, ya que se trata del tono más visceral, 100% identificado con nuestros instintos. Por tanto, si lo que deseas es que tu salón sea una estancia en la que reinen la calma y el sosiego, olvídate del color rojo. También es una mala opción porque empequeñece los espacios, creando una sensación claustrofóbica y opresiva. ¿Los colores ideales para el salón? Los tonos neutros, verdes y azules.

Sofá y mesas auxiliares, de Ikea. Puf, de Matèria. Vitrina y alfombra, de Cottage Little House. Pintura de la pared y puertas, de Jotun, en Leroy Merlín.
salón con butacas de terciopelo rosa 00521436

2.

También con rojos

Quizás te parezca una opción muy atrevida, pues es un color con mucha fuerza visual, pero estarás de acuerdo en que con sus tonalidades oscuras y lavadas se logran estancias con carácter y personalidad. Si quieres que, además, transmita sobriedad y elegancia, procura no abusar, y en lugar de añadir este color en la pared, hazlo en escogidas piezas del mobiliario. ¿Qué tal en una butaca pequeña? Eso sí: mejor que en paredes y tapicerías dominen los blancos o neutros.

Butacas de terciopelo, de Westwing Now. Alfombra, de Gancedo. Librería, de DM lacado, y chimenea, diseños de Lucía Mariñas. 
Recibidor con pared pintada en color rojo, consola de madera y banco de estilo clásico de madera 00353811

3.

Rojo, un color demasiado pasional

A lo largo de las últimas temporadas, los colores naturales y orgánicos han ido conquistando poco a poco las paredes y los muebles de nuestros hogares, quizá como una forma consciente o inconsciente de sentirnos más cerca de la Madre Naturaleza. Por eso mismo, el rojo ya no es tendencia en lo que a pintura se refiere, sobre todo si hablamos de dormitorios. Ten en cuenta que al tratarse de un color tan pasional, evoca todo tipo de emociones, pero ninguna de ellas es la calma que necesitas en tu lugar de descanso. Si eres muy muy fan de este tipo de tonalidades, opta por un terracota en su lugar. ¡Es tendencia!

salon-y-comedor-con-ventanas-con-marcos-de-madera-00505424

4.

Una combinación de sofás y butacas donde manda el color

¿Combinar dos sofás y una butaca todos diferentes? ¿Y por qué no? La decoradora Begoña Susaeta demuestra en este salón cómo una decisión a priori arriesgada puede ser todo un éxito. ¿La clave? Que compartan un nexo común. En este caso, el color. Y es que el gris azulado, el rojo y el blanco son los colores con los que ha jugado con la decoradora, y los ha ido introduciendo en las tres piezas que integran el salón. 

Sofás y butacas diseño de la decoradora y realizados por Deco Lur Sofás. 
salon-y-comedor-con-ventanas-con-marcos-de-madera 00505424

5.

Actualiza un clásico con el color

De este salón, decorado por Begoña Susaeta, nos gusta su base señorial, que la decoración actual pone al día; su luz, que el blanco multiplica; las ventanas de madera, que dan singularidad y calidez; y el juego de colores, ese trío blanco-azul-rojo, que domina. ¿Clásico o actual? Como tú quieras. 

Sofás y butacas de Decolur Sofás. Mesas de Ethnicraft.

Comedor vestido de Navidad en blanco y rojo_00374320 O

6.

Una merienda de Navidad en rojo y blanco

Las comidas de Navidad van más allá de las fechas señaladas. ¿Por qué no vestir también estas reuniones familiares, ahora que los peques están en casa, de fiesta? Aquí se ha decorado el office con un mantel en blanco y rojo que le da un aire festivo, a la vez que informal. Y no podían faltar los detalles que adornan las paredes y la lámpara. 

Sillas, de Shabby Chic Olivia Gauna tapizadas con tela de Bikain. Mantel, de Zara Home.
Detalle de regalos de Navidad junto al árbol decorados con detalles de fieltro, de papel y motivos vegetales

7.

De todo corazón

Papeles craft y rojo son la mejor base para decorar tus paquetes con cintas, aplicaciones y cuerdas. Un corazón y una flor de fieltro, que después puedes reconvertir en dos originales broches, una felicitación de Navidad artesanal o unos pompones sujetos en la bolsa de regalo, harán que tus obsequios sean áun más especiales.

salon-y-comedor-con-ventanas-con-marcos-de-madera-00505424

8.

Trío de color en el salón

Este salón proyectado por la decoradora Begoña Susaeta se ha planificado en blanco, para multiplicar su luminosidad, y se ha hecho un uso muy decorativo del color. En cortinas y tapicerías se ha jugado con el rojo y un azul grisáceo, creando un salón atemporal pero a la vez moderno y personal. 

Sofás y butaca diseño de Sube Interiorismo hechos a medida en Deco Lur. 

Mesa de Navidad con poinsettias

9.

Una mesa rústica con poinsettias

La planta más típica de la Navidad tiñe con su intenso rojo la mesa. No necesitas mucho para que tenga protagonismo: puedes crear un decorativo centro distribuyendo sus ramas en varios jarrones de cristal a lo largo de la mesa. ¡Se llena de alegría y de color!

Detalle adornos rojos 00418609

10.

Adorna con bellotas

Corazones, estrellas, bolas, copos de nieve y ¡hasta bellotas de fieltro! decoran este árbol tradicional, por eso se han elegido los colores básicos de la Navidad en su decoración.

00444879 O

11.

A un árbol mini, adornos mini

En un árbol pequeño como este, los adornos deben de ser proporcionados y ligeros, es decir, de tamaño mini y que no pesen. Por eso se han elegido materiales livianos como lana, papel y cristal. Para los colores se ha optado por los tradicionales: rojo, blanco y beis. Es importante que introduzcas algún adorno de cristal transparente que capte la luz, como estos deliciosos portavelas.

Bolas: de fieltro rojo y cuerda, de Zara Home; de papel blanco y rojo, de Tinta Gris; de cristal con velas, de Muy Mucho. Estrellas de cerámica, de Blaubloom.  
paredes-terracota-00421418

12.

7. Rojo: intenso, atrevido y energizante

Lo ideal es no abusar de este tono y decantarse por rojos orgánicos –es decir, los que tiran a marrones–, como terracotas y ocres. Puedes utilizarlo en pequeñas dosis para resaltar una única pared y crear un punto de atención espectacular o a través de accesorios o algún mueble especial. Combínalo con colores tierra, beiges y muebles de maderas claras, como haya o roble, para mitigar su efecto enérgico y conseguir ambientes más cálidos y tranquilos.

Aparador y lámpara, de Cottage Little House. Mantel de lino y alfombra, de Filocolore. Butacas, de IKEA.
Escalera de casa de montaña con dos niñas y portavelas rojos_00374158

13.

Una escalera decorada con portavelas rojos

El rojo es uno de los colores clásicos de la Navidad. Y cuando la Navidad es con niños, ¡más aún! En esta casa de montaña la escalera se ha decorado con portavelas de color rojo que marcan el camino hacia los dormitorios. 

Salón decorado en tonos rojos

14.

Rojo

El color de la pasión, del amor, de la sangre... No hay duda de que el rojo es uno de los colores más potentes que existen, pero en la decoración sigue siendo raro. De hecho, no es nada recomendable incluirlo en el dormitorio (a no ser que quieras acabar de los nervios). Lo mejor que puedes hacer para añadirlo a la deco de tu casa es optar por textiles, jarrones y detalles muy concretos. También puedes elegir una butaca o un sofá en este color, teniendo claro que se convertirá en el absoluto protagonista de la estancia.

Sofá y mesas auxiliares, de Ikea. Puf, de Matèria. Vitrina y alfombra, de Cottage Little House. Pintura de la pared y puertas, de Jotun, en Leroy Merlín.
Detalle de sofá con cojines_00500484

15.

Un cojín con exuberantes motivos florales

Si no sabes cómo integrar un cojín estampado en el sofá inspírate en esta propuesta, donde se ha optado por un solo diseño estampado, eso sí, con mucha personalidad gracias a sus vibrantes colores y sus grandes flores. Y este se ha flanqueado con cojines lisos que reproducen los mismos colores del diseño estampado. El cojín es de flores de Taimo. 

Studio Alis MG 5439

16.

Como una galería de arte

"La propietaria tenía muchas pinturas y obras de arte que le encantaban quería incorporar así que creamos un gallerywall en el salón. La pared pintada de un rojo intenso hace que las obras realmente destaquen y resalten y contrasta bien con el verde de las cojines y la decoración" añaden los decoradores.  

 

salon-clasico-con-alfombra,-sofa-y-butacas-00505437 O

17.

¡Quítale años a tu salón!

La carpintería de madera oscura en puertas y ventanas da estilo a este salón que combina sofás de diseños y colores diferentes, muebles nórdicos y algún que otro guiño vintage. ¿Quieres rejuvenecerlo por arte de magia? Elige una pieza de color llamativo, como esta butaca bicolor cuyo asiento en rojo dinamiza el salón.

Sofás y butaca, diseño de Sube Interiorismo, realizados a medida en Deco Lur. Mesa de centro, de Ethnicraft. 
Habitación de un millennial con mobiliario colorido
IKEA

18.

Habitación millennial

salon-con-sofas-chester-en-gris-y-rojo

19.

Sensual y cálido

Las cortinas y la mesa de centro de color rojo son las encargadas de aportar personalidad a este salón gris.

 Sofás, de Tapicerías Escursell. Mesa de centro, en Bellora. Lámparas, en Ana Ros.
comedor clásico con papel pintado y sillas tapizadas _00455070

20.

Que sea clásico y alegre: es posible con telas y papeles

La gran suerte de tener unas sillas clásicas que se puedan tapizar es que tienes la capacidad de transformación garantizada de por vida. ¿Cuadros Vichy y flores? Sí, es una combinación osada, pero clásica al fin y al cabo. El papel pintado siempre acompaña bien con los muebles clásicos.

Mesa de Maison du Monde, sillas tapizadas con una tela comprada en un rastrillo de Londres, apliques de Borgia Conti y papel pintado de Coordonné.
00351348

21.

¿Qué colores de cojines puedo escoger en un sofá rojo?

El rojo no es un color muy habitual para el sofá. Si buscas un look armónico e integrado, puedes optar por cojines de su misma gama cromática, pero en tonos más apagados. Si buscas contraste, debes saber que quedan bien los grises claros, por ejemplo.

00464798

22.

Combinar el rojo en decoración

Para rebajar su peso, combina el color rojo con neutros y maderas claras. Úsalo con cojines, algún complemento decorativo o una pared. ¡Será una fuente de energía! El rojo hará que te sientas más feliz pero úsalo en la dosis justa. Curiosidad: antropólogos de la Universidad de Durham en Inglaterra hicieron un estudio sobre atletas, los que vestían de rojo derrotaban más veces a los que vestían de azul.
 

dormitorio decorado en color rojo coral suave con espejo 00470710 O

23.

Rojos hay muchos…

Sí, el rojo también está en la lista elaborada por la Universidad de Georgia de los  colores que nos hacen sentir más felices. Es el más cálido de todos los colores. Está asociado a la pasión y al amor pero también puede alterar y ponernos en alerta. Aquí la variedad del tono tiene mucho que decir (sino fíjate en este rojo coral usado en el dormitorio, tan diferente a un rojo vino, Ferrari o burdeos). El color rojo también levanta el ánimo.

Cabecero realizado a medida por Tapicería Marcasal, mesita de noche de MIV Interiores y lámpara de techo en DomesticoShop.
color pantone classic blue cabezal tapizado 00483235

24.

¿Una mezcla clásica o atrevida?

Natalia Zubizarreta ya tapizó el cabezal de este dormitorio y nos enseñó una combinación tan clásica como colorida. Las dos gamas sorprenden juntas: la de azul y la del rojo hacia el coral.

Cabecero a medida de Tapicerías Toral y butaca de Bazar. 
Detalle de repisa de la chimenea decorada con motivos navideños en verde y rojo 328427

25.

Al detalle: apuesta por el rojo

Galletas de jengibre, corazones y abetos con el color rojo como protagonista son los adornos que se han colgado por toooda la guirnalda verde. De esta forma no solo se decora el frente de la chimenea sino también los laterales por los que cae. Utiliza cordel en los adornos para darles un aspecto más natural. ¡Verás qué alegría dan al salón con su llamativo colorido!

Repisa de la chimenea decorada con guirnalda, corazones y galletitas, de Coton et Bois. 
cocina con muebles en color rojo 00449752

26.

Cocinas en colores llamativos

Aceptamos colores suaves o muy intensos —cuando las características de la habitación lo permiten— en gris, azul, verde… colores más de tendencia, pero las cocinas en rojo, amarillo o naranja ya no nos gustan. Es cuestión de modas o tendencias decorativas, así que permítenos que lo dejemos claro. Ojo, que no quiere decir que no nos gusten los colores para decorar, pero en los muebles de  cocina somos más conservadores.

árbol de Navidad bolas rojas

27.

3. Bolas de Navidad en rojo, dorado, azul...

De todos los adornos navideños que existen para vestir el árbol de Navidad, las bolas son imprescindibles. Ya sean transparentes, rojas, rosadas, plateadas, de rayas o con otro tipo de estampado las bolas son un must. 

00495613

28.

Una cocina con espíritu navideño

Una corona de luces, una guirnalda de verdes, lámparas de Led con forma de piña, velas, una lámpara de papel en forma de estrella... El espíritu navideño ha contagiado a esta cocina, preparada para saborear un desayuno muy navideño. Cuida los pequeños detalles, incluso en estancias donde, tradicionalmente, la Navidad no suele entrar, como la cocina. 

Coronas, velas y mantel, de Ikea. 
00364481

29.

Más que una zona de paso gracias al color

En este distribuidor se ha optado por pintar una pared de un intenso rojo para darle personalidad propia y rehuir de la idea que un distribuidor es una zona solo de paso. De hecho, se ha completado el espacio con una butaca para darle un nuevo uso. Al ser un color cromáticamente potente, lo mejor es reservarlo para una sola pared. 

árbol de Navidad bolas rojas

30.

El rojo

Astrid Izquierdo nos explica que el rojo y la gama de púrpuras "corresponden al elemento Fuego. Este elemento es el gran dinamizador y activa la energía del amor".

salon con sofas blancos y cojines teja 00474507

31.

Alfombras: superponer en lugar de cambiar

No tener que guardar nuestra alfombra de verano nos simplifica un poco la vida y queda tanto más sofisticado. Si vas comprar una alfombra de pelo nueva has de calcular bien las medidas. Debe medir más o menos como el ancho de tu sofá y ser más pequeña que tu alfombra de verano, claro. Debe tener, como mínimo, 40 cm menos de ancho y 40 cm menos de largo para que sobresalga un palmo por cada lado. 

Sofás de Coton et Bois, mesa de centro de Rivièra Maison, puf de Parlane y alfombra de Gra. 
Cojines en rojos y anaranjados 00438516 . Cojines en tonos joya y especia

32.

Texturas cálidas

Y en tonos joya y especia. Rojizos,  tostados, ocres... Son tonos muy otoñales y este año se llevan especialmente. Cambiar los cojines del sofá por otros de estos colores y texturas con grosor conseguirá vestir de otoño tu sofá por muy poco dinero.

dormitorio con cabezal tapizado cuarterones color lino y toques caldera 00466510

33.

Mantas que calientan los pies y la decoración

En esta época ya no son un elemento decorativo, son imprescindibles a los pies de la cama. Úsalas para contrastar y aumentar la temperatura cromática.

Cabecero y mesita de noche de Wunderkammer, banquetas de Azul Tierra y alfombra de Sacum. 
dormitorio pared verde con ropa canela 00500835

34.

Los rojizos completan la escala de tonos otoñales

Siguiendo el mismo camino que hacen las hojas que van del amarillo, ocre, naranja, marrones y rojos. Estos rojizos son siempre tonos cercanos al marrón (granates, tejas, caldera...) pero que conservan su capacidad para alegrarlo.

Cabecero de Cado.
Tendencias decorativas que arrasarán este otoño

INSPÍRATE

Tendencias decorativas que arrasarán este otoño

 

dormitorio blanco con puff tapizados 00501560

35.

Incorpora piezas tapizadas

Calientan la decoración. Cambiar el típico puf de cuerda o ratán por uno tapizado no requiere de mucho presupuesto ni espacio, y se notará. 

Cómoda antigua de Mavi Lizán. 
detalle dormitorio con ropa de cama terciopelo 00498970

36.

Cambios mínimos

Si tenemos una base neutras con dos cojines y una manta puedes cambiar de estación por completo. Eso sí, tiene que ser un color trabajado, con mucha personalidad. La textura atercipelada en este caso también ayuda.

Cabecero diseñado por la decoradora Tey, espejo de Cado y lámpara en Cottage Little House. 
Dormitorio con cojines en terciopelo y visillos blancos

37.

Terciopelos y visillos, equilibrio perfecto

El terciopelo "llena" y calienta visualmente. Por ello es perfecto para decorar la cama en invierno. Mucho más si los colores son tan intensos como estos. Y como el espacio del dormitorio no suele ser muy generoso, aligerar el ambiente con cortinas ligeras y blancas, se agradece.

Cómoda de anticuario. Cabecero de Maison Decor. Cuadro de Baldaquino. Plaid de Cado. Lino de Filocolore. Cortinas de Cuarto Creciente.
salon decorado en tonos rojos. Los colores "joya" y "especias"

38.

Los colores "joya" y "especias"

¿Cuáles son? Los colores de gemas preciosas como el rubí (en la imagen), la esmeralda, el zafiro o el amarillo turmalina se llevarán en paredes, textiles o complementos. Y es que este otoño viene intenso y muy cálido gracias también a otra gama: los colores de las especias, como el óxido, el dorado o el marrón claro.

Sofá y mesas auxiliares, de Ikea. Puf, de Matèria. Vitrina y alfombra, de Cottage Little House. Pintura de la pared y puertas, de Jotun, en Leroy Merlín.
Atrévete con el color

39.

Atrévete con el color

Otra opción con pintura. Darle color a la habitación la renovará por completo. Y, si la estancia es muy luminosa, puedes arriesgar con colores más oscuros, como en este dormitorio. Elegante, ¿a que sí?

Taburete, en Catalina House.
laredoute

40.

La toalla gofre

¿Puede tener un nombre más dulce este tipo de toallas? ¡No dudamos! Están muy de moda y marcan la diferencia en cualquier baño, sobre todo su combinas varios colores. Las puedes encontrar en La Redoute (10,49€). 

Comprar

Zona de trabajo con papel pintado de flores

41.

Rojo, pura vitalidad

Si te rodeas de rojo te sentirás más activo y excitado, por eso es un color que se asocia a la pasión pero también a la agresividad. El rojo activa nuestro ritmo cardíaco y nos hace sentir más fuertes y poderosos. Además, si sientes frío en un lugar, por ejemplo, en tu espacio de trabajo, rodéate de rojo y la percepción será que sube la temperatura. Tiene mucho poder sobre nuestro humor.

Mesa de Maisons du Monde, sillas de un rastrillo, apliques rojos de Borgia Conti y papel pintado de Coordonné.
La fruta más colorida

42.

Manchas de frutas de color rojo

Cerezas, sandía, fresas… La fruta de verano es tan refrescante como peligrosa para tu ropa debido a su gran poder colorante. Una solución para deshacerte de las manchas de fruta es utilizar un paño impregnado con leche y sal. Si la mancha persiste, prueba con una solución de amoníaco, agua y jabón para platos. Una vez hayas frotado la mancha, realiza el lavado habitual.

Buhardilla con camas y ropa de cama en rojo y blanco

43.

La buhardilla de los juegos

Para la buhardilla (a la que se llega desde la escalera de caracol del salón) no se hicieron grandes compras. De hecho, todo se recicló. Los muebles ya existían, pero eran oscuros. Ana los actualizó lacándolos en blanco, y también pintó el suelo. Y para vestir las camas: ropa de cama de herencia en tradicionales cuadros.

Cojines beige de Filocolore y Calma House. Plaid de La Maison y alfombra también en Calma House. Camas, mesa y sillas, de herencia.
Dormitorio en rojo y azul con butaca 00483235 O

44.

Natalia Zubizarreta: esta es mi combinación infalible

Una combinación que no falla es un tono neutro y una pareja de colores complementarios, como beige + naranja + verde o blanco + amarillo/rojo + azul.

45.

Un comedor sobrio con detalles en rojo

Este comedor es tan elegante como personal. No solo por su acertado mix de estilos, entre campestre, moderno y clásico, que funciona de maravilla, sino por los escogidos toques de color, con la alfombra y el cuadro, ambos con el rojo como protagonista.

Mesa de Antic Daviu y sillas de Carl Hansen. La alfombra es de BSB. 

46.

Muy personal, con un techo de color caldera

Sí, el blanco es un clásico a la hora de pintar el techo de la casa, sobre todo en espacios pequeños y luminosos, porque da más altura visual y contribuye a que el espacio se vea más amplio. Pero, ¿por qué no darle color? Debes saber que si pintas el techo de un color más intenso que las paredes, como aquí de un caldera, harás que el espacio se ensanche y las paredes parece que se alejan. 

Mesa de Becara y sillas y aparador de Adaleya.

47.

Colores que combinan bien con rojo

El rojo combina bien con colores 'apagados' como gris pálido o azul sucio. Rebajan su intensidad y le dan un aire elegante y actual. También con blanco, que le da luz, o con negro, crean una combinación elegante.

Cojín con cuadros grandes de Laura Ashley. Cojines estampados y plaid de Zara Home.

48.

Con rojo, espacios vibrantes

¿Se pueden combinar flores y cuadros? Este rincón de lectura demuestra que sí.  Con el rojo como nexo el respaldo y los asientos de las butacas mezclan telas colchoneras, flores y cuadros. ¡Y queda genial!

Butaca con raya Panamá y tela Wildflower red (74 €/m) de Gancedo. A la derecha, flores Josephine Aqua (49 €/m) de KA International  y cuadros de Gancedo. Cojín con cuadros grandes de Laura Ashley. Cojines estampados y plaid de Zara Home. Cesto de Carolina Blue. 

49.

Muebles con nueva función

Un antiguo baúl se ha reconvertido en una mesita de noche. Sólo le hizo falta un poco de encerado.

Nórdico y cuadrantes, en Fil d’Ange. Pintura en la pared, en Arts & Claus.
 

50.

Rojo: un poderoso antifatiga

A nivel psicológico, pintar un espacio de rojo, según el Feng Shui, aporta vitalidad, energía y reduce la fatiga y la sensación de soledad. Por otro lado, a nivel físico, parece ser beneficioso si te duelen las piernas porque el rojo activa la circulación. Y además, impulsa a la acción, con lo que ayuda a tener ganas de realizar actividad física.

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de El Mueble?